Historia al azar: Loca Navidad
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La ciudad mágica » Capítulo 08
Historia terminada La ciudad mágica (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 29 de Septiembre de 2017, 07:45
Actualizada el Miércoles 20 de Diciembre de 2017, 09:07
[ Más información ]

Capítulo 08

−No iré mas, pase mucho miedo.

−Es normal, me han contado que encontraste una mina arco iris de luna.

−Lo hice por casualidad, nunca había escuchado hablar de ella.

−Son casi imposibles de encontrar, así que nadie habla de ellas, yo ya me voy, me alegro que te hayas recuperado.

−Gracias por venir.

−De nada. −Despidiéndose de Sara se fue y Hermione bostezando pronto estuvo de nuevo, estaba feliz de que el rey la hubiera ido a ver.

Una semana más tarde, Hermione ya podía salir de la cama aunque aun tenía la pierna y el brazo envenado, ya podía moverse sin problemas.

Mientras desayunaban Hermione les pregunto si podía salir a pasear.

−Claro que puedes. −Le dijo su padre. −Pero no vayas muy lejos.

−Iré a pasear por la ciudad, ¿puedo ir a la librería?

−Puedes ir.

−Iremos juntas. −Le dijo su madre y miro a su cuñada. −¿Puedes ocuparte del puesto del mercado?

−Claro que si, tú ves con Hermione.

−Gracias.

−De nada. −Y sonriéndole volvió a su desayuno.

Cuando terminaron recogieron las cosas y se fueron a pasear.

−Herms, la posada está cerrada, estamos haciendo obras. −Le dijo su madre.

−Me alegro mucho, siempre la he visto igual.

−Hace más de diez años que no se hace nada, tus abuelos guardaban todo lo que conseguían para agrandar la casa.

−¿Y van a hacer muchas cosas nuevas?

−Muchas, cambiaran todo lo que lleva madera y arreglaran el techo.

−Eso les llevara mucho tiempo.

−Empezaron hace una semana, nada mas vender las piedras, algunas cosas las están haciendo manualmente y otras con magia según sea la complejidad y con la casa igual, ahora que ya te puedes levantar habrá gente trabajando.

−¿Y tardaran mucho?

−No lo creo, igual ya tu padre les ha pedido que se den prisa.

Hermione sonriéndole vio la librería, esa era la más grande de la ciudad, allí se podían encontrar libros que no habían en otras y podían costar mucho dinero. −Ya hemos llegado.

−Lo hemos hecho, tu padre me ha dicho que tienes hasta 100 monedas para gastarte.

−Genial. −Y entrando se pusieron a mirar que libros había.

Hermione llevaba un rato mirando y ya tenía dos libros para comprar cuando llego a la zona de magia, esos libros costaban mucho y nunca había mirado.

−Herms mira. −Le dijo su madre acercándose, ella también se había cogido unos libros.

−Pero es que cuestan mucho, un solo libro son treinta monedas.

−Y tu padre me ha dicho hasta 100 así que puedes mirarlo.

−Está bien. −Y dándole los libros que había cogido se puso a mirar los de magia.

Tras mirar mucho encontró uno que le gusto, era para aprender magia neutral y luego hacer hechizos más complicados, acercándose al mostrador donde estaba su madre se lo enseño.

−Es para hacer magia neutral.

−Es el mejor de su clase. −Le dijo el dependiente. −Va desde hechizos sencillos como hacer aparecer agua, y los elementos básicos hasta hechizos más complicados como hacer que llueva en todo el territorio durante días. −Y abriéndolo le enseño las paginas que estaban decoradas con una cenefa. −Cómo ves está muy bien trabajado.

−Sí que lo está, me lo llevo.

−Los tres libros son 90 monedas.

−¿Cuánto cuesta el libro?

−50 monedas.

−Oh vaya, ¿y los demás?

−El de recetas, 30 no solo hay para jabones, sino también para pociones sencillas, por eso el precio es tan alto, el más barato es el de los cuentos.

−Nos llevamos los tres. −Le dijo Jane al dependiente y sacando las monedas las conto y se las dio.

Una vez terminaron de pagar Hermione y su madre salieron de la librería justo cuando se encontraron al rey.

−Buenos días su majestad. −Le saludaron e hicieron una reverencia.

−Buenos días, ¿Cómo estás?

−Bien. −Y le enseño el brazo que aun estaba envenado. −El sanador me ha dicho que dos días más y ya me podre quitar las vendas.

−Eso está muy bien. −Y vio que iban cargadas. −¿Habéis venido a comprar?

−Libros. −Le dijo Jane.

−Espero que sean interesantes, ya me voy tengo cosas de las que ocuparme.

−Gracias por acercarse a saludar. −Y haciendo una reverencia vieron como se iba.

−Tengo hambre. −Le dijo Hermione a su madre.

−Vamos a comer.

