Historia al azar: Ron y Hermione
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Los terribles secretos de la tercera generación. » Epílogo
Historia terminada Los terribles secretos de la tercera generación. (ATP)
Por Lucy Malfoy x
Escrita el Domingo 1 de Abril de 2018, 22:57
Actualizada el Miércoles 31 de Julio de 2019, 17:36
[ Más información ]

Epílogo

 

Dos semanas antes de la boda.

   Theodore se casaría en dos semanas, y en ese momento Lucy lo perdería para siempre. Para su descaro había sido invitada a la boda. ¿A quién se le ocurría invitar a su ex a su boda? Aunque de igual manera Lucy no pensaba ir ni en broma.

   Lucy siempre se había preocupado por la felicidad de Theodore, y si de verdad eso era lo que lo haría feliz, entonces ella sería feliz por él. Pero quería encontrar un momento para despedirse. Su última despedida. Todo este tiempo había estado pensando que por fin lo había podido dejar ir, pero estaba completamente equivocada. Nunca lo había soltado, siempre se había aferrado a la idea de que en un futuro quizás podrían estar juntos. No fue hasta ese día que se dio cuenta de que no habría otra oportunidad para ellos, ese era el final.

   Por eso siguió sus impulsos, se apareció en la Mansión Nott. Específicamente en el cuarto de Theodore Nott, tenía un presentimiento de que estaría allí y no se había equivocado. El pelinegro se encontraba revisando unas tarjetas, probablemente eran regalados adelantados. Volteó asustado cuando escuchó el sonido de algo moverse.

—Soy yo—habló Lucy. No tenía muy claro lo que iba a decir, y ya se estaba arrepintiendo de haber ido.

—Te estoy viendo—dijo Theo, con obviedad—¿Dominique te ha dicho algo del traje?

Lucy negó. Sabía que su prima se estaba encargando de vestir a los novios.

—No he venido a hablar de eso—dijo Lucy, nerviosa. Sentía que se largaría a llorar en cualquier momento—he venido a despedirme.

—¿Despedirte? ¿Te vas?—preguntó Theo, interesado. Lucy negó, y entonces el pelinegro supo a lo que se refería.

—Sé que fui yo la que te alejé, y no quiero cambiarlo—dijo Lucy. Sus ojos se habían cristalizado, y Theo se había acercado hasta la pelirroja—seré feliz si tú lo eres. Y no tengo el derecho de venir aquí y decirte que aún te quiero después de prácticamente echarte de mi vida, pero soy egoísta, y lo sabes.

»No me interrumpas. Si esta es la última vez que nos veremos quiero decirte que te amaré por siempre, pase lo que pase, porque estoy jodidamente agradecida con todo lo que hiciste por mí. Últimamente he estado pensando mucho y quiero que tú seas feliz, así que por una vez en mi vida dejaré de pensar solo en mí porque sé que no es lo correcto.

»Todos estos años siempre has sido tu…solo que siempre quise negarlo. Y sé que es muy tarde, pero solo necesitaba despedirme, y decirte todo lo que no podré volver a decirte.

Las lágrimas habían caído de los ojos de Lucy. Theo tenía los ojos cristalizados, como lamentándose, porque ahora era muy tarde. Entonces en ese momento besó a la pelirroja, ella le correspondió.

—Esto no está bien—dijo Theo—no debí hacerlo.

—Lo siento—Lucy desapareció de la habitación, dejando a Theodore confundido.

No estaba bien seguir los ideales de su padre y solo casarse con alguien para mantener en alto el apellido de la familia.

Cuatro años después de descubrir a Gossip Hogwarts.

 

Habían pasado cuatro años desde que todos descubrieran la identidad de Gossip Hogwarts. Todos habían cambiado muchísimo, el dolor fue una de las principales causas para que eso sucediera.

Fred había pasado mucho tiempo sin salir, incluso casi lo expulsaban del equipo de Quidditch. Hasta que un día se dijo a si mismo que ya era suficiente, ya se había lamentado demasiado. Tenía que darse otra oportunidad para ser feliz.

Theo había cancelado su compromiso. Al parecer todo eso solo había sido un negocio de su padre. Lucy y él habían vuelto cuatro meses después de eso.

James ese año se había comprado un departamento con todos sus ahorros. Su madre había soltado una que otra lágrima el día en el que finalmente James se había marchado. En un futuro muy cercano (según James) quería que Jade lo acompañara y compartieran un hogar. Los dos casi cumplirían 4 años saliendo.

