Historia al azar: Nunca Te Olvidé
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El reloj dorado » Capítulo 01
Historia terminada El reloj dorado (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 12 de Agosto de 2016, 07:08
Actualizada el Miércoles 30 de Noviembre de 2016, 08:35
[ Más información ]

Capítulo 01

Harry y Hermione volvían de hacer unas compras en el callejón diagon al llegar a la madriguera vieron que la puerta estaba abierta.

Últimamente hacía mucho calor, así que era normal que estuviera abierta.

Harry iba a saludar, cuando la castaña lo paro. −Vamos a darles una sorpresa, no nos esperan tan pronto, creen que volveremos por la noche.

El moreno feliz, acepto.

Iban a entrar en la casa cuando escucharon que hablaban.

−Ginny te estás tardando. −Esa era la voz de Molly. −Esta noche le darás a ese mocoso de Potter la poción que hemos preparado y en unas semanas dirás que estás embarazada, así no tendrá otra opción que casarse contigo.

−¿Y si no acepta?

−Claro que aceptara. −Le dijo y miro a su hija. −¿O no quieres sus millones?

−Claro que los quiero, estoy harta de vivir en este lugar de porquería.

−Pues eso, esta noche dale la poción.

−Se la daré. −Y miro a Ron que estaba allí. −¿Qué vas a hacer con la tonta de Hermione? Ella quiere irse a buscar a sus padres, si lo hace no podrás hacer que se case contigo.

El chico en cuestión la miro. −Esa tonta cree que estoy enamorado de ella, y hará lo que yo quiera, dejare que vaya a buscar a esos muggles asquerosos y cuando vuelva nos casaremos, entonces no solo tendré el dinero que el ministro le dio sino también su fama e impediré que siga estudiando, no voy a permitir que me tome por tonto nunca más.

Molly orgullosa de sus hijos los miro. −Eso está muy bien, no solo conseguiremos el dinero que el ministro les dio, sino que también nos volveremos muy poderosos, nadie ni siquiera Malfoy podrá contra nosotros.

En el jardín Harry y Hermione se miraron espantados, nunca creyeron que esa fuera la verdadera cara de los Weasley.

Antes de que se dieran cuenta, Arthur apareció y sin saber que ocurría los saludo. −¿Harry, Hermione que hacéis aquí?

Al escuchar eso, los del interior de la casa, salieron y al ver la cara de Hermione y Harry supieron que los había escuchado.

−Harry. −Le dijo Ginny intentando acercándose.

−No te acerques. −Le grito Harry y sacando de su bolsillo lo que había comprado se lo lanzo, era un anillo de compromiso con un hermoso diamante. −Lo más estúpido de todo es que te iba a pedir que te casaras conmigo, que quería formar una familia contigo, pero este mocoso lo ha escuchado todo.

Antes de que nadie pudiera decir o hacer algo más, Hermione cogió a Harry de la mano y se lo llevo.

En la mansión Malfoy, Draco se encontraba mirando un antiguo reloj dorado que hacía siglos que pertenecía a la familia Black, según la leyenda ese reloj les podía llevar a cualquier época de la historia que quisieran.

Estaba tan absorto en sus pensamientos que no se dio cuenta de que la puerta se abría hasta que le llamaron.

−Draco.

−Blaise ahora no, no estoy de humor.

−Hemos atrapado a unos polizones.

−Polizones es lo que hay en los barcos. −Dijo una voz de chica.

−Granger cállate. −Le dijo Pansy. −Te hemos atrapado, ¿Qué pensaría el ministro al ver que la gran heroína del mundo mágico ha entrado en casa de alguien?

Draco girándose vio que sus amigos no solo habían cogido a la sangre sucia de Granger, sino también al cara rajada.

−Potter. −Draco el chico acercándose lo miro bien. −Vienes en el mejor momento de todos.

Ante eso todos lo miraron extrañados.

−¿Draco estas bien? −Le pregunto Pansy acercándose y poniéndole una mano en la frente.

El príncipe cogiéndole de la mano le dio un beso y la miro. −Si hermosa estoy bien, ahora vamos a hablar todos. −Y le sonrió. −¿Puedes traer té?

Pansy le sonrió. −Claro que sí. −Y miro a Hermione. −Ni se te ocurra tocarle un pelo a mi hermano porque te mato. −Y muy dignamente se fue.

