Historia al azar: Eternity
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Lo que Harry no supo ver: el secreto de Ron y Hermione » La cuenta atrás (parte III)
Lo que Harry no supo ver: el secreto de Ron y Hermione (R15)
Por azuvazgut
Escrita el Sábado 9 de Junio de 2018, 17:33
Actualizada el Martes 20 de Octubre de 2020, 03:54
[ Más información ]

La cuenta atrás (parte III)

Capítulos
  1. Prólogo
  2. Viaje en tren
  3. Un verano diferente (versión Hermione I)
  4. Un verano diferente (versión Hermione II)
  5. Un verano diferente (versión Ron)
  6. ¿Empezamos?
  7. La petición
  8. Un lugar donde esconderse
  9. El primer beso
  10. No se puede engañar a Molly
  11. La cuenta atrás (parte I)
  12. La cuenta atrás (parte II)
  13. La cuenta atrás (parte III)
  14. Último día sin Harry
  15. El trayecto a Privet Drive
  16. Los siete Potters
  17. Fantasías patentadas Weasley
  18. Feliz cumpleaños, Harry
  19. La boda
  20. Primer día en Grimmauld Place
  21. Entre arañas peludas y panecillos mohosos
  22. Despertando a tu lado
  23. En la mente de Harry
  24. A escondidas
  25. Vigilando el Ministerio (versión Hermione)
  26. Monedas, celos y conversaciones sinceras
  27. Primera vez
  28. Irrumpiendo en el Ministerio (I)
  29. Irrumpiendo en el Ministerio (II)
  30. Dentro de una tienda en un bosque cualquiera
  31. Una voz en mi cabeza
  32. La tienda de pociones
  33. El Ron oscuro
  34. La partida de Ron
  35. Carroñeros
  36. En soledad
  37. El Refugio
  38. Entre hermanos
  39. ¿Embarazada yo?
  40. Pottervigilancia
  41. La luz que atravesó mi pecho
  42. Navidad en la Madriguera
  43. Cuando una no puede más
  44. Reencuentros
  45. Volverte a ver
  46. ¿Por qué volviste, Ronald?
  47. En el amor y en la guerra
  48. 10 razones
  49. Planes de futuro
  50. Rose
  51. Confesiones
  52. Capturados
  53. La tortura de Bellatrix
  54. Gracias, Dobby
  55. Hasta pronto, Rose
  56. Mi deseo de cumpleaños
  57. Sé feliz, Dobby
  58. Duchas frías
  59. 10 razones (II)
  60. En casa de Tía Muriel
  61. Escrito en las estrellas
  62. Un paseo por la playa
  63. El hermano mayor
  64. Te quiero
  65. Cuando nadie nos ve
  66. En la piel de Bellatrix
Antes de empezar quisiera agradecer a Dinah Wesley, maryppoter, carpcami  y HermsHadi sus comentarios en el último capítulo. ¡Mil gracias!

....


Hermione despertó sintiendo un gran peso sobre sus hombros. Sólo quedaba un día para ir a buscar a Harry, lo cual le generaba sentimientos contradictorios. Por un lado, deseaba que Harry estuviese a salvo, con ellos. Por otro lado, tenía miedo a que algo saliera mal. Por qué a pesar que el plan era bueno, había muchas cosas que podían salir mal. De entrada, el objetivo de que hubieran siete Harrys era confundir al enemigo si les atacaba. Y, sí, la orden (y ella) pensaba que les iban a atacar. Era una misión de rescate, pero a la vez era una batalla. Los mejores aurores estaban de su lado, pero, ¿y si no fuera suficiente? Para Sirius no lo fue. Tampoco para Dumbledore. Y, por mucho que Ron y los gemelos hicieran broma sobre la estupidez de los mortifagos, Hermione era consciente que había algunos muy poderosos. Y muy listos. ¿Quién podría dudar de la inteligencia de Severus Snape? Un escalofrío invadió su cuerpo y supo que no sería capaz de volverse a dormir. Miró a Ginny y envidió su tranquila respiración, aunque sabía que si ahora dormía era porque estaba agotada. La preocupación por Harry la hacía mantenerse despierta hasta muy tarde.

Hermione quería aprovechar cada momento. Era consciente que , probablemente, alguien saliera herido. O muerto. ¿Por qué la vida era tan cruel? Sentía cierta paz al saber que, si ella moría, sus padres nunca lo sabrían. No sufrirían. ¿Y si no era ella quién moría? Arthur, George, Fred...Ron. No, Ron, no. Hermione obligó a su cabecita a desviar esos pensamientos. Mantenerse positivo era importante. Pero quería ver a Ron, necesitaba ver a Ron. Aunque eso significase romper las normas. Unas normas que dentro de poco podrían no significar nada. Y, aunque no le gustase reconocerlo, romper las normas se había convertido en una de sus especialidades.

Se levantó y, con mucho cuidado por no hacer ruido, se dirigió a la habitación de Ron. Él estaba profundamente dormido. Se estiró junto a él y le acarició el cabello. Ron abrió un ojo:
- ¿Hermione, estoy soñando?
- Sí, Ron, esto es sólo un sueño.
- Sigue acariciándome, no quiero despertar.
Hermione rió con ternura. Él cerró los ojos de nuevo y ella le mesó el cabello. Le acarició el rostro. Como una madre acaricia a su bebé dormido.

La puerta se abrió poco a poco y Ginny asomó la cabeza. Hermione se puso tensa pero Ginny le hizo un gesto para tranquilizarla y se sentó en la cama que ya habían preparado para cuando llegase Harry.

