Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Desde siempre DM/HG (Venerable Coincidencia) » Capitulo 8. Visita inesperada
Desde siempre DM/HG (Venerable Coincidencia) (R15)
Por ashleyadri
Escrita el Viernes 16 de Junio de 2017, 21:16
Actualizada el Viernes 16 de Octubre de 2020, 03:51
[ Más información ]

Capitulo 8. Visita inesperada

CAPITULO 8. VISITA INESPERADA   

 

- ¡Por Merlín! - exclamó sorprendida, jamás imaginó la escena que encontraría al otro lado de la puerta, pues el visitante se hallaba sumamente golpeado, tenía heridas y moretes por todo el rostro, algunas de ellas cubiertas por un par de mechones de cabello que caían por su frente y en su vestimenta, normalmente pulcra, se apreciaban múltiples manchas de sangre.

- ¡Hola! - dijo simplemente él.   

 

- ¿Qué haces aquí? - preguntó boquiabierta, afirmándose a la manija de la puerta para no caer de la impresión.

- Vaya modales… esa no es forma de saludar, Granger -  apuntó el chico e hizo un ademán de querer entrar.

-  P-p-pero… ¿Qué fue lo que te pasó? - indagó refiriéndose a su aspecto y se corrió a un lado para que pasara.

- Ah esto… me topé con Weasley cuando salía del Ministerio - dijo como si nada y a pesar de lo mal que podía lucir, entró con porte elegante al apartamento.

- ¿Te peleaste con Ron? - inquirió alarmada detrás de él, llevándose las manos al pecho - ¿Él está bien? - preguntó.

- ¿Qué? - musitó Draco sin comprender la última pregunta, se giró para mirarle y al ver en sus ojos marrones la preocupación lo entendió - Si, lo está - dijo simplemente, por una fracción de segundos la mirada mercurio se afligió, evidentemente estaba preocupada por Weasley, aún lo quería.   

- ¿Qué le dijiste? … Lo provocaste ¿no es cierto? - lo culpó Hermione.

- ¿Qué yo qué? - se sorprendió el rubio - ¿Por qué carajo crees que yo…

- Si TÚ… siempre te ha gustado provocarlo - acusó ella fuera de sí - Ahora ¿qué le dijiste? ¿por qué peleaste con él? - y sin pensarlo se abalanzó contra él y comenzó a golpearlo en el tórax con ambas manos.

 

Malfoy no se movió, permaneció ahí como si sus pies estuvieran clavados al piso, como si supiera que la castaña necesitaba desahogarse. Su pálido y golpeado rostro, estaba inexpresivo y tenía su mirada fija hacía ningún lado, minutos después cerró los ojos y dio un suspiro.

  

- Relájate Granger - habló por fin y con un ágil movimiento la tomó con fuerza por los codos para que se detuviera - Ya te dije que la comadreja está bien - siseó en tono serio.   

- Eso no es cierto… seguramente lo golpeaste también - las lágrimas comenzaron a correr por sus mejillas - eres un bruto, Malfoy - dijo recordando el enfrentamiento que ella misma había presenciado esa mañana.

- ¿YO? PERO SI FUE ÉL QUIEN TE PUSO LA MANOS ENCIMA - explotó está vez el rubio - ¡POR MERLIN! ME ATACÓ POR LA ESPALDA ¿QUÉ COJONES QUERÍAS QUE HICIERA? - vociferaba sin soltarla.

- Suéltame - le ordenó - Quiero que te vayas de mi casa - gimoteaba Hermione.

- NO, NO ME IRÉ… Y NO VOY A SOLTARTE - tenía la cara crispada del coraje. Estúpido Weasley, pensaba él, me las vas pagar.

­­- Que me sueltes - trataba de liberarse - Déjame… déjame en paz… por favor, Malfoy - después de un momento dejó de forcejear y comenzó a llorar aún más.

