Historia al azar: UN DÍA OSCURO...
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Los terribles secretos de la tercera generación. » Graduación
Historia terminada Los terribles secretos de la tercera generación. (ATP)
Por Lucy Malfoy x
Escrita el Domingo 1 de Abril de 2018, 22:57
Actualizada el Miércoles 31 de Julio de 2019, 17:36
[ Más información ]

Graduación

     La semana pasada Gryffindor había ganado contra Ravenclaw y Slytherin había ganado contra Hupleffuf, para sorpresa de Justin Wood que insistía en que perderían. Aunque Gryffindor terminó ganando el torneo de quiddicth.

   Faltaban 4 días para su graduación. Después de 7 años en ese colegio se irían para no volver, y eso les alegraba porque al fin podrían salir a la "real vida" como le decía Dominique, pero les daba una clase de sentimiento entre la nostalgia y tristeza. Ahí habían pasado los mejores momentos de su vida.

   Lucy había ido a presentar sus TIMOS y para alegría de los Weasley la encontraban más feliz. Ya no tenía ese aspecto de cansancio y preocupación. Sí, solo había pasado un mes, pero la diferencia era notoria. En cuanto a ella y Theo, todo seguía igual. El pelinegro había entendido que ella no quería nada entre ellos, y él era nadie para ir a romperle la paz que parecía tener la pelirroja. Había girado varias veces y quedado observándola, y ella también lo hizo, pero solo una vez. Ese fue el único contacto que habían tenido.

  Fred seguía con su energía al máximo, a pesar de que cada vez su distancia con Kendall fuese más profunda. Aunque estaban en el mismo castillo solo se veían una vez a la semana. Fred era el que siempre hablaba y le contaba cómo había estado su día, mientras ella solo se limitaba a asentir. Todo esto había pasado las últimas tres semanas.

—Creo que todo esto es por el asunto de la graduación—explicó Fred a Alex Wood. Los dos habían sido amigos desde pequeños y como todos sus primos estaban complicados con su vida era una buena opción hablar con ella—sigue pensando en que lo nuestro no funcionará. A ella aún le faltan tres años.

—¿Y tú crees que funcionará?—preguntó Alex. A ella no le caía muy bien Kendall, llámenla loca, pero pensaba que no estaba ni un 40% enamorada de su amigo—esas cosas se hablan. Y por lo que me cuentas ustedes viven evitando las cosas.

—Yo intenté hablarlo—se defendió el pelirrojo—y creo que tu deberías darle una oportunidad a ella.

—¿Yo?—la castaña se hizo la confundida.

—Le dices "encantada de conocerte" cada vez que la ves—Fred rio mientras negaba. Recordaba la cara de su "novia" (si es que podría decirle así) cada vez que Alex volvía a decirle lo mismo.

—¡Claro que no!—negó la chica—la última vez la llamé amiga de Lily.

—No ayuda—habló Fred.

—No tiene importancia—dijo la castaña—pero creo que ella te va a romper el corazón.

—Ya me lo ha roto—habló Fred. No era un secreto para nadie que a inicios de año Fred Weasley había llegado con el corazón roto a Hogwarts—y no creo que se pueda romper de nuevo.

—Se puede romper muchas veces—dijo la chica. Se detuvo mientras caminaba y miró a Fred. Tenía un moretón pequeño en su mejilla— ¿de nuevo jugando a las luchas con James?

—¿Ah?—Fred la miró como si estuviese loca. La castaña señaló el moretón—oh, el sábado dormimos en el bosque prohibido. Se me ocurrió subirme en un árbol con James y nos caímos. El cayó encima de mí.

—Mientras más pregunto más me digo que ustedes no son normales—dijo la chica— ¿todo bien con Jamie? La otra vez me dijiste que estaba comportándose de forma odiosa contigo.

—Solo fue dormir en el bosque—habló el chico. Jade y Theo tuvieron que poner un hechizo para que ninguna criatura se les acercara, si no fuese gracias a ellos no habían amanecido completos—y con James todo está bien, solo fue algo de un día.

—En serio esa página me tiene loca—dijo la castaña—Dominique ha prometido destruir a quien quiera que sea, y creo que no exagera.

—Parece que nunca describiremos quien es—habló el pelirrojo—pero quien sea que es, es un hijo de puta.

—Niño, esa boca—regañó la castaña entre risas.

