Historia al azar: Sus bellos ojos grises
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
All I Ask » El gran dia
All I Ask (R15)
Por jennydcg
Escrita el Domingo 29 de Abril de 2018, 23:27
Actualizada el Miércoles 25 de Diciembre de 2019, 00:43
[ Más información ]

El gran dia

Hola, los abandone por mucho tiempo, no era mi intención, pero la vida se ha empeñado en no darme tiempo de sentarme a escribir. Necesito que sean pacientes con mi versión de Draco, habrá cambios de humor y de actitud repentinos que quizás les haga cuestionarse mi salud mental hahaha pero es parte del crecimiento del personaje.

Y como muchos me han hecho el comentario de Hermione y sus prejuicios, también es parte del desarrollo del romance y de su crecimiento.

¿Quién ya vio fantastic beasts and the crimes of Grindelwald? ¿Qué les parecio? Debo confesar que me obligue a que me gustara, es una buena historia sin embargo tiene bastante plot holes, debo confiar en J.K Rowling y que todo tiene explicación y sentido, sin embargo, esperaba más de esta segunda entrega. Háganme saber su opinión tanto de la movie como de este capítulo.



Si quizá fuera cualquier otro evento, o una simple fiesta en la que se veía obligada a ser acto de presencia, no podría detenerse a apreciar los detalles, las flores preciosas que adornaban el lugar, el dúo tocando los violines, la suavidad del vestido sobre su piel, podría sentir la calidez de la mano de Harry en la suya o podría darse cuenta que la estaban llamando desde hace unos minutos, pero no parecía escuchar, sentir, respirar, para ella se había congelado el tiempo desde el momento en que se despertó esa mañana , sabiendo que no había vuelta atrás.

No se dio cuenta en qué momento Pansy había llegado a maquillarla y peinarla, se sentía como un títere que todos movían a su antojo, sentía tan poco control en su vida, en el que debería ser uno de los días más felices y memorables en su vida. Había imaginado el día de su boda en varias ocasiones, como un mero pensamiento para ocupar su mente y a decir verdad, todo parecía como si Narcisa hubiera invadido su mente para rescatar cada detalle, solo había fallado en una cosa y de lo cual la mujer no tenia culpa alguna, lo único era el hombre que la esperaría al final del altar, si bien nadie recordaría que comieron en esa fiesta o como se veía en su vestido, o que tipo de música tocaron durante el primer baile, todo eso la gente olvidaría con el pasar del tiempo, ella en cambio, permanecería en ese matrimonio.

Quizá debió hacer lo que el resto de sus amigos y planear su boda cerca de la fecha límite, pero ella no podía vivir con la angustia si debía hacerlo de igual manera daba lo mismo el cuándo, es por eso por lo que a que pocos días de que Malfoy le pidiera matrimonio públicamente, un gesto que debía reconocer no se esperaba y decía mucho de él, se había rehusado a volverle a ver hasta que fuera necesario.  

La noticia había ocupado la primera plana de toda revista y periódico del mundo mágico de Inglaterra como en otros países, todo había sido un caos desde ese momento, cientos de cartas habian invadido la casa de Harry, desde amenazas, felicitaciones y notas de personas preocupadas por su salud mental, debió reconocer que su prometido tenía razón y ese matrimonio no seria de dos, no al principio, debía aceptar que a partir del momento que aceptó ese anillo una de sus responsabilidades seria defender su postura, su decisión y su supuesto matrimonio feliz. 

Malfoy había intentado acercarse a ella, se había rehusado sabiendo que lo que menos le ayudaría seria verle, él no sabia aun de sus ataques de pánico y solo le haría estar al borde de uno al sentir aun mayor presión, pero de nada había servido porque de igual manera el tiempo había avanzado cruelmente y ahora estaba esperando que le avisaran que era momento de caminar hacia el altar.

