Historia al azar: Lo complicado de la vida....
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Los terribles secretos de la tercera generación. » Amigos que se convierten en familia
Historia terminada Los terribles secretos de la tercera generación. (ATP)
Por Lucy Malfoy x
Escrita el Domingo 1 de Abril de 2018, 22:57
Actualizada el Miércoles 31 de Julio de 2019, 17:36
[ Más información ]

Amigos que se convierten en familia

26 de enero de 2023

Molly P.O.V

Estaba segura de que era la peor hermana del mundo y no hacía falta que alguien me lo dijera.No había mantenido contacto con Lucy por varios meses, la deje pensar que estaba con Theo y no la ayude con su enfermedad.

No podía saber cómo ella se sentía, pero si sabía que debía ser horrible. Últimamente la página no dejaba de postear cosas, ningún día dejaba de hacerlo, y a veces hasta posteaba dos veces diariamente. Mi teléfono sonó y bufé porque ese sonido solo lo hacía cuando era algo acerca de esa página.

"Las malas lenguas aseguran que Scorpius le ha roto el corazón a la pequeña Rose Weasley, y pensándolo bien puede que así sea. Cuando llegaron al castillo se la pasaban juntos pero desde hace unos días no los hemos visto juntos. Todos sabemos que el rubio nunca ha tenido una relación seria y es uno de los más solicitados de todo Hogwarts.

En segundo lugar quiero hablar de James Potter… a mi parecer superó muy rápido a la hermana de su mejor amigo Theodore Nott, pues las últimas dos semanas no se ha separado de Jade Brown, ¿compañeros de estudio? No lo creo. Si bien los dos siempre han sido amigos, pero no sé…últimamente los veo muy juntos. ¿Será que James también seguirá la maldición de los Potter y terminará con esta pelirroja?

Y por último quiero hablar de una de mis Weasleys favoritas, Lucy. Según mis fuentes ella asegura que todo está bien, que ya está superando su enfermedad, ¿pero tu superarías algo al enterarte que tu hermana está saliendo con tu ex? Me gustaría ayudarte Lucy, pero no puedo hacer milagros"

Tiré el teléfono en la cama y grité. Ya había pasado mucho tiempo y aún no sabíamos quién estaba detrás de esa página. Pero cuando lo supiésemos haríamos que pagara lo que hizo.

—Qué lindo día ¿no? —Dije cuando llegué hacia donde estaban mis amigos—Esa maldita página tiene algo contra nosotros.

—Tal vez es porque somos bellos—bromeo Dominique, y al ver mi mirada de "es en serio" volvió a hablar—mira al principio yo también me lo estaba tomando mal, pero después medite en que solo es una persona sin vida y dejé de sufrir.

—Yo no estoy sufriendo—hablé. Eso en parte era verdad, de mí solo había puesto una que otra cosa, pero de todas las demás personas que quería como Lucy, James, Rose, Fred había puesto mucho más—pero Lucy sí.

Theodore me miró, interesado.

—¿Te ha dicho algo?—me preguntó.

—No hablo con ella desde aquella vez—le recordé—pero, ¿Cómo te sentirías tu si no tuvieses privacidad?

Dominique nos miró a los dos como si estuviésemos dementes.

—Quizás es verdad lo que dice la página de ustedes—ahora Theo y yo la mirábamos como si estuviera loca. Él y yo no estábamos juntos, si eso era a lo que se refería—Ella es la que se encuentra mal, deberían ustedes buscarla.

—Creo que no quiere ni vernos—dije.

—Por merlín…¿Cuántas excusas se ponen a ustedes mismos?—habló

Sí, las excusas era lo que más usábamos últimamente.

—Hablaré con ella primero—me avisó Theodore—no sé si sea la mejor idea, pero es lo que quiero hacer, y lo he pospuesto por mucho tiempo.

—Ustedes son demasiado complicados—Dominique bufó. Rodé los ojos, como si Frank y ella no lo fuesen—los dos se gustan, ¿por qué no pueden estar juntos y ya?

—Ella me terminó—Theodore frunció el ceño.

—Dijeron que había sido mutuo—hablé. Todo este tiempo había pensado que había sido decisión de los dos.

—Sí, así fue—el pelinegro rodo los ojos. Sabía que no le gustaba hablar mucho de ese tema—pero ella lo mencionó primero. No tenía en mi mente terminar con ella.

—Bah, son unas de las personas más importantes en su vida—dijo mi prima—solo apóyenla.

—Nique, un consejo. Tu deberías dejar de intentar creerte que lo tuyo y lo de Frank no funcionaría.

Mi prima rodo los ojos y yo reí.

—No cambies el tema—dijo seria.

—Hablaremos con ella—Theo me miró. No estaba preparada para hablar con ella del todo, pero lo haría —pero tú admite que te gusta Frank.

