Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
15 pasos para conseguir una esposa (al estilo del ESCORPIÓN) » Todo es un largo camino
15 pasos para conseguir una esposa (al estilo del ESCORPIÓN) (ATP)
Por sebasbri
Escrita el Sábado 11 de Marzo de 2017, 04:04
Actualizada el Lunes 2 de Julio de 2018, 00:02
[ Más información ]

Todo es un largo camino

Rose

¿No se han dado cuenta que el tiempo pasa volando? Cuando andas ocupado con los deberes y seguir viviendo  las horas no te esperan. Había transcurrido más de un mes desde el incidente ocurrido en el campo de Quidditch, las cosas seguían igual que siempre, con la excepción que desde ese desaire cometido por el joven Malfoy, Rose no había realizado ningún esfuerzo en acercarse a él, ya que le molestaba la actitud que había tomado sin algún explicación aparente. ¿O tal vez si existía alguna?

Podría ser que seguía molesto por haber faltado a su palabra y no asistir a la taberna o, le comenzó a gustar Lily y evitaba a Rose para que esta ya no pensara en él y los dejará ser feliz. ¿Pensar en él? Claro que no, ella no pensaba en el rubio, y los dejaría ser felices juntos, con muchos hijitos pelirrojos con mechas platinadas, en una gran mansión, organizando reuniones sociales donde mostraran su gran amor a todo el mundo y ella, iría a verlos después de alimentar a los millones de gatos que tendría como compañía, por que se quedaría sola, sola y con muchos gatos.

-Rose, si no me vas a ayudar es mejor que me retire - comentaba un muchacho más alto que ella, con unos hermosos ojos marrones y cabello pelirrojo de unos tonos más oscuro qel común en los Weasley.

- Vamos Hugo, ¿en qué estábamos?- le respondió su hermana, fijando la vista en el libro de pociones.

Iniciando Noviembre se había desarrollado el partido de Slytherin contra Ravenclaw, dando como ganador la casa de las serpientes. Ella había ido a alentar a su primo y ver si arreglaba las cosas con el rubio, pero seguí huyendo. ¡SALÍA CORRIENDO! y contra eso ella no podía hacer nada. Al finalizar el mismo mes, le tocó el turno a su casa versus Hufflepuff, ganando los leones; Albus se acercó a felicitar a su hermana por atrapar las snitch de una manera veloz, pero otra vez Scorpius no lo acompañaba.

-¿PERO QUÉ LE SUCEDE?! - gritó Rose sin importarla el lugar en donde se encontraba. A continuación todas las miradas se volvieron hacía ella y y la bibliotecaria la hizo callar bajo la amenaza que si se repitiese el acontecimiento tendría que retirarse del lugar.

- Si no me quieres ayudar para los TIMOS me lo hubieras dicho, Rosie Posie - susurro muy enfadado y luego divertido por la cara que ponía su hermana.

- No me llames así, Huguín - ahora sonrío ella - mejor sigamos, ¿no lo crees?.

Se acercó a ellos una castaña muy hermosa, quién no dudo un instante en sentarse y dirigirse a la pelirroja.

- No sabes lo último Rose, adivina a quién invitó para el baile de navidad Yann - comenzó a relatar Polly sin importar qu Hugo estuviera presenta.

- Ajm , estás interrumpiendo, ¿no ves que estamos ocupados? - la enfrentó el menor de los Granger - Weasley. La aludida posó su vista en el muchacho y respondió - ¿y ya acabaron enano?.

- Es suficiente, yo me voy - recogió sus cosas y se dispuso a retirarse del lugar - ¿enano? Soy una cabeza más alto que tú - se retiró del lugar refunfuñando.

-Tengo la leve impresión que no le caigo a tu familia - comunicó la castaña apoyando su rostro en sus manos y mirando hacia la carpeta.

- No digas eso Polly, si eso fuera cierto no hubieras salido con James - trató de animar la pelirroja. Chapman esbozó una gran sonrisa y asintió con un movimiento de cabeza.

Es verdad que Hugo no toleraba a Polly aunque nunca tuvieron ningún problema, la situación se trataba por lealtades, Lily era leal a Albus y su hermano a Lily. 

- Bueno como te seguía contando, Yann invitó a Sophie, esa ya sabes la paliducha de Ravenclaw, la que anda todo el tiempo en otro mundo, creo que está loca ...

Yann Fredericks, un joven alto y delgado , de tez clara y ojos azules, poseía su cabello rubio (más oscuro que Malfoy) y orejas grandes. Jugaba como golpeador de Gryffindor y en los primeros años fue uno de sus mejores amigos junto a Polly, ahora con la justa se saludan. 

Rose no escuchó lo que seguía contando su amiga, muy pocas veces en sí lo hacia, solo la dejaba hablar y hablar mientras se sumergía en sus pensamientos. Escuchó que la castaña se calló, era el momento donde la pelirroja comentaba algo para evitar el enojo de su acompañante.

-Oh sí claro, ¿qué más Polly? No te lo puedo creer- afirmó muy convencida, ya muchas veces había sucedido ello.

-¿De qué hablas Rose? - preguntó confundida - te decía que Albus quiere hablar contigo- Movió la cabeza un poco y pudo observar a su primo un tanto incómodo.