-          ¿Crees que pansy me mate si vomito en este vestido? - preguntó con voz temblorosa

-          No queremos averiguarlo ¿cierto? - apretó aún más su mano - respira, todo saldrá bien

-          Es como si el aire no pudiera entrar en mis pulmones, siento nauseas y sino fuera porque siento que he perdido cualquier movilidad en mis piernas ya hubiera salido corriendo, es mucho, todo es mucho, no creo poder, el matrimonio, la casa, bellatrix

-          Escúchame - la tomó por los hombros-  estas a salvo, ella ya no esta y se que es terrible estar aquí y justo para casarte pero tu puedes con esto, después del "sí acepto" prometo que tendré en tu mano una copa con el whisky mas fuerte que pueda encontrar, por ahora necesito que saques esa valentía que admiro y camines hacia Malfoy y les demuestres a toda la sociedad que sigues siendo la heroína de la historia, que les a todos el ejemplo de lo que significa seguir hacia adelante, que les demuestres que después de todo los que hemos sufrido y pasado, tienes tu final feliz que a la vez es una bofetada para todos los que sigue creyendo en la pureza de sangre

-          No lo es, Harry, un final feliz - negó

-          Eso nadie lo sabe, ni tu lo sabes, tal vez pueda sentirse como lo peor que te pueda suceder, pero que tal si resulta la mejor decisión de tu vida

-          Estamos listos - dijo Narcisa interrumpiendo

-          Necesito unos minutos a solas  

-          No pienso separarme de ti, Hermione

-          Por favor, un minuto.

-          Distraeré a los invitados solo un poco - se retiró la mujer con elegancia

-          Harry, ¿no te parece que son mas invitados de lo que tenía contemplados?

-          ¿Qué esperabas? Después de estar en boca de todos, seria sospechoso que solo un grupo selecto fuera invitado, créeme que casi mató a Malfoy cuando vi la magnitud del evento, se que esto no es lo que querías 

-          Lo sé, podrías darme un minuto también tu - suplicó

-          No, no lo haré

-          Estaré bien, no huiré lo prometo solo necesito componerme un poco

-          Solo uno, regresaré y caminaremos juntos por ese altar ¿queda claro?

-          Perfectamente.

 

Una vez a solas, se permitió dejar escapar una lagrima y sacudir sus manos para que dejaran de temblar, caminó de un lado a otro de la habitación, necesitaba dejar atrás el miedo y enfrentarse a la realidad. Se detuvo frente a la ventana que daba vista a la recepción, solo faltaba ella, lo sabía. La puerta atrás suya se abrió.

 

-          Harry, solo un momento más, solo un minuto - suspiró

-          Potter esta ocupado distrayendo a los invitados con su asquerosa cicatriz - contestó su prometido

-          ¡Malfoy! Es de mala suerte ver a la novia antes de la boda ¿Qué haces aquí? - dijo alarmada mientras se giraba para verle de frente

-          Granger, esas son supersticiones - negó mientras cerraba la puerta - solo quería asegurarme que no te hubieras escapado  

-          Te di mi palabra, a ti y al ministro - giró su muñeca izquierda tres veces - es solo que esto parece mas de lo que creí que seria

-          Intenté razonar con mi madre, es una cosa de estrategia lo de los invitados y los medios, seria sospechoso

-          Lo mismo dijo Harry

-          Se que mis palabras no puedan tener mucho valor para ti, pero te prometo que todo saldrá bien, no tienes razones para confiar en mí, sin embargo, té pido que lo hagas, después de esto puedes volver a odiarme, pero tenemos que hacerlo - se acercó a ella

-          No te odio - negó- es difícil de explicar

-          Lo sé, tendremos mucho tiempo para encontrar la manera de que me lo expliques

-          Estoy asustada - soltó con pena - y tu pareces tan listo, tan tranquilo

-          Soy el mejor en esconder y disfrazar mis emociones, que no lo veas no significa que no estoy sintiendo el mismo pánico que tu

-          ¿en verdad te sientes igual?

