Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Los terribles secretos de la tercera generación. » Reencuentro
Historia terminada Los terribles secretos de la tercera generación. (ATP)
Por Lucy Malfoy x
Escrita el Domingo 1 de Abril de 2018, 22:57
Actualizada el Miércoles 31 de Julio de 2019, 17:36
[ Más información ]

Reencuentro

    Después de todo lo que había pasado en la sala de menesteres las personas habían quedado muy alteradas. Muchos culpaban a Lily de ser gossiphogwarts y de "querer ocultar que era ella acusando a los demás", otros simplemente seguían con sus vidas como si nada hubiese pasado.

    Kendall le había contado a Fred lo que había sucedido con Lily y él había quedado sorprendido. La chica sabía que había sobrepasado los límites, lastimando a Lily, y no era muy buena para las disculpas.

     Lily aún no le hablaba a James después de todo lo que había ocurrido y no quería seguir escuchando los regaños de su hermano Albus, que ahora actuaba más extraño de lo normal.

Y solo habían pasado cinco días.

     "Oh, pobre Lily Potter, suponemos que no sabe qué hacer con su vida. Al parecer Kendall se ha salido con la suya y se ha quedado con todos sus amigos e incluso su primo. Aunque fuentes confiables dicen que todo ha sido un mal entendido entre ellas, y que en el fondo aprecian su amistad. En realidad no sabemos que pensar en este mundo de brujas."

—¿Entonces opinas que soy toda una perra por decirle eso a Lily?—preguntó Kendall a Fred después de contarle todo lo que había pasado.

—Emm…—Fred vaciló antes de responder—no pienso que seas una "perra", pero la lastimaste…ella también te lastimó a ti, las dos hablaron si antes pensarlo.

—No lo sé—dijo—estaba cansada de ver a Lily controlando todo…quizás si quería decirle eso después de todo.

—Por esas cosas debes ser sincera desde el principio, no guardarte las cosas—el pelirrojo había nombrado esas horas de platica con la morena como "los consejos sabios de Fred", aunque después de dos semanas dándole consejos sabía que no aplicaba ninguno de ellos, aun así disfrutaba darlos—no tienes que amar todo lo que haga Lily, solo no debes juzgarla.

—Sé que la lastime…pero creo que la que necesita saber eso es Lily—dijo la chica levantándose de la cama del pelirrojo. Solía escaparse una o dos veces a la semana de alguna clase y encontrarse con el pelirrojo, a las horas de la mañana era mucho mejor porque había menos personas merodeando por ahí, y así evitaban estar en boca de todos—ella me ha juzgado siempre, cuando estuve con Albus fue insoportable…incluso cuando nada era en serio.

     Fred caminó hacia donde estaba la castaña, alzó su cabeza con las manos y le dio un corto beso en sus labios, la chica le sonrió y volvió su vista hacia el suelo, como si fuese lo más interesante del mundo.

—No pienses que eres la villana—habló—Lily te quiere, y tú a ella, no dejen de hablar solo por un error.

Kendall iba a decir algo, pero en ese momento fue interrumpida debido a que una pelirroja entro a la habitación como si esta fuese de ella.

—Jade. ¿Qué mierda haces aquí?—Fred frunció el ceño. La chica no dijo ni una sola palabra, caminó hacia la cama de James y buscó algo en un cajón. Kendall pudo reconocer el mapa de los merodeadores ya que Lily lo había usado unas cuantas veces.

—Tomaré esto—dijo la pelirroja.

—¿Para qué lo quieres? No lo puedes tomar como si fuese tuyo—Fred habló. Kendall no entendía porque él era tan odioso con Jade.

—No creo que quieras saber eso—respondió—James me lo ha prestado, no lo estoy robando.

—Bueno—Fred bajó los hombros—solo, sé cuidadosa, no lo pierdas. Y no le digas a nadie que nos viste juntos, queremos evitar ser el centro de atención.

—Deberían saber que al menos la mitad del colegio sabe que están juntos—la pelirrojo habló entre risas al ver la cara de los dos.

— ¿Por qué dices eso? —esta vez preguntó Kendall.

—No lo sé, se escabullen de clases a las mismas horas…—dijo obvia la pelirroja—prácticamente todo Hogwarts sabe cuándo se bañan, no es un secreto.

—¿Tienes algo más que decir?—Fred alzó las cejas.

—En realidad no, me da asco estar en este cuarto—la pelirroja sonrió, lo que estresó más a Fred—cuantas baterías deben de haber aquí con James y tú en el mismo cuarto.

Fred se sintió más aliviado después que Jade se fuese.

—Acerca de lo que ha dicho Jade….—Kendall vaciló unos segundo y Fred sonrió burlon—No te rías, Weasley. Supongo que sí han traído chicas aquí.

