Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Librería moony 2 » Capítulo 08
Historia terminada Librería moony 2 (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 10 de Enero de 2018, 08:31
Actualizada el Lunes 26 de Marzo de 2018, 04:20
[ Más información ]

Capítulo 08

−Es un tipo muy simple.

−Se parece a alguien que conozco.

−Que va, no nos parecemos ni en bromas, no lo digas.

−No lo digo. −Y se rio por lo bajo.

Un par de horas más tarde, ya el sol se ocultaba y el parque cerraba.

−Ahora iremos a cenar. −Les dijo Sirius cuando volvían a la ciudad. −Cenaremos en un restaurante de barbacoa donde hay música, ¿Qué os parece?

−Un buen lugar. −Le dijo Remus. −¿Sabes que están haciendo las mujeres?

−Según Andrómeda iban a ver un espectáculo de chicos, pero nada de desnudos porque también iban con Hermione sin contar que a Dora no le gustan esas cosas.

−Me dijo que a ella le gustaría ir al mismo lugar al que llevaron a Mary, que era música en directo y otras cosas.

−Seguro que la llevaran.

−Eso espero, no me gustaría que hicieran algo que a ella no le gustara.

−No pasara. −Le dijo y miro a los demás. −El lugar al que iremos la comida está muy buena, carne, hamburguesas y ese tipo de comida.

−Me comeré una hamburguesa gigante. −Le dijo Harry. −Tengo mucha hambre.

−Es normal, no hemos parado en toda la tarde.

Al llegar al restaurante se sentaron a un lado y mientras cenaban, disfrutaban de música en directo, cuando terminaron de cenar y tras escuchar un rato más de la música ya se iban, al día siguiente se tenían que despertar temprano que tenían una boda y no podían llegar tarde, sobre todo el novio.

Al día siguiente mientras las mujeres ayudaban a Dora a vestirse, los hombres ya listos pasaban a la iglesia.

El lugar que habían escogido era el mismo donde se habían casado Sirius y Mary, era una hermosa iglesia y cabía mucha gente.

Tras la ceremonia donde el sacerdote les nombraba marido y mujer salían a la calle y los felicitaron.

−Tío felicidades. −Le dijo Harry abrazándolo. −Ves con cuidado Dora está loca.

−Mucho. -Y se puso a reír.

−Os he escuchado. −Les dijo Dora. −Y no estoy loca.

−Para nada. −Le dijo Harry abrazándolo. −Felicidades. −Y le dio un beso en la mejilla. -Espero que seáis muy felices.

−Gracias.

−De nada guapa. −Y le dio otro beso. −Te dejo para que los demás os feliciten.

Mientras los demás felicitaban al nuevo matrimonio, se iba a sentar a un lado.

−¿Harry todo bien? −Le pregunto Daphne que se acercaba con un hermoso vestido azul.

−Todo perfecto. −Le dijo. −Solo cansado, han sido dos bodas en poco tiempo.

−Apenas han pasado cuatro meses de una boda a otra, han ido rápidos.

−Es normal, sin Voldemort por aquí querían casarse, me alegro por ellos, pero espero que no hayan mas bodas, no creo que lo aguante.

−Todos pensamos en ello. −Y miro a la pareja que seguía recibiendo felicitaciones.

−Harry, Daphne vamos. −Les llamo Sirius. −Ya vamos a la sala.

−Ya vamos. −Le dijo Harry y cogiendo a Daphne de la mano se acercaron. −Tengo hambre.

−Como la otra vez, haremos unas cuantas fotos y luego comeremos, tendrás que esperar una hora más o menos.

−Espero que esa hora pase rápido.

−Ya verás como si, vamos. −Y los llevo al coche.

Unas horas más tarde cuando el sol se ocultaba, el nuevo matrimonio se despedía antes de irse de luna de miel habían decidido llevar el ramo donde James y Lily descansaban, no querían que nadie más lo tuviera.

Al llegar vieron el ramo de Mary como si lo hubieran puesto el día anterior, Dora coloco el suyo al lado y tras decir unas palabras se fueron.

Aunque sus amigos no habían podido ir, con los ramos allí, podrían ver que no se habían olvidado de ellos, nunca se olvidarían de unos amigos que tanto habían significado.

Mientras el nuevo matrimonio Lupin se iba de luna de miel, Harry que había bailado muchísimo se acostaba en su cama, dejando las gafas en un lado de su mesita de noche, apagaba la luz y cerrando los ojos pronto estuvo dormido.

Al día siguiente, Severus y Lucius se acercaban a la calle de los horrores que ya no lo era tanto, el ayuntamiento se había acercado para limpiar árboles muertos y cortar la hierba de los jardines para comprobar que no hubiera ninguna sorpresa.

−Buenos días. −Les saludo un hombre.

−Buenos días, ¿es usted el encargado? -Le preguntaron.

