Historia al azar: Extasis
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Los terribles secretos de la tercera generación. » ¿Te importa?
Historia terminada Los terribles secretos de la tercera generación. (ATP)
Por Lucy Malfoy x
Escrita el Domingo 1 de Abril de 2018, 22:57
Actualizada el Miércoles 31 de Julio de 2019, 17:36
[ Más información ]

¿Te importa?

      Todo había comenzado como una idea tonta para Lily, pero después de todo lo que había pasado con gossiphogwarts lo había tomado seriamente. Organizó una reunión con todas personas de su familia, y el grupo cercano de amigos de cada uno de ellos. No podía dejar que una página le hiciera daño a su familia, o bueno, no podía dejar que siguiera haciéndolo.

       Habían pasado dos semanas desde que no hablaba con Lorcan, no sabía si estaba decepcionada o sumamente triste, nunca debió haber escuchado sus palabras cuando ella le dijo que tenía miedo de perder su amistad, y él le dijo que no pasaría.

      Decidió ir a su sala común y subir a su habitación antes de reunirse con todos sus primos. Cuando llegó a la sala común de Gryffindor divisó a sus amigos hablando. Oh, ellos también se olvidaron de mí, pensó. Lyssander fue la única que se dio cuenta de su presencia.

—Lily—la llamó la rubia. Dudo unos segundos en ir, pero terminó caminando hacia donde estaba su amiga.

—Pensé que aún no nos hablabas—sí, eso había sido muy directo, pero tenía que liberarse un poco—No puedes faltar hoy—dijo mirando a su amiga. Pudo notar la incomodo que estaba Lorcan, e incluso sintió a Kendall un poco incomoda—No pueden faltar.

—No lo haremos—volvió a hablar Lyssander—aunque creo que eso terminará mal.

—No podemos asegurar nada—dijo la pelirroja—como sea, creo que mejor me voy, tengo que ducharme…

Dio la vuelta, se detuvo unos segundos, e hizo lo más impulsivo en su vida.

—Ni siquiera sé por qué no me hablan—dijo Lily mirando a Kendall, la castaña se movió incomoda—Hemos sido amigos desde que entramos aquí, e incluso con los demás desde que nacimos—eso lo había dicho por Lorcan—Si es por lo que puso la página, creo que no hace falta que aclare que es mentira—todos sus amigos ahora le ponían atención—estoy feliz porque se hayan hablado, y no perdieran su amistad—Lily no se atrevía a mirar a Lorcan, pero sabía que él la estaba viendo—pero no confundan eso. No porque los quiera voy a rogar por una amistad. No sería yo. Sé lo que valgo.

    Seguido de eso se dio la vuelta sin oportunidad de que nadie hablara y subió a su habitación.

—Ni siquiera me miro—habló Lorcan, después de unos segundos.

—No entiendo por qué eres tan complicado—habló Hugo exasperado.

—Estoy mal—el rubio pasó una mano por su cabello—estoy enamorado de ella, no quiero perderla, pero tampoco quiero herirla de nuevo.

—Pues creo que lo que ha dicho antes es una última oportunidad—Kendall abrió los ojos—no va esperar toda la vida por nosotros.

—No sé cómo pensaron que lo de la página era verdad—Lyssander negó—estoy cansada que nuestra vida sea un drama.

—Y creo que solo vamos por el comienzo—habló Kendall después de unos minutos.

**

La sala de los menesteres era un desastre con todos los primos Weasley discutiendo. Todos a los que Lily había avisado asistieron, pero aun así no podían llegar a nada, o descubrir quién rayos era la página. La pelirroja estaba frustrada.

—¡No soy yo!—habló Vanessa indignada después de que Lily dijera su nombre como sospechosa—La página ha hablado de mí y de todas las personas a las que quiero

—Pudiste hacerlo…la página ha contado cosas que de James que solo las personas cercanas a él sabían, y todos sabemos que fuiste cercana a él. A demás eres la mejor amiga de Lucy, y ella ha sido una de las más atacadas—Lily habló. Sabía que era probable que no tuviese razón, pero era importante descartar todas las posibilidades con los que estaban ahí, así los molestara.

