Historia al azar: Venganza de un alma olvidada
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
15 pasos para conseguir una esposa (al estilo del ESCORPIÓN) » Cuentos de hadas
15 pasos para conseguir una esposa (al estilo del ESCORPIÓN) (ATP)
Por sebasbri
Escrita el Sábado 11 de Marzo de 2017, 04:04
Actualizada el Lunes 2 de Julio de 2018, 00:02
[ Más información ]

Cuentos de hadas

Rose

La casa de los Granger - Weasley es muy hermosa y grande a pesar de constarsolo con dos plantas; es muy sencilla, con grandes ventanas y las paredes pintadas de blanco. Posee cuatro habitaciones, siendo el de la biblioteca el más amplio. No tiene grandes lujos pero en cada uno de los rincones se siente el calor familiar. Los jóvenes llegan junto a su padre por la red flu, con una sonrisa en su rostro por apreciar una vez más el lugar, admiten que lo han extrañado el tiempo que se han mantenido lejos.

A lo lejos, por la puerta de vidrio que da pase al jardín posterior, se encuentra una mujer muy hermosa, con su cabello castaño amarrado en un moño alto y unos cuantos chifles que se escapan de él, tiene una blusa blanca, falda hasta las rodillas y tacones bajos; Rose y Hugo no dudan dos veces en correr a abrazarla.

- Niños - recibe la bella mujer a los adolescentes en sus brazos - los he extrañado mucho.

- Y nosotros a ti, mamá - dijeron los dos al mismo tiempo para luego mandarse miradas asesinas.

- ¿Cómo han estado mis pequeños? - pregunta, mientras trata de disimular la risa, ella sabe que les molesta que los llamen así, considerando que son más altos que ella.

- Yo ya no soy pequeño -dice Hugo mientras imita una de las típicas caritas de niño reprendido.

- Nosotros muy bien, madre. ¿Qué tal todo en el ministerio? - responde Rose muy entusiasmada, realmente admira mucho a su mamá.

- Ajam - interrumpe un señor bajito y gordito que se encontraba a las espaldas de la mujer, ellos no habían notado la compañía - disculpe señora Ministra, si todo ya se encuentra arreglado es mejor que me retire. Con su permiso, jóvenes - asintió con la cabeza, los chicos sonrieron avergonzados - madame - sonrió a la castaña. Luego se retiró del lugar.

- ¿Quién era? - Preguntó confundido el menor de los Granger - Weasley.

- Uno de esos aburrido que trabaja en el Ministerio - su padre respondió mientras imitaba la forma de caminar tan peculiar del mencionado.

- Oh por favor Ronald - Hermione trataba de controlar la risa - Fatt ha sido muy amable - volteó a mirar a sus hijos para que pararan de reír - saldremos por un mes a la casa de Fleur, ya he enviado sus cosas la semana anterior, no dudaba que aceptarían venir mis pequeños. Ahora viajaremos en este traslador que nos ha brindado el Ministerio - cogió una zapatilla vieja.

- ¿Por qué no iremos en avión? - preguntó Rose; su madre siempre insistía en hacerlo usando la excusa que se apreciaba mejor el paisaje.

- Esas cosas demoran mucho Rosie, debemos cuidar todo el tiempo posible para disfrutar en familia - dijo su padre mientras agarraba junto a su hermano la zapatilla.

- Listo, a la voz de tres. Uno. Dos - sintieron como un gancho que lo tomaba del ombligo para luego ser arrastrados hacia su destino.

Cuando eres hija de la Ministra de Magia debes acostumbrarte a viajar de esta manera, ya que tiempo es lo último que se tiene. Su hermano, su madre y su padre caían con elegancia pero, como era lo último que le faltaba, Rose terminó estrellándose de narices en la hierba cubierta de nieve.

- Rosie - Posie, debes tener cuidado princesa - la ayudó a pararse con delicadeza su padre.

- Llegamos - apreciaron el hermoso paisaje ante sus ojos. Los árboles, el pasto, el pequeño columpio de un lado, todos pintados de blanco. Una vista pulcra y relajante, un delicioso olor de pan recién horneado que provenía de una inmensa casa, que para no desentonar a su alrededor, estaba pintada de blanco.

- Hegmione - Fleur corría al encuentro de sus parientes.

Después de la guerra, el matrimonio Weasley - Delacour se había ubicado a las afueras de Tinworth, Cornwall, cerca de la costa; "El Refugio". En el 2015, cuando Victoire cursaba quinto año en Hogwarts, el abuelo Delacour falleció, Gabrielle se encontraba cursando su carrera de Sanadora en América dejando sola en su hermosa casa a las afueras de París a su madre, por la cual Bill junto a su mujer no dudaron en mudarse y hacerle compañía.