Scorpius estaba sentando en la sala común de Gryffindor mientras observaba a su mejor amiga, Alice, jugar con una lata de gaseosa.

—¿Y no piensas decirme nada?—dijo Alice, exasperada. La mirada de su amigo decía más que mil palabras.  Entre ellas "La estas cagando con Albus" esa la decía mil veces y lo peor de todo es que ella sabía que era verdad—explota, grítame, di algo.

—Algo—dijo Scorpius. Ahora Alice rodó los ojos, ahí se fue toda la seriedad—Por merlín, ya sabes todo lo que quiero decirte. No hace falta que uses legeremancia. Te lo he estado diciendo desde que comenzamos año.

—Creo que ya estoy amando el dolor—admitió la rubia. Estaba siendo más estúpida que nunca, pero es que había momentos en que no tenía control en ella misma—nosotros estamos re definiendo la palabra "toxico"

—Más bien le están dando más potencial a esa palabra—dijo Scorpius.

—¿Algún consejo?—preguntó Alice—mira que tu amigo tiene un carácter de mil demonios.

—Mira, no te voy a decir lo que le dije a Albus…pero solo se sincera.

—He intentado hablar tantas veces con él—admitió la chica—creo que este es el fin. Ya no quiero tener una relación toxica con nadie más.

—Él te quiere—dijo Scorpius—más que a nadie.

—Creo que ya sé lo que tengo que hacer—habló la rubia. Scorpius la miró confundido.

—¿Y no piensas decirme? —dijo Scorpius después de unos minutos.

—No—Alice le sacó la lengua a su amigo—tu novia me está esperando, así que… te dejaré aquí.

Fred se dirigió hacia la sala común de Ravenclaw. Kendall le había pedido que viniese. Alex se empeñaba en decirle que le terminaría pero él no creía eso.

—Hola—la saludó, dándole un corto beso en los labios.

—¿Cómo estás?—preguntó la castaña.

—Bueno ya terminamos todo lo de la lista—dijo el chico sonriendo—y estoy junto a la chica que más quiero. Así que saca tus propias conclusiones.

—Es extraño verte ser tan dulce—admitió la castaña—eso no es propio de ti.

—Me encantas—el pelirrojo abrazó a Kendall mientras le daba besos en la frente—pero sí, suficiente azúcar por hoy.

—¿Estás listo para la graduación?—preguntó la chica y Fred asintió.

—A James y a mí nos han aceptado en Puddlemere—dijo el chico mostrándole una sonrisa. Le habían dado la noticia hoy en la mañana. Eso había sido una de las mejores cosas que le habían ocurrido—claro que no seremos jugadores principales aún, pero estar en el equipo aunque sea de prueba es algo grande.

—James debe de estar saltando en un pie—dijo la castaña—¿y qué hay de sortilegios Weasley?

—Papá quiere montar una franquicia en México—dijo Fred. Había hecho un trato con su padre de unirse a sus negocios una vez saliese de Hogwarts, y ahora estaba más cerca que nunca—dice que ahí hay muchos magos y ni una sola tienda de bromas.

—Nunca he ido a México.

—Ni yo tampoco—admitió Fred—aunque en una semana estaré allá. Si Molly no hubiese puesto esa regla de nada de novios no dudaría en llevarte conmigo.

—¿Una semana con James y Dominique juntos?—habló Kendall, como si esa idea le produjese terror—no gracias, mi casa parece una gran idea estas vacaciones.

—Pues te iré a visitar muchísimo—le dijo el pelirrojo.

—Creo que no—dijo Kendall—pero estoy segura que iras un día de agosto.

—No te entiendo—Fred frunció el ceño.

—Olvídalo.

—Dijiste que tenías algo que decirme—dijo Fred. Kendall suspiró como si fuese difícil hablar para ella.

—Fred…te he pedido que vinieses para…para terminar contigo.

Fred miró a la chica unos segundos y después soltó una larga carcajada.

—Eres pésima bromeando—dijo el pelirrojo.

—No es una broma—dijo la castaña—no quiero seguir contigo.

Fred pasó sus manos por su cabello, exasperado.

—¿Esto es por la distancia? Te he dicho que podríamos vernos en vacaciones de navidad…los sábados en las tres escobas, en vacaciones de pascua—dijo el chico tomando la mano de la castaña—lo podemos lograr, estoy seguro.

—No confió en ti—dijo la castaña—no después de ser solo una apuesta.