—¿Alguna vez lo he negado?—Dominique le dio un codazo a Theo y este se quejó—cállense, no digan más nada.

—Bueno me voy—mi amigo se levantó—llego tarde a clases.

—Relájate es nuestro último año—le recordé. Nunca haría que ese chico se relajara.

—Ya me relaje bastante el año pasado—rio, para después salir

Siempre me había preguntado la razón por la que mi mejor amigo y mi hermana habían terminado. Capaz nunca la supiese, pero estaba segura que los dos aún se querían y que probablemente después de todo terminarían juntos.

**

Kendall P.O.V

Odiaba llorar. Aunque algo me doliese demasiado evitaba llorar, y mucho más frente a personas. Sin embargo en este momento no podía dejar de hacerlo, y me sentía estúpida. Había llorado todo el maldito día, no entendía de donde salían tantas lágrimas, y tampoco por qué seguía llorando si se suponía que no me importaba en absoluto.

Y, no. No hablo de Fred, eso es otro asunto.

Mi papá me había mandado una carta, que prácticamente había memorizado.

"Kendall, sé que estos últimos años no hemos tenido la mejor relación, y sé que te hemos fallado, como tú nos has fallado a nosotros. Pero también estamos conscientes que mereces saber que nos iremos de Londres, hemos vendido la casa, y decidimos mudarnos a Estados Unidos y adoptar a un niño. Tu mamá y yo estamos muy emocionados por la idea. Prácticamente estos cinco años no hemos estado viviendo en Londres por lo que no nos afectó mucho eso de dejar ese lugar, así que esperamos que te parezca bien la idea.

No nos hemos olvidado de ti, por eso te hemos dejado una gran cantidad de dinero en tu cuenta, espero que lo administres bien. Tengo esperanzas que cuando salgas de esa clase de colegio nos volvamos a ver,

Tus padres"

—Seguramente adoptaran para evitar tener a otra cosa rara como yo—les dije a mis amigos.

—No eres una cosa rara—me dijo Lorcan.

—Así era como me decían—sollocé—es estúpido que llore por esto.

—Tus padres son unos seres terribles, nunca encontraran la felicidad—Lily estaba furiosa.

—Pues la están buscando—en este momento no podía ser positiva—cuando se enteraron que era bruja me echaron a un lado.

—Ser mago es mucho mejor que ser muggle—Hugo habló y se tiró en mi cama. Sí, para nadie era un secreto que los chicos sabían el hechizo para subir a las habitaciones de las chicas.

—Sí, lo sé—admití. La vida de los muggles es muy aburrida. ¿Un mundo sin magia? Eso es horrible—solo que a veces es lindo tener el apoyo de tus padres.

—Ya han perdido todas las oportunidades que tenían contigo—Lyssander caminaba de lado a lado y eso me estaba comenzando a estresar—puedes quedarte con nosotros, sabes que nuestros padres te aman.

—Lorcan sentiría celos porque tu mamá me quiere más que a él—le saqué la lengua a Lorcan aún sin dejar de sollozar.

—Hablo en serio.

—Lyss, mis padres me han dejado mucho dinero, puedo comprarme un apartamento—no me gustaría vivir sola a esta edad, pero tampoco quería incomodar

—A penas cumples 15 en dos semanas—dijo Lorcan—no te venderán un apartamento.

—Puedo intentarlo, o pagar demás no sé—dije—no quiero pensar en eso ahora.

—También puedes quedarte en mi casa novia falsa—Hugo intentó hacerme reír. Desde la semana pasada nos llamábamos así por el post de la página. Ese chico y yo éramos como hermanos, y siempre sería así.

—Tú me dejarías sin comer—aún no entendía como Hugo era tan flaco, si comía demasiado. Yo tomaba agua y ya estaba engordando—podemos hablar de eso en junio ¿sí?

Miré a Lorcan, él también era como un hermano para mí. Hugo era esa clase de amigo bromista y que siempre te sacaba una sonrisa, pero Lorcan era esa clase de amigo que te protegía.

—Cuando James se enteré, Hogwarts arderá—mire a Lorcan y a Lily que estaban agarrados de manos.

—No lo hará—Lily miró sus zapatos—quizás si hable con él, pero será lo suficientemente inteligente para no hacer un escándalo, él tiene miedo de mi cuando estoy molesta, no es tonto.

—¿Estás preparado para esa charla con James? —Hugo le brincó encima al rubio.

—Oh, cállate—Lorcan rodó los ojos—¿y tú estás preparada para una charla con Fred?

Ahora yo rodé los ojos.

—¿Con qué así son las cosas?—arqueé una ceja.

—Cuenta—Lyssander había dejado de caminar, y yo suspiré—llevas un mes evitando hablar de eso.

