Historia al azar: UN NUEVO SENTIMIENTO (CAP 7)
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Los terribles secretos de la tercera generación. » Guardar tus sentimientos no es fácil
Historia terminada Los terribles secretos de la tercera generación. (ATP)
Por Lucy Malfoy x
Escrita el Domingo 1 de Abril de 2018, 22:57
Actualizada el Domingo 20 de Enero de 2019, 19:31
[ Más información ]

Guardar tus sentimientos no es fácil

Las personas que no conocen a Lily Luna siempre la tacharan como una malcriada y manipuladora. Acusándola de hacer que sus hermanos terminen sus relaciones porque ella no las aprueba, de ser una falsa y manipular a sus amigos. Pero la verdad es que las personas están equivocadas, no se puede negar que Lily es malcriada, y que sus hermanos le darían todo lo que ella pida, pero eso no significa que sea una falsa e interesada.

                Lily sabe que puede hacer las cosas por su cuenta, que no necesita a sus hermanos ni la influencia de su padre. Ella sabe que es lo suficientemente inteligente y capaz de hacer todo lo que se proponga y que no necesita a ningún chico.

                Pero a pesar de saber que no necesita a ningún chico para sentirse completa lo quiere a él, y a sus ojos azules, lo quiere a él y a sus millones de preguntas, lo quiere a él justo ahora.

                Lorcan Scamander siempre había sido su amigo, al igual que su hermana Lysander, pero desde hace unos meses no podía sacárselo de la cabeza. Ella siempre obtenía todo lo que quería, y por esa misma razón sabía que algún día estaría con Lorcan.

                En ese momento se estaban dirigiendo a la fiesta del amigo de su hermano, Scorpius, cuando Lorcan se paró y la miró fijamente a los ojos.

──Quita esa mirada Lorcan, me vas a comenzar a asustar──Rio Lily dándole un beso en la mejilla.

──Lilu, todo esto de pedirme que fuera contigo para la fiesta, ¿es algo para darle celos a Scorpius?──cuestionó el rubio.

──No comiences otra vez Lorcan──La pelirroja se pusó la mano en la cara, y luego rodó los ojos──Lo que sucedió el año pasado fue una estupidez para molestar a mis hermanos.

──Lo sé, lo sé──el rubio abrazó a Lily──Pero quizás hayas sentido algo por él.

──No lo hice y lo sabes──suspiró la pelirroja── Solo fue una broma.

──Lo sé, pero me gusta fastidiarte.

──Eres todo un caso Scamander.

**

Y ahí estaban casi todas las personas cercanas a Scorpius en la sala de menesteres para celebrar su cumpleaños. Había una mesa con un montón de golosinas, un pastel que había llevado Rose con un gracioso dibujo de Scorpius y en otra mesa estaban las bebidas, habían alrededor de cien. Lo que le hizo pensar a Scorpius que eso se iba a descontrolar.

                En ese momento el rubio se encontraba con Alice y Rose. Por lo visto lo de la mañana solo había sido una cosa boba ya que su amiga no le había dicho nada al respecto.

──Estas personas, si es que se les puede decir así, son unos interesados──dramatizó el rubio──No me han traído ni un regalo.

──Yo te regalo mi presencia──rio Alice. Manteniendo su vista en las personas que bailaban como si su vida dependiera de ello. Albus bailaba y se besaba con la amiga de su hermana, Kendall. Y tenía que admitir que eso le dolió. Todo confirmaba que la había superado y estaba en todo su derecho.

──Te regalaremos a Albus para navidad, tranquilízate──Rose sabía como fastidiar a su amiga.

──Estoy segura de que me odia. ──admitió──Aunque lo merezco.

──No te odia, o eso creo. ──Esta vez fue el turno para hablar de Scorpius──Lo tendrás que averiguar.

──No puedo hacerlo, se dará cuenta de que intento leer sus pensamientos y ahí si me detestará de por vida.

──No hablamos de eso. ──Rose abrazó a Scorpius por la espalda y puso una mirada que aterró a Alice. ──Veras, no los dejaremos salir de aquí hasta que hablen de una puta vez.

──Están locos, no lo haré.

──Lo harás. O los obligaremos a hablar. ──sentenció su amigo.

──Son los peores amigos.

**

Lucy veía fijamente su vaso vacío. Estaba sentada sola en un mueble, eso no era lo que esperaba de la noche, se hubiese quedado en su cama leyendo algún libro o durmiendo. Su prima Roxanne estaba hablando con Louis mientras que Vanessa estaba platicando con Fred y James. Y en lo único que podía pensar con claridad en ese momento es que ya se había tomado como cinco vasos de esa bebida muggle, y en que sus amigas tendrían que ayudarla a volver a su habitación.

                Sí, definitivamente ya podía afirmar que estaba borracha, cuando creyó ver a Theodore sentarse a su lado. Tardó unos segundos en comprobar que no era un producto de su imaginación. En realidad Theodore Nott estaba sentado junto a ella.

──¿Sabe bien?──El pelinegro señaló el vaso de la pelirroja──Te he visto tomar eso como un millón de veces esta noche.

──Creo que se llama Bourbon──Lucy alzó el vaso──Te daría pero ya se me acabó.

