Historia al azar: Déjame ir por favor
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
James Potter, un Hermoso Bastardo » 2.-El misterioso pergamino
Historia terminada James Potter, un Hermoso Bastardo (ATP)
Por NathaliaGa
Escrita el Miércoles 31 de Enero de 2018, 07:28
Actualizada el Lunes 17 de Diciembre de 2018, 09:43
[ Más información ]

2.-El misterioso pergamino

Capítulos
  1. ÍNDICE. PLAYLIST. WATTPAD
  2. 1.- Prólogo. Hogwarts 1974
  3. 1.- El chico de la enfermería, Remus Lupin
  4. 1.- Herbología con James y Snape
  5. 1.- El capitán de Quidditch
  6. 1.-Lily Evans y el Valentín del 75
  7. 1.-Regulus Black, el arma Slytherin
  8. 2.-El misterioso pergamino
  9. 2.-Nuevo Curso, Nuevos Cambios
  10. 2.-Lunático, Colagusano, Canuto y Cornamenta
  11. 2.- Cuatro chicos en el Bosque Prohibido
  12. 2.- El Regalo de James
  13. 2.- La Elección de Snape
  14. 2.- Locatis Lunático Lupin
  15. 2.- Sucumbiendo a James
  16. 2.- Héroes del Quidditch
  17. 3.-El Peor Recuerdo De Snape (1)
  18. 3.-El Peor Recuerdo De Snape (2)
  19. 3.-La Familia Potter
  20. 3.-La Hermana de Pelo Dorado
  21. 3.- Travesura Realizada
  22. 3.- James vs Snape
  23. 4.- Una Cita con Potter
  24. 4.- Detención
  25. 4.- Lupin, Chocolates y Filtros de Amor
  26. 4 .- Sirius Inferno
  27. 4.- Snape y el Sectumsempra
  28. 4.- UN DÍA MARAVILLOSO McKinnon~
  29. 5.- La novia de Sirius
  30. 5.- Mary Mcdonald vs James Potter
  31. 5.- GÉNESIS, LA ORDEN DEL FÉNIX
  32. 5.- Un trozo de James
  33. 5.- REMUS LUPIN
  34. 6.- La Capa y el Mapa
  35. 6.- POCIÓN MULTIJUGOS
  36. 6.- Sirius, Snape y la Mandrágora
  37. 6.- EL MAPA DEL MERODEADOR
  38. 6.- JAMES POTTER (I)
  39. 6.- JAMES POTTER (2)
  40. 7.- EL MORTÍFAGO
  41. 7.- VOLDEMORT
  42. 7.- En pies de Snape
  43. 7.- La Mansión Lestrange
  44. 7.- Regulus Black
  45. 7.- EL ANIMAGO
  46. FINAL.- LA ESCALERA AL CIELO
  47. EPILOGO 1 (Marlene McKinnon)
  48. EPILOGO 2 MARY MACDONALD
  49. ¡NOTAS DE AUTOR: Aclaraciones, Datos, Curiosidades!.

"Peter necesitaba toda la ayuda que pudiera obtener. Finalmente, en quinto, lo logró. Cada cual tuvo la posibilidad de convertirse a voluntad en un animal diferente."

Remus Lupin, capítulo 18, Lunático, Colagusano, Canuto y Cornamenta. El Prisionero de Azkaban 


PARTE 2

EL MISTERIOSO PERGAMINO

Captain & Tennille - Love Will Keep Us Together (1975)

 Primero de septiembre, 1975. Abordé el expreso Hogwarts en la estación King´s Cross, lista para comenzar el quinto año escolar.

 Mi Madre, mi abuela squib, y mis hermanos mayores, que habían viajado desde Toronto, me despedían desde el andén. Entre togas, sombreros puntiagudos, baúles, escobas, lechuzas y gatos, mi familia no podía ser más muggle, o bueno eso si no se prestaba mucha atención a los Evans, que eran otros descolocados "no mágicos" despidiendo a mi compañera, Lily. Tenía que reconocer que a diferencia de Lily Evans, mis hermanos me despedían con una auténtica calidez fraternal. Su hermana, que parecía estar ahí a regañadientes, no se esforzaba ni en disimular una sonrisa cuando Lily abordó el tren. 

