Historia al azar: Destellos de luz
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El reloj dorado » Capítulo 29
Historia terminada El reloj dorado (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 12 de Agosto de 2016, 07:08
Actualizada el Miércoles 30 de Noviembre de 2016, 08:35
[ Más información ]

Capítulo 29

Cygnus mirando a su alrededor tuvo que darle la razón a Bill. −A mí también me gusta, y no hace falta regalar una mansión para ser feliz, y esta casa está realmente bien. −Y pasando por el salón pasó por una puerta y vio una cocina.

−El salón seria salón-comedor y aparte de la cocina cuenta con un despacho biblioteca. −Y lo llevo por un pequeño pasillo hasta el despacho.

Cygnus al verlo asintió. −Me gusta mucho, es bastante grande y se puede poner una mesa grande y un sofá perfectamente.

−Sí que se puede, ven que te enseño las habitaciones, tiene cuatro y dos cuartos de baño. −Y lo guio por unas escaleras de madera de color marrón oscuro hasta el segundo piso. −Este es la habitación de matrimonio. −Y abrió la puerta. −¿Qué te parece?

El hombre entrando asintió de nuevo. −Me gusta, ¿Qué tipo de cama vas a poner?

−He visto una que me gusta que en vez de tener un somier de tablas de madera es un somier de madera y se puede hacer a la medida que quieras.

−Eso está bien. −Y lo miro. −Me has dicho que habían más habitaciones.

−Si tres más, pero antes te quiero enseñar el baño. −Y abriendo la puerta le enseño el cuarto de baño.

Cygnus mirándolo asintió, el baño era completo. −Veo que has pensado en todo.

−Sí. −Y le enseño el resto de la casa. −También tiene un pequeño jardín trasero y los vecinos son familias con niños pequeños.

−Es un buen lugar. −Y lo miro. −Yo que tú la compraría a Dora le gustara.

Al escuchar que a su prometida le gustaría asintió. −Gracias por venir a verla.

−De nada, ¿Cuándo vas a ir a firmar las escrituras?

−Esta tarde.

−¿Te puedo acompañar?

−Claro que sí. −Y sonriéndole salieron de la casa y cerrando todo bien se despidieron hasta la tarde.

Unos días más tarde, Dora no dejaba de saltar, Bill le había enseñado la casa que había comprado y le encanto y aunque tendría que estar enfadada por haber escogido el solo no le importaba para nada, la casa era tan bonita que no le importaba.

−Dora quédate quiera. −Le dijo Andrómeda. −Cariño Bill y tú tenéis que hacer la lista de bodas sino no les dará tiempo a los invitados a comprarlos.

−Tienes razón. −Y tranquilizándose se sentó al lado de su prometido y lo miro. −¿Qué podemos escoger?

−Podemos pedir los muebles para nuestra casa, así nos ahorramos dinero. −Y miro a su suegra. −¿Qué te parece?

−Es una buena idea, en esa lista se puede poner lo que quieras, además así los invitados nos os regalan lo mismo.

−¿Y en el callejón diagon encontraremos una tienda así?

Andrómeda asintió. −Sí que lo encontraremos, hay tiendas especializadas, esta tarde iremos a mirar todo lo que tienen y así lo vamos escogiendo.

−Gracias.

−De nada. −Y así con una cosa menos siguieron mirando otras mil cosas, como habían decidido casarse en verano no había mucho tiempo para tener todo listo.

Mientras Bill y Dora preparaban su boda con la ayuda de las mujeres de la familia Black, los demás hacían su vida normal.

Un día en hogwarts, Hermione estaba leyendo la carta de su madre al terminar se acerco a Cygnus que estaba con sus amigos.

−Cygnus.

El chico la miro. −Buenos días Hermione.

−Buenos días. −Y le sonrió. −¿Te puedo preguntar algo?

−Claro que sí, ¿pero no prefieres preguntárselo a Draco? −Le pregunto.

−No, porque es sobre la boda de tu hermana.

−¿Ya has recibido la invitación?

−Si gracias, mis padres están realmente contentos, pero tengo un problema.

−¿Qué problema? −Le pregunto Draco.

−Que no se que regalarle a Bill y Dora.

−¿No tienes la lista de regalos?

−La tengo y la señora Potter ya ha acompañado a mis padres al callejón diagon para comprar el regalo, han escogido la cubertería, pero yo quiero regalarles algo por mi misma incluso ya mi madre me ha enviado dinero. ¿Qué les puedo comprar?

−Dora no es difícil de contentar. −Le dijo Cygnus. −Cualquier cosa que le regales le gustara.

−Eso me lo pone más difícil, porque hay tantas cosas que no se que escoger. -Le dijo Hermione.

Draco la miro. −Si quieres te acompaño el próximo día a Hogsmade yo tampoco tengo el regalo.

La chica asintió feliz de tener un poco de ayuda. −Gracias. −Y miro a Cygnus. −¿Entonces le compro cualquier cosa?

−Lo que quieras. −Le dijo. −Lo de la lista de bodas es mas para los adultos, ya han escogido una hermosa casa pero aun no tienen los muebles mi madre les recomendó que pusieran los muebles en la lista.

−Es una buena opción. −Les dijo Pansy que no estaba muy lejos. −Mis padres están que se mueren porque no han sido invitados. −Y les sonrió. −Pero yo sí.

