Historia al azar: Otro Comienzo
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El reloj dorado » Capítulo 05
Historia terminada El reloj dorado (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 12 de Agosto de 2016, 07:08
Actualizada el Miércoles 30 de Noviembre de 2016, 08:35
[ Más información ]

Capítulo 05

Se que Rowling escribió que Charlus y Dorea no son los padres de James, pero a mi me caen bien esa gente, así que seguirían en mis relatos como los únicos padres de James, además a muchas os gustan ellos, así que para que cambiarlos?, y con esto aquí tenéis el capítulo de hoy

−Si Cygnus, y ha dejado huérfano a tu bisnieto de pocos meses. −Y miro a los Lupin. −Ese niño es un Lupin.

Ante eso de nuevo la sala se quedo en silencio.

−No me gusta nada esto. −Les dijo Orión. −No voy a permitir que un mestizo con aire de grandezas destruya este lugar, donde vive mi hijo y mi familia, ya sabemos que tenemos que destruir los horrocrux, ¿Qué tenemos que hacer más?

−Nada mas, ahora tiene pocos horrocrux. −Les dijo Abraxas y miro a todos. −Pero si destruimos a Voldemort ahora, algunas cosas no pasaran.

−¿Cómo el que? −Le pregunto Lyall.

−El pequeño Tedd que es como se llama tu nieto no nacerá, tu hijo puede que se fije en alguien más.

−Puede ser, pero a Remus no le hará daño algo que no sabe. −Y miro a Cygnus. −¿Qué piensas?

−Que no podemos olvidarnos de todo, por el nacimiento de un solo niño aunque sea mi bisnieto, tenemos que salvar a esas cientos de personas que morirán por culpa de ese segundón, además como tu bien dices, lo que mi nieta no sepa no le dolerá. −Y miro su amigo. −¿Algo más?

−Sí, deja de trabajar en el ministerio. −Le dijo Abraxas a Lyall.

−¿Por qué?

−Porque si sigues trabajando allí, un día te encontraras con Greyback y morderá a tu hijo.

Y de nuevo la sala volvió a quedarse en silencio.

−¿Me estás diciendo que mi hijo es un licántropo?

−Lo es.

−La solución no es que Lyall se vaya del ministerio. −Les dijo John que hasta el momento no había dicho nada. −La solución es matar a esa cosa e impedir que haga daño a más gente.

−El tiene razón. −Le dijo Charlus. −Lo que hay que hacer es matar a esa cosa.

−Lo haremos.

−Bien. −Les dijo Charlus y miro a todos. −Neville y Cygnus irán tras Greyback, con sus poderes no será difícil matarlo.

−Lo haremos. −Y los dos hombres levantándose se fueron.

Cuando ellos se hubieron ido, Charlus miro a los que quedaban. −Los demás destruiremos los horrocrux e impediremos que ese mestizo de segunda se haga con el poder.

−Vamos. −Y así todos se fueron a cumplir todas las cosas que tenían que hacer.

En algún lugar, Harry abría los ojos, lo primero que vio fue un techo muy alto, girándose vio que la habitación era enorme, sintiéndose confuso se levanto y se acerco a la puerta acristalada y vio que era una pequeña terraza, volviendo al interior busco la puerta de la habitación y se iba a ir, cuando vio un espejo, al verse reflejo se asusto, su reflejo no mostraba un chico de 17 años, sino un niño de 11 años, era el aspecto de cuando empezó en hogwarts.

Sintiéndose más confuso que nunca abrió la puerta y saliendo al pasillo empezó a caminar hasta que llego a una doble escalinata, bajando se fue por una de los pasillos, y tras caminar un poco empezó a escuchar unas voces hablando, cogiendo aire siguió caminando hasta que entro en un comedor enorme y vio a gente allí.

−Harry. −Una mujer pelirroja se levanto y acercándose le sonrió. −Buenos días cariño, ¿has dormido bien?

El niño la miro confuso y tras un rato en silencio por fin hablo: −¿Mama?

Entonces Lily lo miro preocupada. −¿Estás bien cariño? −Y le toco la frente. −Veo que no tienes calentura. ¿No has dormido bien?

−Harry. −Su padre acercándose lo miro. −¿Estás bien?

El niño lo miro. −Confuso.

−James, Lily no os preocupéis. −Les dijo un hombre mayor acercándose. −Yo me ocupo de él, vosotros tenéis que ir a trabajar si queréis que mañana nos vayamos de vacaciones.

−Papa no sé si irme, no quiero dejar a Harry en estas condiciones. −Le dijo James.

−No pasa nada, iros sino llegareis tarde.

−Está bien. −Y miro a su mujer. −Vamos.

−Sí. −Y miro a su hijo. −Me escapare pronto de san mungo y vendré contigo. −Y abrazándolo le dio un beso en la cabeza. −Te quiero.

Al escuchar eso, el niño tuvo que hacer un gran esfuerzo por no ponerse a llorar, era la primera vez que su madre se lo decía.

−Yo también te quiero.

−Lo sé. −Y dándole otro beso se fue con su marido.

Cuando sus padres se hubieron ido, Harry miro al adulto.

−Ahora te explicare todo, pero antes tienes que desayunar bien, sino tus padres se enfadaran conmigo. −Y sonriéndole lo llevo a la mesa y ayudándole a sentarse le puso un cuenco de leche con cereales.

−Gracias.

−De nada. −Y cogiendo la cuchara se puso a desayunar. −¿En qué año estamos?

−Junio 1991, hace dos días que has terminado la escuela, en septiembre iras a hogwarts.

Ante eso el niño lo miro. −¿Por qué?