—¿Qué dices?—Vanessa había quedado paralizada al tener la mirada de todos puesta en ella—mira…no haría nada para lastimar a esas personas, incluso a James, si es que piensas que le tengo algún tipo de rencor.

—Lily, ella no es—habló Theo—es ridículo que pienses eso.

—¿Qué dicen de Lucy?—la pelirroja sabía que se estaba jugando con el fuego, pero esperaba que valiese la pena—es de la persona que más ha hablado la página.

—¿Estas bromeando, verdad?—habló Lucy—estoy segura de que la página me ha lastimado más a mí que a todos. ¿Que nos puedes decir de Kendall? ella es tu amiga y se ha apegado repentinamente a la familia desde que empezamos Hogwarts el año pasado.

—¿Kendall? ¿Tienes algo para defenderte? —Lily nunca había pensado en ella como si fuese gossiphogwarts, pero tenía que interrogar a todos, incluso a Lorcan.

—No me jodas—sí, esa era Kendall—No soy yo. No tengo la culpa de ser una de las personas de las que más hable la página.

—¿Lily tenemos que seguir haciendo esto? —preguntó Hugo rascándose la nuca.

—Sí—respondió—¿Jade? Eres la mejor amiga de James, todos sabemos que él no puede controlar su boca…hablas mucho con Dominique y también con Theo…puedes ser tú.

—Mi vida no es lo suficientemente aburrida para llegar a eso—respondió la pelirroja.

—Aún sigo pensando que puedes ser tú—respondió Lily.

—Jade no es la página—la defendió James—Lily, creo que es suficiente no llegaremos a nada.

—No lo soy—volvió a hablar Jade—Lily no tengo nada en contra de ti, me caías muy bien…pero parece que de repente me comenzaste a odiar este año por simplemente ser amiga de James.

—Ustedes dos pueden hacer con su vida lo que quieran—respondió Lily restándole importancia—no odio a ninguno de los que están aquí, solo estoy destarcando.

—Dos horas aquí y no hemos llegado a nada—habló Albus después de Lily intentara acusarlo a él—hablaré contigo después Lily—dijo un poco molesto—pero yo me voy.

—Como sea…igual ya no hay nada que hacer—Lily rodo los ojos.

—Solo no dejemos que la página nos afecte—dijo Kendall cuando la mayoría de las personas se habían marchado—he aprendido a hacer eso.

—Se me olvidaba que lo haces todo perfecto—habló cortante Lily.

—No hago todo perfecto—la castaña trató de no alterarse. Si otra persona le hubiese dicho eso probablemente no estaría así de calmada, pero sabía que su mejor amiga estaba furiosa, y también reconocía que había hecho mal al no hablarle estos últimos cinco días—solo he aprendido a que no me afecte.

—Pues deberías venir a enseñarnos a todos a ser como tú, porque a los demás si nos afecta—Lily rodó los ojos. Lorcan que aún estaba ahí no había dicho una palabra, sabía que se acercaba el caos—debe ser maravilloso que cuando algo te salga mal tengas personas que solucionen las cosas por ti…sí, así yo pudiese mantener las cosas con calma.

—Tú no sabes nada Lily, no tienes derecho a hablar—dijo Kendall—estas tan celosa porque haya arreglado las cosas con Lorcan que ahora estas en contra de mi…¡Qué patético de tu parte! Sabes que él te quiere más que a nadie, y aun así no quieres dejar de controlarlo todo…pero te diste cuenta que ya no puedes seguir controlándolo a él…ni a ninguno de tus hermanos—ahora la castaña estaba furiosa.

—Oh, no hables de mis hermanos—Lily estaba furiosa—¿acaso también piensas andar besándote por ahí con James? ¿No te bastó con Albus y Fred?

Lorcan se acercó, aún sin decir nada.

—¡Te quejas de que James se meta tanto en tu vida mientras te la pasas metiéndote en la vida de los otros!—la castaña no pudo evitar gritarle a la pelirroja que había quedado paralizada—Lo siento, pero deberías hacer algo con tu vida y dejar de ser tan insoportable.