−Claro que has sido invitada, me caes bien. −Le dijo Cygnus sonriéndole y miro a sus amigos. −Y mi hermana ha invitado a algunos de mis amigos para que no solo hubieran adultos en la fiesta, dice que los adultos son realmente aburridos.

−Y que lo jures. −Les dijo Theo. −En verano hubo una fiesta en mi casa y solo hubieron adultos vaya plomo.

−Lo que a mí me extraña es que aguantaras toda la noche. −Le dijo Daphne.

−Que va no aguante, a mitad de la fiesta me fui a dormir, ¿os puedo acompañar a comprar el regalo?

−Claro que sí. −Le dijo Hermione sonriéndole y vio que Harry y los hermanos Black se acercaban. −Este sábado vamos a ir a comprar los regalos para Dora y Bill, algo que no esté en la lista, pues según Cygnus lo de la lista es mas para los adultos, ¿os venís?

−Sí que vamos. −Le dijo Harry. −Aun no se que regalarle a los novios, llevo pensando desde que mi madre me dijo que tenía que escoger algo por mí mismo.

−Este sábado lo miraremos bien.

−Sí. −Y con sus planes hechos para el sábado, volvieron a sus deberes.

El sábado por la mañana el grupo se fue a mirar por todas las tiendas, después de mirar todo bien, Hermione escogió un hermoso reloj de sobremesa.

−¿Cygnus qué te parece? −Le pregunto Hermione.

El chico que estaba mirando unas cosas con los gemelos Weasley se acercaron. −A Dora seguro que le gustara. −Y miro a los gemelos. −¿Qué os parece?

−A Bill también le gustara mucho. −Le dijo Fred. −Creo que ya tienes tu regalo. −Y le sonrió.

−Genial. −Y cogiéndolo miro el precio. −Es súper caro. −Y los miro. −No tengo tanto.

−No te preocupes. −Le dijo Draco acercándose. −Lo compraremos juntos, ¿Qué te parece?

Ante eso Hermione lo miro. −¿No quieres regalarles algo diferente?

−No, he visto mil cosas y lo mejor es el reloj. −Y le sonrió. −Así que lo compraremos juntos.

−Estupendo. −Y miro a su alrededor. −La verdad es que el reloj es lo único que me ha gustado.

−Eso es porque los dos sois muy exigentes. −Les regaño Harry que llevaba unas copas de cristal en la mano. −¿Qué os parece?

−Son hermosas. −Les dijo Cygnus. −¿Se lo vas a regalar?

−Si con Cassie, es bastante caro, son diez copas, diez vasos, una jarra y una licorera.

−A Bill y a Dora les encantara el regalo.

−Gracias. −Y sonriéndole se fueron al mostrador.

Mientras pagaban, Luna y Theo llegaron con un hermoso grabado de madera.

−¿Qué os parece? −Le pregunto Luna.

−Esta genial. −Le dijo Harry mirándolo bien. −Es como si el lobo fuera a salir en cualquier momento.

−Y que lo jures. −Le dijo Draco. −Habéis escogido bien a los novios les gustara.

−Entonces ya lo tenemos. −Les dijo Theo.

−Sí. −Le dijo Luna y miro al chico. −Gracias Theo.

−De nada. −Pagando todas sus compras, salieron a la calle justo cuando James, Sirius y Remus pasaban.

−Papa llegas justo a tiempo. −Le dijo Harry y le dio la caja. −Ves con cuidado es el regalo para Bill y Dora y es de cristal.

−¿Qué es? −Le pregunto James cogiendo fuerte la caja.

−Son unas copas, unos vasos y otras cosas de cristal, lo he comprado junto a Cassie porque subía bastante.

−Eso está bien. −Y miro a los demás. −¿Queréis que nos llevemos algo? Cuando terminemos de aquí, nos iremos a casa de Andrómeda tenemos que ir a mirar unas cosas.

−Si gracias. −Le dijo Draco y le dio su regalo. −Hermione y yo hemos comprado un reloj de sobremesa.

−Seguro que es hermoso, ¿habéis puesto vuestros nombres?

−Lo hemos hecho. −Le dijo Theo que le dio su regalo a Remus.

−Mejor así los novios sabrán de quien es cada regalo. −Les dijo Sirius y con las manos llenas miro a sus amigos.− Es mejor que nos marchemos ya, con todas las cosas que llevamos no me gustaría que se rompiera.

−Ni lo digas. −Le dijo Remus y miro a los chicos. −Nos vemos en otro momento.

−Sí. −Y despidiéndose vieron como se iban.

En su casa, Andrómeda estaba terminando unas cosas de la boda, cuando sus primos y Remus entraron cargados.

−Meda ayúdanos por favor. −Le pidieron. −Son regalos para los novios.

La mujer asombrada por tantos regalos se levanto y cogiendo las cajas las fue colocando con el resto de regalos pequeños.

−¿De dónde han salido tantos regalos?

−Draco y los demás. −Le dijo Sirius. −Cuando hemos llegado a Hogsmeade los chicos salían de una de las tiendas y nos los han dado, cada uno tiene su nombre.

−¿Sabéis lo que hay? −Y acercándose a la mesa cogió su lista.

−Nos lo han dicho por encima. −Le dijo James. −Harry y Cassie les han regalado una cristalera, se que en la lista ya había una pero espero que no importe.

−Claro que no. −Y sonriéndole lo apunto. −Además seguro que es hermosa.

−Seguro que si, Draco y Hermione han escogido un reloj de sobremesa.



« Capítulo 28 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 30 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.