-          Quizá menos en pánico que tú - rio ligeramente -es cosa de practica y se que para ti todo esto es nuevo, necesito que confíes en mi y salgamos a vender a todo el mundo esta farsa, eres la bruja mas brillante del mundo mágico, todos están aquí para verte a ti y quiero que cuando lo hagan, solo vean una mujer firme, valiente y lista para enfrentarse a cualquiera que se atreva a cuestionar sus decisiones, sé que debe ser horrible para ti tener a tantas personas juzgándote por esto - sonrió - debo volver a mi posición, te espero al final del camino

-          ¡Espera! - bufó - gracias por venir y decir todo esto 

-          Debía hacerlo, no podía permitir que me dejaras plantado ante tantas personas ¡que humillación! - se tocó el pecho como si tal cosa doliera - ¿Qué pasaría con mi reputación?

-          De verdad, gracias - sonrió por primera vez   

-          Recuerda quien eres y camina hacia a mi como si fuera lo que mas quieres, como si el mundo dependiera de ello - levantó ambas manos - oh, de hecho, si depende de ello

Ambos asintieron, lo vio correr por el pasillo, en ese momento tuvo la sensación de que no todo era tan trágico, y de que tal vez, solo tal vez, su futuro no seria tan obscuro como se lo había planteado, el anillo y esa pequeña platica dejaba mas que claro que el Draco Malfoy con quien se iba a casar era uno totalmente distinto al que ella conocía.

Tomó el ramo de flores que había ignorado por tanto tiempo, respiró profundo y salió por la misma puerta en la que un minuto atrás había salido su prometido, comenzó a bajar por las escaleras y cuando Harry la vio llegó corriendo a su lado, sonriéndole al verla tramquila.

Escuchó la marcha nupcial y un escalofrió recorrió su cuerpo, su amigo solo asintió para darle valor, miró hacia el frente y lo vio con su mirada fija en ella, le sonrió como si realmente no pudiera esperar por compartir el resto de su vida a su lado, no supo si fue ese brillo en sus ojos, o la manera en la que sonría o como movía sus manos nerviosamente, solo deseo que todo eso fuera real, por primera vez se permitió auto comprarse la farsa y creer que por lo menos quería recordar ese momento, esos pasos hacia él como si todo fuera real.

Podía sentir el dulce y frenético latir de su corazón con da paso, con cada mirada puesta en ella, se permitió sonreír y dejar escapar un par de lágrimas, que, para el resto del mundo seria de una novia emocionada, pero para los que sabían que lo que realmente sabían que existía tras el telón de ese gran espectáculo, era la clara indicación que pronto la mayoría debería sacrificar tanto como ella.

Cuando estuvo a punto de llegar hasta donde Malfoy estaba, él se acercó y le tendió la mano a su amigo, quien estrecho su mano mas fuerte de lo que debería, claro, acto seguido el rubio tomó su mano y depositó un beso en el dorso de su mano, podía jurar que alguien de los invitados se le escapó un suspiro ante tal acto, lo único que logró con ella era que sus piernas temblaran al igual que sus manos, cosa que el hombre observó por lo que rápidamente envolvió una de sus manos entre las suyas.  

El ministro mismo seria quien los uniría en matrimonio, miraba los labios del hombre moverse, pero su cerebro parecía no procesar lo que estaba diciendo, de reojo miraba como Draco solo sonreía. Salió de su pequeña burbuja cuando vio como Harry se paraba frente a ella con su varita en mano y su prometido se había colocado a un lado del auror para crear una especia de escudo frente a ella.   

-          ¡Krum, baja esa varita!

-          No quiero hacerle daño a nadie, solo necesito hablar con Hermione

-          Entonces pon esa varita en el suelo y levanta tus manos de manera que pueda verlas ¡ahora!

-          ¡Hermione! ¡Hermione!  

-          Potter, sácalo de aquí ya - gruño el rubio 

-          Por amor a merlín ¿qué está sucediendo? - preguntó mientras intentaba apartar a los dos hombres frente a ella

-           Krum, no hagas de esto un escándalo mayor  

-          Por favor Hermione, aun no es tarde ¡ven conmigo!

 

Su cerebro pareció enfocarse por primera vez ese día, Viktor Krum estaba interrumpiendo su boda, podía notar la preocupación en su rostro, en su mente creía que la estaba salvando y sabia que ese hombre la amaba, habían tenido una corta relación después de la guerra, pero la distancia y sus distintos planes habian hecho que su noviazgo fuera corto, había sido intenso, pero corto.  