- Si están muy altos, pgesiosos- la mujer los besaba en ambos cachetes. Hugo refunfuñó, mientras Rose abrazaba cariñosamente a la mujer.

- Rgosie, cada día te pageces más a tu madgre - miró a la castaña - ¿no lo cgrees Hegmione?

- Claro Fleur - su esposo intervino - Vamos Fleur a la casa, adentro también puedes saludarnos.

- Oh si clago, pasen pog favor- se sonrojó.

Rose con los ojos vendados, podía afirmar que era su tía favorita. Siempre la había tratado muy bien, con el mismo amor que les daba a sus hijos.

Victoire, que era la mayor, idéntica a su madre físicamente, al ser la mayor de sus primos, creía que tenía la responsabilidad de cada uno de ellos, es por eso que siempre te ayudaba en lo que necesitaras. (En todo, excepto en el humor negro y cruel que poseían Dominique, Fred y James, a veces Lily)

Dominique, poseía los ojos azules de su madre, pero su cabello no era rubio platinado, ya que era una mezcla con el rojizo de su padre. Algo así como rubio con muchos reflejos rojos. Ella cursaba su último año en Beauxbatons, pues a pesar de tener un alma rebelde, quería cumplirle la ilusión de su madre.

Por último, pero menos importante, Louis. Era la copia exacta de su padre, pero con el cabello rubio que siempre andaba bien peinado. Era callado, tímido, y muy respetuoso, todo un caballero. Era contemporáneo a su hermano.

Eran sus primos favoritos, (en el tiempo que se distanció de Albus, se unió aún más a Dominique y Louis; en el caso de Lily, al principio pensó que era una niña mimada y pocas veces la pasaba, después de la pelea con James, fue ella que juntó a Hugo, se acercaron a ofrecerle su amistad)

- ¿Y mis primas, tía Fleur? - preguntó tras ingresar a la casa y acercarse a la chimenea para darse calor.

- En el dogmitogio de Vic, cagiño - le dijo mientras repartía chocolate caliente.

Sin pensarlo, corrió hacia el lugar, conocía muy bien esa casa. Desde quinto año pasaba las vacaciones ahí. Recordaba muy bien, que una tarde, en la Madriguera, su tía había insinuado a su madre que quería adoptarla; su padre se terminó cayendo de la silla, y Hermione solo negaba con una sonrisa. Al llegar tocó dos veces la puerta.

- tu peux passer - escuchó la delicada voz de su prima mayor.
 
- Je suis Rose, Vic - respondió divertida, había aprendido hablar francés gracias a ellos, pero prefería su idioma natal.
 
- Rosie - abrieron la puerta las muchachas, luego tras empujones la hicieron entrar.
 
- Yo también las extrañé - soltó una risilla.

- Siéntate, tenemos mucho que contarte - dijo la mayor mientras la obligaba a sentarse en la cama.

- Es mejor que la obedezcas - dijo Dominique tomando asiento al lado.

- Aun no comprendo cómo es que ustedes dominan tan bien el inglés - las miró a ambas divertidas.

- Que vaya a Beauxbatons, no significa que pierda mi raíz inglesa - Dom ponía su mano en su corazón - aparte creo que mamá sigue hablando así porque a papá lo tiene loco.

Paff, Vic le lanzó un almohadazo - yo fui a Hogwarts, y pronto iré a vivir a Londres, por eso trató de que no se me note el acento - pasó su mano entre su cabello en cámara lenta, luciendo un anillo plateado con una esmeralda en el centro.

- ¿Es enserio? - Dijo sorprendida la pelirroja - Yo le dije lo mismo, con esa cara de mon…- paff otro almohadazo - por favor, ya párenle con eso - se sobaba el rostro.

- ¿Cuándo te lo pidió, cómo te lo pidió, dónde fue, tus papás lo saben?- atacaba de preguntas.

- Primero, fue la semana pasada, en una cena romántica en París muggle, era todo tan hermoso - sus ojos brillaban - y por último, no. Papá va a matar a Teddy cuando se entere, por eso vamos a esperar a anunciarlo en navidad, ¿sabes que este año se festejará acá verdad?, queremos que todos estén reunidos- soltó un suspiro.

- Lo dudo Vic - la miraron confundidas - me refiero a que no todos estarán reunidos, Lily y Albus se quedarán en Hogwarts para el baile y…-

- Tranquila, tranquila, tenemos todo cubierto - Dominique tenía entre sus manos unos sobres y sonreía - nos lo comunicó la pequeña Potter, ya le dimos la noticia - al ver que su prima iba a protestar continuó - tú eres especial pelirroja, por eso esperamos verte para decírtelo.