El silbato del expreso sonó, la maquina se puso en marcha, yo me apresuré a buscar a Marlene. ¿Dónde se había escondido aquella rubia?.

 Me asomé de vagón en vagón. No la encontraba por ningún compartimiento. Era extraño, me preguntaba si no habría llegado a tiempo. Pero con su alto sentido de la responsabilidad me di cuenta que eso solo pasaría en un universo alterno, en este, jamás. Cuando me asomé al séptimo compartimento me topé con unas caras familiares.

—Sirius, James, Peter—Saludé.

Parecía que había entrado de una manera imprevista. Todos estaban apretujados admirando una especie de pergamino. Por la manera en que lo admiraban me recordó un tanto a las chicas Hufflepuff con el folleto de la fiesta de san Valentín. Pero a diferencia de ellas, cuando los muchachos notaron mi presencia escondieron el papiro rápidamente. Por sus risitas cómplices intuía que tramaban algo.

—Mary—Saludó Potter sobre animado —¿Qué tal tu verano "lanzadora"? —Preguntó en tono jovial y entusiasta.

 A partir de la final de Quidditch hacía unos meses, me había creado cierta fama en el castillo. De ser una anónima, o bien, una sangre sucia sin nombre, de pronto era "La lanzadora" de Gryffindor.

—Estupendo—Respondí. —¿Y qué tal el de ustedes?.

—"No me quejo", "mejor de lo que esperaba", "meh"…—Contestaron desordenadamente. No dejé pasar el detalle de sus voces, eran mucho más roncas y varoniles, incluso la de Peter que había abandonado el color infantil.

 Era notorio que tramaban algo. Intentaban inútilmente actuar con "naturalidad", pero sinceramente me interesaba poco lo que tuvieran entre manos.  

—No quiero quitarles el tiempo chicos,—Me apresuré a decir. Sabía que mi presencia no era bienvenida.—Sólo quería preguntar si habían visto a Marlene por algún lado.

—Debe estar con Remus ¿No?—Imaginó James como si fuese lógico.

 En ese momento había reparado en que les hacía falta el cuarto elemento a la "tribu" Gryffindor.

—¿Por qué debería estar con Lupin? —Repliqué

 —Porque Marlene y Remus fueron seleccionados prefectos—Respondió Peter—¿Qué no te lo dijo? — me preguntó como si aquello fuera un dato de dominio público.

 No tenía idea y me sentí profundamente dolida de que Marlene no me lo hiciera saber, pero por alguna razón sí que lo sabía Peter.

—No, no me lo comentó. —Respondí distante. Luego fingí una sonrisa, quizá por temor a que aquellos sintieran que aquello me había dolido—…Nos veremos llegando a la estación. —Me despedí sin decir más. Me descolocaba que Marlene me guardara aquello a mí, su mejor amiga en el castillo.

 Vi cómo los chicos se aliviaron al momento que salí de su compartimiento. Apenas puse un pie fuera, pude ver que se volvieron amontonar para examinar aquél misterioso pergamino que tenían escondido.

 Me vi en la humillante tarea de buscar un lugar disponible dónde poder sentarme, o bien, buscar algún círculo social que me hiciera un espacio sin que me dijeran "Ese asiento ya está reservado".  Las tejonas  Hufflepuff, mi primera opción, llenaban todo un compartimiento tan solo entre ellas, y Lily seguramente se sentaría junto a Snape. Yo no quería toparme con Snape ni por coincidencia. Así que opté por acomodarme en el "vagón comedor", que si bien era poco íntimo, tenía asientos dobles y mesitas que resultaban de lo más cómodas para leer, tomar café y practicar encantamientos simples. Una buena forma de pasar aquellas 9 horas de viaje hasta Hogsmade.

 Apenas di con aquél vagón, una flamante cabellera roja atrapó mi pupila.

—¿Lily? —pregunté con sorpresa

 Evans se encontraba leyendo un manual sobre calderos. Estaba completamente sola y en uno de los asientos más aislados.

—Mary—Saludó.

—Es raro no verte junto a Snape—Observé.