—¿Sigues con eso? ¡Por merlín!—exclamó el chico—te quiero muchísimo. No volvería a hacerte daño.

—El daño ya está hecho—dijo la castaña, que aún se mantenía calmada—al igual que lo de nosotros está terminado.

—¿Entonces por qué aceptaste volver conmigo?—preguntó el pelirrojo.

—Después de que me enterara que era solo una apuesta para ti me prometí a misma que lograría que te enamoraras de mí, y que te rompería el corazón—explicó la castaña, y Fred la miró como si estuviese loca—sí, terminaste gustándome, pero nada que no se arregle con el tiempo. ¿O acaso pensaste que te perdoné a ti porque te amaba simplemente?

—Sigo pensando que esto es una broma, no quiero pensar que estés loca—habló el pelirrojo—¿entonces también tienes una venganza para Lorcan y para Lily? Porque déjame decirte que las personas se pueden equivocar. Estas demente al pensar que tú nunca te has equivocado.

—Con ellos es diferente, supongo.

—Lamento decirte que no has roto mi corazón—habló Fred—pero el tuyo pronto si estará roto. Si sigues así, perderás todo.

—Ya he perdido todo—a Fred le sorprendía la tranquilidad de la chica. No mostraba ni una pizca de culpa o arrepentimiento.

—Si es que te refieres a tus padres, solo has perdido gente que no te quería—dijo Fred, exasperado—pero ahora no tengo duda de que terminaras sola. Tienes tanto miedo a perder que estas apartando a todos de tu vida.

—Fred, no quiero que hables de mi vida—dijo la chica, con disgusto—en serio, no me importa que hagas…ve a llorar por ahí, y busca a alguien que te preste atención. Ya he acabado contigo.

Fred soltó una carcajada fuerte.

—¿Sabes qué? Yo me iré de vacaciones por el mundo en una semana, entraré al equipo de quidditch más grande de todo el mundo y seré socio de una de las franquicias más populares—dijo Fred. Claro que le dolía, pero tenía más decepción que dolor en su interior—Terminaras llorando tú por perderme.

—No conocerás a nadie como yo, cariño.

—Gracias a Merlín que no.

Fred salió de la sala común de Ravenclaw con un humor de perros. Perdió sus últimos meses en Hogwarts con alguien que no lo quería.

Día de la graduación

   James había superado su rabia hacia Fred. No podía tenerle ese sentimiento hacia su mejor amigo. Él estaba con Kendall, y había dejado en el pasado a Jade.

—¿Sabes? Antes tenía miedo de irme de Hogwarts—admitió James a su mejor amiga—pero finalmente estoy listo para dejar ir esta parte de mi vida.

—¿La parte de las fiestas y las chicas?—preguntó Jade, en tono de burla.

—En parte sí—habló James—no es que eso haga menos a alguien. Claro que seguiré yendo a fiestas y conociendo a chicas, pero antes lo hacía por popularidad. Según yo tenía una fama que cuidar.

—Eso se llama madurar—le explicó Jade.

—Madurar es para frutas.

—Sí, madurar es un poco aburrido—admitió la chica—pero todos lo hacemos. O bueno, la mayoría.

—No puedo creer que ya no nos veremos todos los días—dijo James—sí, ya sé que nos quedan las dos semanas de vacaciones, pero después de eso no te veré más.

—Me iré a New York.

—¿Qué?—James abrió la boca, sorprendido—¿y lo dices así como si nada? ¿Te iras a otra parte del mundo y estas tan relajada?

—No me dejaste terminar, idiota—la pelirroja rodó los ojos—me iré a New York por tres semanas. Cumplo con los requisitos para ser auror pero tengo que ir a hacer unas pruebas en el instituto de New York, después volveré a Londres.

—Podría hablar con mi papá…es ventajoso que tengas un amigo con tantas influencias.

—No—Jade negó—lo quiero lograr sola. Pero me preguntaba si podrías acompañarme a buscar un lugar allí. No conozco New York, necesito un guía…y como tu has ido unas cuatro veces podías ayudarme.

—Claro—aceptó—pero mi tiempo no es gratis, tendrás que alimentarme. Y soy exigente con la comida.

—James quería hablar de lo que pasó en vacaciones de pascua en tu casa…—dijo la pelirroja.

