Historia al azar: Siempre juntos
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Los terribles secretos de la tercera generación. » ¿Qué ocurría?
Historia terminada Los terribles secretos de la tercera generación. (ATP)
Por Lucy Malfoy x
Escrita el Domingo 1 de Abril de 2018, 22:57
Actualizada el Domingo 20 de Enero de 2019, 19:31
[ Más información ]

¿Qué ocurría?

Scorpius Malfoy es sin duda una persona muy inteligente, y no hay forma de decir lo contrario de él. Sabía legeremancia y oclumancia, y aunque había sido extremadamente difícil, lo había logrado, le resultaba divertido, saber lo que pensaban las personas, hasta los pensamientos  de quienes lo odiaban.

            A finales de su quinto año había mantenido una "relación" que duró alrededor de 3 semanas con la pequeña de los Potter. Sin embargo había aprendido algo, Lily Potter podía ser pequeña e incluso bonita y tierna, pero tenía una mente macabra, que podía llegar a asustarlo.

            Esta relación no fue seria para ninguno de los dos. Solo era con el fin de fastidiar a James, Albus y Rose. Llámenlos dementes, pero si había funcionado, James Potter casi le daba un puñetazo a Scorpius. Albus ni le miró por una semana completa, y eso fue extremadamente incomodo, ya que los dos dormían en la misma habitación y tenían casi que las mismas clases. Mientras que Rose, le había insultado y preguntado ¿Cuáles eran sus malditas intenciones con su prima? Y hasta le advirtió que si le ponía un dedo encima se olvidaría de ella por el resto de su vida. Definitivamente habían obtenido lo que buscaban, cabrearlos. Por lo que le resultó divertido leer sus mentes, la de James que quería matarlo, y esto solo era evitado porque Dominique y Frank lo matarían a él si hacía alguna estupidez, la de Albus que había acordado con Rose sacarle los órganos si tenía relaciones sexuales con Lily. Y la de Rose, que aunque fue más difícil leerle la mente a ella que a Albus, dado que los tres sabían muy bien oclumancia,  descubrió que Rose sentía un poco de celos, pero estos se veían opacados por el instinto protector que tenía ella con todos sus primos.

 En ese momento se encontraba con Albus y Rose, en la mesa de Slytherin, Así era como convivían ahora, cuando estaba Alice, Albus no estaba, y cuando Albus estaba ella no. La pelirroja tenía la mirada fija en el zumo de calabaza que estaba bebiendo, intentó descubrir que pensaba Rose, per esta lo impidió.

── Scorpius, te he dicho que no te metas en mi cabeza──Se quejó la pelirroja.

──Vale, está bien──aceptó──Solo lo hacía para fastidiarte.

──Y ahí van de nuevo──Rio Albus, que comía como loco un poco de helado, y a la vez unos Waffles.

Hola primita, ¿Cómo estás?

Hola primito, ¿Por qué utilizamos comunicación mental si estamos en la misma mesa?

No sé, estoy aburrido.

Ya veo

Y yo veo porque no quieres que Scorpius entre en tu cabeza. Con que estás pensando en su abdomen, eso es asqueroso primita, te gusta mi mejor amigo.

¿Qué? ¡No estoy pensando en eso!

Lo sé, pero estas pensando en él.

Albus rio en voz alta, y Rose lo fulminó con la mirada.

──No soy tonto para no saber que estaban hablando mentalmente──Se quejó el rubio──Aunque no pude saber de qué hablaban porque la oclumancia era muy fuerte. Te odio por eso Rosie.

──No puedo evitar ser así──Rio la pelirroja. ──Albus, deberías arreglar las cosas con Alice, antes de que todo esto pasara ustedes tenían una bonita amistad, todos nosotros.

──Primita, nosotros somos amigos, estamos bien. Todo está superado.

──Dices eso, pero nunca hemos estado los cuatro juntos desde que llegamos. ──Esta vez le respondió Scorpius.

──Bueno.

**

Vanessa Nott sabía que su hermano era un idiota, y tenía más presente aún que era el ex de una de sus mejores amigas, Lucy. No sabía la razón por la que habían cortado, y tampoco le importaba eso, solo quería que su mejor amiga se sintiera bien. Así que más tarde intentaría hablar con la hermana de su amiga Molly, quería saber porque su amiga había estado actuando así. Se molestaba por todo, ya no salía tanto con ella, y en vacaciones, solo le respondió a sus cartas alrededor de  3 veces, una por mes.

