Historia al azar: A tu lado
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El reloj dorado » Capítulo 04
Historia terminada El reloj dorado (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 12 de Agosto de 2016, 07:08
Actualizada el Miércoles 30 de Noviembre de 2016, 08:35
[ Más información ]

Capítulo 04

−1953, antes de que padre naciera.

−¿Qué tenemos que llevar?

−Solo el cuaderno, vamos.

−Sí. −Y así todos se levantaron y se fueron al salón donde estaba el reloj dorado.

Hermione acercándose lo iba a tocar, cuando Draco la paro. −No lo toques, esta maldito solo lo pueden tocar los que son Black.

−Tus antepasados eran bastante paranoicos.

−Lo eran, pero es mejor así. −Y miro a George. −Empiezas tú. −Y cogiendo el reloj puso una fecha en una ranura y las manecillas empezaron a girar al revés. −Tócalo.

−Sí. −Y el chico tocando el reloj, desapareció.

Ante eso todos se miraron asombrados.

−El reloj tiene mucha energía por eso necesita tres Black`s para que su energía se termine, sino se descontrolaría y todos terminaríamos muertos. −Les dijo Draco y vio que el reloj seguía retrocediendo. −Potter prepárate. −Y puso una fecha, cuando termino miro a Harry. −Te toca.

−Sí. −Y antes de tocarlo miro a Hermione. −Nos volveremos a ver. −Y tocando el reloj también desapareció. −Y por último el, puso la fecha de 1950, era tres años antes de lo que había pensado en un principio, pero era mejor así, y miro a sus amigos. −Nos volveremos a encontrar.

−Draco ves con cuidado. −Le dijo Pansy.

El chico antes de desaparecer le sonrió. −Siempre serás mi hermana. −Y tras decir eso, Draco y el reloj desaparecieron.

En algún lugar de 1959, Harry se despertaba y vio que estaba en una gran mansión, el chico levantándose cogió el cuaderno que tenia a un lado y se puso a caminar haber si encontraba a alguien.

Por suerte no tardo mucho en encontrar a un hombre que se parecía mucho a su padre pero no llevaba gafas.

−Buenas tardes. −Le saludo el hombre. −¿Qué haces aquí?

Harry lo miro sospechosamente. −¿Solo va a decir eso? ¿Quiero decir un desconocido se mete en su casa y solo dices eso?

El hombre le sonrió. −No me tengo que preocupar de nada por dos cosas, primero porque soy el jefe de los aurores, solo hay tres personas más poderosas que yo, y ahora no están aquí y segundo porque te pareces mucho a mi así que puede que seas un familiar. ¿Y bien quién eres?

−Harry James Potter Evans.

−Así que el reloj funciona.

Harry que cada vez estaba más nervioso ante la actitud del hombre, no supo que decir.

El hombre le sonrió. −Siéntate. −Y mientras Harry se sentaba, él le puso una taza de té. −Soy tu abuelo. −Le dijo el hombre. −Me llamo Charlus Potter.

−¿Cómo sabe que soy su nieto, podría ser un mortifago que he cogido esa apariencia o podría ser un ladrón?

Ante eso Charlus frunció el ceño. −Eres muy mal pensado, para ser tan joven. −Y se rio. −Se que eres mi nieto porque llevas el nombre de mi hijo, bueno aun no ha nacido pero pronto lo hará y hemos decidido llamarlo James. −Y cogiendo su taza se puso a beber su te. −¿Y bien para que has venido? Seguro que es algo importante sino no lo hubieras echo.

Harry olvidándose de todo lo demás le dio el cuaderno. −Voldemort ha destrozado todo, y aunque ya ha muerto, ha matado a mucha gente, esto es para ti, para que lo puedas matar antes de que se haga más fuerte.

Charlus dejando su taza de té, cogió el cuaderno y lo empezó a abrir.

−Harry.

−Sí.

−Ahora desaparecerás. −Le dijo. −El reloj solo tiene una vida de 10 minutos en el pasado. −Y lo miro. −Pero tranquilo, llegaras a un lugar mucho mejor. −Y le sonrió. −Gracias Harry, gracias por querer salvar a esta familia. −Y antes de que Harry pudiera decirle nada mas, desapareció.

En otro lugar, por 1950 Draco llegaba a la mansión de su familia y no tardo mucho en encontrar a su abuelo, el hombre era idéntico todos los hombres Malfoy, incluso tenía el cabello largo.

−Chico acércate. −Le dijo el hombre.

Draco tragando saliva se acerco y cuando estuvo bien cerca, su abuelo toco el reloj. −Así que funciona.

−No lo toques. −Y se aparto. −Esta maldito.

Ante su sorpresa, Abraxas se rio. −No está maldito, es una broma que hicieron Orión y Cygnus para que dejáramos de tocar el reloj, sobre todo Charlus el siempre metía sus dedos y claro los primos se cansaron. ¿Quién eres?

−Tu nieto, Draco Lucius Malfoy Black.

−¿Y qué haces aquí?

Draco dejando el reloj encima de la mesa, cogió el cuaderno y se lo dio. −Para ti, impide que mi padre se convierta en mortifago.

−Vaya con ese hijo mío, no ha nacido y ya está dando problemas. −Y cogiendo el cuaderno lo miro. −¿Quién es tu madre?

−Narcisa Black.

−Por lo menos no ha hecho eso mal. −Y dejando el cuaderno a un lado lo volvió a mirar. −¿Qué otros Black`s te han acompañado?