Lorcan y Lily se habían graduado el año anterior en Hogwarts y a pesar de Lorcan se hubiese ido a Francia a estudiar los dos habían continuado con su relación. Después de todo solo le quedaban dos años separados.

En cuanto a Kendall, muy poco conocían de su paradero. Aunque James había mencionado que la había visto hace algunas semanas en Londres. Cuando James le dijo a Fred eso, el pelirrojo supo que ya la había superado de una vez por todas. No había sentido nada, ni un mínimo escalofrío, su corazón seguía latiendo como siempre, ya no le podría interesar menos lo que hiciera la chica con su vida.

Alice y Albus estaban más enamorados que nunca, el pelinegro había cumplido su palabra y al menos visitaba a su novia dos veces al mes. Y cada vez que la chica tenía vacaciones se encargaban de pasar el mayor de tiempo posible. Solo faltaba unos meses para acabar con toda esa distancia.

Rose y Scorpius seguían igual que siempre. Eran los mismos chicos que se la pasaban compitiendo, pero que a pesar de todo ese se amaban.

Ese día había sido un escándalo, Molly acababa de anunciar que se mudaría junto a Justin Wood y ya habían comenzado todos los tíos Weasley con las amenazas. Aunque la pelirroja muy poco había hecho caso. Sabía que su padre lo aceptaría. Ya su niña pequeña había crecido.

—Espero que aún tengas tiempo para mí—habló Theo, y Molly le dio un golpe.

—¿Cuándo no he tiempo para ti?—preguntó Molly.

—La ventaja es que tendré la casa para mi sola—Lucy se había acercado a su hermana para felicitarla, ignorando la presencia de su novio—pero te extrañaré…ha sido muy pronto.

—Todo para Lucy Weasley es muy pronto—fastidio Theo en voz baja, pensó que la pelirroja no lo había escuchado, pero se equivocó.

—No estaba hablando contigo—dijo Lucy, burlona—y bueno, si era muy pronto para que te casaras.

—Sí, ustedes sigan peleando—dijo Molly rodando los ojos. Ellos nunca cambiarían—yo iré a buscar a Justin, tío Charlie debe de querer matarlo.

—Yo también quiero matarlo—dijo Theo riendo. Después le dio un corto beso a su novia.

Cada cierto tiempo el pelinegro se encargaba de decirle a Lucy que ella podría lograr todo lo que se propusiera, que era especial, y que la amaba. Ella también hacia lo mismo con él.

Alex se acercó a Fred. Los dos no eran novios, pero sí que tenían algo.

—James no se equivocaba. Kendall si está aquí—dijo la castaña. James que estaba al lado de Fred sonrió, orgulloso de no haberse equivocado—me ha hablado.

—¿Qué te ha dicho ese pequeño demonio? —se apresuró a decir James y Jade le dio un pequeño golpecito "no te metas".

—Bueno, me ha dado esto—dijo la chica sacando dos cartas, Fred la miró interesado. La chica le dio una de las cartas y guardó la otra en su cartera—la otra es para Lorcan.

—¿Por qué te las ha dado a ti?—preguntó Fred aún sin abrir la carta.

—Ha dicho que yo sería la única que se las haría llegar—dijo la castaña, mostrándole una pequeña sonrisa—la note muy calmada…como si estuviese en paz.

Fred asintió, se sentía aliviado de que finalmente Kendall hubiese podido encontrar tranquilidad. Estaba consiente de todo el daño que les había causado, pero él en cambio no le deseaba mal.

 Había deseado que la chica pudiera resurgir, y convertiste en su mejor versión. Había guardado todo el cariño que le sentía muy en el fondo de su corazón. Era como una caja con sus cosas favoritas que había ocultado porque no le hacían bien, la cual un día había decidido volver a abrir. Seguían siendo sus cosas preferidas, pero ya no las necesitaba, sabía que le hacían daño y ya hace un rato que las había dejado ir, pero aun así las conservaba, muy guardadas en el fondo.

Fred guardo la carta en su bolsillo, a pesar de que James se moría por saber lo que decía. Después le contaría, necesitaba leerlo en tranquilidad.

Acompañó a Alex a darle la carta a Lorcan, quién pareció confundido. Después de explicarle todo Fred le pidió a la chica que lo acompañara afuera. En ese momento abrió la carta y comenzó a leer en voz alta. Su voz estaba ronca.

"Hola Fred,

Sé que ha pasado mucho tiempo, pero recién es que me he dignado a escribirte esta carta.