 Evans bajó el rostro y negó sutilmente. Guardó por breves momentos silencio. Creo que mi observación había sido inoportuna.

—Verás… Sus compañeros opinan que soy demasiado "muggle".—Confesó con un mohín.

 Tomé aire y exhalé. Ahora era yo quien guardaba por unos segundos ese silencio meditando en que debería decir ante la franqueza de Lily. Era obvio que necesitaba hablar con alguien y el tema de pureza era algo que podía entender mejor que nadie. Me senté frente a ella. —Todos sabemos a qué aspiran esos Slytherins,—Le recordé —Pero… Snape ¿También cree que eres demasiado "muggle"?.

—Francamente,—suspiró— ya no lo sé.—Desvió la mirada hacia la ventana.

—Bueno,—miré también hacia el cristal. Observaba como el paisaje era claro, soleado y de un verde intenso—…de sangre sucia a sangre sucia,—le dije en un tono un poco más irónico— Deberías preguntárselo directamente.—Propuse cómo si la situación fuera una simpleza. Pero sabía que no lo era. La amistad entre estos iba a estar permanentemente percudida por los círculos sociales a los que el chico, al ser Slytherin, frecuentaba.—Snape vive rodeado de alumnos con ideologías elitistas. Sin embargo ustedes siempre han sido buenos amigos, no creo que aquellos granujas le hagan cambiar de parecer respecto a ti. Creo que, en dado caso, se ha de sentir presionado por adaptarse.

—Ha estado presionado por encajar desde primer año —Me explicó como si aquello fuera un cuento viejo y bien digerido. —No se trata de cómo me vea a mí. Se trata de cómo nos ve a nosotras—Corrigió.

 Su vista permaneció melancólica y distante, fija en el paisaje. Yo la escruté intentando decodificar lo que significaba aquello.

—Hey ¡Mary! —Llamó Marlene desde la entrada al vagón. —¡Aquí estas!—Exclamó como si hubiese recorrido de lado a lado el expreso. —¿Cómo ha estado tu verano?... Ho ¡Lily!, que sorpresa verte aquí.

Presiento que aquel gesto que le lancé fue de lo más frío —Así que… Eres prefecta —Reprendí—Y decidiste contárselo a Peter antes que a mí.

—¿Ya te has enterado? —Pujó golpeándose los muslos con desilusión —Iba a ser una sorpresa. Te quería pillar desprevenida y luego reprenderte y mostrarte mi placa…—Comenzó a explicar—"HAG", ya no importa—Dijo frustrada —Quería sorprenderte, jugar con esto. Tenía todo un guion preparado.

—Se lo dijiste a Peter—Repetí. Esta vez con picardía. Enarqué la misma ceja hambrienta de detalles

—Pit estaba presente cuando me llegó la carta—Explicó ella cómo si hubiese sido lo más casual.

—¿Pasaste el verano con "Pit"?—Exclamé. Más argumentos se sumaban a mi novela "Marpeter"

—¡Claro que no!—Se apresuró a negar como si aquello le ofendiera—Le asesoré con transformaciones.

—¿En pleno verano… en tu casa?—Canturreé incrédula.

—Si— Afirmó —Mi padre es un obseso de las transformaciones. Tiene toda una enciclopedia de Metamorfomagos, Animagos, metamorfosis encantada…Le dije a Peter que podía darse una vuelta cuando quisiera, si es que deseaba aprender más… y, —se encogió de hombros—me ha tomado la palabra.

—Apropósito Marlene—Habló Lily, que por un momento había dejado de estar ensimismada y habíamos logrado arrancarle una sonrisa con la plática que teníamos Marlene y yo,—Felicidades por tu asignación como Prefecta.

—Gracias Lily—contestó esta con orgullo.

 Vi que el carrito de dulces se aproximaba a nosotras.

—Saben, esto hay que celebrarlo—Propuse. —Pidan algo del carrito, yo invito—Les ofrecí a las chicas.

 Me sentí como si hubiese regresado a segundo año. Con muchos caramelos y ranas de chocolate. Bromeando con los cromos de brujos famosos y contando las aventuras de "mugglelandia" a Marlene. Pasó, quizá, unas dos horas cuando súbitamente escuchamos algo inusual.