- ¡Ahhhhhhhhhhhhhhh! - chillaron emocionadas.

Louis y Hugo aparecieron en el umbral de la puerta.

- Y querido primo, Dios las hace y ellas se juntan - mostraba su cara de sabelotodo. El joven solo afirmó mirando a las chicas.

- ¿Podemos pasar? - Preguntó Louis - Veo que he descuidado de ti, pequeño - le contestó el pelirrojo - ahora seguirás mis consejos, primero, nunca pidas permiso para entrar, solo hazlo - lo empujó al interior.

- No "pequeño", no le hagas caso a este salvaje - ironizó Dominique mientras realizaba una cara de angustia para terminar riendo.


-¿Segura que esto es seguro? - preguntó Rose mientras se sentaba en una madera que se ubicaba en la bajada de una montaña cubierta de nieve.

- Claro que no lo es Rose - dijo Dom antes de empujarla.

- No entiendo por qué aún confío en ti - comentó tras rodar cuesta abajo, Victoire le ayudó a pararse.

- Yo tampoco lo entiendo - dijeron las hermanas.

- Ehmm, Rosie, sé lo mucho que amas a tu familia, a mi madre, a nosotras, pero… - le interrumpió su hermana menor - ¿acaso nadie te invitó al baile? - se ganó una fuerte caída a la nieve.

- Bueno, no es que no me hayan invitado, Quiero decir, no lo hicieron pero - al ver la cara de confundidas de su primas decidió confesar - fue una de las razones por la que no dudé en venir - comenzó  a limpiar la nieve de su ropa.

- Rose - Victoire trató de abrazarla - ellos no te merecen preciosa.

- ¿Y Scorpius? - Siguió preguntando Dominique - entiendo que tal vez a Lily no le quieras contar que sucedió entre ustedes, ¿a nosotras sí lo harás verdad?

Suspiró - No pasó nada - se quitó del abrazo de su prima y comenzó a caminar hacia la casa - él un día para el otro me dejó de hablar, yo estoy segura que no hice nada. No lo comprendo, esto es tan frustrante. ¡SOLO FALTÉ UN DÍA! No era para tanto. Creo que le gusta Lily, se pone nervioso con ella y suelta una risita tonta, como ese día en el campo de Quidditch.

Su prima mayor le agarró del brazo evitando que siga caminando - ¿hablaste con él? - la miró a los ojos. Negó con un movimiento de cabeza - ¿por qué? - Siguió la otra hermana - no puedes saber que le pasa si no le preguntas.

- Estaba ocupado- dijo en voz baja - aparte, él es solo un conocido, solo es amigo de Albus; no debe afectarme si me habla o no.

- ¿Entonces por qué estás llorando?- limpió su rostro con su pulgar, con sumo cuidado y ternura.

- Yo, yo… - Dom la abrazó junto a Vic, se refugió entre el calor que le ofrecían.

- Yo creo que él es algo más que un simple conocido - susurró Victoire.

- A mí no me gusta - afirmó veloz.

- No he dicho eso Rosie. ¿Acaso el no merece ser tu amigo? - dijo con una sonrisa. Por la velocidad que respondió hace un instante, Victoire ya se daba una idea de lo que estaba sucediendo.

- Si yo tuviera un amigo así, uhmm, te juro que encantada le brindo algo más que amistad- dijo Dominique haciendo reír a las jóvenes.


Entre risas, ocurrencias y actividades que atentaron contra su vida (ideas de Dominique), había pasado los días. Era ya navidad, y por primera vez en la historia de la magia, la familia Weasley pasaría en Francia.

Los miembros de dicha familia fueron llegando en el transcurso de la semana, ahora se encontraban todos los adultos reunidos en la sala conversando junto a los más jóvenes. Faltaba Harry junto a su mujer, quienes asistieron como invitados de honor al baile de Hogwarts, su hijo mayor James también los acompañó en reemplazo de sus tíos (para Rose él solo escapaba de la situación incómoda que se crearía con los dos reunidos en una sola habitación).

- Rose querida, qué bueno que hayas decidido acompañarnos en esta fecha - decía su abuela Molly sentada frente a ella.

- Lo lamento abuela, pero creo que no tuvo de otra. Yo haría lo mismo si ningún chico quisiera ir conmigo al baile - dijo Lucy, tomaba una taza de chocolate despreocupada.

