Historia al azar: Eres mi magia
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
¿Serpientes sin veneno? Eso no existe » Heartattack
¿Serpientes sin veneno? Eso no existe (ATP)
Por saru granger
Escrita el Lunes 26 de Junio de 2017, 13:27
Actualizada el Lunes 26 de Junio de 2017, 23:00
[ Más información ]

Heartattack

Capítulos
  1. Prologo
  2. Heartattack

Hola, aquí tenéis el segundo capitulo, la verdad es que no esperaba que me quedara tan largo pero bueno así es la vida :3. Recuerdo que en los comentarios podéis decirme que tal ha estado el capitulo y si he de mejorar algo o hay cosas que no se entienden os agradecería mucho que me lo comunicaseis.



POV Hermione

Sentí una molesta luz en la cara, gruñí un poco y rodé en la cama para seguir durmiendo. Después de un rato intentándolo me di cuenta de que no podría volver a dormirme. Así que me senté en la cama y me giré para ver si Ginny seguía dormida y sí, aunque estaba en una posición muy extraña y desde mi perspectiva muy incomoda.

Me acerqué para despertarla -Ginny…- susurre bajito -Ginny, despierta- la movía pero no funcionaba -Ginny va gandula, levántate!- le medio chille. Con un suspiro me acerqué a su oído y le susurre -Ginny, he visto a Cho intentando coquetear con Harry…-

En ese momento la bella durmiente de un arrebato se levantó - ALÉJATE DE HARRY, PERRA ASQUEROSA!!!! -Parece ser que se dio cuenta de que ni Cho ni Harry estaban en la habitación… Bien Hermione, has despertado a la pelirroja, ahora que tocaba… ah si! CORRER!!


POV Autora

Hermione bajó corriendo las escaleras con una bestia roja siguiéndola muy de cerca. Llegaron a la cocina y al ver el desayuno, la tripa de las dos empezó a rugir, así que se sentaron y comieron. Olvidandose completamente de lo ocurrido en la habitación.

-Esta delicioso, señora Weasley/Mama- dijeron ambas. Después de un rato apareció Harry también en pijama y con la típica cara de mátenme ya. 

De repente se empezó a escuchar movimiento en las escaleras.


POV Hermione

Estaba sorprendida cuando escuche movimiento arriba, sinceramente no me esperaba que Ron se acordará de lo del callejón Diagon. Es más, creía que íbamos a ser nosotros quienes tendríamos que despertarle. Tal vez deba confiar más en Ron, creo que a veces me pasó un poco con él.

Y ahí estaba él bajando las escaleras a toda prisa ya vestido… Espera Ronald vestido... cuando se habrá levantado… No sé porque, pero me da mala espina…

-Ron no tengas tanta prisa que aún hay tiempo para ir al callejón Diagon-

-Es verdad- y me reí -nosotras aún ni nos hemos vestido-

-Callejón Diagon? De que habláis chicos… Bueno da igual si no me doy prisa voy a llegar tarde a la entrevista -lo que dijo Ron me dejó estupefacta.

-Ronald, podemos hablar un momento en el salón, por favor- estaba enfadada, como puede no acordarse de algo que hablamos ayer!!!

-Hermione, no puedo, tengo mucha prisa, me lo dices luego vale- Estoy flipando, encima, JA! Pues ya verá

-Ronald, al salón ahora- y me levanté y sin ni siquiera mirar a nadie fui al salón, sé que me sigue, así que cuando entre, me di la vuelta y le mire seria.

-Hermione que es tan urgente que no puedas decirme luego, ya te he dicho que tengo prisa- me dijo ¿harto?, perdona aquí la única que esta harta soy yo. Bueno tranquila Hermione, solo respira y no le arranques la cabeza a tu novio.

-Como es eso de que te vas a una entrevista, ayer me dijiste que nos acompañarías a por los materiales- le dije mientras me cruzaba de brazos.

Me miró confundido -Cuando dije yo eso?-

-Lo hablamos ayer, Ronald- le dije enfadada

-Bueno pues no voy a poder ir, tengo otras cosas más importantes que hacer- e hizo amago de irse así que lo detuve.

