Historia al azar: LA PERFECTA CARTA DE AMOR
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La ciudad mágica » Capítulo 05
Historia terminada La ciudad mágica (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 29 de Septiembre de 2017, 07:45
Actualizada el Miércoles 20 de Diciembre de 2017, 09:07
[ Más información ]

Capítulo 05

Al llegar a su casa, Hermione le dio el queso y la mantequilla a su padre y le dijo que se iría a bañar.

−Herms no tardes, que hay mucha gente que se quiere bañar.

−No tardare. −Y se fue corriendo al baño.

Tras bañarse se puso con la cena y cuando termino de cenar se fue a dormir, estaba cansada y solo quería descansar.

Al día siguiente Hermione llegaba a su trabajo y Daphne le dijo que había conseguido una cita con Harry.

−Ha aceptado ir al festival de magia conmigo.

−Eso es estupendo, me alegro.

−Gracias.

−De nada, ¿Qué haremos hoy?

−Jabones. −Sin perder más tiempo se pusieron a hacerlos.

El fin de semana siguiente era el festival de magia y todos asistían.

Aunque muchos no usaban la magia pues preferían hacer las cosas manualmente, la magia era parte de su herencia y como tal lo celebraban, ese fin de semana nadie trabajaba y recibían a muchos extranjeros que llegaban de otras ciudades mágicas.

−Herms ten. −Le dijo George dándole unas monedas. −Hay diez monedas para que te lo gastes donde quieras, ves con cuidado que no se te pierda.

−Lo tendré, nos vemos luego.

−Nos vemos.

Hermione con Sara se fueron a ver qué puestos habían y no tardaron mucho en ver a una mujer que echaba las cartas.

−Herms ven a que te lean la fortuna, puede que te digan que te casaras con el rey.

−Imaginas demasiadas cosas.

−No seas así, ven anda.

−Está bien, porque sé que no me dejaras tranquila hasta que la vea. −Acercándose a la tarotista pagaron y Hermione se sentó en el taburete y espero a que le dijeran lo que le tuviera que decir.

−Veo sangre y dinero. −Le dijo la mujer. −Ves con cuidado, pronto estarás en peligro.

−¿Qué tipo de peligro? −Le pregunto Hermione.

−No lo veo claro pero ten mucho cuidado las próximas semanas.

−Lo tendré gracias.

−De nada.

Hermione levantándose miro a su prima. −¿Quieres que te lea el futuro?

−No gracias, no tengo ningún pretendiente en mente ahora mismo.

−¿Qué crees que ha querido decir eso del dinero y sangre?

−Que el rey se casara contigo y tendrás que vigilar a que las que querían ser reina no te quieran hacer daño.

−No sigas con eso, seguro que es otra cosa.

−Tendremos que esperar.

−Lo tendremos que hacer, ¿seguimos?

−Seguimos. −Y dejando atrás a la tarotista que ya estaba atendiendo a otra chica, se fueron a disfrutar de su día.

Unas horas más tarde tras pasar todo el día mirando puestos, las chicas llegaban al centro de la ciudad donde vieron que el rey estaba sentado en un trono.

−Buenas tardes señoritas. −Les saludo un hombre. −¿Quieren un grimorio?

Ante eso le prestaron atención.

−No gracias, es demasiado caro.

−No se preocupen por eso, por hoy lo pueden conseguir por una sola moneda.

−¿En serio? −Le pregunto Hermione, los grimorios costaban 500 monedas, solo los nobles o si te pasabas toda la vida ahorrando podrías comprártelo.

−En serio, ¿lo quieres probar?

−Pruébalo. −Le dijo Sara.

−¿Tu quieres uno?

−No. −Y miro al hombre. −Se lo comprare a mi prima. −Y le dio una moneda.

Desde su trono Draco vio a la chica con la que se había encontrado dos veces y vio que estaba hablando con el especialista en grimorios.

−Ya tenemos una chica preparada para conseguir su grimorio. −Les dijo el hombre.

Hermione colocándose en medio de un círculo, fue diciendo lo que el hombre le iba diciendo y pronto tuvo su libro mágico.

−¿Cuál es tu nombre? −Le pregunto el hombre.

−Hermione.

−La señorita Hermione ha conseguido un grimorio de naturaleza, ese poder le servirá para hacer crecer los arboles y poder entender a los animales. −Les dijo el hombre a la multitud.

Al escucharlo muchos aplaudieron.

−Por otra moneda, puedes conseguir un libro de ayuda.

−Se lo compro. −Le dijo Harry y acercándose a su prima con Daphne lo pago.

−Gracias Harry. −Le dijo Hermione.