-          La Hermione que amo nunca se casaría con un Malfoy, ven conmigo - casi suplicó

Pudo ver como el rostro de su prometido pasó de desconcierto a furia ante tal declaración, la tomó de la mano nuevamente y la miró directamente a los ojos, ella negó con la cabeza y caminó hacia su exnovio, provocando más de un grito de sorpresa de los presentes; Narcisa se levantó de su asiento lista para intervenir de creerlo necesario.

-          Viktor - dijo con in ligero temblor en su voz

-          Tenia que venir, si tan solo hubiera leído sobre la boda antes podría haber evitado aparecerme aquí de esta manera, pero necesitaba verte y venir por ti.  - dijo mientras caminaba hacia ella

-          Me alegra que este aquí - sonrió   

-          ¿Hermione? - gruño Malfoy 

-          Me alegra que estés aquí para verme casarme con el amor de mi vida, disculparas que no te haya enviado una invitación, pero no lo creí prudente con nuestro pasado y sabiendo perfectamente que reaccionarias de esta manera, me encantaría que te quedaras si es que realmente estas aquí porque me quieres ver feliz, de lo contrario tendré que pedir que te retires y dejes de hacer tal escándalo en este día tan importante para Draco y para mí.  

-          Pero ¿Qué le has hecho, Malfoy?

-          Absolutamente nada mas que adorarla, puedes tomar un asiento y presenciar nuestra unión o puedes retirarte, he esperado mucho tiempo para casarme con Hermione y no voy a permitir que le arruines este día.

 

Viktor los miró desconcertado, giró hacia Harry que se mantenía en guardia y a Hermione se le estrujo el corazón al ver la derrota en su mirada, sabia que el la amaba y que ella lo extrañaba, que dentro de ella aún seguía sintiendo que tenían un futuro, una creencia quizá tonta que mantenía desde sus años en Hogwarts. Pues siempre se terminaban cruzando uno con el otro.

 

Lo vio marcharse con profundo dolor en su mirada, habian hablado por mucho tiempo que en algún punto se volverían a encontrar y seria su momento; por primera vez se atrevió a mirar a los presentes y les sonrió en modo de disculpa, se volvió a poner en su lugar tomando la mano del rubio y esta vez fue ella quien besó su mano para calmar al público, dejando al fin salir a la gryffindor que era.

 

-          Lamento la interrupción ministro, peor creo que es momento de continuar  

-          Cree que podamos ir directo a los votos, no puedo arriesgarme a que mas hombres se aparezcan por aquí queriendo robar a mi prometida - rio, haciendo que el resto de las personas también lo hicieran.

Ella estaba sorprendida con lo carismático que podía ser ese hombre, lo relajado e impaciente se miraba, sintió un nudo en la garganta cuando deseo que esa mirada que le estaba dedicando fuera real. El ministro rio como el resto e indicó que iniciara con los votos.

-          Yo, Draco Lucius Malfoy, prometo amarte a ti, Hermione Jean Granger. Prometo apreciarte y honrarte a partir de hoy durante todos los días de nuestras vidas, tanto en los buenos como en los malos. Juro serte fiel siempre, y apoyarte cuando me necesites. Te entrego mi alma y mi corazón para toda la eternidad; tanto en los momentos de salud y felicidad como en los de tristeza y enfermedad. Como símbolo de todas estas promesas, te entrego este anillo para recordarnos siempre lo que significa nuestro amor. - colocó el anillo en su dedo anular izquierdo, otro detalle de una unión muggle que no esperaba, besó su mano nuevamente y ella se ruborizó al procesar el valor de cada una de sus palabras, sobre todo porque no sabia ni que iba a decir ella, no se había preparado lo suficiente, respiró profundo y lo miró directamente a los ojos, tomando el anillo que Harry se había acercado para entregarle.

