Historia al azar: Cissy Malfoy
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El reloj dorado » Capítulo 41
Historia terminada El reloj dorado (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 12 de Agosto de 2016, 07:08
Actualizada el Miércoles 30 de Noviembre de 2016, 08:35
[ Más información ]

Capítulo 41

Ante eso la chica lo miro. −Draco mi madre sabe hacer otros platos, te lo digo por si no lo sabías.

−Quiero tarta de frutas.

−Ohh está bien, sé que no me dejaras hasta que te lo confirme.

−Claro que sí. −Y sonriéndole se levanto y cogiéndole de la mano se fueron a clases.

Las últimas semanas de clases antes de las vacaciones navideñas pasaron rápido y pronto todos estaban recogiendo sus cosas para ir a Londres.

El 30 por la mañana, los chicos se fueron al supermercado y llenaron dos carros con comida, una vez pagaron ya se fueron a buscar el autocar.

Antes de irse, Blaise les daba a todos la dirección exacta de la situación de la casa y el número de teléfono.

−Gracias Blaise. −Le dijo James viendo el papel, no solo estaba la dirección sino también un mapa.

−De nada señor Potter, es importante que sepan donde estaremos.

−Lo es, ahora ves, sino te dejaran.

−Sí, buen año nuevo. −Y despidiéndose de su padre se subió en el mini autocar y pronto estuvo en marcha.

Como no eran más de 20, habían contratado un mini autocar que les salía más barato, aunque muchos no tenían que preocuparse del dinero, era mejor no gastarse mucho.

Una hora más tarde, el autocar llegaba a la cabaña, bajándose del autocar vieron la cabaña, la casa tenía dos pisos y era enorme.

−¿Qué os parece? −Les pregunto Blaise. −¿Os gusta?

−Esta genial. −Le dijo Hermione.

−Sí que lo está, ahora descargaremos y meteremos las cosas en la cabaña.

−Sí. -Y se pusieron a descargar.

Una vez hubieron descargado el autocar, Blaise se acerco al chofer. −Sé que es fiesta el día uno, ¿pero nos puede venir a buscar después de comer?

−Sin problemas chico, a las tres estaré aquí.

−Gracias.

−De nada, buen año nuevo.

−Buen año nuevo. −Y viendo como volvía a subirse al autocar se fue.

−¿Cómo has conseguido que trabajara el día uno? −Le pregunto Hermione.

−Le hemos pagado una tasa aparte por el inconveniente.

−Mejor.

−Si, además solo serian unas tres horas, ahora para dentro que hace frio.

−Sí. −Y entrando vieron que había una gran sala con una cocina americana.

−Los cuartos están arriba, chicas a la derecha, chicos a la izquierda. −Les dijo Blaise. −Antes de que digáis nada, he prometido a mi padre que nos comportaríamos y no me gusta mentir.

−Nos comportaremos, no tenemos cinco años. −Le dijo Draco.

−No, nos los tenemos. −Y dejando sus platos encima de la encimera, subieron a los cuartos de dejar sus cosas.

Cuando Hermione bajo, vio que Blaise ya estaba con la chimenea.

−Herms.

−Blaise.

−Pon los platos a calentar al horno o en el microondas, comeremos las cosas que hemos traído hechas.

−Lo hare. −Y acercándose a la cocina se puso a calentar los platos que habían llevado.

−¿Hermione te ayudo? −Le pregunto Pansy.

−Si por favor, estoy calentando los platos.

−¿Nos comeremos todo ahora?

−Si sobrara ya nos los comemos esta noche. −Le dijo Blaise que tras encender la chimenea estaba colocando la comida que habían comprado en la nevera.

De pronto se escucho el teléfono, Draco que bajaba se acerco y lo cogió.

−Sí.

Hola Draco.

−Hola tío. −Y miro a los demás.− Es mi tío James.

¿Habéis llegado bien?

−Sí, sin problemas, el día uno nos vendrán a buscar a las tres.

Un poco tarde, pero se entiende, divertiros os llamaremos mañana.

−Esperaremos vuestra llamada, hasta mañana.

Hasta mañana. −Y le colgó.

−¿Draco quien era? −Le pregunto Harry bajando.

−Tu padre, ha llamado para saber cómo habitamos llegado ya le he dicho cuando nos tienen que esperar.

−Bien, no me gustaría que se preocuparan.

−Eso nadie lo quiere. −Y miro a los cocineros. −¿Qué hacemos?

−Ir poniendo la mesa, se puede extender. −Le dijo Blaise.