−De nada, espero que te ayude mucho, eres la inteligente de la familia.

−No digas eso, todos somos inteligentes. −Y miro al hombre. −Gracias por todo.

−De nada. −Y miro al público. −¿Alguien más? Solo hoy se podrá conseguir por una moneda y ya han visto lo fácil que es.

−Yo. −Le dijo una chica y el hombre se puso a atenderla.

Desde su trono, Draco vio como Hermione hablaba con el chico parecía que se llevaban bien, pero no creía que fuera su novio, el había llegado con otra chica.

Levantándose miro a sus guardias. −Voy a pasear un rato, controlar que todo vaya bien.

−Sí señor.

Los chicos salían de la plaza cuando vieron al rey.

−Mi señor. −Los cuatro le hicieron una reverencia.

−Felicidades por tu grimorio.

−Gracias, jamás pensé que lo conseguiría, le presento. −E hizo las presentaciones. −Ella es mi prima Sara, mi primo Harry y una compañera de trabajo y amiga Daphne.

−Un placer, ¿vais a seguir paseando?

−Sí, aun tenemos muchas cosas que ver.

−Por qué no la acompaña mi señor. −Le dijo Sara y miro a su prima. −Yo voy a llevar a Harry y Daphne a que vean a la tarotista que hemos visto nada más llegar.

Ante eso Hermione la miro con los ojos muy abiertos.

−Estarás bien, hay mucha gente aun, nos vemos dentro de un rato delante del espectáculo. −Y miro a los demás. −Vamos.

−Vamos. −Y se fueron.

Cuando Hermione se quedo a solas con el rey no supo qué hacer ni que decir.

−¿Dónde quieres ir ahora?

−No sé, estamos paseando sin rumbo, mirando todo.

−Pues seguiremos mirando todo. −Y sonriéndole siguieron su paseo.

Un rato más tarde Draco y Hermione iban a la plaza que había delante del castillo para ver el espectáculo.

−Mi señor le esperan. −Le dijo un soldado a Draco.

−Ya voy. −Y miro a Hermione. −Tengo que volver a mis obligaciones, me lo he pasado muy bien, gracias por esta tarde tan divertida.

−Yo también me lo he pasado bien, gracias por pasarla conmigo.

−De nada, nos vemos. −Y se fue con los soldados.

Cuando Hermione se quedo a solas, se puso a buscar a su familia, había sido una tarde estupenda, había pasado horas con el rey incluso le había regalado un colgante.

−Hermione. −Su padre la llamo. −¿Qué tal el día?

−Ohhh papa, he pasado la tarde con el rey. −Le dijo. −Incluso me ha regalado un colgante. −Y se lo mostro.

George cogiendo el colgante le sonrió. −Me alegro que te lo hayas pasado tan bien, ¿has comprado mucho?

−Un grimorio que estaba a una moneda. −Y se lo enseño. −Me lo ha regalado Sara.

−Un grimorio de naturaleza, con el puedes conseguir nuevos trabajos.

−Lo sé, pero no quiero cambiar de trabajo, me gusta el que tengo, además aun tengo que aprender mucho, esta vacio.

−Entonces no se diga nada mas, vamos a ver el espectáculo.

−Sí. −Y reuniéndose con el resto de la familia, se sentaron y esperaron a que empezara.

−Buenas noches a todos. −Les dijo el rey. −Un año más, estamos aquí para celebrar la magia que nuestros antepasados nos dieron, recordar que después del espectáculo habrá una cena que ha preparado el castillo, os espero a todos, ahora que empiece la noche mágica.

Los habitantes aplaudieron y ya empezó el espectáculo.

Bailes, luces y magia era de lo que trataba el espectáculo, algunos se pasaban más de seis meses preparándolo para que en esa noche nada fuera mal.

Una vez que el espectáculo termino y en el que todos aplaudieron se fueron a cenar, mientras estaban en la plaza, en la plaza del centro habían quitado los puestos y habían colocado meses y sillas para todos.

Hermione sentándose al lado de sus padres, vio como los nobles se sentaban al lado del rey.

−Herms algún día tú estarás allí sentada. −Le dijo Sara.

Ante eso la chica se giro y le dijo: −Luego hablare contigo, me has dejado sola con el rey.

−Claro tenias que pasar la tarde con tu amor, ya me ha dicho mi tío que el rey te ha regalado un colgante.

−Si lo ha hecho, ha sido una tarde mágica.

−Me alegro mucho, tengo hambre.

−Yo también.

No mucho tiempo después la cena se servía y una vez terminaron todos los platos, llego la hora del baile.



« Capítulo 04 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 06 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.