-De verdad Ronald, no te entiendo! Últimamente no haces más que ir a esas estúpidas entrevistas para revistas ñoñas!!- uff! Que a gusto me he quedado -Ya no hablamos casi y ni siquiera me prestas atención cuando te hablo. Parece que te importen más esas revistas que yo!

-Merlín Hermione! No seas tan dramática. Ah! Y una cosa esas revistas no son ñoñas!!- En serio?!! Después de todo lo que le he dicho solo se queda con eso… increíble!!

-Eres increíble!!! Solo te has quedado con eso!! Arrgg, si es que yo tenía razón, no me escuchas! Sabes si ayer no hubieses estado por ahí hasta tarde te hubieses enterado de que por fin mis padres han recuperado la memoria! o que voy a tener una hermanita!- me di cuenta de que tenia la misma cara que cuando estabamos en Hogwarts y fingía prestar atención en las clases de McGonagall. Bien pues voy a darle de su propia medicina, a ver que le parece -Ah! si y de que ayer estuve emborrachándome con Viktor Krum y sabes lo mejor, nos liamos!!! -no me hace ni caso!! Que fuerte! y encima ahora no deja de mirar al reloj arrgg- Muy bien haz lo que quieras vete a esa estúpida entrevista con esos hipócritas y déjame en paz!!

-Ya te he dicho que no son estúpidas! Y sí, eso voy a hacer- Me gritó mientras se iba.

Le seguí -Bien! Me parece perfecto! -Después de eso me senté en el sofá y empecé a llorar, no lo entiendo. Siempre es lo mismo, acabamos discutiendo y lo peor es que parece que a la única que le importa ese hecho es a mí. Seguí llorando hasta que sentí el abrazó de alguien, me giré y vi a Harry. No pude aguantar más y me eché a sus brazos a llorar, Ginny también estaba y me acarició la espalda, susurrando palabras de ánimo e insultando a Ron, cosa que me hizo gracia.

Siempre era lo mismo, después de una discusión, Ron se iba y Harry y Ginny estaban allí para animarme, no sé que haría sin ellos.

Estuvimos así un rato hasta que me calme y los tres subimos arriba para cambiarnos. Harry se metió en su cuarto y Ginny y yo en el nuestro. Al final nos decidimos por:

Ginny: una camiseta de tirantes negra con una camisa a cuadros negra y roja. Un pantalón vaquero corto azul con un cinturón marrón y el calzado, unas vans negras.

Hermione: una camiseta de tirantes blanca y encima una rebeca de lana de color crudo/carne. Vaqueros cortos negros y unas sandalias romanas negras.

Harry: una camisa azul oscuro, unos vaqueros cortos de color blanco y unas vans azul marino.

(N/A: Tenia unas imágenes pero no se como subirlas, así que os las describo. Si alguien sabe como hacerlo por favor dejarme un comentario explicándolo, gracias.)

Después de vestirnos le hice a Ginny una trenza de raíz y ella me hizo un moño despeinado, la verdad es que es muy cómodo. Al salir Harry ya nos esperaba al lado de la chimenea. La verdad es que iba muy guapo.

Nos reunimos con él y quedamos es que Ginny iría primero, luego Harry y por último yo. Una vez en el callejón, fuimos directas a la tienda de pergaminos, plumas y tinta, ya que ambas sabemos que vamos a necesitar bastante, no por nada es el último año. Después de eso fuimos a la tienda de Animales Mágicos, ya que Crookshanks ha engordado bastante y no sé muy bien que hacer para que pierda peso. El dependiente me dio algunos consejos, tiene buen ojo con los animales.

-Chicos que os parece si vamos a Sortilegios Weasley- sugerí, ya que creo que a George le hará ilusión ver a Ginny.

-Por supuesto, además la semana pasada acabé con todo mi repertorio, necesito reponerlo- bromeo Harry.

Ginny estaba ansiosa por llegar, entró corriendo y se tiró a los brazos de George. Supongo que ella también lo echa de menos, se ven tan tiernos.

-Vaya, Vaya… Pero si es mi pequeña pecosa- la saludo George mientras de revolvía el pelo, deshaciéndole un poco la trenza.

-George, no le hagas eso, la estas despeinando, tú no sabes lo que me ha costado que se esté quieta- le recriminé medio en broma medio en serio.