Aunque no lo creas, he cambiado mucho, y gracias Merlín que de buena forma. Después de un tiempo busqué ayuda, sabía que había hecho mal, y a veces me gustaría retroceder cinco años atrás y decidir no haberlo hecho. Porque fue lo más tonto que pude haber hecho en mi vida.

No puedo dar muchas explicaciones. No tenía derecho para hacer eso. Hice mucho daño, y me arrepiento. Sé que esto no cambiará nada, porque lo hecho, hecho está.

He pasado mucho tiempo sintiéndome culpable, y probablemente eso era lo que me merecía, pero finalmente he podido perdonarme a misma, y espero que algún día puedas perdonarme tú a mí.

Espero que estés bien, porque yo realmente te quise, solo que siempre me empeñé en creer que tú no me querías.

Te recuerda con cariño,

Kendall"

Fred permaneció callado y Alex lo abrazó.

—¿Estas bien?—preguntó la chica. Fred asintió.

—Más que bien—dijo Fred, después le dio un beso en la frente a su chica. No sabía lo mucho que la apreciaba, todo este tiempo nunca se había rendido con él—estoy aliviado de que por fin este mejor.

Lorcan no estaba muy seguro de abrir la carta, había querido romperla, pero Lily le había insistido en que tenía que leerla. Así que lo hizo.

"No sé cómo comenzar con esta carta. Pero sé que si la has abierto es porque Lily está a tu lado.

Ok, lo más probable es que me hayan guardado rencor por mucho tiempo, y no los culpo.

Las palabras no pueden decir lo culpable que me sentí por mucho tiempo, y no intento hacerme la inocente. Sé que lo merecía, y sé que merecía perder tu amistad.

Lorcan los he extrañado a todos ustedes, en especial a ti. Eras mi hermano, siempre confiaste en mí y me apoyaste cuando más lo necesité. Siento que nunca los merecí, nunca merecí que me recibieran en ninguna de sus casas ni que me brindaran su amistad.

Nunca es tarde para decir lo siento. Lo siento por nunca creer en mí, por nunca creer que podía superar lo de mis padres, lo siento por haber sido tan ciega y no darme cuenta de las maravillosas personas que tenía a mí alrededor y más que todo lo siento por fallarles.

Quiero que sepas que he hecho las paces conmigo misma y después de tanto por fin he podido seguir adelante. He aceptado todos los horribles errores que había cometido, y avancé, porque un gran amigo mío me dijo una vez que no podía vivir en el pasado, y muchas gracias por ese consejo, Lorcan.

Te extraño demasiado, y aún es tonto de mi parte pensar que algún día podríamos volver a hablar, pero con el tiempo aceptaré eso.

Espero que estés feliz, porque tú mereces todo lo bueno de la vida.

Con cariño, Kendall"

—¿Qué piensas hacer?—preguntó Lyssander después de que su hermano terminara de leer la carta.

—No lo sé—dijo, abrazando a Lily. Ella había la responsable de que Lorcan se recuperara después de todo—dejaré que el tiempo se encargue.

Los Weasley habían pasado por mucho, pero como con todas las cosas, habían podido seguir adelante.

Habían perdonado, pero no olvidado.

Porque todos cometían errores, aunque unos más grandes que otros.

Pero lo más importante, habían dejado ir.

Bueno, no tenía planeado que Lucy y Theo volvieran, pero después me dije a mi misma que no podía hacerles esto. Habían pasado por mucho, merecían otra oportunidad.

Quiero que sepan que Fred siempre va a querer a Kendall, aunque suene muy masoquista, él es así. Pero él sabe que ellos dos no tendrían ningún futuro y por eso la ha dejado ir. Por el bien de los dos.

Y quizás Lorcan y Kendall con el pasar del tiempo hayan podido mantener una conversación. Claro, nunca volvería a ser lo mismo de antes. Lorcan no es estúpido.

Este es el final de la historia, y realmente espero sus comentarios. Realmente quiero saber todo lo que opinan. Y si nunca comentaste espero que te animes a dejar un comentario diciendo que te pareció esta historia, lo que sea, me animaría mucho.

Realmente quiero mejorar, así que quiero saber sus consejos.

He creado una nueva historia, se llama "El peor error de los Weasley: Sus sentimientos" espero que se animen a leerla.

Y esto es la despedida de esta historia a la que le tomé mucho cariño por meses.

 



« Días y meses Comenta este capítulo | Ir arriba Especial: reencuentro »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.