−Sí. −Y se fueron a una taberna donde aceptaban a mujeres, en muchas no las aceptaban esas eran las peores se escuchaban muchas cosas y acostumbraban a encontrarse cerca del puerto.

−Buenos días Jane, Hermione. −Les saludo James nada más entrar.

−Hola tío. −Le saludo Hermione. −Ayúdame que estoy cansada.

−Claro que sí. −Y le ayudo a sentarse en una de las sillas que había. −¿Es tu primer día de pie?

−Sí, me ha pasado dos semanas en cama.

−Poco a poco iras cogiendo fuerzas. −Y miro al tabernero. −Tom carne para mi sobrina y mi prima.

−Ahora mismo. −Y entrando en la cocina pidió y volvió a salir y les acerco dos vasos. −Hermione tómatelo es zumo.

−Gracias Tom. −Y le dio un gran trago. −No he caminado mucho, pero estoy cansada.

−Es normal, poco a poco.

−Papa aquí tienes la carne. −Le dijo un chico acercándose con dos platos de carne y guarnición.

−Gracias Theo.

−De nada. −Y miro a su amiga. −¿Hermione como estas? Nos diste un susto a todos.

−Estoy bien, ya pronto volveré a trabajar, por suerte mi jefa me guarda mi puesto.

−Si algún día necesitas trabajo, puedes venir aquí. −Le dijo Tom.

−Gracias.

−De nada, ahora os dejamos que comáis tranquilos. −Y se fueron a seguir atendiendo a sus clientes.

−Luego os llevare a casa. −Les dijo James. −Como he traído barriles de cerveza he traído el carro.

−Gracias. −Le dijo Jane. −¿Cómo va el molino?

−De momento está parado, gracias al dinero de los diamantes le estamos cambiando muchas piezas no podemos permitir que se estropee, hay pocos molinos en la ciudad.

−Sí que los hay, de allí sacamos mucha harina.

−Por eso, llevamos ya una semana trabajando en el, nos han dicho que mañana ya estará de nuevo en funcionamiento.

−Mejor. −Y miro a su hija que estaba comiendo. −¿Bueno?

−Tenía hambre.

−Es normal. −Y sonriéndole presto atención a su comida.

Una vez terminaron de comer, James las llevo a su casa.

Mientras Hermione dormía, Jane se puso a hacer el queso que venderían en el mercado.

Unos días más tarde la posada volvía a estar abierta, se habían gastado más de 2000 monedas en arreglarla y todos estaban encantados con el resultado, las escaleras y la barandilla las habían cambiado, habían reparado el techo y habían cambiado los calderos y otras cosas de la cocina.

En casa de la familia también se hicieron muchos arreglos pusieron mas metros, un tercer piso e hicieron el cobertizo de los animales más grande.

Mientras las casas del centro de la ciudad estaban unas pegadas a otras, si te alejabas un poco las casas ya tenían un pequeño jardín y podían poner lo que quisieran.

Cuando terminaron las obras George estaba contento, aunque habían puesto más metros a la casa, el jardín aun era grande para seguir cultivando sus verduras y el cobertizo tenia mas animales, arreglarla como lo habían hecho les había costado más de 3000 monedas, habían tenido que vender dos diamantes mas para conseguir el dinero, lo que había en el banco no lo habían querido usar, eso era para una emergencia, nunca se sabía cuando se tendría que usar.

Entrando en la casa miro a su familia.

−Como veis ya está terminada, aquí en el primer piso estará la cocina, el salón, el comedor, la despensa, y quedarían dos habitaciones vacías, ¿Quién las quiere?

−¿En serio tío? −Le pregunto Sara.

−Claro que si, ¿quieres algo?

−Me gustaría poner mi propio taller, un telar y un huso.

−Lo pondremos.

−Ohh gracias. −Y lo abrazo.

−Papa el otro nos gustaría tenerlo a nosotros. −Le dijo Mark. −Pondremos un taller de madera y cerámica.

−Para vosotros. −Y miro a los demás. −¿Qué os parece?

−Que se lo queden ellos, las cosas que hagan las venderemos en el mercado. −Le dijo su padre y miro a sus nietos. −Ahora os daremos dinero para que vayáis a comprar las cosas que necesitareis, un telar, un uso y las herramientas.

−Si abuelito. −Y los niños lo abrazaron.

−Mientras los niños van a comprar, nosotros iremos a mirar más animales. −Les dijo George. −Comprare más cabras y otros animales.

−Voy contigo. −Le dijo su mujer.

−Entonces nosotros iremos a comprar los muebles que nos faltan. −Les dijo Eric. −Y de paso vamos acomodando las nuevas habitaciones, como hay mas ya no tendréis que compartirlas, tendréis una cama, un arcón, un armario, una mesa y silla, una librería y un biombo.

−Ya no tendré que escuchar los ronquidos de mi prima. −Les dijo Hermione.



« Capítulo 07 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 09 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.