-          Draco, en este día tan especial para nosotros te tomó como mi esposo. Con nuestros amigos y familia presentes juro pasar el resto de nuestras vidas amándote, dándote alegrías y apoyándote siempre que me necesites - tragó saliva sabiendo que todo mundo estaba pendiente de lo que estaba diciendo- Te amo tanto por tus virtudes como por tus defectos, y me ofrezco a ti esperando que me quieras por los míos. Prometo amarte apasionadamente, en todas las formas ahora y para siempre, prometo nunca olvidar que este es un amor para toda la vida y saber siempre que, en lo profundo de mi alma, no importa qué nos pueda separar, siempre nos volveremos a encontrar el uno al otro - le tembló la voz en la ultima parte, sabiendo que una vez le había dicho eso a Viktor - te entregó este anillo como símbolo de nuestra unión y mi promesa hacia ti.

 

Los aplausos no se hicieron esperar, Narcisa inclusive limpio elegantemente un lagrima que se le había escapado, el ministro sonrió y miró a Draco orgullosamente, una vez se permitió perderse en la alegría del resto.

 

-          Para concluir, podrían tomarse de la mano y pasaré a unir su magia - siguieron las instrucciones, una luz dorada se envolvió en sus manos entrelazadas y sintió como su magia se volvía inestable dentro de ella, de pronto una paz la gobernó y su magia jugueteo con la de su ahora esposo, para por fin volver a la normalidad. - ahora sí, los declaro oficialmente esposos, un aplauso para Lady y Lord Malfoy

 

Caminaron saludando a cualquiera en su paso que se acercaba a felicitarlos y tomar fotografías que seguramente serian plasmada en cuanta revista y periódico lo permitiera. Narcisa anunció que debía pasar al otro lado del jardín donde cenarían y podría dar comienzo a la recepción.

Ella se dejo guiar por su esposo, sonriendo tanto que sus mejillas comenzaban a doler, su ahora suegra no dejo que se sentaran, diciendo que debían bailar su primer baile como esposos y de pronto sus manos comenzaron a temblar al saber que estarían nuevamente ante la vista de todos y con él tan cerca.

La música invadió el lugar y el comenzó a guiarla por la pista, ella evitaba mirarlo directamente, le fue imposible cuando él la tomó de la barbilla y la obligo a fijar su mirada en él.

-          Pensé que sería más fácil todo esto, pero tu amante secreto ha puesto todo en riesgo

-          No es mi amante

-          Creí que teníamos un acuerdo, justo para evitar que cosas como la de hoy sucedieran ¿Viktor Krum? - rio

-          Estas siendo injusto, no tenia idea que se atrevería a hacer algo así

-          Lo hizo y estuvo a punto de echarlo todo a perder ¿crees que no me di cuenta de la manera que lo mirabas? No soy un completo idiota

-          Nadie cree que lo seas, no voy a disculparme por ver a mi amigo como crees que lo hice, lo conozco y se que le rompí el corazón, en ningún momento te falte al respeto.

-          ¿Cómo podemos fingir un matrimonio perfecto si estas enamorada de otro?

-          Igual como lo íbamos hacer sabiendo que tu sigues enamorado de tu esposa 

-          Tu eres mi esposa - soltó mientras sonreía con falsedad por apariencias

-          De Astoria  

 

Gracias a merlín la pieza musical termino en ese instante y antes de que la conversación pudiera continuar, Narcisa y Harry llegaron a su lado para continuar con el baile. El azabache tomó a su amiga por la cintura y comenzó a guiarla mientras que Malfoy hacia lo mismo con su madre.

 

-          ¿Qué demonios estaba pasando ahí?

-          ¿Muy notorio? - bufó

-          Para mi y para Narcisa, que los conocemos, el resto solo esta encantado y cito "con la nada convencional pero perfecta pareja que hacen"

-          ¿eso están diciendo? ¿y de viktor?

-          Lo ha tomado todo mundo como algo positivo, la manera en que defendiste tu pareja le ha dejado claro a varios que esto no es un juego, justo lo que necesitábamos y ahora después de bailar contigo, invitaré a Pansy y asi será mas sencillo

-          Exponerte de una vez, me parece perfecto - sonrió

-          ¿estas bien?