−Harry Potter, es el nieto del señor Charlus Potter.

−Así que Charlus se caso con una Black.

−Si con la señora Dorea Black.

Ante eso Abraxas frunció el ceño. −Esa chica me cae bien, pero tiene un carácter endemoniado, pero bueno hay gustos para todos. ¿Quién más?

−George Weasley.

−Puede ser, Cedrella se ha casado con ese tonto de Weasley, al que causan de traidor y han echado a la mujer de la familia. ¿A qué año ha ido Harry?

−1959, un año antes de que el señor James Potter nazca.

−Gracias por el aviso, ahora te irás. −Le dijo Abraxas. −La magia del reloj solo dura 10 minutos, pero cuando te despiertes estarás en un lugar mejor. −Y le sonrió. −Gracias Draco, gracias por salvar a esta familia, yo me ocupare de que tu padre, mi hijo no destroce esta familia. −Y tras decir eso Draco desapareció.

En algún lugar de 1960, un grupo de magos se reunía.

−¿Y bien para que nos habéis reunido? −Les pregunto el hombre más poderoso de ese lugar Orión Black.

−Ten paciencia Orión. −Le dijo Abraxas. −Ahora te lo diré. −Y cogiendo una bolsa les enseño lo que había dentro.

Orión al ver el reloj lo miro. −¿Abraxas porque tú tienes mi reloj?

−Mi nieto me lo trajo en 1950.

−¿Tu nieto?

−Si, Draco Lucius Malfoy Black, el hijo de Lucius y Narcisa, el me pidió que hiciera algo.

−¿El qué?

−Matar a Voldemort antes de que se haga con el poder.

Ante eso, todos los magos que había en esa sala lo miraron.

−No puede ser. −Le dijo un hombre. −No es posible que ese hombre destruya nuestro mundo, nosotros somos muy poderosos.

−Lyall nosotros estamos muertos. −Le dijo Abraxas mirándolo. −El único que ha sobrevivido a todo esto es Dumbledore.

−Dumbledore lo podría matar con los ojos cerrados.

−No lo hizo, dejo que una estúpida premonición se cumpliera.

−¿Qué quieres decir? -Le pregunto sin entender.

Antes de seguir, Abraxas los miro, a su lado estaba Neville Longbottom, patriarca de la familia Longbottom, a su lado estaban los Lupin, John y su hijo Lyall, aunque no tenían tanto dinero como el mismo, su cerebro hacia que fueran más que bienvenidos, más allá de los Lupin estaban los primos Black, Orión y Cygnus, y aunque Arcturus seguía vivo, le había dado el poder a su hijo Orión, y por ultimo Charlus, todos y cada uno de ellos tenía algo importante que aportaba a ese grupo.

−Lo que quiero decir, es que aquí el nieto de Charlus, será el escogido para que mate a Voldemort.

−Vaya mierda. −Le dijo Orión. −Eso es una porquería, sin contar que ese niño es mi sobrino. ¿Y bien que vamos a hacer para matar a ese idiota?

−Sencillo. −Y les dio unas hojas. −Aquí tenéis todo lo que tenéis que hacer.

Los hombres cogiendo los papeles se pusieron a mirar lo que allí había escrito.

−¿Horrocrux? −Le pregunto Neville.

−Si, Nev. −Le dijo Abraxas. −Horrocrux, ese será nuestro trabajo, impedir que Voldemort se haga más fuerte.

−Abraxas. −Le llamo Cygnus.

−Dime.

−¿Por qué Draco ha venido a verte a ti? Podría haberme venido a ver a mí también.

−Porque mi hijo es un mortifago, yo impediré que Lucius cometa esa estupidez, jamás dejare que mi hijo sea el segundón de un mestizo con aires de grandeza.

−Me hubiera gustado verlo. −Y lo miro. −¿A quién se parece?

−A mí, es rubio con los ojos grises.

−Vaya. −Y miro a Orión. −¿Tendré algún nieto que se parezca a mi?

El hombre miro a su primo. −No lo sé, pero seguro que pasara.

−Cygnus. −Abraxas lo llamo.

El hombre dejando de mirar a su primo, miro a su amigo. −Dime.

−Tu hija Andrómeda se casa con un hijo de muggles, llamado Tedd Tonks.

Ante eso, la sala se quedo en silencio.

−Dime que estas mintiendo. −Le dijo Cygnus rugiendo. −Jamás, dejare que mi hija se case con uno de esos.

−Tranquilo Cygnus. −Le dijo Charlus mirándolo. −¿Por qué te pones así? ¿Qué mal te han hecho ellos? Mi hijo James también se casara con una de ellos y te puedo asegurar que mi nieto es encantador, solo estuve 10 minutos con él y sus ojos demuestran una fuerza que pocos tienen, la fuerza que nosotros tenemos.

Cygnus lo miro. −Charlus, nos están invadiendo. −Protesto.

−Lo sé amigo, pero ellos también tienen derecho a hacer magia, además por el cuaderno que me dio mi nieto, tu nieta es muy valiente, sin contar que es una metamorfomaga.

−¿Cómo de valiente? −Le pregunto mirándolo.

−Ella murió luchando contra Bella, que es una mortifaga, tu hija ha dejado un rastro de muertos a su paso.

−¿Me estás diciendo que mi hija Bella ha matado a mi nieta?



« Capítulo 03 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 05 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.