Historia al azar: Inmortal
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El reloj dorado » Capítulo 18
Historia terminada El reloj dorado (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 12 de Agosto de 2016, 07:08
Actualizada el Miércoles 30 de Noviembre de 2016, 08:35
[ Más información ]

Capítulo 18

−El es Orión Black. −Y miro a Hermione. −Él es el hombre más poderoso de este mundo, es el patriarca de la familia Black, y nadie manda más que el, ni siquiera el ministro de magia. −Y le sonrió. −Y lo que él dice se cumple y si él dice que los hijos de muggles y sus familias son bienvenidos, es que lo son.

−Vaya si que manda. -Le dijo Hermione impresionada.

−Mucho, como digo nadie supera su poder y si no es ministro es porque pasa, cree que ese puesto de trabajo esta mas que gafado.

−¿Gafado porque?

−Porque los últimos ministros que hemos tenido, son unos incompetentes que no saben bien su trabajo y mi tío abuelo Orión ha tenido que llamarles mucho la atención.

−¿Es tu tío abuelo?

−Sí, el cuñado y primo de mi abuelo Cygnus. −Y señalo a un hombre que se parecía mucho a Orión. −El es mi abuelo, Orión se caso con su hermana que también es su prima.

Hermione le sonrió. −Tu familia es muy interesante.

Draco le sonrió. −Sí que lo es. −Y vieron como los camareros quitaban los platos sucios y les ponían delante un postre de chocolate.

−Cuando terminemos de cenar, te ayudare con tu videoconsola.

−Gracias.

−De nada. −Y se pusieron a comer sus postres de chocolate.

Cuando terminaron de cenar, se fueron a una gran sala y la música empezó a sonar.

−Espero que disfruten del baile. −Les dijo Charlus y acercándose a su mujer, le cogió de la mano y colocándose en medio de la pista empezaron a bailar.

−Hermione vamos a bailar. −Le dijo Draco y cogiéndole de la mano se fueron a bailar.

−No sé bailar. −Se quejo.

−No te preocupes no diré nada si me pisas.

−Seguro que al final sí que me lo dirás.

−Ya verás cómo no. −Y sonriéndole se pusieron a bailar.

−Draco déjame volver. −Le dijo un rato después Hermione con pena, ya le había pisado como cuatro veces.

El niño le sonrió. −No quiero. −Y siguieron bailando.

En un lado, Abraxas y Cygnus miraban como Draco bailaba con una niña que no conocían.

−Harry. −Cygnus llamo a su sobrino.

−Tío Cygnus.

−¿Quién es la niña con la que está bailando Draco?

Harry buscando a su primo no tardo mucho en encontrarlo y al ver que estaba bailando con Hermione sonrió y les dijo: −Es Hermione Granger, es la primera bruja de su familia y sus padres son dentistas.

Ante eso los adultos asintieron, sabían por el cuaderno todo lo que había hecho esa niña para ayudar a todos y no solo tenía un gran y hermoso corazón, sino que no estaba interesada ni en el dinero ni en la posición social.

−No sabía que la habíamos invitado. −Le dijo Abraxas.

−Fue cosa mía. −Le dijo Harry. −La vimos en la estación y la invite.

Los adultos le sonrieron. −He hiciste bien, ahora ves a bailar. −Y vieron que Casiopea se acercaba y que cogía la mano de Harry.

−Harry ven a bailar, no tengo a nadie.

−Claro que sí. −Y sonriéndole se la llevo a la pista de baile.

Mientras ellos bailaban, Draco y Hermione seguían bailando.

−Draco la última pieza, ya me empiezan a doler los pies, no acostumbro a llevar zapatos.

−Está bien, pero luego seguiremos bailando. −Y le dijo: −Prométemelo sino no dejare que vayas a descansar.

−Está bien, te lo prometo.

Draco sonriéndole asintió.

Cuando la pieza termino, Draco y Hermione se fueron a sentar para descansar un rato.

−Mientras descansamos, puedo enseñarte cómo usar tu videoconsola.

−Gracias, no tardo voy a buscarla.

−Yo mientras buscare algo de beber.

−Gracias. −Y se fue a buscar su bolsa al volver, vio a Draco que llevaba dos copas de zumo de naranja.

−Aquí tienes. −Le dijo Draco dándole una de las copas.

−Gracias. −Y dándole un gran trago la dejo encima de la mesa y le dio la caja.

−Es realmente sencillo. −Le dijo Draco abriendo la caja. −Además también es como un teléfono y puedes hablar con personas que están muy lejos.

−¿Entonces puedo comprar una para que mis padres la tengan?

Draco le sonrió. −Sí que puedes, la puedes comprar en el callejón diagon.

−Ya la comprare, y te tengo que dar mi regalo de navidad.

Ante eso Draco la miro. −¿Me has comprado un regalo de navidad?

−Más bien lo he hecho con mis manos. -Le dijo tímidamente.

−Ya tengo ganas de verlo.

−Te lo daré cuando volvamos a hogwarts.