-          Deseo que todo termine y poder irme a casa, Malfoy esta molesto por lo que ha pasado con Viktor - negó con la cabeza y sonriendo falsamente - me ha acusado de ser su amante

-          No es que lo quiera defender, pero lo ha que sucedió puede ceder a malinterpretaciones y para nuestra suerte las cosas resultaron a nuestro favor, pero te conozco como la palma de mi mano y te ha dolido verle

-          Como no podría, sabes perfectamente que creíamos que eventualmente funcionaríamos y ahora nunca lo sabremos

-          Si que lo sabes, no funcionaron ni cuando eras adolescentes ni hace un par de años ni hace unos meses cuando se reencontraron, así que deja esa fantasía ir, se que es difícil mas cuando te acabas de casar con alguien a quien no amas, pero eso no quiere decir que no vayas a funcionar con Malfoy - suspiró - no me agrada aun, pero se que es una persona diferente a quien conocíamos, lo vi como era con Astoria y se que puede ser aun mejor de lo que aparenta ser y no puede ser tan malo enamorarte de tu alma gemela con la que ya estas casada ¿no crees?

-          ¿Desde cuando te has vuelto tan sabio?

-          Diría que desde que evite la muerte en un par de ocasiones, seria idiota de no ver el mundo diferente después de todo lo que hemos vivido.

-          Anda, ve a bailar con Pansy que sé que mueres por hacerlo - sonrió al ver el brillo en sus ojos a la mención de su alma gemela - además, quiero sentarme.

-          Antes que nada, te prometí whisky

Draco observó como Potter acompaño a su esposa a la mesa de honor, debía reconocer que se miraba bastante hermosa, Pansy había hecho un estupendo trabajo y estaba molesto consigo mismo por notarlo, al igual que estaba molesto por sentirse tan posesivo con ella, no era esa clase de hombre que miraba a las mujeres como un objeto que le pertenecía, pero cuando Krum llegó a interrumpir la ceremonia, una parte de él deseaba desaparecer a aquel hombre al ver la mirada de su prometida, era como si algo en él que llevaba mucho tiempo dormido había despertado, quería creer que era el hecho de sentirse amenazado cuando estaba en desventaja, no sabia a ciencia cierta qué lugar realmente tendría en la vida de su nueva esposa.

-          No es su culpa y lo sabes, ella dejo en claro su postura

-          Lo sé, pero hay algo que no se siente bien y me da rabia sin razón alguna

-          Nunca has sido bueno compartiendo, aunque aún no la amas no significa que no te importa

-          No se si pueda llegar a amarla, me acaba de acusar de seguir enamorado de Astoria

-          ¿esta equivocada?

-          Sabes perfectamente cómo era la situación entre nosotros   

-          La mente y el corazón no siempre actúan sincronizadamente, no porque tu razón te dice algo significa que no lo sientas.

-          Creo que es momento de ir con mi adorada esposa - dijo evitando seguir con la conversación.

 

Al llegar a lado de Hermione que miraba a Pansy y a Harry bailar emocionada, algo se suavizo en él, el enojo que sentía se apagó solo un poco. Le quitó el vaso que tenia frente a ella y bebió de él.

-          Ni dos horas casados y ya estas recurriendo al alcohol - rio - deber ser un nuevo récord

-          No quiero discutir

-          Tampoco yo - dijo bebiendo el resto del whisky - ¿quieres otro?

-          Por favor - dos copas aparecieron frente a ellos - ¿al cuanto tiempo es apropiado abandonar tu propia boda?

-          Creo que después de la cena y el pastel - rio de lado - ¿deseas empezar ya con la noche de bodas? 

-          ¡Malfoy! - dijo con sonrojo en su rostro y le pegó ligeramente en el hombro

-          Además de ahora ahogar tus penas en alcohol, también vas a recurría a la violencia domestica - soltó una carcajada al ver la indignación reflejada en su rostro - estoy bromeando

-          No es gracioso   

-          Vamos, Granger - bebió - ríete un poco

-          Malfoy-Granger 

-          ¡Cierto! Te reto a ver quién terminas primero la siguiente copa

-          No creo que sea buena idea

-          Solo una ronda y listo, mataremos el tiempo, después podemos cenar y largarnos de aquí

 

Ella negó con la cabeza, pero cogió la copa y para sorpresa del rubio, fue ella quien ganó, se le quedo mirando por unos segundos.

