Historia al azar: Eterno Despertar
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La ciudad mágica » Capítulo 12
Historia terminada La ciudad mágica (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 29 de Septiembre de 2017, 07:45
Actualizada el Miércoles 20 de Diciembre de 2017, 09:07
[ Más información ]

Capítulo 12

−Muy bien, ya hemos recogido bastantes, ahora uno de mis consejeros más leales esta repasando todo bien, algo me dice que los nobles no lo han declarado todo.

−Los nobles sean del país que sean son unos tramposos. −Le dijo un hombre moreno.

−Lo son Shamir, ¿Qué tal por tu desierto?

−Muy bien, te traeré dátiles y aceites.

−Gracias, pero prefiero aceites, los dátiles no son lo mío.

−Tienes un estomago muy blando.

−Que va, me gustan las frutas pero paso del dátil. −Y riéndose pasaron a cosas más serias.

Unos días más tarde, Draco estaba en el puerto despidiéndose de los reyes, cuando se acerco el capitán de un barco.

−Su majestad. −E hizo una reverencia.

−Sirius. −Y lo miro. −Ya creí que te habías quedado con alguna de tus conquistas.

−Que va, si me quedo más del tiempo acostumbrado, las demás se ponen celosas, ya me he enterado de tu compromiso, felicidades.

−De nada, ¿vas a volver a salir?

−No, ya tengo todo lo que quería, ¿por?

−Quiero que ayudes a Remus con los nobles tramposos.

−Me gusta eso.

−Lo sé.

−Buenos días su majestad. −Le saludo James que se acercaba con un carro y con Harry.

−Mi señor le presento a mi padre James.

−Llámame Draco que en los próximos meses seremos familia. −Y señalo al capitán. −Él es el capitán de uno de mis barcos mercantes, Sirius. −Y miro al capitán. −Ellos son el tío y el primo de mi prometida.

−Un placer. −Le dijo Sirius. −Draco mañana me ocupare de lo tuyo, ahora me voy a bañar.

−Ves que hueles un poco mal.

−Que gracioso. −Y despidiéndose se fue.

−¿Habéis traído mercancía? −Les pregunto Draco.

−Cerveza y harina. −Le dijo James. −Aunque pronto el mal tiempo llegara, aun hay barcos que llegan y los dueños de las tabernas y posadas me lo piden.

−Para mi boda quiero mucha cerveza, ¿lo tendrás?

−Lo tendré, tengo muchos barriles guardados, te guardare unos 20.

−Si gracias, también tendremos vino, hidromiel y el rey del sur me traerá sidra y perada, y creo que con todo eso tendremos más que suficientes de bebidas.

−Creo lo mismo, si necesitas mas avísame.

−Lo hare, ahora me voy como siempre tengo mil cosas de las que ocuparme, si veis a Hermione decirle que aprovechando que mañana es sábado la iré a ver.

−Tenemos que pasar por su casa así que se lo diremos. −Le dijo Harry.

−Gracias. −Y despidiéndose se fue.

Un rato más tarde Draco se acercaba a casa de Hermione y al ver lo grande que era ahora sonrió.

−Buenas tardes. −Le saludo George que iba cargado. −¿Ha venido a ver a Hermione?

−Sí que lo he hecho, ¿está en casa?

−Esta, pasa. −Y entrando llamo a su hija.

Hermione no tardo mucho en bajar y al ver al rey se sonrojo.

−Buenas tardes Hermione.

−Buenas tardes.

Sara que estaba a su lado al ver que su prima no decía nada le pregunto al rey por las telas.

−En unos días más las traeré, ahora están escogiendo las mejores.

−¿Puedo ayudar?

−Claro que si, nadie mejor que tu para que lo hagas que conoces bien a Hermione.

−Estupendo, después de mi trabajo me pasare.

−Hazlo, les diré que te esperen. −Y miro a Hermione. −Vamos a sentarnos y así hablamos de nuestra boda.

−Sí. −Y sentándose en los sillones del salón le dijo: −Como dije nos casaremos en el sexto mes la ceremonia será por la mañana e invitaremos a mucha gente.

−¿En serio te quieres casar conmigo? −Le pregunto Hermione.

−En serio. −Le dijo Draco sonriéndole. −¿Qué quieres para nuestra boda?

−No sé, he ido a muy pocas.

−Herms tienes que mirar las flores. −Le dijo su madre. −Y también que quieres servir para comer.

−Todo menos huevas de esturión. −Y se estremeció a ella no le gustaban nada.

−Serviremos huevas para nuestros invitados, pero tú no tienes que comer si no quieres.

−Mejor no quiero ponerme enferma, me gusta mucho los langostinos y las gambitas.

−Pondremos de eso, ya he pedido a James cerveza y un amigo del sur traerá sidra y perada.

−Me gustaría algo que no emborrachara. −Le dijo Hermione.

−Tendremos zumos.

−¿Se le pedirá la prueba de pureza? −Le pregunto George, esa prueba era para demostrar que la novia se casaba siendo virgen.