—Kendall, no—el rubio había decidido hablar cuando se dio cuenta que lo que dijo su amiga había lastimado a Lily, quién aún seguía sin decir nada, pero esta vez ella lo miraba—ella no quiso decirte eso…

     Lily sintió como una lágrima había salido de sus ojos y se sintió como una tonta. Ella podía llorar para que sus hermanos hicieran lo que ella quisiera, para que su papá la dejara salir, por todo tipo de cosas superficiales, pero por esas cosas no lloraba. No le importaban. Pero ahora lo estaba haciendo, y era horrible

—Siempre he envidiado y admirado lo fuerte que eres después de todo. A veces quisiera ser más como tu…más independiente, no solo ser la hija de Harry Potter, y la niña por la que sus hermanos hacen todo…he querido creer que soy más que eso, y que algún día encontraría mi lugar, pero hoy he terminado con toda eso.

—Lily no…—Kendall intentó decir algo, pero de su boca no salió nada.

Lily miró a sus dos amigos y salió de la sala de menesteres, había fallado en todo.

       Alice no sabía lo que estaba haciendo con sus sentimientos, Albus a veces podía ser tan frio con ella que daba miedo, podía decir que eran amigos pero hasta ahí, no es que fuese como antes, que no dudaban en contarse cualquier cosa.

     En su cuarto año en Hogwarts había tenido una relación corta con un chico de Ravenclaw, él había acabado con la relación, pero nunca había sentido lo que sentía en este momento, un vacio gigante que no podía explicar, es como si Albus la manejara sin si quiera quererlo. Había visto varias veces personas que habían pasado por algo similar, pero nunca pensó que le pasaría a ella, se le hacía tan difícil creer que alguien manejara sus emociones.

  Extrañaba las cosas antes de que fuesen novios, todo era más sencillo.

—Rose está furiosa, no puede creer que Lily la haya acusado de ser gossiphogwarts—habló Alice después de unos minutos de silencio incómodo.

—Prácticamente dijo que todos podíamos ser esa página—dijo Albus restándole importancia—me acusó hasta a mí que soy su hermano.

—Todo eso para nada—Alice soltó una risa con un poco de ironía—debe de estar furiosa.

—Créeme que debe estar más furiosa porque James haya defendido a Jade que por eso—habló el pelinegro.

—Lily nunca me odio—dijo Alice. Al instante todo se volvió un poco más incómodo, tenían mucho tiempo sin hablar de ellos y su pasado.

—Lily nunca te odiará—respondió Albus—eres como una prima para ella, solo que rubia—rio—Frank si me odio por un tiempo.

—Estaba un poco celoso porque ya no salía con él todos los fines de semana—Alice recordó todos esos momentos y sintió un poco de nostalgia, y con un poco se refería a mucha, no era para nada bueno.

—¿Un poco?—el pelinegro alzó la ceja—esos eran celos tipos los de James.

—No exageres—Sí Frank les había montado una escenita, pero cuando se hablaba de James celoso no había comparación.

—Bueno, está bien.

—¿Qué nos pasó?—la rubia había tomado todas sus fuerzas para hacer esa pregunta.

—Lo que sucede con casi todas las cosas, llegó a su final—ahí había vuelto el Albus no me importa nada.

—A veces me llegó a preguntar si en serio te importa algo—habló Alice.

—Si me importan muchas cosas, solo que no demuestro todo—se sinceró el pelinegro.

—Tengo algo que decir—se notaba nerviosa—pero es que nos ha costado tanto llegar hasta aquí que no quiero retroceder.

—Alice, respira.

—Albus…aún me gustas, sé que lo sabes, porque ¡por merlín, soy tan obvia!—Alice soltó una pequeña risa al decir lo último, Albus la miraba concentrado—¿eso te importa?

—Alice…

—Solo respóndeme

 

Pobre Lily. No todo siempre sale como planificamos. ¿Qué piensan de como está actuando Lily? 

¡Quedan pocos capítulos!



« Disculpas Comenta este capítulo | Ir arriba Reencuentro »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.