−Bien, ya está encendida. −Y le enseño la videoconsola. −Tienes que buscar un nombre.

−¿Un nombre?

−Si para que te puedan reconocer. −Y sonriendo se puso a escribir. −Serás leoncita.

−Draco no. −Le dijo intentando pararlo.

−Si Hermione, esta genial. −Y vio que sus tíos se acercaban. −Tío Sirius.

El hombre le sonrió. −Draco. −Y miro a la niña. −Hermione.

−Buenas noches.

−Buenas noches. −Y miro a Draco. −¿Querías algo?

−Sí, que te parece para Hermione leoncita, ¿a que le queda bien?

−Sí que le queda. −Le dijo Sirius y miro a Hermione. −Ya Harry me ha contado algo, no te preocupes es un hermoso nombre.

−Pero…

Remus acercando le puso la mano en la mejilla y la miro con hermosos ojos castaños. −Las leonas no solo son hermosos animales sino también, fuertes, valientes que no tienen nada que ver con los vagos de los leones, las leonas son las que cazan para que no pase hambre nadie en su manada. −Y dándole un beso en la mejilla le dijo: −Te queda estupendamente ese nombre. −Y levantándose miro a Sirius. −Vamos.

−Sí. −Y así los dos hombres se fueron, mientras Hermione que se había puesto colorada no sabía que decir.

Draco en un lado la miraba divertida, ese Remus no tenía nada que ver con el que él había despreciado en su mundo, este no solo no era un licántropo sino que tenia seguridad en sí mismo y tanto su familia materna como la paterna lo tenían como amigo.

−Sé que mi tío Remus es atractivo pero no para que se te caiga la baba.

Ante eso Hermione lo miro. −No se me cae la baba.

−Huy que no, entonces decidido te pondremos leoncita.

−Está bien, ¿Cuál es el tuyo?

−El mío es dragón. −Y la miro. −Por mi nombre que viene del latín.

−No es que hayas pensado mucho.

−Nop. −Y riéndose le enseño todo lo que podía hacer con su videoconsola.

Unas horas más tarde, la fiesta terminaba y Hermione se reunía con sus padres.

−¿Qué tal te lo has pasado? −Le pregunto Jane.

−Muy bien, pero estoy cansada.

−Es normal, hemos visto que has bailado mucho. −Y miro a sus anfitriones. −Gracias por habernos invitado, ha sido una noche muy agradable.

Lily y James le sonrió. −De nada, gracias a vosotros por haber venido buenas noches.

−Buenas noches. −Les dijo George y sonrió a su hija. −Vamos.

−Sí. −Y despidiéndose se fue con sus padres.

Una vez los invitados se fueron, Harry miro a sus padres. −Ya me voy a dormir, estoy muy cansado.

−Descansa, mañana no te despertaremos así podrás dormir todo lo que quieras.

−Gracias. −Y dándoles las buenas noches se fue a su habitación.

Había sido una fiesta muy divertida, sin contar con que la loca de Bella había estado allí, pero bueno se había sabido comportar y no había dado ningún problema.

Otro que estaba cansado era Draco, cuando llego a su casa que por suerte no estaba muy lejos de la de los Potter, les dio las buenas noches y se fue a su cuarto.

Una vez en su cuarto se puso su pijama y metiéndose en la cama sonrió, había sido una noche muy agradable se lo había pasado muy bien con Hermione, quien hubiera imaginado que las cosas podrían ser tan interesantes con la leoncita, con una sonrisa en los labios se durmió.

Al día siguiente, nada más abrir los ojos Draco cogió su videoconsola que la tenia encima de su mesita de noche y le envió un mensaje a Hermione.

Buenos días leoncita, espero que hayas dormido bien. Y tras enviar el mensaje se fue a bañar.

Una vez preparado para ese día, miro haber si tenía respuesta y para su sorpresa la tenia.

Buenos días, si que he dormido bien, voy a ir a comprar la videoconsola le hable a mis padres de ella y están encantados, ¿me acompañas?

Ante eso, el chico sonriendo le envió la contestación. Si que te acompaño. Y mirando la hora en su despertador le dijo: Quedamos a las 10 al principio del callejón diagon.

La respuesta no tardo mucho en llegar.

Me parece bien, nos vemos. Y al final del mensaje venia un emoticono de una carita sonriendo.

Contento de tener esos planes hechos, bajo al comedor.

−Buenos días. −Y les dio un beso a todos.

−Buenos días, hijo. −Narcissa le sonrió. −Te veo muy contento y eso que acabas de despertarte.

−Es que Hermione me ha enviado un mensaje para quedar.

−¿Y donde vais a ir? −Le pregunto Lucius que se estaba tomando una taza de té.

−Vamos a ir al callejón diagon, ayer Harry le regalo una videoconsola y ahora ella quiere comprar una para que se pueda comunicar con sus padres cuando estemos en hogwarts.

−Me parece muy bien. −Le dijo Abraxas y le sonrió. −Puedes ir.

−Gracias, igual no tardare.



« Capítulo 17 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 19 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.