──Tranquila, de todas maneras hoy prometí no tomar nada.

──Sabia elección──rio la pelirroja. ──Oye no es necesario que estés aquí. No sé si fue Molly o James quienes te han obligado a que hables conmigo.

──Nadie lo ha hecho, pero sabía que me dirías algo así.

── ¿Ves? Sigo siendo la misma──suspiró──No sé tú, pero iré a buscar un poco más de esto.

──Te acompaño. ──Theodore y Lucy se levantaron y fueron a la barra a pedir un poco más de Bourbon, los dos podían sentir las miradas de muchas personas encima de ellos, y eso incomodaba a la pelirroja, quién quería mantenerse fuera de cualquier escándalo.

──Quiero que sepas que no tengo nada con Molly──aclaró el pelinegro, viendo los ojos marones de Lucy. ──Solo somos amigos, como siempre.

──Tranquilo Theodore──le mostró una sonrisa tierna──Conozco a mi hermana. Todo está bien.

──Necesitaba aclararlo──asintió y le quitó el vaso de las manos a Lucy para toma un poco.

──Creí que no ibas a tomar. ──La pelirroja miró los ojos verdes de Theo, y se le vinieron a la mente millones de recuerdos. ──Das asco mintiendo Theodore, siempre lo has hecho.

──No puedes decirme nada, ya que tú te has tomado casi que toda la botella sola.

──Pero yo he dicho que no tomaría tonto.

──Lucy, te extraño.

Los dos se quedaron en silencio por unos minutos hasta que la pelirroja habló.

──Theo…

──Sé que fuimos nosotros dos los que acordamos terminar porque ya no era lo mismo. ──Asintió el pelinegro, tomando la cara de Lucy con sus manos. ──Pero podemos intentarlo de nuevo Lucy.

──Theo. ──Lucy quitó las manos de Theodore de su cara. ──No puedo, lo siento.

El pelinegro dejo cae el vaso con alcohol en el suelo, haciendo que se cayera todo lo que tenía.

──Sabía que no debí haber venido aquí hoy. ──Theodore se dio la vuelta, dejando a una Lucy sola.

**

Alrededor de las 2:30 de la mañana las personas se comenzaron a ir, pero aún quedaban varias personas para que la fiesta durara mucho más.

Alice se dio cuenta que la acompañante de Albus se había ido hace algunos minutos, y se dijo a sí misma que ya era el tiempo para hablar con su ex novio. Ya no podía seguir pretendiendo que nada había pasado. Así que se acercó a la barra, donde se encontraba hablando con Fred. El pelirrojo al ver que la rubia se acercaba se fue, dejando a Albus confundido.

──Albus necesito que me escuches──Alice, sujetaba sus dos manos por detrás de su espalda, nerviosa.

Albus vaciló unos segundos antes de voltear y hacerle frente a Alice.

──¿Qué quieres? ──cuestionó el pelinegro con su mirada fija.

──Albus… Lo siento. ──La rubia bajó la mirada hacia sus zapatos. ──Por todo lo que te hice, soy una tonta.

──Está bien Alice. ──Aceptó.

──¿Eso es todo lo que me dirás? ──La rubia alzó la mirada. ──No quiero que sea incómodo para nosotros esto. Quiero que podamos hablar normal, como amigos.

──¿Qué más puedo decirte? ──El pelinegro estaba siendo frio con Alice──No puedo odiarte y lo sabes, pero tampoco puedo ser tu amigo Alice, no puedo permitirlo.

──Ok, Albus lo entiendo. ──aceptó──No te estoy pidiendo que seamos los mejores amigos, ni que termines con tu novia por mí. Solo estoy pidiéndote que al menos podamos saludarnos. Scorpius y Rose se deben sentir incomodos.

──Me importa una mierda──Dijo Albus levantándose de su asiento y acercándose a Alice. ──No puedes hacer lo que quieras conmigo.

──Bueno, no te voy a insistir más──Alice no iba a perder su dignidad.

──Estuve ahí contigo cuando más lo necesitabas, te apoyé  y tú simplemente terminaste conmigo, diciéndome que ya no te importaba.

──¡Sé que fui una maldita mierda! ¡Sé que debí haberte dicho la verdad! ──admitió Alice quién estaba a punto de quebrarse── No hace falta que me lo digas.

Albus se acercó a Alice, estaban cara a cara después de varios meses sin siquiera hablarse. Tomo su cara suavemente con sus manos. Albus era mucho más alto que Alice.

──Te quise con todo mi corazón Alice. ──admitió──Pero ya te superé.

                La rubia se alejó del pelinegro, y luego de unos pocos segundos que a ella se le hicieron eternos se fue de la sala.

                Ahora sabía algo, Albus aún estaba herido y probablemente nunca la perdonaría

 

 

Volví con este capítulo.

Espero leer sus comentarios, me gustaría saber ¿quién lee esta historia? Y ¿Cuál es la pareja de la que les gustaría leer más?

Déjenmelo en los comentarios.

Besos, hasta pronto.



« Los Weasley y su especialidad en arruinar las cosas Comenta este capítulo | Ir arriba Los miedos de Rose Weasley »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.