−Lo soy, ¿les interesa alguna casa?

−Sirius Black, nos ha comentado que habían guardado una casa para Severus Snape.

−Sí que la ha guardado, pero me tienen que mostrar su identificación.

−Aquí tiene. −Le dijo Severus cogiendo su cartera y mostrándosela.

El encargado la reviso y se la devolvió.

−Sí que me pidió que se la guardara pero no ha escogido ninguna.

−Mejor, quiero una que me guste. −Le dijo Severus y guardándose su cartera se puso a mirar bien todas las casas, se parecían unas a otras. −¿Cuál es la de Harry?

−¿Harry Potter?

−Sí.

−Es esa. −Y se la enseño.

Los hombres al verla les gusto, aunque se notaba que estaba bastante mal era hermosa.

Severus mirando a su alrededor, vio una que le gusto, era bastante parecida a la de Harry pero un poco más alta.

−Quiero esa. −Le dijo enseñándosela. −¿Aun esta a la venta?

−Lo está, se lo apunto. −Apuntando algunas cosas le dio un papel. −Por favor firme.

−Sí. −Y se puso a firmar.

−En quince días la documentación estará preparada solo tendrían que pagar y ya.

−Sin problemas, en cuanto me diga iré a firmar y le pagare.

−Nos vemos.

−Nos vemos. −Viendo como se ponía atender a otro cliente miro a su amigo. −¿Lucius me ayudaras a arreglarla?

−Sin problemas, llamare al constructor que se está ocupando de todo y le pediré que te la arregle.

−Gracias, pero que no pongan nada extraño.

−No habrá nada extraño.

−Gracias.

−De nada, ¿nos vamos?

−Sí que ya hemos terminado. −Y mirando una última vez la casa, se fueron.

De vuelta en hogwarts, los alumnos se pasaban mucho tiempo estudiando ya estaban en sexto y el año siguiente se graduaban.

−Herms ya el año que viene nos graduamos. −Le dijo una tarde Draco. −¿A qué universidad iras y que estudiaras?

−Estoy entre abogada o medicina.

−Serias una buena doctora, doctora Malfoy.

−¿Cómo que Malfoy? ¿Y dónde queda el Granger?

−Cuando nos casemos cogerás mi apellido, ¿o no?

−Aun no te has propuesto, así que mientras seré doctora Granger.

−Vosotros dos basta. −Les dijo Seamus. −No todos estamos tan enganchados como vosotros. −Y miro a los demás. −¿Qué decís?

−Que aunque aún no se han casado ya son un matrimonio. −Le dijo Harry. −Así que no es algo nuevo, incluso tiene ya su casa.

Ante eso todos lo miraron.

−¿Draco en serio? -Le pregunto Hermione.

−Más o menos, le he pedido a mi tío Sirius que me de la mansión Black, está en el centro de Londres y hace tiempo que está abandonada.

−Draco espero que no me hagas vivir allí. −Le dijo poniendo cara de asco. −Sabes que odio el desorden y mucho más las ratas.

−No te preocupes, ya me ha dicho mi tío que la arreglara, pero antes tiene que hablar con el resto de la familia, haber si la quiere, en cuanto me digan te diré algo.

−Gracias.

−De nada. −Y miro a su primo. −¿Harry donde estudiaras?

−En cualquier universidad de la ciudad, no me interesa irme a la otra parte del mundo, lo único que quiero es estudiar informática.

−¿Y no serás auror? −Le pregunto Seamus.

−¿Auror? No, ¿por?

−Por tu abuelo, fue el último jefe.

−Lo sé, pero no estoy hecho para ser auror, además es una profesión gafada, mi abuelo murió cumpliendo con su deber, mi padre tuvo que huir conmigo mientras lo estudiaba, mis tíos no pudieron terminar el curso, y los padres de Neville terminaron muchos años enfermos, así que no, no seré auror, además mira como está el señor Moody, sin un ojo, da miedo.

Tras pensarlo un poco los demás vieron que tenía razón, era una profesión un poco gafada o bastante.

−Además yo prefiero hacer juegos, y mis tíos están de acuerdo.

−Yo estudiare lo mismo. −Les dijo Draco.

−Ya lo dijiste, ¿pero no quieres ocuparte de los negocios de tu familia? -Le pregunto Theo.

−Mi tío Tedd está con ellos, además aun hay mucho tiempo, mis tíos y mi padre apenas tienen cuarenta años.

−Son jóvenes aun.

−Lo son, y tras esto, vamos a seguir haciendo deberes, aun tenemos muchos.

−Muchos. −Y mirando la gran pila que tenían a un lado suspiraron, tenían muchísimos era como si nunca se terminaran.

Mientras ellos estudiaban, Sirius que ya tenía las escrituras de la casa de Harry, se reunía con el constructor.

−La casa, necesita ser arreglada completamente. −Le dijo.



« Capítulo 07 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 09 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.