            Su hermano parecía feliz, y eso estaba bien, pero también quería que su mejor amiga se sintiera bien, eran como hermanas, y verla así hacía que se le rompiera el corazón.

──No tengo idea porque sigo viendo Estudios Muggles──Lucy suspiró──Es la primera semana y ya estoy ocupada.

── Cuidado de criaturas mágicas es mil veces mejor que estudios muggles── aceptó la pelinegra. ──Igual quiero pertenecer al Departamento de Misterios, así que tengo que estudiar mucho para aprobar todos los TIMO's que necesito.

──Yo quisiera aprobarlos todos, pero si sigo así no va a ser posible, aunque trataré de hacerlo.──Se resignó la pelirroja.

──Estas loca Lucy.

──Sabes que no tengo remedio, por cierto, ¿Iras a la biblioteca conmigo?

──Lo siento, pero hoy no puedo, quede con mi…, bueno mi hermano.

──No tienes por qué sentirte incomoda al hablar de tu hermano. Es cosa del pasado Vanessa.

──Es cierto, pero aún resulta raro──Vanessa agarro algunos libros y los guardó en su bolso──Te veo en la cena.

Le había mentido a su amiga, en realidad no iba a buscar a su hermano, iba a buscar a su hermana, porque ¡Vamos! Podía estar en cualquier parte del colegio, y no quería pasar hasta las noches buscándola.

En el camino se encontró con James Potter, que iba con una chica, a quién sabe qué lugar. Este al verla le hizo una señal para hablar, esta asintió.

──Que hay peli──Saludó James. ── ¿Qué haces por aquí?

──Hola Sirius. ¿Por qué no podría estar por aquí? ──Rio la pelinegra──Busco a tu prima Molly, ¿la has visto?

──Estaba en la sala común de Gryffindor, con tu hermano.

──Oh bueno, gracias. Por cierto la chica con la que estabas se acaba de ir.

──No importa, igual iba a buscar algo que comer a las concinas, ¿vienes conmigo?

──Paso, tengo que buscar urgente a Molly. ──Se despidió.

            James era lindo e inteligente a veces, no lo iba a negar, pero no quería tener nada con nadie. Casi todas las personas que conocía que se habían enamorado al final resultaban heridas, así que pasaba de eso.

            No pudo evitar pensar que tendría que subir todas las escaleras, moría de flojera.

A penas entró se dio cuenta de que quizás no podría hablar con Molly. Roxanne estaba allí, y cuando la vio esta corrió hasta donde se encontraba la pelinegra

──Mira quien está aquí, ¡llevo horas buscándote! ──Se quejó la morena.

──Estaba con Lucy.

──Como sea ¿qué haces aquí? ──preguntó Roxanne. ──Bajemos, muero de hambre.

──Prefiero quedarme Rox, ya le he pedido un poco de comida a los elfos──Mintió── Y me duelen demasiado los pies, hoy he caminado casi que todo el colegio.

──Podrás mentirle a Lucy, pero a mí no. ¿Me dirás que hay en tu mente?

──¡Bien! ──aceptó Vanessa── Estaba buscando a Molly para preguntarle porqué su hermana actúa tan extraño

──Eso ha sido un misterio todo este tiempo──Admitió Roxanne──Ya le he preguntado a Molly y me ha dicho que tampoco sabe una mierda, he revisado sus cosas y no hay nada que lo explique. Tenemos que preguntarle de nuevo.

Miro a Molly que estaba sentada con su hermano hablando y suspiró. Si ella no sabía no lo haría más nadie. Estaba frustrada, así no podía acabar esto, tenía que saber qué era lo que pasaba para poder ayudar a Lucy.

Este capítulo era necesario, para cosas que quiero tratar próximamente. Se acerca la conversación de Alice con sus amigos, ¿qué les dirá?

¿Qué creen que tenga Lucy? ¿Roxanne y Vanessa están exagerando?

Una pregunta, ¿quieren que haga una portada, con fotos de quien yo pienso que sería cada personaje en esta historia?

Nos vemos pronto, besos



« La furia de los Weasley Comenta este capítulo | Ir arriba Confesiones »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.