Historia al azar: Marvolo... ¿Riddle?
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El reloj dorado » Capítulo 15
Historia terminada El reloj dorado (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 12 de Agosto de 2016, 07:08
Actualizada el Miércoles 30 de Noviembre de 2016, 08:35
[ Más información ]

Capítulo 15

Hermione haciéndole caso, cogió la bolsa y abriéndola, vio un par de manzanas de caramelo y otros dulces y chocolates, incluso tenía un par de figuritas de halloween.

Harry miro a Draco. −¿De dónde la has sacado?

−De la fiesta de halloween de tus padres.

−Mi madre no me ha enviado nada.

−Seguro que mañana la recibirás. −Y miro a Hermione. −Anoche hubo una gran fiesta en casa de los Potter para celebrar halloween, así que mi madre me ha enviado varias bolsas, una para ti y otra para mí.

Hermione que no sabía que decir solo dijo: −Gracias.

−De nada, y cuida las manzanas, me encantan. −Y sonriéndole se fue.

Ante eso Harry se rio. −Vaya primo tengo. −Y miro a Lyall y a los demás. −¿Habéis recibido las bolsas?

−No, pero seguro que mañana las recibimos.

−Seguro. −Y miro a Hermione. −¿Qué te parece?

−El solo se ha comido un trocito de mi manzana y me da kilos de chocolate.

−El es así. −Y le sonrió.

−¿Qué le puedo dar para agradecérselo?

−Seguro que es feliz con otra tarta.

Hermione contenta asintió. −Le pediré a mi madre que la haga.

−Díselo. −Y señalo a los demás gryffindor. −Pero no creo que solo te tengas que cuidar de Draco, sino también de ellos.

Hermione miro a sus amigos y vio que se estaban relamiendo. −Tardara días en enviar la tarta.

−No importa, nosotros la esperamos.

−Está bien. −Y volvió a prestar atención a la bolsa que Draco le había regalado.

Al día siguiente, Harry y los demás recibieron las bolsas de la fiesta de la familia Potter, incluso Hermione recibió otra, cogiendo una de las manzanas se la llevo a Draco.

−Para ti.

Draco cogiéndola le sonrió. −Gracias, ¿pero estas segura de que me la quieres dar?

−Sí, tengo tres. −Y lo miro con ojos brillantes. −Nunca había tenido tantas.

−Disfrútalas.

−Es lo que hare. −Y sonriéndole se fue con Harry que la esperaba.

Sin más problemas, el tiempo fue pasando hasta que pronto llegaron las vacaciones de navidades.

Durante el viaje en el tren, Harry estuvo muy nervioso, tanto que no se podía quedar quieto así que saliendo del compartimento, se fue a caminar hasta que se encontró a Draco que estaba comprado unas cosas en el carrito.

−Harry. −Draco lo miro cuando termino de pagar. −¿Todo bien?

−Nervioso. −Le confesó.

−¿Y porque estas nervioso?

−Porque esta es la primera navidad que paso con mis padres y mi familia.

−Creí que habías decidido no pensar más en lo que te paso.

−Y lo intento, pero es que no puedo, yo siempre pasaba mis navidades en hogwarts, porque mis tíos no me querían y ahora este cambio.

−Será mejor que te tranquilices, sino tus padres se preguntaran que pasa y entonces no sabrás que responderle.

−Es que todo sigue igual.

Ante eso Draco lo miro sin entender. −¿Qué quieres decir?

−Todo iba bien, hasta esta mañana.

−¿Qué ha pasado esta mañana?

−Ronald ha dicho que no se iba a su casa, que sus padres se iban a Rumania a ver a Charlie que está trabajando con dragones, allí también paso lo mismo.

−Harry tienes que entender que muchas cosas serán igual, a no ser que seamos nosotros quienes lo cambiemos y ya sabes porque Ronald y sus hermanos pasan las navidades en hogwarts.

−Si porque no tienen dinero.

−Exactamente, y eso seguirá igual a no ser que tú le quieras dar tu dinero.

Ante eso Harry frunció el ceño. −¿Y porque yo le tendría que dar dinero? Ni que fuera un banco.

−Exactamente, no eres un banco y ellos solo te usaron así que no lo olvides, y te voy a decir algo más.

−¿El qué?

−No te lo quería decir para no preocuparte, pero te lo voy a decir, para que veas que tipo de gente son los Weasley.

−Habla de una vez, me estas poniendo nervioso.

−Mi abuelo Abraxas me escribió una carta poco después de halloween donde me decía que tu abuelo Charlus había amenazado al señor Weasley con quitarle su trabajo, si su mujer no dejaba de acosar a tu madre.

Al escuchar eso Harry lo miro. −¿Me estás diciendo que la señora Weasley está molestando a mi madre?

−Exactamente.

−¿Por qué?

−Porque tu madre se caso con tu padre y trabajaba en vez de estar disfrutando de sus millones.