 

-          Estas llena de sorpresas, un amante y ahora esto - chasqueo la lengua - así que ya no eres la niña buena de Hogwarts

-          No comencemos de nuevo y así como tu puedes cambiar, también puedo hacerlo yo

-          ¿así que he cambiado? ¿Qué te hace pensar eso?

-          Además de que me los has mencionado en un par de ocasiones y que todo mundo parece decírmelo en cuanto me ve, el Draco Malfoy que yo conozco jamás hubiera ido a verme para calmar mis nervios antes de la ceremonia, ni hubiera investigado nada sobre matrimonios muggles - dijo alzando su mano izquierda mostrándole el anillo de compromiso y la alianza de matrimonio  

-          Algo debía sentirse auténtico, este es tu primer matrimonio

-          Y el único si depende del ministerio

-          Entonces algo debía hacerlo menos doloroso  

-          Gracias - comentó sin saber que mas decir

-          Da igual

-          Claramente no da igual, gracias y te repito que Viktor no es mi amante

-          ¿y Theo?

-          ¿Qué? ¿de que hablas?

-          Olvídalo, ignora lo que dije, quizá ya he bebido demasiado

-          Explícame a que viene ese comentario

-          Dije que lo olvides, es momento de hacer un brindis, cenamos y nos vamos de aquí

Se levanto de su silla, extendiendo una mano para ayudarla a levantarse, con su mano libre tomo su copa y llamó la atención de todos.

-          Quiero agradecer su presencia en este día tan importante para mi y mi familia, me hace feliz que ustedes sean parte de uno de los días mas felices de mi vida, nunca creí que esta maravillosa mujer aceptaría salir conmigo cuando nos reencontramos y ahora ustedes han sido testigos de nuestra unión, Hermione Granger, ha sido la luz al final de un camino muy obscuro y nunca podre terminar de agradecerle que aceptara ser mi esposa. Se que vendrán tiempos difíciles para nosotros, pues como sabemos no todos aceptaran tan fácilmente nuestra felicidad, pero se que mientras mi esposa este a mi lado, seremos capaces de enfrentarnos a lo que sea - depositó un beso en su mejilla- así que hoy brindo por mi esposa, por la nueva lady Malfoy

-          ¡salud! - brindaron los invitados y ella sintió la obligación de devolver tal gesto, que había provocado que sus piernas temblaran nuevamente.

-          Soy muy afortunada de haberme cruzado con Draco cuando lo hice, no exagero cuando digo que he encontrado mi alma gemela y mi hogar en la persona que jamás imagine hacerlo, no podía pedirle más a la vida, quizá crecer la familia - rio - así que hoy brindo por nuevos comienzos y por qué, así como nosotros más personas puedan dejar a un lado sus diferencias y sorprenderse.  

Miró a su alrededor mientras todos aplaudían, su sangre se congeló cuando comenzaron a gritar que se besaran, se sonrojo al saber que debía besar a su esposo por primera vez frente a tanta gente.  

-          Al público lo que pide - sonrió girándose para quedar frente a ella.  

Sus labios se conectaron enviando una corriente eléctrica por todo su cuerpo, se dejó perder en ese beso, culpo a la falta de contacto de ese tipo en meses, las famosas mariposas parecían liberar una batalla en su estómago y profundizo el beso, entreabriendo sus labios para darle mayor acceso a su esposo, quien había resultado ser excelente besando, cuando se separaron inmediatamente extraño su calidez y eso la descolocó

-          Mi esposa y yo agradecemos que nos hayan acompañado, disfruten del banquete y si nos permiten, nos retiraremos para iniciar con nuestra luna de miel.  

Ella lo miró sorprendida con su repentina decisión de irse cuando ya habian quedado cual seria el momento oportuno de retirarse de su propia celebración.

 

-Deberás confiar en mí y permitirme hacer una aparición conjunta

-          ¿A dónde vamos?