Decir que se llevaba bien con ella era pecar. Lucy poseía el típico cabello Weasley, ese rojizo zanahoria que solo Lily y su hermana mayor, Molly, compartían; lo llevaba en una coleta alta y flequillo de lado, usaba gafas pequeñas, pecas en los cachetes y era más baja que Rose a pesar de ser dos años mayor que ella. Nunca tuvo una disputa fuerte con ella (que recuerde) ya que siempre ignoraba sus comentarios, la verdadera razón de sus disputas era su tío, Percy. Todo el tiempo se las pasaba comparando, "por qué no eres así como Rose", "por qué no haces eso como tu prima", etc, etc.

-A decir verdad Lucy, prefiero mil veces a mi familia que a un chico - puso una carita de niña inocente, fingiendo que le había dolido sus palabras.

- Es un respuesta inteligente, Rose - interrumpió Percy -deberías aprender un poco más de tu prima - regañó a su hija.

Rose decidió ir al cuarto de Victoire donde se encontraban reunidos todas las primas, tras disculparse de la manera más educada posible, salió de ese lugar tan incómodo.

- ¡¿PODRÍAS SENTARTE?! - gritó fastidiada Molly.

Molly era muy diferente a su hermana, llevaba el cabello corto con pequeñas ondas, ropa ligera. Era muy divertida y despreocupada, poseía gran inteligencia pero se inclinaba más al arte. Trabajaba como pintora en el mundo muggle (casi mata a su padre de un infarto) y al ser un año menor que Victorie, eran mejores amigas.

- Ya es tarde y él no aparece - decía una nerviosa Vic.

- Es posible que se haya arrepentido de todo esto - dijo Roxanne - créanme, yo lo haría si tuviera que enfrentarme a todo el clan Weasley - se echó en la cama.

Roxanne, la única que poseía el cabello marrón, era morena como su madre, todo una belleza con sus 21 años, poseía el mismo sentido del humor y tendencia a las bromas que su mellizo Fred.

- No Roxanne, es mucho peor Vic molesta - dijo Dominique mientras se abrazaba a sí misma.

- Seguro tuvo un inconveniente de último minuto, ya llegará - Rose entró a la habitación.

- Mejor por qué no nos cuentas cuando traerás a Wood formalmente Molly - cuestionó Roxanne.

- Chicas, que papá lo conozca ya es suficiente - respondió la aludida.

- Es suficiente si no planeas casarte con él - Lucy entró a la habitación - no creo que a padre le vaya a gustar.

- No queremos que tú padre se fije en él Lucy, la que va a tener que compartir cama con él es Molly, no el tío Percy - dijo Dom con una cara decidida.

Todas rieron, Molly se sonrojó - es verdad que a tu padre no le va a gustar que se case contigo - continuó Vic - porque es jugador de Quidditch y no empleado del Ministerio - enumeraba la mayor de las primas - es el capitán de Catapultas de Caerphilly - interrumpió Roxanne para gritar - Enemigo por excelencia de los Chudley Cannons - prosiguió Vic - y lo esencial - hubo un silencio cargado de suspenso - Fue coronado el mujeriego número 1 por corazón de bruja en marzo del 2021.

- Eso fue hace dos años y hace año y medio que comenzó a salir con Molly - defendió para sorpresa de todas, su hermana menor.

- Gracias Lucy - sonrió a su hermana - no creo que papá no lo apruebe, la semana anterior pasaron toda la tarde conociéndose.

- Si hizo eso por ti Molly, él realmente es el corrector. Merlín, ¿quién aguantaría pasar toda la tarde con el tío Percy? - las chicas rieron.


El cielo estaba iluminado gracias a los fuegos artificiales, celebrando aquella fecha especial. Habían sido encantados para formar hermosas imágenes para el deleite de las personas presentes. Bajo la vista hacia su familia, los amaba a todos, hasta Lucy. Sus padres se encontraban abrazados, Fred y Roxanne fastidiaban a Hugo y Louis, Lucy estaba sentada en un rincón leyendo, los abuelos conversaban con Percy y su mujer, el tío George con Angelina estaban a cargo del espectáculo, Fleur controlando a su marido por la conmoción de la noticia que fue suelta minutos atrás; Teddy y Vic desaparecidos.

Teddy había sido muy valiente, dijo las palabras claras en frente de todos mientras sostenía la mano de Victoire sin dudar. No era novedad para nadie lo que comunicaban, pero aun así el tío Bill quería asesinarlo. Recuerda que años atrás sentía cierto gusto por Teddy, siempre la protegía de las bromas de sus primos mayores, ahora solo lo quería como un hermano. ¿Algún día alguien la llegaría a querer como Teddy a Vic? O solo son cuentos de hadas.



« Volverla a ver Comenta este capítulo | Ir arriba Especial: Un corazón roto »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.