Historia al azar: Desastre en Navidad
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Lo que Harry no supo ver: el secreto de Ron y Hermione » La tienda de pociones
Lo que Harry no supo ver: el secreto de Ron y Hermione (R15)
Por azuvazgut
Escrita el Sábado 9 de Junio de 2018, 17:33
Actualizada el Martes 20 de Octubre de 2020, 03:54
[ Más información ]

La tienda de pociones

Capítulos
  1. Prólogo
  2. Viaje en tren
  3. Un verano diferente (versión Hermione I)
  4. Un verano diferente (versión Hermione II)
  5. Un verano diferente (versión Ron)
  6. ¿Empezamos?
  7. La petición
  8. Un lugar donde esconderse
  9. El primer beso
  10. No se puede engañar a Molly
  11. La cuenta atrás (parte I)
  12. La cuenta atrás (parte II)
  13. La cuenta atrás (parte III)
  14. Último día sin Harry
  15. El trayecto a Privet Drive
  16. Los siete Potters
  17. Fantasías patentadas Weasley
  18. Feliz cumpleaños, Harry
  19. La boda
  20. Primer día en Grimmauld Place
  21. Entre arañas peludas y panecillos mohosos
  22. Despertando a tu lado
  23. En la mente de Harry
  24. A escondidas
  25. Vigilando el Ministerio (versión Hermione)
  26. Monedas, celos y conversaciones sinceras
  27. Primera vez
  28. Irrumpiendo en el Ministerio (I)
  29. Irrumpiendo en el Ministerio (II)
  30. Dentro de una tienda en un bosque cualquiera
  31. Una voz en mi cabeza
  32. La tienda de pociones
  33. El Ron oscuro
  34. La partida de Ron
  35. Carroñeros
  36. En soledad
  37. El Refugio
  38. Entre hermanos
  39. ¿Embarazada yo?
  40. Pottervigilancia
  41. La luz que atravesó mi pecho
  42. Navidad en la Madriguera
  43. Cuando una no puede más
  44. Reencuentros
  45. Volverte a ver
  46. ¿Por qué volviste, Ronald?
  47. En el amor y en la guerra
  48. 10 razones
  49. Planes de futuro
  50. Rose
  51. Confesiones
  52. Capturados
  53. La tortura de Bellatrix
  54. Gracias, Dobby
  55. Hasta pronto, Rose
  56. Mi deseo de cumpleaños
  57. Sé feliz, Dobby
  58. Duchas frías
  59. 10 razones (II)
  60. En casa de Tía Muriel
  61. Escrito en las estrellas
  62. Un paseo por la playa
  63. El hermano mayor
  64. Te quiero
  65. Cuando nadie nos ve
  66. En la piel de Bellatrix
Llevaban semanas deambulando perdidos por pequeños rincones de Inglaterra. Estaban tan lejos de encontrar otro Horrocrux cómo de destruir el que ya tenían. Para Ron era horrible tener hambre de manera permanente. No entendía como a Hermione no se le había ocurrido meter algo de comer en el bolso. Ella decía que fue porque no contempló no volver a Grimmauld Place después de la incursión al Ministerio. ¿En serio? ¿Llevó media biblioteca y no fue capaz de coger unas galletas? ¿Unos brownies, quizás? ¿Unos frutos secos? Y si al hambre se le sumaba el insomnio, aquello era una puta pesadilla.

Y es que Ron no comía, pero tampoco dormía . Desde que pilló a Hermione durmiendo en la cama de Harry su cabeza no paraba de dar vueltas, de día y de noche. Se debatía entre la tristeza y la ira. Se sentía traicionado, pero también entendía a Hermione. Él siempre había sido un segundón y ella estaría mejor con alguien como Harry (si es que sobrevivía, claro). Él le podría dar todo lo que ella se merecía. Seguramente, Harry y Hermione acabarían juntos y se distanciarían de él. Él acabaría siendo un solterón que viviría de por vida junto a su mamá, poniéndose cada día más gordo porque el tocino del desayuno sería lo único que le daría la felicidad.

No soportaba ver a Harry y Hermione juntos, y cada mirada cómplice o sonrisa entre ellos se le clavaba como una puñalada. Por eso, se solía ofrecer para realizar él las expediciones siempre que podía y aquel día no fue diferente.

Acamparon cerca de un pueblecito que él había visitado con sus padres de niño. Un pueblo pequeño y tranquilo, pero que tenía un importante eje comercial. Recordaba una antigua tienda de pociones que Bill insistió en visitar cuando Ron era pequeño, dado que tenía fama de vender gran diversidad de productos. 