—En realidad preferimos la sala de menesteres—aclaró—pero sí.

—De repente me da asco estar aquí—habló Kendall entre risas.

—Y yo soy el más ángel en este cuarto.

—Oh cállate—habló la castaña—¿Por qué te irrita tanto Jade? Siempre me he preguntado eso.

—No tiene importancia—habló el pelirrojo.

—Si me dices tienes derecho a hacerme una pregunta—habló. Después de ver a Fred vacilar volvió a hablar—quiero saberlo. Parece importante.

—Bien…Jade y yo tuvimos algo cuando estuvimos en cuarto año, en realidad creo que nadie lo supo, estaba como un idiota enamorado, pero ella terminó con todo, aun así seguí insistiéndole, podía ser muy idiota. Después de todo quedamos tratándonos así.

—¿Entonces ella fue tu primer amor?—Kendall trató de ser suave, no quería que pensara que estaba molesta o algo, después de todo ellos no tenían algo serio.

—No lo sé, no puedo recordar cómo se sentía—se sinceró—pero sé que James siempre estuvo enamorado de ella, y aunque ahora diga que no lo está, siento que está peor que antes.

—¿Y ella lo está de él?

—Solo lo sabrá si él se lo pregunta—dijo—y para como es James, podríamos esperar dos años más.

**

     Con tan solo dos días para el cumpleaños de Lily la culpa había aparecido más que nunca en James, aunque hubiese visto a Lily más enfocada en lo que quería sabía que extrañaba a Lorcan, y en gran parte se habían distanciado por su culpa. Estaba caminando por los pasillos de Hogwarts con varias miradas puestas encima de él y personas hablando en voz baja, como si ver pasar al mayor de los Potter hubiese sido lo mejor de su día, en ese momento vio pasar a Vanesssa, y le mostró una pequeña sonrisa, ella hizo lo mismo y siguió caminando.

     James pensó unos pocos segundos antes de girar y llamarla.

—¿Ocurre algo?—preguntó la chica confundida. No había hablado con James después de haber terminado.

—Quería preguntarte acerca de Lily, en dos días será su cumpleaños, y creo que me sigue odiando—dijo James con un poco de dolor en su voz—sé que han estado desayunando y cenando juntas con Lucy, y mi prima no es una buena opción para preguntarle.

—No te odia…los primeros días estaba furiosa contigo por hacer esa escenita, lo más probable es que siga molesta porque golpeaste a Lorcan, pero se ha preocupado por ti—habló la pelinegra—y lo más probable es que yo me meta en un lío por decirte eso.

—No diré que me lo has dicho tu—la tranquilizó James—también quería disculparme.

—¿Disculparte por qué?—la chica frunció el ceño, aunque en el fondo sabía la respuesta.

—No hablamos más después de todo lo que pasó—James fue directo.

—No era necesario, basto con saber que en el fondo todo estaba bien—mintió. En realidad se había sentido usada, pero nunca lo iba a admitir frente a James, no ahora que lo había superado casi que del todo, aunque supuso que siempre quedaba un poco de cariño.

—¿Y cómo te va?—preguntó James después de unos segundos

—Bueno he estado estudiando para los TIMOS, pero al final del día siempre me desconcentro—admitió la chica—nada interesante.

—Las malas lenguas dicen que la semana pasado te pasaste de tragos—dijo James imitando la voz de las chicas cotillas que se pasaban hablando de ellos—Eso me parece interesante.

—Ok, al principio no habían hecho efecto—Vanessa soltó una risita—no lo vuelvo a hacer, quede con un terrible asco.

—Si tú lo dices—dijo James.

—¿Y tú? ¿Alguna borrachera? ¿Alguna chica?

—Borracheras no, y chicas tampoco—habló—o al menos chicas que conozca.

—Pensé que estabas con Jade.

—¿Por qué todos piensan eso?—James de verdad quería saber eso, ¿acaso él era muy obvio?—no tenemos nada, siempre hemos sido amigos.

—No lo sé, simplemente lo pensé—admitió la chica.

**

     Lucy había prometido a Theo tratar de pasar tiempo con él, pero se le hacía complicado, con los exámenes cerca no tenía tiempo para pensar en él, ni siquiera había podido hablar con Molly, y se sentía terriblemente culpable por lo último.

     Al menos había arreglado las cosas con Lily, e intentado comprender su punto.

—Hola—dijo en voz baja la pelirroja cuando se encontró con Theo.

—No fuiste hoy al entrenamiento—eso había sonado como un reproche, Theo notó que había incomodado a Lucy—no estoy enfadado…solo que quería que fueses.