 

Fue entonces cuando Draco suavizó la expresión de su rostro, no podía con eso, odiaba verla así, en esas condiciones, así que esta vez, a diferencia de la noche del baile, se olvidó de su papel, simplemente no pudo fingir más. Tragó saliva y lentamente fue soltando a la chica, una vez liberada la cogió delicadamente de los hombros y la atrajo hacia él, pegándola a su pecho, aspirando el dulce aroma de su castaño cabello. Hermione se hundió en el torso de Malfoy entre sollozos, sintiendo el abrazo fuerte de él, lloró, lloró como nunca, se desahogó, incluso más de lo que lo había hecho con Harry, su mejor amigo. Los minutos pasaron demasiado lento para el rubio, ya que, cada vez que ella hipaba, sentía pinchazos atravesándole el corazón, consciente de que el pelirrojo era el dueño de aquellas lágrimas. No la merecía, el imbécil de Weasley, no la merecía.

- Lo siento - dijo ella cabizbaja después de unos minutos, liberándose del abrazo del joven y secándose las lágrimas, él no dijo nada, ni siquiera pestañeó. 

- Pues sí, más te vale que lo sientas… - habló por fin - … mira… me has llenado la camisa de mocos - hizo una fingida mueca de disgusto.

- ¿Qué? No… yo… - ella levantó la mirada apenada - Eres un idiota - no pudo evitar sonreír al verlo.  

- ¿Se puede saber de qué te ríes? - le preguntó, tratando de disimular su sonrisa, feliz de que el llanto cesara, pues no estaba seguro de cuanto más podría resistirlo - ¿Qué pretendes que le diga a mi hija? ¿Qué me atacó un asqueroso trol y me ensució de mocos?

- No puedes culparme a mí… tu atuendo ya era un asco de por si - señaló las motas de sangre, sin dejar de sonreír - También puedes decirle que te atacó un vampiro - sugirió divertida mientras terminaba de secar los últimos rastros de lágrimas en sus mejillas.  

- ¿Un vampiro? ¿Estás loca? ¿Acaso quieres que la traume? - inquirió él - En todo caso, le diré que abracé una babosa carnívora - señaló con sarcasmo.

- ¿Siempre dices tantas estupideces? - rio aún más - Supongo que debo de tener un poco de poción antimanchas por ahí - agregó un momento después. 

- Y tú ¿Por qué crees que vine?... es obvio que no puedo llegar así a casa - señaló su rostro - Necesito de tu ayuda, me metí en esto por tu culpa… así que me lo debes - la miró fijamente, tenía los ojos hinchados por el llanto, pero aun sonreía y él adoraba esa sonrisa - Anda ya… ve por la poción - ordenó Draco.

- Esa no es forma de pedir las cosas, Malfoy - lo imitó la chica.

- Si tú no sabes saludar… yo, no sé decir "por favor" - expresó - Anda ve… que quiero llegar a casa antes de que mi hija sea adolescente.

- Esta bien - accedió y a continuación se fue camino a una de las habitaciones del apartamento para regresar minutos después con dos frascos de color ámbar y un pañuelo en las manos - Aquí esta… anda quítate la ropa.

- Aguarda un momento Granger… no sé si estás lista para verme desnudo - apuntó engreído.

- Déjate de tonterías y quítatela ya - le ordenó ella.

- Vaya carácter - musitó el rubio y comenzó a despojarse de su saco, camisa y corbata, dejando sus bien torneados tórax y abdomen al descubierto, para que la chica pudiera aplicar la poción en las machas que tenían las prendas - Ya sé que te gusta lo que ves, pero cierra la boca… ¿o qué? ¿ahora me los vas a llenar de baba? - comentó al darse cuenta de que lo miraba con atención.

- Sí que eres vanidoso - bufó la castaña - He visto mejores - aseguró mientras vertía el contenido de uno de los frascos en las manchas.