—Soy solo una niña ¿sí?—dije—él se va a graduar este año, y se irá, yo seguiré aquí. A demás, solo era la apuesta…vaya a saber merlín si en realidad me quiso.

Eso había sido sincero.

—¿Y aún te cuestionas eso?—mi amiga pelirroja abrió los ojos y yo me miré las manos—No ha parado de buscarte, si no te quisiera no hubiese hecho eso. Sé que Fred es insoportable, pero te quiere.

No dije nada. Aún lo seguía queriendo, pero estaba bien así.

—¿Por qué cuando te enteraste de la apuesta estabas tan normal?—Lyssander me preguntó lo que llevaba tanto tiempo cuestionándome—¿Por qué te afecto tiempo después?

—No lo sé—respondí—al principio no me gustaba, Lyss.

Me di la vuelta y me arropé completamente. Tres segundos después todos mis amigos estaban acostados en la cama.

Oh, no tenían idea de cuánto los amaba.

—Solo quiero dejar de pensar en mis padres, en Fred, en que tengo que estudiar—reí, y después de unos segundos volví a hablar—gracias por todo.

Después de eso apagué la luz sin importar que fueses las cuatro de la tarde y nos dormimos.

Rose P.O.V

Llámenme loca, pero no quería ver a Scorpius. Llevaba alrededor de seis días evitándolo y se me hacía condenadamente difícil seguir haciéndolo.

¿Por qué era todo un manojo de nervios?

Tenía miedo de su respuesta. En el baile de navidad pensé que todo estaba bien entre nosotros y que podíamos haber tenido oportunidad de ser algo más, pero cuando le confesé lo que sentía pensé que realmente yo había mal interpretado todo y que en realidad Scorpius no me quería de esa manera.

—¡Rose!—moví la cabeza como si me hubiesen despertado de una siesta. Albus me miraba con el ceño fruncido—Oye…¿Qué te pasa?

—Tengo sueño—mentí—he pasado toda la semana estudiando…necesito buenas calificaciones.

—No somos tontos—Alice me seguía mirando y eso me incomodaba—Algo ha pasado…algo que tiene que ver con Scorpius.

—Es verdad, él también está actuando extraño—oh merlín, no sabía de qué manera tomar eso de que Scorp actuaba extraño, digo podía ser por cualquier otra cosa—¿Nos piensas contar?

—Ustedes dos saben usar la legeremancia—hablé—me parece extraño que no lo hayan usado para saber que pasó.

—Cálmate Rose—Alice me miro confundida—si no nos quieres contar ahora está bien, después nos los dirás.

—¡Sí quiero!—los dos eran mis mejores amigos y me hacía feliz verlos juntos aunque sea como amigos de nuevo, pero se me hacía difícil contarles esto, aun teniéndoles la mayor confianza en el mundo—solo que es incómodo.

—Si nosotros dos pudimos recuperar nuestra amistad después de todos los problemas, tu puedes contarnos lo que sea—Albus rio señalando a Alice y yo le seguí—excepto si es algo de tu vida sexual, por favor no quiero saber nada de eso.

—La he cagado con Scorpius—hablé—le he dicho que me gusta.

—Ya era hora—Alice sonrió.

—¡No!—negué. Eso había sido lo peor que había hecho.

—¿El muy cabrón te dijo que no le gustabas? —Albus frunció el ceño, así que decidí hablar rápido para terminar lo más pronto posible esta conversación y seguir por ahí con mi vida evitando a Scorpius.

—No ha respondido nada—suspiré—ustedes dos llegaron en ese momento.

—Te dije que debíamos ir a Hogsmeade—Alice le dio un codazo a Albus y yo reí.

Cuando ya nos disponíamos a irnos Scorpius entró a la sala de Gryffindor y yo intenté fugarme de allí pero fallé.

—Allí estas—Scorpius me miró y yo intenté caminar junto a Alice, pero la muy estúpida no me ayudaba.

—Nosotros nos vamos—Albus me sonrió y yo rodé los ojos.

—¡Deberían dejar de intentar solo ser amigos!—les grité—dejen de engañarse de una vez idiotas.

—¿Eso te hizo sentir realizada?—Scorpius alzó una ceja y yo contuve mi risa. No mentía al decir que era manojo de nervios.

—Scorpius—me apresuré en hablar—no quiero hablar de eso. Sé que lo arruiné todo, pero tú eres unas de las personas más importantes en mi vida y no quiero perderte ahora…. Ni nunca.

Nunca había dudado en por qué había quedado en Gryffindor. Era valiente, siempre lo había sido desde pequeña.

—Yo si quiero hablar de eso—Scorpius me tomo por la mano y yo negué—Tú también me gustas.

Lo miré a los ojos directamente, si me estaba mintiendo lo torturaría sin piedad.