−No se le pedirá. −Le dijo Draco. −Mi padre quito esa prueba que solo servía para que la mujer se sintiera mal, y luego hay dos pruebas más, la de la sabana o la del bebe.

−¿La prueba del bebe? −Le pregunto Hermione.

−Cuando nace un bebe se hace una prueba mágica en la que se demuestra que el niño de la reina también es del rey, esa es la más efectiva nunca falla.

−Nos gustaría que se hiciera esa. −Le dijo George. −Yo sé bien a quien he criado y Hermione no es ni una falsa ni una mentirosa.

−Se hará esa prueba, las otras dos no me gustan, y George tienes razón si tuviera alguna duda de que Hermione no es una buena persona no estaría aquí, ahora me tengo que ir, como siempre tengo mil cosas que hacer, pronto iremos a mirar lo de los anillos.

−Se un amigo herrero muy bueno. −Le dijo su suegro. −Se que tienes el joyero real, pero no es tan estirado como él y no pone pegas a lo que piden.

−Estupendo, últimamente ese tipo me está molestando mucho. −Y le sonrió. −Pronto estaré aquí de nuevo. −Y despidiéndose se fue.

Cuando la familia se quedo a solas Hermione miro a su padre. −¿Papa que es la prueba de la sabana?

−Una prueba en la que se muestra que la mujer solo ha estado con su marido, se ve la sangre de la mujer y todo el mundo lo ve.

−Eso es asqueroso. −Le dijo Hermione. −Menos mal que Draco no me la ha pedido.

−Esa prueba no es efectiva. −Le dijo su abuelo. −Te cortas y ya tienes sangre y cosas así, y con nuestra magia es muy sencilla de falsificar, la prueba del bebe es la más efectiva como ha dicho Draco.

−¿Y cómo se hace? -Le pregunto interesada.

−Coges un poco de sangre del bebe y un poco del sangre del padre y se juntan, si son iguales es que son padre e hijo.

−Me gusta esa prueba.

−Y es la que Draco hará cuando nazca el primer bebe.

−Y me parece bien, no quiero que nadie diga que soy una mentirosa.

−Y no pasara. −Le dijo Jane. −Y tras esta visita, tenemos cosas que hacer, quedan tres semanas para que el calor se vaya.

−Ya lo dejaremos para la semana que viene. −Le dijo George. −Ahora iremos a pasear, hace muy buen tiempo.

−Tengo ganas de pasear. −Le dijo Hermione.

−Por eso. −Y cogiendo sus cosas se fueron a dar un paseo por la ciudad.

La semana siguiente la familia se iba a pescar al lago y la otra las mujeres con Hermione se acercaban al castillo.

−Buenos días. −Les saludo un hombre castaño. −Soy Remus uno de los consejeros del rey, el no puede atenderos por desgracia tiene mucho trabajo, pero me ha dicho que os ayude a mirar lo de las telas.

−Gracias. −Le dijo Sara.

−De nada, es por aquí. −Y las llevo a una sala llena de telas, hilos y otras cosas.

−Vaya pasada. −Dijo Sara feliz mirando a su alrededor. −Nunca había visto tantas.

−Muchas son regalos de otros reyes, como el del este, en el este hay un gran país que hace seda así que cada vez que viene trae más de 10 rollos. −Y miro a la prometida. −¿Hermione que tela prefieres?

−Yo siempre he usado, algodón, lino y lana.

−Ahora veremos las otras. −Y le enseño el terciopelo, la seda y la lana de camello.

−Me gusta el terciopelo. −Le dijo Hermione. −Es suave.

−Sí que lo es, la madre del rey uso terciopelo para su boda, así que si lo usas no te dirán nada.

La chica miro a su prima. −¿Sara que dices?

−Me gusta el terciopelo. −Y miro a dos chicas que llevaban el vestido de sirvientas y diciéndoles lo que quería, lo fueron guardando en un carro para llevárselo a su casa.

Mientras Sara ordenaba las telas, Hermione miraba los hilos.

−¿Mama oro o plata?

−Para tú vestido plata, el oro no me gusta con tu vestido blanco.

−Pues plata. −Y cogiendo unos carretes se los dio a Sara. −Quiero estos hilos.

La modista los miro y asintió. −Me gustan, así que los acepto.

−El rey ha dicho que podéis coger todas las telas que queráis aparte del vestido de la novia, para hacer otros.

−Estupendo. −Le dijo Jane que había visto una tela de terciopelo verde. −Sara coge esa tela.

La chica acercándose vio la tela que su tía decía y asintió. −Me gusta.

−A mí me gusta esta. −Le dijo su madre mirando una tela granate.

Sara sonriéndole cogió la tela y siguieron mirando todas las que allí había.

Una hora más tarde, Draco entraba y al ver todas las telas que habían a un lado sonrió.

−Draco ven. −Le dijo Hermione y cogiéndole de la mano lo llevo donde habían unas hermosas telas oscuras. −¿Qué prefieres el negro o el azul?

−El negro es más elegante.



« Capítulo 11 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 13 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.