- Me desperté y al no verte en la cama me asusté, por eso vine a buscarte. Es tan bonito veros por fin así. - Hermione se sonrojó, pero siguió sentada en la cama de Ron mesando sus cabellos. Ginny continuó hablando. - Tengo mucho miedo, Hermione. Tengo miedo de perder a Harry. A mis hermanos. A mi mejor amiga. Todo en una noche. Y si nadie muere mañana, podría pasar al día siguiente o al otro. ¿Por qué nos tiene qué pasar esto?

- No lo sé, Ginny. Yo también tengo miedo. Pero sólo podemos luchar. No hay alternativa. No es que tengamos elección.

- Lo sé. ¿Y dónde me deja a mi eso? Vosotros estaréis luchando. Yo estaré en casa o en Hogwarts. Protegida y segura. Harry os llevará a vosotros, pero no a mí. Me considera una inútil. No soy una mema que necesita que la protejan.

- Tú eres todo menos mema, Ginny.

- Ya. ¿Y por qué Harry no confía en mí?

- Harry confía plenamente en ti. Ese no es el problema. Harry no puede hacer esto si no sabe que tú estarás bien. Ha perdido ya demasiado. No puede perderte a ti.

- Ya. ¿Y a ti sí? ¿Y a Ron?

- No es lo mismo, Ginny.

- Gracias, Hermione, pero sigo sintiéndome inútil.

- Harry te quiere, Ginny. - Ambas chicas se asustaron, al oír hablar a Ron. No se habian dado cuenta que había despertado. - Aunque no me haga mucha gracia admitirlo, eres su razón para vivir. ¿Sabes lo que dicen papá y mamá sobre el amor, verdad? ¿Sobre qué es el motor que mueve el mundo? Tú y Harry estáis destinados a estar juntos, sois perfectos el uno para el otro. Harry nunca fue tan feliz como los meses que estuvo contigo. Él lucha por un motivo, quiere formar una familia. Contigo. Y si a ti te pasa algo, todo dejará de tener sentido para él. Harry se romperá. Ya no habrá motivos para luchar, para sobrevivir. No eres inútil, eres fuerte, valiente... Pero esta vez te toca demostrarlo respetando la decisión que Harry ha tomado. 

Ginny y Hermione estaban emocionadas ante las palabras de Ron. Ginny se levantó y abrazó a su hermano. Después de hacerles prometer que volverían sanos y salvos, les dejó solos en la habitación.

Hermione se sentó de nuevo junto a Ron. Él le dijo "buenos días" y le dio un corto beso en los labios. Ella le sonrió triste.

- ¿Qué pasa, Hermione? ¿Qué he hecho?

- Nada, Ron, tranquilo. Es sólo que... que me gustaría que esto fuera siempre así. Mañana tenemos la misión de rescate y todo cambiará - Hermione esquivó el nombre de Harry, no quería de nuevo que Ron se pusiera celoso por pensar tanto en Harry. No en su último día antes de volver a ser un trio.

- Hermione, ¿sigues pensando que lo mejor es que Harry no se de cuenta de... Bueno, de lo que está pasando entre nosotros...?- Las orejas de Ron enrojecieron.
 
Ella le miró triste.

- Sí, creo que será lo mejor, Ron.

- Bueno, entonces tenemos un muy buen motivo para acabar cuánto antes. Conociendo a Harry habremos destruido los horrocruxes antes de Navidad.

Oyeron la voz de Molly llamándoles a desayunar y rápidamente se despidieron con una sonrisa y Hermione se fue a su cuarto para vestirse.

En el cuarto Ginny la estaba esperando, ya vestida y con semblante triste.
- Mi hermano ha madurado mucho últimamente. Es uno de los buenos. Pero tú ya lo sabes, Hermione. Os echaré tanto de menos.

Las chicas se abrazaron y bajaron a desayunar juntas.

Durante el día Molly los mantuvo a todos separados y ocupados. ¿Cuántas veces hacía falta limpiar una casa antes de una boda? Por lo visto, millares. Y es que la obsesión de Molly se juntaba con la de Fleur, retroalimentándose. Así que Ron y Hermione sólo coincidieron brevemente durante la comida. Se cogían las manos y se las acariciaban por debajo de la mesa, creyendo que nadie se daba cuenta.

La noche llegó y con ella la última reunión de la orden antes de la misión. Tonks comunicó que la poción multijugos  estaba ya a  punto  y Ron  soltó un  leve gruñido que solo percibió Hermione. El ambiente era muy tenso cuando Ojoloco comunicó las parejas. Ron sintió un gran alivio cuando supo que Hermione iría con Kingsley. Le dirigió una profunda mirada al auror, quien seriamente le dirigió una palabras: "tranquilo, hijo, la protegeré con mi vida".

Hermione también respiró más tranquila cuando supo que Ron iría con Tonks. Ella era buena, muy buena. Era increíble como alguien tan torpe en la vida cotidiana podía ser tan efectiva y letal en la batalla. Tonks sonrió a Ron y le dio un puñetazo en el hombro "Genial, Ron, vamos juntos. Aprovecharemos el viaje para hablar de nuestras cosas". Ron hizo una mueca, asustado, y Tonks rió aún más.

La reunión acabó muy tarde y Molly les envió a dormir. Y, evidentemente, Hermione era incapaz de conciliar el sueño. Sabía que al día siguiente todo cambiaría. Tenía mucho miedo. Las horas pasaban y sus ojos seguían sin cerrarse. Y de repente tomó una decisión. Si esa noche iba a ser la última de su vida, no la iba a pasar sola.

Ron se sorprendió al verla entrar en su habitación. La siguió con la mirada para ver como ella se tumbaba a su lado. Ella puso una mano sobre el estómago de él y se acercó hasta que sus rostros quedaron a pocos milímetros de distancia. Se miraron un largo minuto antes de empezar a besarse.


« La cuenta atrás (parte II) Comenta este capítulo | Ir arriba Último día sin Harry »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.