−Sencillo, aunque desde que me trajiste el cuaderno han pasado 30 años, ahora es cuando cambiaran más las cosas, y el reloj no puede con tantos cambios así que te ha traído aquí, según lo que pusiste en tu cuaderno, en unos días más recibirás la carta de hogwarts, y entonces todo empezara, que tu conozcas la verdad de la magia, tus padres, Voldemort y todo eso.

−Lo entiendo más o menos, ¿pero porque tengo estos recuerdos, si se supone que no ha ocurrido?

−Seguirás tendiendo estos recuerdos hasta que llegues a la fecha en que saliste, entonces el Harry de ese lugar y el Harry de este se mezclaran.

−Eso no lo entiendo.

−Es difícil. −Y le sonrió. −Solo decirte que Voldemort hace muchos años que está muerto y que es un mundo mucho mejor.

Al escuchar que Voldemort que había matado a tantos seres queridos estaba muerto, se puso a llorar.

−Lo sé Harry. −Le dijo su abuelo. −No me puedo imaginar ni por un momento todas las cosas horribles que has vivido, pero ahora ya no tienes que preocuparte de nada.

El niño limpiándose las lágrimas lo miro. −Durante todos estos años, solo quise escuchar eso, de que no me tenía que preocupar de nada.

−Bueno si que te tienes que preocupar de algo.

Ante eso, Harry lo miro. −¿De qué?

−De que vas a tener que repetir todo hogwarts de nuevo.

−No me importa. −Y le sonrió. −Por haber llegado aquí, no me importa vivir hogwarts de nada. −Entonces la sonrisa se le fue. −No quiero ver a los Weasley.

−Y no los veras, bueno el hijo menor de los Weasley empezara este años hogwarts, pero no tenemos relación con ellos, nosotros nos movemos en un lado y ellos por otro lado, además después de las cosas que escribiste, jamás dejaría que esa gente se acercara a nosotros.

−¿Qué pasa con George? Él sabrá todo lo que ha pasado.

−No te preocupes, le lanzamos un obliviate duradero.

−Un obliviate duradero. ¿Qué es eso?

−Desayuna mientras te lo explico. −Le dijo su abuelo.

−Si abuelo. −Y sonriéndole cogió un sándwich que había encima de la mesa y se lo empezó a comer.

−Un obliviate duradero, es un hechizo mucho más complicado que un obliviate normal, cuando se lanza hace que el que portador por llamarlo de alguna manera, olvide las cosas que no le ocurren normalmente, así que su viaje y todo eso no lo recordara.

−Pero abuelo. −Harry lo miro. −El se fue unos pocos meses antes de que Voldemort matara a Fred.

−Igual, ese hechizo dura para siempre, cuando llegue a la fecha en que salisteis entonces ese hechizo desaparecerá.

−No lo entiendo mucho, pero lo importante es: ¿No me tengo que preocupar de nada?

Charlus le sonrió. −De nada.

−Entonces eso es lo único que importa.

−Es normal.

Harry sonriéndole siguió comiéndose su sándwich y mirando a su alrededor miro a su abuelo. −¿Dónde estamos?

−En tu casa de Bishop avenue.

Al escuchar eso, Harry lo miro con los ojos muy abiertos. −Abuelo, ese lugar está llena de mansiones gigantes que cuestan un ojo de la cara.

Charlus le sonrió. −Puede que cueste un ojo de la cara como tú has dicho, pero es que los Potter nos podemos permitir cosas que cuestan un ojo de la cara, tu padre se la regalo a tu madre como regalo de bodas y aunque al principio no quiso vivir en un sitio tan caro, al final lo acepto, no solo porque está cerca de donde viven tus abuelos maternos, sino porque es un buen lugar, un barrio tranquilo y esta a media hora del centro.

−¿Abuelos maternos? −Le pregunto Harry.

−Sí, los padres de tu madre.

−¿Están vivos?

−Lo están, y también tu abuela Dorea, y tienes dos hermanos menores, Charlus que tiene 9 años y Dorea que tiene 5 años.

−Tengo hermanos. −Ante eso el niño sonrió. −Siempre quise tener hermanos.

−Pues ahora tienes dos, termina de desayunar que te estás tardando mucho y nos iremos al callejón diagon a pasar la mañana, hasta que tus padres terminen de trabajar.

−¿Dónde trabajan?

−Tu padre es auror, sin Voldemort molestando es un trabajo bastante tranquilo, y tu madre es medimaga en san mungo.

De nuevo Harry sonrió.

−Termina de desayunar.

−Sí. −Y terminándose su sándwich, volvió a su leche con cereales y tras terminárselo, su abuelo le dijo que se fuera a su cuarto, que de la mesa se ocuparía el.

Al llegar a su cuarto, Harry miro todo bien, su habitación era enorme, le encantaba, aquello estaba genial, acercándose a una puerta que antes no había prestado atención, la abrió y al ver toda la ropa que allí había se quedo parado, habían camisetas de todos los colores, pantalones, zapatillas deportivas para un ejército, tras mirar bien escogió una camiseta roja con un dibujo, unos vaqueros, y unas zapatillas nike.

Una vez vestido, se fue al baño donde de nuevo se quedo parado, tenía una bañera enorme y una ducha de esas de chorro, sonriendo se puso a lavar los dientes y peinarse un poco, entonces se fijo que no tenía ninguna cicatriz, pero era normal allí Voldemort estaba muerto, y no le había intentado matar.

Una vez estuvo preparado, bajo a la planta principal y vio que su abuelo lo esperaba. −¿Ya estás?

−Sí, ¿Dónde están los demás?

−Tus abuelos y Dorea se han llevado a los niños a la piscina, tu dijiste que querías pasar el día conmigo, así que ellos se han ido solos, luego los veras.

−Ya quiero verlos.

−Es normal, ¿vamos?



« Capítulo 04 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 06 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.