Historia al azar: Corriendo
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Los terribles secretos de la tercera generación. » ¿Qué ocurría?
Historia terminada Los terribles secretos de la tercera generación. (ATP)
Por Lucy Malfoy x
Escrita el Domingo 1 de Abril de 2018, 22:57
Actualizada el Miércoles 31 de Julio de 2019, 17:36
[ Más información ]

¿Qué ocurría?

Desde los primeros años de Hogwarts de Scorpius su abuelo había insistido en enseñarle magia avanzada, y aunque esto significase un fuerte trabajo para él, que apenas era un crio, nunca impidió que Lucius parara. Por esa razón fue que Scorpius a tan corta edad sabía de legeremancia y oclumancia.

Le resultaba divertido leer los pensamientos Albus y Alice, pero más que todo disfrutaba saber lo que pensaba Rose, quién comenzaba a lanzarle miles de insultos mentalmente cuando estaba molesta.

En su quinto año les insistió a sus amigos en que aprendieran  legeremancia, y con un poco de su ayuda y tutoría de Hermione, la mamá de Rose y tía de Albus, lo lograron. Rose fue la primera en hacerlo, y eso en ningún momento le causó sorpresa a Scorpius.

 Verdaderamente Rose Weasley era deslumbrante.

Pero ahora deseaba no haberlo hecho, sus amigos eran unos cotillas insoportables y cada vez que estaba distraído hurgaban en sus pensamientos, y eran pocas las veces que Scorpius se daba cuenta. Además de que ya no podía saber lo que pensaba Rose sin que esta se diera cuenta.

Desde que iniciaron el sexto año en Hogwarts todo era diferente. La ruptura de Alice y Albus lo cambió todo, el hecho de que los dos no se hablaran no hacía fácil su amistad. Cuando Scorpius andaba con Alice, Albus se iba, y cuando Scorpius andaba con Albus, Alice ni siquiera se acercaba.

Llevaban pocas semanas así, pero no dejaba de ser insoportable. No podría aguantar con eso mucho más, y eso solo significaba dos cosas: O los dos arreglaban sus asuntos y se hacían amigos o volvían, porque sinceramente Scorpius se negaba a vivir así el resto año.

── Scorpius, te he dicho que no te metas en mi cabeza──Se quejó la pelirroja. Y el acusado rio.

En ese momento Alice era la que no estaba, para dejar que Albus pasara tiempo con sus -también- mejores amigos.

──Vale, está bien──aceptó──Solo lo hacía para fastidiarte.

──Y ahí van de nuevo──se lamentó Albus. Miró a Rose antes de utilizar la comunicación mental para hablar con ella.

Hola primita, ¿Cómo estás?

Hola primito, Bien. ¿Por qué utilizamos comunicación mental si estamos en la misma mesa?

No sé, estoy aburrido.

Ya veo

Y yo veo porque no quieres que Scorpius lea tus pensamientos. Con que estás pensando en su abdomen, eso es asqueroso primita, te gusta mi mejor amigo.

¿Qué? ¡No estoy pensando en eso!

Lo sé, pero estas pensando en él.

En realidad estoy pensando en la razón por la que Alice y tú cortaron.

Albus rodó los ojos, y Rose lo retó con la mirada.

Sabía que hiciera lo que hiciera Albus no diría nada, pero no perdía nada intentando que hablara.

──No soy tonto para no saber que estaban hablando mentalmente──Se quejó el rubio──Gracias por incluirme, por cierto.

──Albus se cabrea cada vez que le menciono a Alice──rio la pelirroja. ──Primito, sabes que deberías arreglar las cosas con Alice, antes de que todo esto pasara ustedes tenían una bonita amistad.

──Primita, nosotros somos amigos, estamos bien. Todo está superado──dijo.

──Dices eso, pero nunca hemos estado los cuatro juntos desde que llegamos. ──Esta vez le respondió Scorpius.

──Bueno──Albus se encogió de hombros y Scorpius pensó que había quedado sin palabras, pero el pelinegro volvió a hablar, y esta vez con decisión──no sigan pensando que ella y yo vamos a ser los mismos amigos.

**

Vanessa Nott era consciente de que la situación con Lucy era algo extraña. Lucy era su mejor amiga, y también había estado con su hermano hasta hace algunos meses. Su ruptura no era reciente, pero al parecer ambos apenas estaban liberando sus sentimientos y emociones ahora.

No sabía la razón por la que habían cortado, y tampoco le importaba. Solo quería que su mejor amiga estuviese bien. También se preocupaba por su hermano, pero sabía que Theodore lo estaba afrontando mucho mejor, en cambio de Lucy, que estaba actuando extraño. Ignoró sus mensajes y cartas prácticamente todas las vacaciones, y ahora que estaban en Hogwarts la notaba irritada y estresada la mayoría del tiempo.

No quedaba rastro de su Lucy, la chica alegre que era su mejor amiga.