 En unos veinte minutos empezaban a decir los nombres de los graduados. No era nada grande, estaban en el comedor, como todos los días. Les darían un título y listo. Pero James, Dominique, Molly y Fred tenían alguna clase de broma planeada.

—No hace falta, es decir ya tú debes saber lo que pienso…

—¿Qué? ¡No! —negó la pelirroja—James, si estás hablando de legeremancia, déjame decirte que no la domino del todo. A demás nunca leería tus pensamientos así como si nada.

—Bueno, entonces está bien—habló James—solo vamos a olvidarlo.

En ese momento Fred llegó junto a Molly. Los dos se sentaron al frente de James y Jade. Unos segundos después llegó Frank y Theo. De última Dominique, que había vuelto a su color natural de cabello, rubio.

—Ultimo día en Hogwarts. Necesitaba irme con mi cabello rubio—dijo la chica.

—Pensé que amabas ser pelirroja—habló Fred comiendo una fresa que estaba en la mesa.

—Sí, pero soy parte Veela y no debo sentirme orgullosa por eso—dijo la chica también agarrando una fresa.

—Le están quitando las fresas al pastel—dijo Molly.

—Primita, ¿estas de mal humor porque hasta hoy llegó tu romance por Justin Wood?—habló James, ganándose un golpe de la chica.

—Eso parece una frase dicha por mí—dijo Dominique.

—Estoy feliz, porque me gradúo—habló Molly—dejémoslo así.

    En ese momento sonaron los teléfonos de todos en el comedor. Todos allí sabían que significaba eso. Gossiphogwarts.

   "No pensaron que los de último año se podrían ir sin una despedida de parte mía ¿verdad? Deben de admitir que les hice este año, muchísimo más divertido de lo que imaginarían. Pero ya empezaré con lo que todos ustedes quieren leer. Parece que James no podrá irse por la gran puerta como él quería, pues ha intentado guardar este secreto desde hace casi dos meses.

Al parecer le confesó a Jade todos sus sentimientos por ella, pero la pelirroja lo rechazo. Auch, eso me dolió hasta mí. Tan solo piénsenlo Jade y Fred estuvieron juntos, terminaron y ahora James le confiesa que está enamorado ella y lo rechaza. ¿Le dolerá que Fred consiga todo lo que quiere? Esa chica podrá tener cero relevancias en Hogwarts pero ha estado con dos de los chicos más guapos y populares.

Ahora vamos con lo segundo, ¿Se han enterado que Fred y Kendall terminaron? Los dos armaron un espectáculo en la torre de Ravenclaw hace cuatro días, y me sorprende que aún no se hayan enterado. Pero como siempre estoy yo aquí para salvarlos. Como les decía, esta ruptura no fue en términos de amistad. Los de Ravenclaw no cuentan muy bien la información, pero todo indica que Kendall solo fingió estar enamorada de Fred, para después destruirlo.

Los Weasley andan desatados, ¿Sabían que Justin Wood y Molly Weasley eran amigos con derechos? Si, eran, pasado. Quien sabe desde cuando estarían juntos, pero lo supieron mantener oculto, para que nadie se metiera entre ellos, pues déjenme decirles algo, secreto o no secreto igual fracasaron como pareja.

Y por último, le responderé lo que todos quieren saber. ¿Fin de año escolar=Fin de Gossiphogwarts? La verdad es que no sé la respuesta aún. ¿Algún día conocerán mi identidad? Quizás sí, pero solo si yo lo quiero, Mientras tanto sigan intentando creer que podrán saber quién soy…amores, hago bien mi trabajo. Eso sería imposible. ¿Soy cercana a los Weasley? No del todo, así que aprecio toda la información que me envían…hasta la que me envían los propios Weasley o amigos de los afectados…a eso yo llamo querer que tu amigo brille.

Aunque no sepa si volveré este primero de septiembre, no crean que se salvaran de mí estas vacaciones"

Dominique soltó su teléfono y miró a sus amigos.

—Mierda—dijo la ahora rubia, Dominique.

AAAAAAAAAAAH, no puedo creer que falte tan poco.

Sí, estos chicos ya se graduaron. Pero aún quedan sus vacaciones juntos.

¿Hay algo que les gustaría ver en el final? Lo que sea, diganmelo, a veces se me olvidan las cosas y bueno jajajaja no quiero dejar algún cabo suelto por ahí. Acepto cualquier consejo.

Los leo.

Besos



« Verdades Comenta este capítulo | Ir arriba Vacaciones »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.