—Estaba en la biblioteca—dijo la chica—solo quedan pocos meses.

—Y estoy seguro de que te irá maravilloso en todos esos exámenes—le sonrió—no creo que Vanessa este estudiando mucho.

—Si ha estudiado, solo para los que le interesan

—No la he visto hoy—dijo el pelinegro.

—¿Revisaste en Gossiphogwarts?—preguntó Lucy. El pelinegro frunció el ceño, confundido—La página quiere destruir nuestras vidas, pero no quiere decir que no podemos usarla para beneficiarnos.

—Bueno, hace una hora estaba con Roxanne, después sale que se fue con James—Theodore miro a Lucy, esperando a que ella dijese algo—no puede ser tan cabrón.

—Relájate—dijo rápidamente la pelirroja—he hablado con ella, nada pasa entre ellos.

—James está actuando como un idiota últimamente, ha sido una pesadilla para su hermana…no sé qué pensar—dijo el pelinegro.

—Puedes pensar todo lo que quieras pero no creas todo lo que dice la página—dijo Lucy—yo hablaré con Vanessa, tu habla con James.

—¿Y Molly?—Theo miro serio a Lucy—no me digas que es el tiempo, porque sabes que podrías sacar unos minutos.

—Sí, he tomado el tiempo como excusa—Lucy ahora estaba más seria—pero no me digas que debo hacer, eso lo decido yo.

—No te estoy diciendo lo que debes hacer Lu—pelear con La Weasley es lo menos que el chico quería ahora que los dos habían vuelto a ser amigos—pero es tu hermana, y ya sé que he dicho esto demasiadas veces.

—¿Te ha preguntado de mí?

—Me preguntó si te encontrabas bien—respondió el chico—le he dicho que estas mejorando cada vez más.

—¿Solo eso?

—También preguntó si estábamos juntos.

—No lo estamos.

—Por ahora—respondió Theo.

     En ese momento entró Vanessa a la sala de Gryffindor y supo que se acercaba el drama.

—Theo, ahórrate hablar. Nada pasó—dijo rápidamente cuando estuvo frente a ellos. Que todos supiesen que hacía era muy incómodo, y más cuando se tiene un hermano que puede juzgarte—¿Podemos volver a cuando no te metías en mi vida?

—No es mi intención meterme en tu vida—se sinceró el pelinegro—pero con James no vas a llegar a nada, ya lo intentaron una vez, nessa.

—¡Pero si las personas dicen que hablamos por cinco minutos ya te inventaste todo un cuento!—dijo exasperada la chica—Solo me preguntó por Lily, porque sabía que su hermana ahora pasa tiempo con nosotras.

      Después de unos minutos Theo se había relajado y le había pedido disculpas a su hermana, en serio no quería ser duro con su hermana, pero tampoco quería que se ilusionara con James. Él conocía a su mejor amigo. Sabía que solo tenía a alguien en su corazón (aunque siempre lo negara). Y no quería que su hermana terminara lastimada por eso.

**

       James entró a la común de Gryffindor unas horas después de hablar con Vanessa, y se sorprendió cuando aún la vio ahí sentada con Theo y su prima Lucy. Los sábados siempre habían muchas más personas de lo común reunidas en la sala común de Gryffindor, pero no vio a su hermana por ninguna parte, vio a Lorcan junto a Hugo jugando ajedrez, en otro sillón estaba Fred con Roxanne como si estuviese reclamándole algo, y más alejada de todo su familia estaba Jade, caminó hasta su mejor y le dio un empujoncito en el hombro.

—¿Ya terminaste de espiar a tu ex?—preguntó James—mira que usar un mapa para eso es psicópata, hasta para mí, que estoy acostumbrando a tu manera de ser.

—¡No lo use para eso!—negó la pelirroja—pero mientras lo estaba usando vi que Vanessa y tú estaban juntos.

—¿Celos?—habló James. Jugaría un poco con Jade.

—¿Volvieron? ¡No seas tonto, James!—ok, ya estaba acostumbrado a los regaños de la chica.

—¿Por qué sería tonto?

—Todo terminó mal la otra vez….con Theo, con ella. No seas idiota—dijo la pelirroja—¿No te basto con lo que hablamos? No juegues con ella…

—¡No volvimos!—negó rápidamente antes de que a su amiga le diese un ataque—solo le pregunté de Lily, en dos días es su cumpleaños….Pero me pareció verte celosa.

—Tú quisieras, Potter—dijo la chica entre risas.

     Tengo que avisar que faltan como unos ocho capítulos para que termine esta historia y descubrir quién es GossipHogwarts…

Besos.



« ¿Te importa? Comenta este capítulo | Ir arriba Bebida »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.