-Hola Al - saludó con una sonrisa, venía a salvarla. Era obvio su amiga y el azabache no podían mantenerse los dos en un mismo lugar, estaban enfrascados en una pelea de miradas asesinas.

- ¡Aquí  están! -se acercó corriendo Lily y abrazó a su hermano - ¿te quedas Polly? - preguntó con una sonrisa claramente fingida. Resignada la muchacha sabía que había perdido la batalla, recogió sus cosas y se retiró.

- ¿y Scor? - preguntó la pelirroja menor, coincidiendo con los pensamientos de la mayor.

- En la torre de astronomía, hace un rato estaba con él leyendo, pero quiero hablar ahora contigo Rose - posó sus penetrantes ojos esmeraldas en los azules.

Una muchacha que se encontraba muy cerca al trío escuchó lo último que se dijo, cogió su cartera con fuerza y salió a paso apresurado de la Biblioteca.

-¿Conmigo, qué sucedió? - tomaron asiento los jóvenes a su lado.

- Vamos Rose, ¿vas a esperar todo este año que las cosas sigan igual? - dijo fastidiado el azabache.

- Hasta ahora las cosas van bien - miraba el piso.

- Sabes a que se refiere Al, debes de hablar con Scorp - dijo Lily.

-¿Para qué? - se hizo la desentendida 

-¿Es esto enserio? A mí no me quiere decir que le sucede, estoy seguro que si le preguntas las cosas se van a arreglar - dijo Al muy convencido. De pronto el joven volteó de una manera muy brusca y se quedó mirando a una muchacha de largo y lacio cabello negro, con unos enormes ojos celestes.

- Alice Prince, quinto año, casa Hufflepuff, comparte algunos cursos conmigo, prefecta - dijo Lily muy curiosa por la actitud de su hermano.

Este bufó - me está siguiendo desde hace una semana - luego pensó un momento, - ¿Prometes hablar con él? - la miró a los ojos.

-No lo sé...  - la interrumpió la menor de los Potter - ¿Quieres que te roguemos? No eres acaso una leona valiente, estás empezando a fastidiarme Rose.

-Es fácil para ti decirlo, por qué no invitas al baile a Lorcan si te crees muy valiente- trato de defenderse.

Lily esbozó una sonrisa de triunfo, levantó su mano derecha y apoyó su rostro - Ya lo hice - cerró los ojos y se puso colorada - y aceptó.

-¿QUË?!! - se alteró Albus, todos alrededor lo fulminaron con la mirada- hasta tú tienes pareja y yo aún no he conseguido - lo dijo en un susurro.

-¿Por qué no invitas a Alice? - dijeron de manera burlona las muchachas.

- Prefiero escribir una carta - cerró los ojos y movió su cabeza afirmando.

-¿Una carta? - preguntaron confundidas.

- Ajá, a ver si mi papá da la autorización a Delphi que me acompañe al baile - abrió los ojos de golpe y luego quiñó uno.

- ¿Es eso una broma? - preguntó aturdida la ojiazul.

-¿No te lo creíste no...  - miró su rostro pálido - es una broma - trató de explicar el azabache.

- No se salgan del tema, si yo pude con Lorcan, TÜ _ señaló a Rose - ahora mismo te paras y vas a la torre de astronomía a hablar con Scorp; y TÜ - señalo a su hermano - invitas a esa muchacha al baile.

Cuando Lily está enojada es de temer, el parecido con la abuela Molly es escalofriante. Los aludidos se pararon, y tras recoger sus cosas se fueron directo a su destino.



Rose se encontraba muy nerviosa mientras caminaba hacía la Torre, ¿qué le iba a decir? No había preparado nada, pero ya veía que improvisaba. Al llegar todo estaba oscuro, ¿en qué momento había oscurecido? Solo el lugar estaba iluminado por la luz de la luna que ingresaba por las enormes ventanas. Escuchó voces y no dudó en esconderse (qué Gryffindor más valiente).

-Entonces el 25 en el retrato de la Dama Gorda - era la voz de Polly - ¿sabes cómo llegar?.

-Puede pedir ayuda a Al - la voz era de Scorp - entonces nos vemos.

- Claro, ehmm - la castaña se acercó al joven y le plantó un beso en la mejilla (Rose para su desgracia lo apreció muy claro, ya que se encontraba muy cerca a una de las ventanas) - será divertido ir al baile contigo.

Al retirarse la muchacha, el platinado se quedó observando la luna por unos minutos (Rose miraba que el joven se encontraba triste y el lugar, le daba un rastro melancólico en sus ojos grises), luego Malfoy se retiró. La pelirroja salió de su escondite con muchas ideas y sentimientos encontrados, decidió saltarse la cena e ir a su sala común. Al llegar a su habitación, apreció la lechuza de su madre que la esperaba en el umbral de la ventana con una carta en su pata.Tras leerla, tiró el pedazo de papel a un lado y se sentó en su escritorio a escribir una respuesta. La amarró a la pata del animal, y tras darle algo de comer este salió volando por la ventana. Ella lo vio alejarse pensando en "Todo es un largo camino".


« Hasta cuándo Rose Comenta este capítulo | Ir arriba Qué raro día »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.