Había quedado en que buscaría a Molly y le hablaría del tema. No quería fastidiar, pero tampoco quería seguir viendo a su amiga de esa manera, además Molly era mejor amiga de Theo, y seguramente sabría más de lo que ella sabía.

Su hermano parecía feliz, y eso estaba bien, pero siempre se preguntó por qué Theo la había superado tan rápido, si siempre le había prometido que Lucy era el amor de su vida. ¿A caso solo fueron tonterías que dice la gente cuando está enamorada?

──No tengo idea porque sigo viendo Estudios Muggles──Lucy suspiró, colocó uno de sus mechones naranjas detrás de su oreja mientras caminaba──Es la primera semana y ya estoy ocupada.

── Cuidado de criaturas mágicas es mil veces mejor que estudios muggles──dijo la pelinegra. ──Igual lo único que quiero es entrar al Departamento de Misterios, así que tengo que estudiar mucho para aprobar todos los TIMO's que necesito. Únicamente me preocuparé por esos.

──Yo quisiera aprobarlos todos, pero si sigo así no va a ser posible, aunque trataré de hacerlo.──Se resignó la pelirroja.

──Estas loca.

──Sabes que no tengo remedio, por cierto, ¿Iras a la biblioteca conmigo?

Vanessa se removió incomoda y Lucy frunció el ceño.

──Lo siento, pero hoy no puedo, quede con mi…, bueno mi hermano.

──No tienes por qué sentirte incomoda al hablar de tu hermano. Es cosa del pasado.

──Aún resulta raro…──Vanessa agarro algunos libros y los guardó en su bolso──Te veo en la cena.

Le había mentido a su amiga, no iría a buscar a Theo. Se reuniría con Molly, si es que la encontraba.

En el camino se encontró con James Potter, el mejor amigo de su hermano.  Este iba con una chica, se llamaba Jade, y era amiga de Theo, pero muchísimo más cercana a James. Lo sabía porque desde que entró a Hogwarts esos dos eran inseparables.

 El mayor de los Potter caminaba junto a ella con uno de sus brazos en sus hombros.

Al verla le hizo una señal para hablar y ella asintió. James intentó jalar de la mano a Jade, pero esta negó, y se fue caminando del pasillo, luego de saludarla.

──Que hay, Nott──Saludó James. ── ¿Qué haces por aquí?

──Hola James. Busco a tu prima, Molly──James podría ser su salvación de caminar por todo el castillo para buscar a Molly.

──Estaba en la sala común de Gryffindor, con tu hermano.

──Oh bueno, gracias.

──Voy a buscar que comer, ¿vienes conmigo? ──preguntó el azabache──y después te acompaño a buscar a Molly.

Por mucho que Vanessa quisiera aceptar, negó.

──No puedo, tengo que buscar urgente a Molly──dijo con una mueca, y James se encogió de hombros, como si solo hubiese dicho aquello por amabilidad, y no porque en serio quería que lo acompañara.

No lo negaría, James era lindo e inteligente, pero con tantas rupturas amorosas a su alrededor no se atrevería si quiera a darse una oportunidad en el amor.

Vanessa negó. No pudo evitar pensar que tendría que subir todas las escaleras de nuevo, moriría de cansancio.

A penas entró se dio cuenta de que no podría hablar con Molly. Roxanne estaba allí, y cuando la vio corrió hasta donde se encontraba.

──Mira quien está aquí, ¡llevo horas buscándote! ──Se quejó la morena.

──Estaba con Lucy──se excusó y miró por detrás del hombro de Roxanne, efectivamente sí estaba Molly.

──Como sea ¿qué haces aquí? ──preguntó Roxanne. ──Bajemos, muero de hambre.

──Prefiero quedarme Rox, ya le he pedido un poco de comida a los elfos──Mintió── Y me duelen demasiado los pies, hoy he caminado casi que todo el colegio. No quiero bajar de nuevo.

Roxanne la miró como si la hubiese picado un mosquito.

──¿Me dirás que hay en tu mente?──preguntó Roxanne──Ya Lucy está extraña, no te unas tu también a ese grupo.

──¡Bien! ──aceptó Vanessa── Estaba buscando a Molly…Ella debe de saber por qué Lucy actúa como una loca histérica.

Roxanne volvió a negar

──Con Molly no conseguirás nada── Admitió Roxanne──Ya le he preguntado y me ha dicho que tampoco sabe una mierda. Incluso me ha dicho que Lucy también ha estado distante con ella. Cuando llegamos al castillo revisé sus cosas y no hay nada que lo explique. Parece que sea lo que sea que le pasa, no quiere que lo sepamos.

Vanessa miró a Molly, estaba sentada con su hermano hablando y suspiró. Si ella no sabía no lo haría más nadie.

──¿Entonces nos rendimos?──preguntó Vanessa y Roxanne se encogió de hombros.

──No, pero esperamos a que ella decida contarnos lo que se pasa.

Vanessa asintió, pero su mente le decía que no debía de esperar a que eso pasara.

Tenía un mal presentimiento.



« La furia de los Weasley Comenta este capítulo | Ir arriba Confesiones »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.