-          Confía  

Tras su aprobación, inmediatamente fue invadida por la fuerte sensación de estar siendo aplastada y la falta de aire, el alcohol en su sistema parecía hacerlo todo peor, en cuanto sus pies estuvieron en tierra firme, se tambaleo un poco, hubiera caído de no ser por el fuerte agarre de Draco, quien la guio hasta el interior de la que parecía una hermosa casa. 

-          Este mi regalo de bodas ¡bienvenida a nuestro hogar!

-          ¿Qué? ¿Por qué no me habías dicho nada? Todo este tiempo he estado ansiosa de que tendríamos que vivir en mansión Malfoy

-          Te prometí que no seria así, fue parte de nuestro acuerdo - se cruzó de brazos - Pansy se ha tomado el atrevimiento de acomodar todas tus cosas en tu habitación

-          No se que decir, esto es demasiado

-          Espera a que veas la biblioteca

-          No puedo creer que hayas hecho esto

-          Como te dije, quiero hacer esto lo menos doloroso posible, vamos, te mostraré tu habitación.

Subieron por las escaleras, ella no dejaba de mirar todo a su alrededor, era mejor que la casa de sus sueños, caminaron un poco y Malfoy entró en una de las habitaciones, ella lo siguió y quedo maravillada al ver su propia chimenea con una mesa frente a ella, un lugar perfecto para descansar, un pequeño sillón cerca de un ventanal, ideal para leer, un balcón para despejar su mente, una enorme cama, su propio baño con una bañera gigante, y un closet lleno de ropa diseñada por Pansy.

-          No sé ni como agradecerte

-          Fue un placer, mi habitación esta justo enfrente por si necesitas algo y además tenemos a los elfos, que tienen un sueldo y están aquí por que así lo quieren

-          De verdad muchas gracias

-          Creo que te dejo descansar

-          ¿Por qué decidiste irnos antes de la recepción?

-          Hemos mentido suficiente por hoy y no creo que podría enfrentarme a mas preguntas o arriesgarme a otro numerito como el de Krum

-          ¿solo por eso? 

-          Si, puedes ordenar algo de cenar si lo deseas

-          Espero que sepas que nunca creí que Viktor haría algo así

-          Quizás, pero debía evitar que Nott intentara algo también

-           ¿Otra vez lo mismo? Entre Theo y yo no existe nada

-          No creo que él lo tenga muy claro

-          Theo es como Harry para mi  

-          Eso espero

-          ¿me puedes decir cuál es el problema? has intentado sacar este tema en varias ocasiones ¿acaso estas buscando una excusa para discutir?

-          Olvídalo, necesito un poco de aire

-          ¿Qué sucede? Si quieres que esto funcione más allá de nuestra obligación tendrás que aprender a conversar conmigo

-          Fue la manera en la que Theo te miraba cuando nos besamos, me ha recordado a cuando...

-          ¿Cuándo qué?

-          Nada, olvídalo - negó - no tiene importancia

-          Si que la tiene, si te hace querer irte de tu propia boda ¡por favor dime que está sucediendo porque cada vez te entiendo menos!

Draco no dejo que siguiera hablando, atrapó sus labios con los suyos, descargando sus emociones en ese beso, se separó para enfocar sus besos en el cuello de su esposa, mientras a ella se le cortaba la respiración, coló una de sus pálidas manos por debajo del vestido de la mujer, para acariciar sus piernas, caminó haciéndola retroceder y recargar su espalda en la pared. Ella movió sus manos por su cabello, el gimió y fue entonces que reaccionó, alejándose de ella como si quemara.

-          ¿Malfoy?  

-          No puedo, lo siento.

 

Lo vio salir corriendo de la habitación aún más pálido de lo común, mientras que ella se quedaba parada con sus labios inflamados y un calor en su cuerpo, que no amara a su esposo no significaba que había despertado el deseo en ella. Todo era tan complicado con él, en un momento todo parecía ir de maravilla entre los dos, y de pronto se portaba como un patán, dejándola en su noche de bodas sola y confundida.  




« Una promesa Comenta este capítulo | Ir arriba Descubrimientos »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.