- Eso lo dudo - aseveró Draco - Ahora ven… ayúdame con esto - señalo las heridas de su rostro.

- Pero mira nada más como has quedado - le dijo apenas se acercó, aunque las laceraciones ya no sangraban, se había inflamado por los golpes. Un "tu adorada comadreja quedó peor" emanó de la boca de él en un tono apenas audible, afortunadamente la chica no se percató de ello - Siéntate aquí - señaló un sofá.

- Ok - accedió el rubio

 

Hermione colocó un poco de la otra poción en el pañuelo, tomó asiento a lado del rubio y comenzó a limpiar las heridas con suaves toques. Aunque Malfoy no se quejaba, la castaña trataba de hacerlo con sumo cuidado, ya que, podía notar en la expresión de su rostro lo mucho que le dolía.

- ¿Qué edad tiene? - preguntó de pronto ella.

- ¿Quién? - dijo Draco sin entender.

- Tu hija… debe ser una niña pequeña ¿no? - curioseó la castaña.

- ¿Cissy?... Si… apenas tiene 5 años - le contó.

- Entonces ¿Se llama Narcisa?... - se detuvo un momento - … como tu madre.

- Así es… Narcisa Elene Malfoy - la miró atentamente - ¿por qué lo preguntas?

- Pues… yo, por nada… es solo que… nunca escuché de ella… no sabía que tenías una hija hasta esta mañana - retomó lo que estaba haciendo y pudo darse cuenta de que la expresión del rubio se endurecía por el comentario - ¿Qué le dirás cuando te vea así?

- No lo sé - dio un suspiro - Tendré que pensar en una buena historia… algo se me ocurrirá - se encogió de hombros.

- Lamento que te involucraras en esto - terminó de curar las heridas y lo miró fijamente - Perdón - musitó.

- Basta Granger, no lo harás de nuevo… no lo vale - le advirtió, imaginando que las lágrimas no tardarían en aparecer de nuevo - Basta… ni se te ocurra - la tomó de la barbilla.

- Es que… yo… 

- Estoy aquí, semidesnudo, en tu apartamento ¿y solo piensas en llorar por Weasley? Mírame… muchas de tus amigas de Hogwarts quisieran tener la suerte que tienes… ¡Por Merlín! Soy Draco Malfoy, el "Dios del sexo" - le guiñó un ojo y sonrió de forma pícara.

- Eres un bobo - no pudo evitar reírse.  

- Anda, así… enseña tus enormes dientes de ardilla - dijo sin soltarla, ya habían sido muchas lágrimas para un solo día y él no permitiría que esos ojos marrones, que tanto le gustaban, derramaran una sola más.

- Gracias Malfoy - estuvo tentada a darle un abrazo, pero se contuvo, no estaba segura de cómo lo tomaría él.

- No tienes nada que agradecer - musitó él, por un momento se perdió en la mirada castaña, era tan hermosa, instintivamente se acercó a su rostro, solo un par de centímetros los separaban, podía percibir su aliento, que ganas de rozar esos labios, de probar su sabor, cerró los ojos y…


Hola a todos!!! 

¿Qué tal el nuevo capitulo? ¿Les gustó? 

Deben admitir que esta semana me porté bien, actualice rápido y ¿saben por qué?

Pues porque ya empezaron a dejar más comentarios, no sé si alguno de ustedes escribe, pero si lo hace, sabrá que al leer un comentario es como si algo se encendiera en la cabeza y ¡PUM! comienzan a brotar las ideas.

Así que espero que sigan dejando TODOS sus comentarios, que me cuenten que tal va la historia, no se ustedes pero yo AMO a Draco. 

Gracias a Camilalupin, rosM y Elaabelicov por sus comentarios, este capitulo esta dedicado a ustedes. 




 







« Capitulo 7. ¿Sorprendida? Comenta este capítulo | Ir arriba Capitulo 9. Esperaré »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.