Historia al azar: Entre el cielo y la tierra
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Harry Potter con los poderes de Merlín » Capítulo 6
Harry Potter con los poderes de Merlín (R15)
Por ForeverHP92
Escrita el Lunes 30 de Octubre de 2017, 19:38
Actualizada el Lunes 19 de Marzo de 2018, 18:57
[ Más información ]

Capítulo 6

Era de noche, Harry estaba en su habitación acariciando el huevo. Habían pasado tres días desde que le tenía. Estaba deseando de ver al fénix.

Llamaron a su puerta.

- Hola, ¿puedo pasar?

- Hola papá. Claro.

- ¿Qué tal el huevo?

- Bien, pero no se abre- suspiro.

- Necesitará más tiempo.

- Espero que no sea mucho, estoy deseando de verle. ¿Y mi hermano?

- Ya está dormido. Te ha estado buscando.

- Lo siento, debería pasar más tiempo con él.

- No pasa nada hijo. Sabemos que estás muy ocupado. Tienes mucho que estudiar, hacer muchos deberes, cuidar a Golten y al nuevo huevo, leer…

- Pero eso no es excusa. Todas esas cosas son mi responsabilidad. Papá, ¿y si no soy capaz de vencerlo?

- Nosotros te vamos a ayudar en todo, hijo. Y claro que vas a poder vencerle pero aunque no seas capaz no importa, hay muchos magos adultos, no deberías de preocuparte tanto.

- Está bien.

- Me voy, te dejo con tu huevo.

- Muy bien papá.

James se marchó después de darle un beso. Harry se concentró en el huevio, cada vez se calentaba y brillaba más. A su lado salió el hada que desde hacía tres días le había acompañado, se escondía cuando llegaba alguien.

- Mira, brilla mucho- dijo el hada.

Era de color azul con las alas verdes claritas y brillantes, tenía un vestido de color amarillo.       

Harry había investigado y ella era un hada del agua.

El color del agua principal y más poderos  tenía mucho que ver con los cuatro elementos: azul la del agua, rojo del fuego, marrón de la tierra y blanco rosita del aire. También estaban las otras hadas como las verdes del bosque, las amarillas de la luz…

El huevo brillaba mucho, al final se rompió y de allí salió un polluelo. Harry estaba muy contento, ¡por fin había salido! Le llevó a la percha que había comprado para él y lo que iba a necesitar,

Se metió en la cama para dormir.

- Ya se ha abierto, ¿te vas a ir?- le preguntó al hada con tristeza.

- Bueno… a mí me encantaría quedarme.

- ¿En serio?

- Sí, pero sólo si tú quieres.

- Pues claro que quiero. Pero necesitas un nombre. ¿Cómo te quieres llamar?

- No lo sé, como tú quieras.

- ¡Hmm! Aqua. ¿Te gusta?

- ¡Sí! Me gusta mucho. ¿Y él cómo se va a llamar?

- Aún no sé si es macho o hembra…

- Tienes razón. Debería dormir. Estás cansado.

- Sí, es cierto. Hasta mañana.

- Hasta mañana.

Aqua se tumbó a su lado en la almohada.

Lily y Sirius pasaron a desearle las buenas noches y se encontraron con el hadita dormida a su lado. Sonriendo los dos salieron de la habitación.

- Cada día que pasa estoy más asombrado con él.

- Sí, yo también- dijo Lily.

 

 

 

Habían pasado cuatro años, todos se encontraban en el hospital. Lily iba a tener otro hijo. Harry jugaba con Christofer pero los cuatro adultos que esperaban a que James saliera sabían  que no tenía todos los sentidos en su hermano, se notaba porque de vez en cuando miraba por donde sus padres habían desaparecido.

Aqua no se separaba de él en ningún momento. Flame se tuvo que quedar en casa. Flame, el fénix, era un fénix precioso; era rojo, las alas eran blancas excepto por una línea rojiza, el pecho era blanco y alrededor de las alas y del pecho tenía un borde de color negro. Llamaba la atención por donde se mirase.

- ¿Estás nervioso, cachorro?

- Sí padrino.

- ¿Por qué?

- ¿Y si no le gusto? ¿Y si no soy un buen hermano con el nuevo bebé? ¿Y si me odia? ¿Y si no puedo protegerle?

- ¡Eh! Tranquilo. Le vas a gustar, serás un gran hermano como con Christofer. Por supuesto que no te odiará y lo de protegerle… no deberías pensar en eso. Sólo sé tú mismo, como siempre, y ya verás cómo te va a amar.

Harry asintió y siguió jugando con su hermano.

Tres horas después apareció James muy sonriente.

- Es una niña, una niña preciosa.

Todos saltaron de felicidad y le dieron la enhorabuena, Se agachó a la altura de sus hijos.

- ¿Vamos a ver a mamá y a vuestra nueva hermana?

- ¡Sí!- gritó Christofer.

El padre y sus dos hijos fueron a la habitación, James y Christofer se acercaron corriendo a la cama donde se encontraba madre e hija, sin embargo Harry se quedó atrás. Lily buscó con la mirada a su primer hijo.

- ¡Harry! Ven a darme un abrazo.

Harry se acercó y abrazó a su madre, miró a su hermana la cual estaba profundamente dormida.

- ¿Qué te parece?- le preguntó su padre.

- Es muy bonita.

 

 

Una semana después, ya todos se encontraban en casa. James y Lily se habían dado cuenta de que el mayor de sus hijos no se acercaba mucho a la niña, todo lo contrario de lo que pasó con su hermano.

James decidió hablar con él, le buscó por toda la casa y al final le encontró en la biblioteca.

- ¡Ei campeón! E estaba buscando.

- ¿Para qué?

- Quería hablar contigo. ¿Puedo sentarme?- asintió- Tu madre y yo nos preguntábamos qué te pasa, no te has acercado a Valery mucho, a nadie en realidad.

- Nada.- James alzó las cejas- Es que tengo miedo- susurró.

- ¿Miedo? ¿De qué?

- De que no me queráis, de que me dejéis de lado ahora que tenéis otro hijo.

- ¿Por qué haríamos algo así?

- Porque… porque…porque yo no soy vuestro hijo.



« Capítulo 5 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 7 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.