Aprovechó que una pareja entró para deslizarse silenciosamente tras ellos. La envergadura de la tienda le dejó anonadado, había millones de frascos y frasquitos. De mil colores y texturas, incluso algunos parecían contener seres vivos. Pensó que aquello fascinaría a Hermione y se planteó la posibilidad de regresar con ella a la tienda más tarde. Quizás ya no cabían bajo la capa cómo antes, pero ella era muy buena con los hechizos desilusionadores. Y seguro que podían aprovechar el paseo para estar un tiempo solos. La echaba de menos, muchísimo. Desde la noche que hicieron el amor en Grimmauld Place no habían tenido ningún otro momento de intimidad. Ron se preguntaba si todo había acabado entre ellos. Ellos nunca formalizaron su situación, por lo que podría ser que ella no esperase tampoco un final clásico con un "hemos terminado" o algo así. En realidad, ella siempre había sido libre, ellos nunca habían asumido ningún tipo de compromiso. Quizás todo se resumió en muchos besos maravillosos y una noche mágica. Lo mejor sería preguntarle a ella, pero dolía demasiado. Lo más fácil sería esperar a que ella diese el primer paso, aunque esté fuera para decirle que ahora estaba con Harry.

Ron se obligó a dirigir su atención a lo que pasaba a su alrededor. Y entonces vio que la pareja con la que había entrado cuchicheaba algo con el vendedor. Le pareció sospechoso y se acercó para poder escuchar la conversación.

El dependiente desapareció un momento y volvió con una cajita con doce pequeñas botellitas. Moradas y con destellos brillantes, él las conocía muy bien. Y ahora entendía porque la pareja hablaba tan flojito, él también moriría de vergüenza al ir a comprar poción anticonceptiva a una tienda. Y entonces el vendedor habló:

- Aquí tenéis. La poción es 100% segura siempre que tengáis en cuenta las contraindicaciones. - Ante la cara de sorpresa de la pareja, el vendedor siguió hablando. - Sí, me refiero a que hay pociones que no se pueden mezclar con otras porque restan su efecto. En el caso de la poción anticonceptiva, nunca debe mezclarse con poción multijugos en las mismas 24h, pues sus efectos quedarían totalmente anulados.

Cuando la pareja abandonó la tienda Ron seguía allí. De pie y en la misma postura. ¡Por los calzones más andrajosos de Merlín! No podía ser. Ni siquiera él podría tener tan mala suerte cómo para perder la virginidad y dejar embarazada a su chica en la misma noche por una mezcla inadecuada de pociones. ¿Y cómo mierda Hermione no sabía eso de las contraindicaciones si siempre lo sabía todo? ¿Y Fred no pudo advertirles cuando les regaló los frasquitos?

Ron abandonó la tienda a grandes zancadas, sin ni siquiera esperar a que alguien abriese la puerta para deslizarse tras él. Llegó hasta un prado desierto y se sentó sobre una gran piedra. Y allí estuvo hasta que se hizo de noche, dándole vueltas a todo. Había pensado muchas veces en cómo sería tener una familia con Hermione, pero nunca se imaginó que se enteraría así de que iba a ser padre. Y  a los 17. Sí, sus padres tiraron adelante con Bill y no les fue tan mal. De hecho, repitieron seis veces más. Pero no estaban en medio de una puñetera guerra ni de un posible triángulo amoroso.
 
Al cabo de unas horas, Ron volvió al campamento. Ignoró el saludo de Harry y entró en la tienda. Aliviado, pues no sabía bien cómo enfrentarse a ella, vio a Hermione dormida en su cama.

Y entonces hizo un hechizo que no esperaba haber realizado nunca. Uno que Molly le enseñó a Tonks una tarde en la Madriguera mientras él jugaba con Arthur al ajedrez y fingía no escucharlas: 
Conceptio rebelio. Un vapor rosado, con destellos brillantes como si contuviera purpurina, salió del vientre de Hermione elevándose a la vez que describía espirales en el ire hasta desaparecer. Ron apretó la mandíbula con fuerza porque aquello disipó cualquier rastro de duda. Hermione estaba embarazada. Y él se maldijo una y otra vez por tener la mala suerte de pertenecer a la familia más condenadamente fértil de todo el mundo mágico.


« Una voz en mi cabeza Comenta este capítulo | Ir arriba El Ron oscuro »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.