Historia al azar: LA HISTORIA DE RAVNICA
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El reloj dorado » Capítulo 46
Historia terminada El reloj dorado (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 12 de Agosto de 2016, 07:08
Actualizada el Miércoles 30 de Noviembre de 2016, 08:35
[ Más información ]

Capítulo 46

−Sí, fiesta. −Y diciendo a los adultos que los verían al día siguiente se fueron a Hogsmeade a celebrar su graduación.

Al día siguiente, más de uno tenía una resaca.

En el tren, en su último viaje en el expreso de hogwarts como alumnos muchos iban durmiendo.

−Seamus te lo estás perdiendo. −Le dijo Hermione mirando a su amigo que estaba medio dormido.

−No me importa Hermione, el viaje en si es lo mismo, lo interesante será cuando lleguemos, ahora quiero dormir. −Y cerrando los ojos de nuevo pronto estuvo dormido.

−Hermione duerme tú también. −Le dijo Draco. −Quedan como cinco horas antes de llegar y Seamus tiene razón, el viaje en si es lo mismo.

Ante eso la chica lo miro.

−Duerme. −Le dijo de nuevo.

−Está bien. −Y apoyándose en su novio pronto estuvo dormida.

Horas más tarde por fin llegaban a Londres, donde los adultos que los esperaban les aplaudieron y les lanzaron confeti.

Tras dales las gracias se fueron a sus casas.

Al día siguiente, James y los demás reunían a los chicos.

−Al final hemos decidido comprar un piso entre todos. −Les dijo James a Harry, Lyall, Daphne y Cassie. −Los pisos que vimos para alquilar no nos terminaban de convencer, así que lo hemos comprado, está en medio de las tres universidades a las que asistiréis, y es una buena zona.

Ante eso los chicos los miraron. −Queremos ser alumnos normales, no vivir en un piso súper grande y súper caro.

−Es un buen lugar. −Le dijo Remus. −Es un poco grande, porque tiene cuatro habitaciones pero por lo demás es muy normal. −Y les enseñaron las fotos.

Mientras ellos miraban las fotos, George y los demás miraban a Hermione, Orión y Draco.

−El vuestro es este, y también lo hemos comprado, como con el suyo no terminaba de gustarnos lo que vimos, en algunos a los dueños no les hacía mucha gracia que tanto joven viviera en su propiedad y otros estaban asquerosos, así que decidimos comprarlo.

Hermione y los demás se pusieron a ver las fotos y tras hablarlo entre ellos decidieron que era un buen lugar para vivir, tenía tres habitaciones y no estaba muy lejos de Oxford.

Tras mirar lo de los pisos que ya estaban amueblados gracias a los adultos, se pudieron relajar hasta que llegara el día en que se mudarían a sus nuevos hogares.

Día en que Draco, Harry y George viajaron al pasado.

Ese día todo empezó bien, los chicos se despertaron y tras desayunar se fueron a hacer las cosas que tenían preparadas para ese día.

Hermione estaba en su casa preparando la comida, cuando su video consola empezó a sonar, cogiéndola vio que era una llamada de Cassie.

−¿Cassie y esa sorpresa? No esperaba tu llamada.

−Herms vente corriendo a san mungo, Draco y Harry han sido ingresados.

Ante eso la castaña se puso muy nerviosa.

−¿Qué ha pasado?

−Nadie lo sabe, se han desmayado de golpe, vente.

−Sí, no tardo mucho. −Y cogiendo sus cosas se apareció en san mungo.

Al llegar vio que Bill Weasley también estaba allí.

−¿Qué hace el aquí? −Le pregunto Hermione a Cassie.

−Su hermano George también se ha desmayado.

−¿Ya sabéis que les ha pasado?

−Aun nadie lo sabe, les están haciendo mil pruebas.

Mientras ellos estaban muy preocupados, en un lado Charlus y los mayores se miraban entre sí.

−Eso ha sido el reloj. −Les dijo Orión.

−Lo sabemos, lo que yo quiero saber es ¿cuando se despertaran? −Le pregunto Charlus mirando al primo de su mujer.

−En una hora más.

−¿Lo sabes con seguridad?

−Lo sé. −Le dijo Orión. −Confiar en mí, yo tampoco quiero que les pase nada.

−Espero que tengas razón. −Y tras decir eso volvieron con los demás.

Una hora más tarde, la familia seguía muy nerviosa incluso Hermione había llamado a sus padres para contarles lo que pasaba y se habían acercado haber como seguía su yerno.

La situación cada vez era peor, pues aunque habían hecho muchas pruebas nadie había encontrado lo que les pasaba incluso ya estaban pensando en llamar a especialistas.

De pronto una enfermera se acerco. −Señores, los pacientes se han despertado.

Ante eso todos se miraron sin entender nada, habían estado una hora sin saber que ocurría y de pronto se despertaban, esa situación cada vez era más confusa.

−Tranquilos, los revisaremos. −Les dijo Lily y así los medimagos entraron en la habitación de los chicos, los habían puesto a los tres juntos.

En la habitación Draco pensaba que su cabeza iba a explotar, esa mañana se había sentado realmente bien, pero de pronto todo se había vuelto de color negro y ahora se había despertado y no reconocía el lugar.

−¿Draco como te sientes? −Le pregunto Remus acercándose.

El chico lo miro. −Me duele muchísimo la cabeza, es como si mil martillos estuvieran picando, ¿me puedes dar algo?

−Ahora mismo. −Y miro a una enfermera. −Por favor trae tres pociones para el dolor de cabeza.

−Ahora mismo. −Y se fue a cumplir la orden de su jefe.

−Aparte del dolor de cabeza, ¿te duele algo más?

−No, ¿Qué ha pasado?

−Te has desmayado de golpe, a Harry y George les ha pasado lo mismo.

Ante eso el chico supo de que se trataba, era el reloj, ya habían llegado al momento exacto en que habían salido, y según su tío Orión el Draco del otro lugar y el de este se habían juntado.

−Aquí tiene. −Le dijo la enfermera volviendo con las pociones.

−Gracias. −Y cogiendo una botellita se la dio. −Tómatela.

−Sí. −Y tras tomársela le devolvió la botella. −¿Puedo hablar con mi tío Orión?

−Si claro, esta fuera esperando, ¿pero no prefieres hablar con tus padres o Hermione'

−Hablare con ellos luego, ahora tengo que hablar con mi tío Orión.

−Ahora te lo traigo.

−Gracias. −Y acostándose bien espero a que su tío entrara, mientras lo hacía vio que su tía estaba revisando a Harry y otro medi mago a George.

Orión no tardo mucho en entrar y miro a Lily y al otro medi mago. −Por favor, ¿podéis salir un momento?

Ante eso los dos adultos lo miraron.

−¿Orión todo bien? −Le pregunto Lily.

−Tengo que hablar con ellos.

−¿Sobre?

−Nada importante pero necesito hablar con ellos a solas.

−Está bien. −Y miro a su hijo. −Harry no tardare.

−Gracias mama. −Y sonriéndole vio como salía.

Cuando los tres se quedaron a solas con Orión lo miraron.

−Me lanzaste un obliviate. −Les dijo George mirándolos. −Lo recuerdo.

Ante eso el patriarca lo miro. −Creíamos que duraría para siempre que nunca recordarías nada del otro lugar.



« Capítulo 45 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 47 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.