Historia al azar: El último grito
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Desde siempre DM/HG (Venerable Coincidencia) » Capítulo 2. Ven Conmigo
Desde siempre DM/HG (Venerable Coincidencia) (R15)
Por ashleyadri
Escrita el Viernes 16 de Junio de 2017, 21:16
Actualizada el Viernes 16 de Octubre de 2020, 03:51
[ Más información ]

Capítulo 2. Ven Conmigo

Hola a todos!!


Recién volví con este fic, espero que les guste.

¡Por favor dejen sus comentarios! hace taaaaanto que no escribo que no se si les gustará.


A leer!


CAPITULO 2. VEN CONMIGO


Pasaron varios minutos antes de que la castaña recuperara la compostura, el rubio permaneció ahí, inerte. Hermione se hallaba sollozando, abrazada a sus rodillas, de a poco comenzó a incorporarse, intentó secarse las lágrimas, logrando arruinar aún más su maquillaje.

 

- Vamos Granger, luces patética - habló por fin el rubio - Levántate, te llevaré a casa - y sin más se puso de pie y extendió la mano para ayudar a la chica.

- ¿Qué? ¿Por qué haces esto Malfoy? - indagó desconfiada.

- Ya te lo dije, luces patética - repitió formal.

- ¡Oh gracias! - bufó ella.

- … además, no es divertido si no soy yo quien te molesta - continuó él en tono serio - Anda vamos… no podrás hablar con Weasley hasta que este sobrio.

- Pero…

- Tampoco voy a rogarte - entornó los ojos.

- Está bien - accedió aún dudosa.

 

Tomó la mano del rubio y se puso de pie, sin más comenzaron a caminar en silencio por el pasillo, Draco pudo percatarse de que Hermione se frotaba el brazo lastimado, pero no dijo nada. Después de un momento llegaron a una especie de estacionamiento, algunos autos mágicos se hallaban ahí. El rubio le indicó el camino, se detuvieron frente a un magnífico, y obviamente costoso, auto plateado y él abrió la puerta del copiloto para que ella subiera.

 

- No - nuevamente dudo - No es buena idea, si Ron se entera…

- Yo no se lo diré - aseguró él - ¿subirás o no? - preguntó con un dejo impaciencia y molestia.

- Ok - suspiró la castaña.

 

Subió por fin, acto seguido el rubio cerró la puerta y rodeó el auto para subir del otro lado. El auto era precioso, las vestiduras de piel se hallaban impecables, tanto que Hermione temía dejar caer por completo su trasero, temía ensuciarlo y que Malfoy le reclamara…

 

- ¿Dónde está Herm? - preguntó Harry a su amigo mientras la buscaba con la mirada.

- No lo sé - contestó él molesto.

- ¿Cómo que no lo sabes? ¿no estabas con ella? - indagó su hermana.

- Ya te dije que no sé dónde está, Ginevra… seguro andará por ahí, haciéndole "ojitos" a Krum - comentó.

- ¿De qué carajo hablas? - se enfadó la pelirroja.

- Ron por favor... no empieces - le reprendió el ojinegro - Krum vino con su mujer, hace horas que se fue.

- Como sea - bufó - Hermione no está, ya la busqué…

- Seguro se fue por tu culpa… otra vez estás borracho - señaló Ginny.

- Si bebo o no, no es tu problema - se exaltó Ron.

- Basta, dejen de discutir - intervino Harry - Vamos nena, busquemos a Herm…

 

- Es aquí - indicó Hermione a su acompañante cuando llegaron al edificio donde vivía.

- Ok - Draco se estacionó en la entrada - ¿Aún te duele? - indagó al ver que la castaña seguía frotándose el brazo.

- Si… un poco - contestó ella.

- Vaya que es bruto Weasley - comentó mientras negaba con la cabeza.

- Pues… Ron nunca se había portado así… - entristeció ella - …es solo que bebió mucho... - lo defendió.

- No lo justifiques Granger - pidió con enfado - No es el primer hombre que se emborracha… yo lo he hecho y jamás he lastimado a nadie.

- Es que… es muy celoso - le confesó.

- Si, lo noté - no pudo evitar reír - ¿Será que ya le "pusiste el cuerno" y por eso se pone así?

- ¿QUÉ? - se escandalizó Hermione - POR SUPUESTO QUE NO - aseguró.

- RELAJATE GRANGER - el rubio comenzó a reír más ante la reacción de la chica - Es una broma, aunque… si yo fuera tú, si lo engañaría - no dejaba de sonreír - Es tan feo el pobre…

- No cambiarás nunca - no pudo evitar reírse también.

- ¿Cambiar? ¿para qué? - se quedó mirándola un momento - Sabes… - de pronto se puso serio - Tú también estás bastante "feita" creo que después de todo si son la pareja ideal - río de nuevo.

- Eres un idiota Malfoy - sonrió, mientras trataba de peinarse un poco y limpiarse el maquillaje.

- ¿Lo ves?... es más divertido cuando te molesto yo - comentó al tiempo que miraba su reloj - Tengo que irme - dijo no muy entusiasmado.

- No pareces muy feliz de volver a tu casa - lo miró con los ojos entrecerrados.

- Así es… no eres la única que tiene problemas, Granger - aseguró y sin más salió del auto para abrir la puerta a Hermione.

- ¡Gracias! - le dijo sinceramente ella mientras bajaba del auto.

- ¡Por nada! - respondió - Ya habrá tiempo de que me agradezcas… dándole un bofetón a Weasley de parte mía - una media sonrisa enmarcó su rostro.

- ¡Jaja! Te aseguró que lo haré - sonrió también.

 

El rubio subió al auto al tiempo que la chica llegaba a la puerta del edificio y sacaba las llaves, apenas entró ella, emprendió vuelo para dirigirse a la Mansión Malfoy. Llegó a su casa, se dirigió a la biblioteca y se sirvió un trago, no tenía sueño.

 

- Adelante - indicó a la persona que llamó a la puerta.

- ¿Me llamó usted Sr. Malfoy? - era la mucama.

- Si… ¿cómo se portó Cissy? - indagó Draco.  



« Capitulo 1. El inicio Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 3. Draco L. Malfoy »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.