-Anda! Pero que tenemos aquí si es Herms- me miró de forma traviesa -Por fin has decidido romper la reglas y unirte al lado oscuro- rodé los ojos y le sonreí

-Lo siento nene, ese día aún no llega- le guiñe un ojo y él se rió, era un juego nuestro. Ya que en los últimos meses nos habíamos vuelto muy íntimos, éramos como cómplices ja! Quién lo diría.

-Oye George, donde quieres que ponga esto?- escuche que decía una voz detrás de mí, me giré y me encontré a Angelina cargando con unas cajas.

-Oh! Eso hay que llevarlo al almacén, es el nuevo producto. El que te comenté ayer…-

-Ah si! El que se presentará la semana que viene, vale pues lo dejo y vuelvo en seguida- se alejó aún con las cajas hacía el almacén.

-George necesito tu ayuda- le dijo Harry, que estaba a su lado -George?... Holaaa, tierra llamando a George…- Estaba embobado, miré en la dirección en la que estaba mirando y era el almacén, entonces caí y sonreí.

-GEORGE!!- le gritó Ginny, por Merlín que pulmones

-AAAAHH!!- se asustó George -Joder Ginny, cada vez te pareces más a mama… bueno que quieres?-

-No, si el que te llamaba soy yo, es que se me ha acabado el arsenal de bromas y necesito a alguien que me ayude-

-Hombre socio y porque no lo has dicho antes, mira por aquí tengo algo que te encantara, verás…..- los dos se fueron y me quedé sola con Ginny.

-Eh! Ginny, te has dado cuenta- le dije bajito.

-Darme cuenta de que?-

-Pues de que George no deja de mirar a Angy-

-ES EN SERIO!!!- por los calzones de Merlín, que pulmones, algún día me dejará sorda.

-Sssshhh!!! Baja la voz que como nos oigan estamos muertas- le dije mientras le tapaba la boca.

-mhgmmmhhgm mmmghhh- la mire con cara de WTF, rodo los ojos y quito mi mano de su boca -Digo que hay que juntarlos.

-Si, harían buena pareja-

-Quiénes harían buena pareja?-

-AAAHHH!!!- gritamos Ginny y yo, de verdad como el día siga así me va a dar un paro cardíaco.

-Lo siento chicas- se disculpó Angy mientras se reía -En fin, quiénes harían buena pareja?

-Eeemmmm- la verdad es que no sé que decir.

-Pues tú y George, quien sino- vale eso no me lo esperaba. La miré sorprendida y ella solo se encogió de hombros…. Que feliz vive, che!

Angelina estaba roja, del mismo color que el pelo de Ginny, era gracioso- Pe-pero q-que di-di-dices?!!!.... Y-yo y G-Geor-ge…- se puso todavía más roja, guau no sabía que existía esa tonalidad.

-Claro Angy, además, él no dejaba de mirarte- le dije yo

-Es verdad- a Ginny le brillaban los ojos de emoción, jajajaja como le gustaba hacer de Celestina pensé mientras negaba con la cabeza divertida -Es más, seríamos cuñadas!! Que emoción!!!-

-No no no no no no y no… Chicas creo que tanto polvo de estrella os ha dañado el cerebro… George... George solo me ve como... como su mejor amiga y nada más- dijo Angy un poco triste.

-Yo no lo veo así, pero si tú piensas eso, lo que debes hacer es conquistarle, usa tus armas de mujer nena!!- vale… puede que el polvo de estrella sí me haya afectado un poquito.

-Bien dicho Herms. Es más, nosotras te vamos a ayudar a conquistarlo ya veras que dentro de poco ya os estaréis casando y dándome sobrinitos… será genial!!- bueno al menos no soy a la única a la que ha afectado el polvo de estrella y me reí.

-Chicas… Ahora mismo me dais mucho miedo, así que… Yo me voy- mierda trata de escapar, miré a Ginny y ella asintió y nos lanzamos hacía ella como si fuésemos pokemons usando placaje, cayendo las tres al suelo.

-Herms, Ginny que le hacéis a mi empleada favorita- las tres levantamos la cabeza y nos encontramos de lleno con la sonrisa burlona marca gemelos Weasley.