"Shhht, shhht".

 Alguien nos hablaba, casi cómo un incógnito. Las tres nos giramos hacia el asiento trasero. Se trataba de Bertha Jorkins, la chica cotilla del colegio.

—Ustedes aparecen en la lista, saben—Dijo en un quedo susurro.

 Las Gryffindors intercambiamos miradas. Era evidente que ni una de las tres tenía una idea de lo que hablaba.

—¿Qué lista? —Fui la primera en preguntar.

Jorkins rio —¿No se han enterado de "la lista"?. —Exclamó. Las tres negamos con el rostro. —Los chicos se cuarto, quinto y sexto curso,—Comenzó a explicar—Han hecho una lista calificando a las mujeres de sus cursos.

—¿Qué?—Graznó indignada Marlene.

—La tengo aquí mismo, si quieren echarle un vistazo—Nos tentó con un matiz pecaminoso. Tenía un pergamino enrollado entre las manos.

Nuevamente nos miramos entre las tres. ¿Deberíamos hacerlo?.  Nos aguardaban muchas horas de viaje, y la curiosidad pudo con nosotras, más precisamente conmigo. Recordé que momentos antes Sirius, James y Peter se habían comportado muy sospechosos entorno un papiro. Deduje que muy seguramente se trataba de esta lista. ¿Por qué otra razón tratarían a toda costa de esconderlo de mí?... ¿Y cómo diantres habría llegado a manos de Jorkins?.

—Supongo que es una bobada—Opiné en voz alta mientras tomaba el pergamino.

 Lo desenvolví para ver su contenido, y me llevé una sorpresa al no ver nada escrito. ¿Era una broma?.

—Deben de decir sus nombres—Volvió a explicar Bertha.

—Lily Evans—Dije. Enarcando una ceja.

—Oye… no, mi nombre no—Rogó la pelirroja.

 Al decir ese nombre confiaba en que no hubiera modo de encontrar algo negativo. Sobre el pergamino aparecieron varias manchas de tinta que tomaban forma de letreros.

"La cabellera más sexy" opinó Aubrey Bertram, "Los ojos más hipnóticos" opinó Stebbins…"El culo más perfecto" firmaba James Potter.

 A Lily, indignada hasta la médula, se le fue la quijada al suelo.

— ¡Ese Bastardo! —Exclamó tan sonrojada como asqueada.

Al ver la incomodidad de Evans, me apresuré a cambiar el nombre —Mary Mcdonald— dije con apremio.

Las letras se evaporaron, y a continuación se formó un solo letrero a mitad del pergamino: "¿Quién?", firmado por Stebbins.

Rolé los ojos—"La Lanzadora"—Corregí en voz alta. Y las manchas volvieron a modificarse. Esta vez dos letreros se materializaron.

"Encantadora con uniforme de Quidditch", firmaba un anónimo. Reconozco que aquello me había alagado. ¿Por qué no habrá puesto nombre?.

"Le faltan tetas" firmaba James Potter.

Quedé en blanco. Indignada, ofendida, avergonzada y tan asqueada como lo estaba Evans.

—¡ESE BASTARDO!—La palabra salió de mi boca sin que me diera cuenta.

—Marlene McKinnon—Habló mi amiga, seguramente, muy curiosa de saber qué habrían puesto sobre ella.

 La mancha de tinta difuminó lo que estaba escrito y pronto apareció un solo letrero...

"Tiene mal Aliento" firmado por Petter Pettergrew.

  Marlene alzó las cejas. No dijo nada pero presiento que estaba herida, procuró no reflejarlo y lo tomó con bastante madurez.

—Ya vez—Habló tranquilamente—Te lo he dicho. Entre "Peter" y yo no hay nada—levantó el pómulo. —Ha… Bertha.—Dijo con un aire disciplinario. —Tendré que confiscarte este pergamino. —Habló en su mejor papel de prefecta. 



« 1.-Regulus Black, el arma Slytherin Comenta este capítulo | Ir arriba 2.-Nuevo Curso, Nuevos Cambios »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.