−Es de locos. −Le dijo Harry. −Pero te voy a decir algo, si esa mujer le hace algo a mi madre, la mato aunque me pase toda la vida en Azkaban.

−No te tienes que preocupar por eso, tu abuelo ya la ha amenazado también con un bonito ataúd.

−El abuelo siempre hace las cosas bien, igual no deja de preocuparme.

−Y más que te tendrás que preocupar el año que viene la comadreja menor entrara en hogwarts y seguro que te la querrán meter por los ojos.

−Seguramente, pero no me interesa.

−Harry hasta hace dos días estabas enamorado de ella, eso no se termina del día a la mañana.

−Puede ser, pero tengo mi fuerza de voluntad y eso es más grande que cualquier cosa.

−Eso espero, porque si terminas con esa de nueva, no creas que a tu familia le haga gracia.

−Lo sé, pero ellos son más importantes que cualquier caza fortunas. −Y lo miro.− Por eso vinimos aquí.

−Lo hicimos, tienes visita.

Harry girándose al ver que Hermione se acercaba le sonrió. −¿Qué haces por aquí?

−He venido a buscarte, llevas mucho tiempo paseando por el tren, me preguntaba dónde estabas. ¿Estás bien?

−Lo estoy. −Y sonriéndole le cogió de la mano y miro a Draco. -Ella sí que vale la pena. −Y le sonrió. −Nos vemos, me voy con Hermione.

−Ok. −Y miro a Hermione. −Hasta luego leoncita.

Harry riéndose se la llevo, antes de que su amiga empezara a decirle lo que pensaba de que la llamara leoncita.

Al anochecer el tren por fin llegaba a King cross, los alumnos cogiendo sus cosas se bajaron del tren y se fueron a buscar a sus familias.

Harry estaba buscando a sus padres, al verlos se acerco corriendo y abrazo fuerte a su madre.

−Mama.

−Mi amor. −Lily abrazándolo fuerte le dio un beso en la cabeza. −Te he extrañado muchísimo.

−Yo también. −Separándose abrazo a su padre. −Papa.

−Hijo. −James le sonrió. −Veo que has sido un niño muy bueno y el profesor Dumbledore no nos ha avisado ninguna vez.

Harry mirando a su padre, lo abrazo fuerte.

James sonriendo a su mujer, lo miro. −Mi niño tiene papitis.

−Sí. −Dijo sin dejar de abrazarlo.

−Ahora para casa que ya se está haciendo tarde. −Y miro a sus amigos que se acercaban. −¿Nos vamos?

−Sí. −Le dijo Sirius. −Harry.

El niño separándose de su padre, miro a Sirius. −Padrino. −Y lo abrazo, también abrazo a Remus.

−Tiene ganas de abrazos. −Le dijo James sonriendo a sus amigos.

−No pasa nada, los abrazos siempre son bien recibidos. −Le dijo Remus. −Nosotros ya nos vamos.

−Nosotros también, se está haciendo tarde, y seguro que Harry está cansado. −Les dijo James y miro a Harry. −Para casa.

−Sí. −Y se iban a ir cuando Harry se encontró a Hermione. −Herms.

−Harry. −La niña le sonrió y le presento a sus padres. −Ellos son mis padres, George y Jane Granger.

El niño sonrió a los adultos. −Hermione es una buena amiga.

Jane le sonrió. −Gracias.

−De nada. −Y presento a sus padres. −Papa, mama ella es Hermione. −Y miro a los adultos. −Mis padres James y Lily Potter.

−Un placer.− Le saludo Lily. −Harry me ha hablado mucho de su hija, es una niña brillante.

−Gracias. −Le dijo George.

−De nada. −Y abriendo su bolso saco una tarjeta y se la dio. −Para ustedes, la primera vez que fui a hogwarts, estaba muy perdida así que espero poder ayudarles.

Jane cogiendo la tarjeta se lo agradeció. −Le estamos muy agradecidos, gracias.

−De nada.

−El 26 de diciembre haremos una fiesta en mi casa. −Les dijo James. −Pásense si tienen tiempo.

−Muchas gracias, pero no queremos molestar.

James les sonrió. −No molestan, al contrario son más que bien venidos. −Y sonrió a Harry. −Ahora sí que ya nos vamos a casa.

−Sí. −Y miro a Hermione. −Veniros, las fiestas de mi familia son muy divertidas.

−Gracias. −Y miro a sus padres. −Por fis.

−Está bien. −Le dijo George al final y miro a los Potter. −Sí que iremos.

−Gracias, ahora sí para casa, que ya se está haciendo tarde y tus abuelos se preocupan si llegamos tarde.− Le dijo James a Harry.

−Sí. −Y despidiéndose hasta el día 26 ya se fueron así todos se fueron a su casa.

Harry al llegar a su casa, vio que no la habían decorado.



« Capítulo 14 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 16 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.