Las tres nos levantamos corriendo mientras nos limpiábamos un poco la ropa -Nada- dijimos la pelirroja y yo -No hacíamos nada- y cogimos Harry y nos fuimos corriendo de la tienda dejando a una sonrojada Angelina con un risueño George.

Al salir nos dirigimos a la Heladería de Florean Fortescue. Harry pidió una copa de helado de dos bolas; una de vainilla y otra de chocolate. Ginny pidió una copa de helado de dos bolas; una de nata y otra de fresa con sirope de chocolate. Y yo pedí una copa de helado con dos bolas de stracciatella con sirope de caramelo. Cogimos nuestros helados y nos sentamos en las mesas que habían fuera.

-Bien y ahora podéis decirme porque habéis placado a la pobre Angelina- nos preguntó Harry divertido. Nosotras nos miramos y empezamos a reírnos y así pasamos el rato, entre risas y contándole a Harry sobre la nueva pareja; George y Angelina.

Pasó medía hora, ya eras las 11:00 y como Harry y Ginny querían ir a la tienda de Quiddich y yo quería ir a Flourish y Botts, decidimos dividirnos y quedaríamos a y media en el Emporio de las Lechuzas.

Entré en la librería y aspiré el aroma a libro viejo, como me gustaba ese olor. Me pasee por los diferentes pasillos, me llamo la atención un libro sobre Runas Antiguas, parecía muy viejo y había muchos símbolos y analogías que no conocía. También cogí una enciclopedia donde se recopilan todos los seres conocidos del mundo mágico y lo mejor de todo es que incluye un hechizo de expansión dando así la apariencia de que el libro solo tiene unas doscientas y pico páginas, la verdad es que es muy original.

Salí muy contenta por mis dos nuevas adquisiciones y justo cuando iba a llegar al sitio acordado… CATABOOM!! ESTABA EN EL SUELO!! WTF!!

-Auch! Disculpa no te he visto- levante la mirada y ¿Malfoy? Por Merlín he chocado con Malfoy!! Porque tengo tan mala suerte. Los dos nos miramos sorprendidos y cuando abrió la boca, yo pensaba que empezaría a insultarme o a meterse conmigo pero…

-No, yo era el que iba distraído- QUE!!!! QUIEN ES ESTE Y DONDE ESTA MALFOY!!! Creo que ahora si me da un ataque al corazón


POV Draco

Por fin he terminado de comprarlo todo, ahora solo queda esperar dos semanas más y devuelta a la tortura, suspiré. No quiero volver… La guerra es demasiado reciente como para que la gente me vea por ahí. Volví a suspirar hasta que CATABOOM!!

Perfecto y encima va y me tropiezo, que humillante, ahora si que he tocado fondo.

-Auch! Disculpa no te he visto-

Esa es... Granger?? Lo que me faltaba chocar contra la heroína del mundo mágico, perfecto Draco perfecto.

-No, yo era el que iba distraído- porque me mira con esa cara, supongo que no se esperaba encontrarme por aquí. Me levanté y sin mirarla seguí mi camino, ahora directo a casa.


POV Autora

Hermione seguía sorprendida por el comportamiento de Draco, se esperaba cualquier reacción menos aquella. Además, se veía un tanto diferente al Draco Malfoy que ella recordaba. Estaba como apagado, como si cargase en sus hombros el peso del mundo, pero eso no es lo peor si no que estaba muy delgado y paliducho como si tuviese anorexia. Hermione llegó a sentir lastima por el estado en el que el joven Malfoy se encontraba.

Cuando por fin la morena se reunió con sus amigos. Las dos muchachas se agarraron cada una a un brazo de Harry y esté desapareció del callejón y apareció en la madriguera. Los tres llegaron mareados y con ganas de vomitar.

Finalmente, los chicos se sentaron y empezaron a jugar al póker con las cartas que Harry se había traído. Mientras jugaban, Hermione no pudo evitar darle vueltas al episodio tan raro que había tenido con Draco Malfoy. Además de eso recordó que debía pedir cita para el cardiólogo porque estaba segura después de tantas emociones y sustos, su corazón no volvería a ser el mismo.


Estaba deseando escribir el encuentro entre Draco y Hermione jajaja lo que pasa es que entre pitos y flautas pues nunca llegaba xp es que me enrollo como un persiana. Espero que os haya gustado.



« Prologo Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.