—En realidad me gustas desde hace mucho…—Scorpius se acercó más a mí, y yo aún no apartaba la mirada, tampoco lo haría.

—¿Y ahora que se supone que hacemos?—lo miré burlonamente. Nunca nadie me había gustado así y no quería arruinar las cosas—Yo di el primer paso…

—Bien, pensé hacer esto de una manera diferente—Scorpius giró, noté que también estaba nervioso y sonreí—pero viendo que te me adelantaste en todo este asunto…

Me acerqué hacia él.

—Solo dilo.

—¿Quieres ser mi novia, Rosie?—ahora solo estábamos a milímetros de besarnos, y antes de que él diera ese paso lo decidí dar primero yo. Acorté la distancia y lo besé.

Sí, siempre me había gustado ser la primera en todo.

—¿Es un sí?—Scorpius se separó y yo rodé los ojos.

—Por supuesto.

James P.O.V

Jade y yo habíamos sido amigos desde que entramos a Hogwarts, y me parecía absurdo que dijeran que teníamos algo solo por hablarnos. Últimamente había pasado más tiempo con ella de lo usual porque en todas las vacaciones no nos habíamos visto, y tenía muchas cosas que contarle.

—¿Puedes dejar de pensar eso?—Jade habló, y yo me sobresalté.

—¿Puedes dejar de usar legeremancia conmigo? —Imité su tono de voz—estás peor que Rose.

—No use legeremancia contigo—la pelirroja apartó la mirada de su libro y me miró—solo lo sé porque llevas todo el día hablando de eso.

—Es que no quiero que Theodore lo crea—hablé.

—Vale James—Jade cerró el libro y suspiré porque me comenzaría a prestar atención de verdad—no se molestará contigo, no dejará que esa página controle su amistad, para Theo eres su hermano, y ya eso quedó en el pasado.

—¿Entonces por qué no dejo de sentirme culpable?—había momentos donde me sentía sucio y no podía encontrarle una razón, para mí eso era patético.

 —Porque nunca la quisiste como decías hacerlo—habló y yo negué—lo intentaste pero nunca la amaste de esa manera…

—Si la quise—volví a repetir—tu estuviste ahí.

—No fue amor, digo…no creo que el amor sea así, te hubieses esforzado más James, no te hubieses rendido así—Jade me tomó la mano—cuando lo entiendas dejaras de sentirte así.

Todo este tiempo me había dicho a mí mismo que me había enamorado, pero viéndolo mejor ahora no creo que el amor fuese así.

Sí, me sentía alegre cuando estaba con ella pero hasta ahí, nunca sentí esa adrenalina ni sentí esas ganas de esforzarte por hacer que funcionara.

En mis 17 años de vida no había sentido esa clase de amor, y no me sentía desesperado por sentirlo. Probablemente hablaría con Fred y le preguntaría si valía la pena sentirlo o era un total asco.

—Aún no puedo creer que Fred se haya enamorado—mi amiga pelirroja se rio tan fuerte que la gente pidió que hiciéramos silencio.

—Aun no entiendo por qué ustedes no se llevan bien—dije.

—Nos llevamos normal, tengo más de un año sin hablar con él, me imagino que ha madurado, no lo sé—Jade dejó de reírse—pero aún me duele que lo prefieras a él.

—Ya te acostumbraste querida—la miré burlonamente y ella rodo los ojos—los dos son mis mejores amigos, pero sería mucho mejor si se llevaran mejor. ¿Lo piensan?

—Fred se enamoró—volvió a reír pero en voz baja—vale, esa chica debe de tenerlo en sus manos, y él había dicho que nunca se enamoraría.

—Lo tiene—acepté—te extrañé idiota.

—Las próximas vacaciones nos veremos más seguido—Jade rodó los ojos—quizás después de eso no nos volvamos a ver nunca.

—Sería lo máximo no verte más Brown—hablé.

—Lamento decirte que seguiré fastidiándote por mucho más tiempo—la pelirroja se levantó de su asiento y comenzó a recoger sus cosas—he quedado con Dom en acompañarla a comprar unos cosas, te veo mañana.

—Las pelirrojas más histéricas de Hogwarts juntas—mi prima y mi amiga tenían un carácter de los mil demonios.

—Tu hermanita no es ningún ángel.

—Oh, ella es peor que ustedes.

 

Espero que les haya gustado el capítulo.

Lo siento por los fans de la pareja de Vanessa y James pero creo que él necesita a su pelirroja jajajajaja.

Después de 22 capítulos en el próximo se viene la charla de Theo y Lucy, AL FIN.

Yo tampoco quiero que James se entere de que Lorcan y Lily están juntos, él es celoso de nacimiento.



« Me gustas Comenta este capítulo | Ir arriba Problemas »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.