−La pondremos. −Y así mientras algunos terminaban de calentar la comida, otros ponían la mesa.

Una vez todo estuvo colocado se pusieron a comer.

−Esta tarde podemos ir a pasear. −Les dijo Pansy.

−Sí que iremos, no muy lejos hay un lago. −Les dijo Blaise.

Y con esos planes hechos siguieron comiendo y al terminar guardaron la comida que había sobrado en la nevera.

−¿Draco cuanta tarta vas a seguir comiendo? −Le pregunto Cygnus.

Ante eso el slytherin que aun seguía comiendo tarta lo miro. −Me gusta la tarta de frutas.

−Si bueno, vamos a ir a pasear, luego puedes seguir comiéndola.

−Ohhh está bien, que malos que sois, no me dejáis disfrutar. −Y mirándolos indignado guardo la tarta y cogiendo su abrigo y sus guantes se fue a pasear con los demás.

−Mañana iremos a montar a caballo. −Les dijo Blaise que iba de la mano con Pansy. −No muy lejos hay un establo que alquila caballos, ¿Qué os parece?

−Nunca he subido en un caballo. −Le dijo Dean. −¿Y si me caigo?

−No te caerás. −Le dijo Hermione. −Iremos despacio y no correremos. −Y miro a Blaise. −¿Verdad?

−Verdad. −Y mientras hablaban seguían disfrutando de su paseo.

Por la noche, mientras algunos preparaban la cena, otros estaban delante de la gran televisión jugando a la maquina.

−¿Quién ha sido el cerebrito que ha traído una videoconsola a un viaje? −Les pregunto Hermione mientras cortaba unos champiñones para su crema.

−He sido yo. −Le dijo Harry.

−Lo que yo digo cerebrito. −Y sonriéndole siguió preparando la cena.

−¿Qué estáis preparando? −Les pregunto Draco.

−Crema de champiñones, una ensalada con tomate, cebollas y olivas y por ultimo hamburguesas.

−¿Habéis usado las setas? −Le pregunto Blaise. −Las quería usar para el plato de mañana.

−No, solo hemos usado los champiñones, hemos comprado dos bandejas.

−Mejor.

−Sí. −Y sonriéndole siguió cocinando.

−¿Herms harás picatostes? −Le pregunto Harry.

−Sí, hare mucho para acompañar la crema es lo mejor.

−Sí que lo es.

−Herms eres toda una cocinitas. −Le dijo Theo. −Draco tiene suerte.

Ante eso la castaña se puso colorada y los demás se rieron.

−Oye no os metáis con Hermione. −Les regaño Daphne que estaba con el postre. −Si seguís así os dejaremos sin postre.

−¿Postre? ¿Qué postre? −Le pregunto Seamus.

−Natillas caseras, pero si os portáis mal, no tendréis. −Y contenta de haber dicho la última palabra siguió cocinando.

Al día siguiente, después de desayunar cogieron sus cosas y se fueron a las caballerizas.

Durante el viaje, Draco vio que Harry estaba distraído así que se acerco. −¿En qué piensas?

−En lo bien que se está aquí, en el otro lado el día de navidad Hermione y yo encontrábamos la tumba de mis padres. −Y lo miro. −Y luego nos quisieron matar.

−Yo tampoco las pase bien, con Voldemort en medio nada está bien.

−Y que lo jures, por suerte aquí todo va bien.

−Sí que va bien. −Y tras decir eso se fue con Hermione.

Una vez terminaron el viaje iban a volver a su cabaña cuando vieron un anuncio.

−¿Quién pone anuncios en medio de la nada? −Les pregunto Hermione acercándose al tablón.

−Ni idea, alguien que debe de estar aburrido. −Le dijo Draco. −¿Qué anuncian?

−Pollos.

−¿Pollos? −Le pregunto Harry.

−Si pollos.

−Podemos comprar un par. −Le dijo Blaise.

Ante eso todos lo miraron.

−¿Para qué quieres un pollo?

−Para un pollo relleno.

−¿No habíamos comprado todo en Londres? −Le pregunto Orión.

−Y lo habíamos comprado, pero no unos pollos.

−Ves tú a comprarlos, yo paso de matarlos. −Le dijo Cassie. −Qué asco, pobres pollitos, creo que me voy a hacer vegetariana a partir de ahora.

−Que exagerada. −Le dijo su hermano y miro a su amigo. −Blaise te acompaño.

−Sí. −Y entrando en la propiedad no tardaron mucho en volver con cuatro bolsas.

−¿Por qué lleváis bolsas?



« Capítulo 40 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 42 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.