Hermione que se había perdido miro a Draco. −¿Qué le pasa a esa?

−Más respeto. −Le dijo Draco. −Pansy es como mi hermana y estas en su casa, así que la respetas, ahora sentaros hay muchas cosas de las que hablar.

−¿Qué tienes que hablar con nosotros? −Le pregunto Harry.

−Algo importante. −Y sentándose de nuevo espero a que los demás se fueran sentándose, Pansy no tardo mucho en volver con una bandeja llena de cosas, tras servirlos se sentó al lado de Blaise.

−Potter. −Draco lo miro. −¿Qué sabes de tu familia?

Ante eso el chico se sorprendió, entre todo lo que podían hablar, le pregunto por algo de lo que apenas sabía nada. −Poco, sé que mi padre estaba estudiando para auror y que mi madre era hija de muggles, a y que me dejaron una bóveda llena de dinero.

Draco dejando la taza en la mesa lo miro muy seriamente. −Ahora yo te diré lo que se de tu familia, James Charlus Potter, descendiente de dos grandes familias, los Potter que siempre han llevado el nombre de líder de los aurores, su padre Charlus Potter fue el ultimo gran auror de la historia del mundo mágico, ese fue tu abuelo, los Black su madre Dorea Black, hija de una de las ramas de los Black, prima de Orión y Cygnus Black, esa fue tu abuela.

Harry parpadeando no supo que decir, hasta que al final pregunto; −¿Soy un Black?

−Lo eres y no uno cualquiera, eres heredero de una tercera parte de su gran fortuna, acompáñame. −Y levantándose lo llevo a una sala donde había un gran árbol genealógico.

Harry mirándolo vio que era como el de los Black. −Es como el que hay en grimmauld place.

−Sí, pero más extendido. −Y señalo un nombre. −Orión Black, el último patriarca de la familia. −Y señalo dos nombres. −Sirius Orión Black, tu padrino y su hermano pequeño Regulus. −Y señalo otro nombre. −Mi abuelo Cygnus Black el cuñado y primo de Orión. −Y señalo tres mujeres. −Mi madre y mis tías, Andrómeda la mayor, Bellatrix la mediana y mi madre la pequeña, aquí estoy yo y Ninphadora. −Y señalo sus nombres. −Y más abajo esta Edward Lupin. −Y entonces señalo otra rama. −Y aquí está tu abuela. −Dorea Black. −Y señalo un poco más abajo. −Y aquí está tu padre. James Charlus Potter. −Y señalando más abajo le enseño su nombre. −Y aquí estas tu, Harry James Potter Evan Black. −Y lo miro. −Te estoy diciendo todo esto porque necesito tu ayuda.

Si lo que Draco le estaba diciendo no dejaba de sorprenderlo que necesitara su ayuda fue lo que le dio el toque final.

−No sé qué quieres de mí, pero ahora no puedo pensar en ayudar a nadie. −Y lo miro. −No voy a dejar que me usen de nuevo. −Y se fue.

Ante eso Draco miro a Granger. −¿Y a este que le pasa?

−¿No te preguntas porque hemos venido a tu casa? ¿O es que crees que hemos venido por voluntad?

Draco la miro. −No te lo he preguntado porque no me importa, si me importara te lo hubiera preguntado, estáis aquí y necesito a Potter, así que despiértalo de sus tonterías y tráelo aquí.

−No Malfoy. −Le dijo Hermione. −Antes de pedir ayuda, se mas amable.

Draco acercándose hasta unos centímetros de su cara le dijo: −Granger necesito a Potter, pero a ti no te necesito para nada, así que será mejor que me hables con más educación.

Hermione lo miro fijamente. −Si quieres educación empieza tu primero, pero que se puede esperar de alguien como tú. −Y se fue sin decir nada más.

Un rato más tarde, la chica por fin encontró a Harry, ese lugar era enorme y estaba lleno de salas y lugares para esconderse, lo encontró sentado en el suelo abrazando las piernas y con la cabeza escondida, se notaba que estaba llorando.

−Harry. −Hermione acercándose lo abrazo. −Lo siento mucho.

El chico levantando la cabeza la miro. −Me quiero morir.

−Lo sé, nunca creí que los Weasley fueran así.

−¿Cómo así? −Pregunto una voz.

−Malfoy, sé que es tu casa, pero esto es privado. −Le dijo Harry.

−Lo sé, pero quiero saberlo. −Y sentándose al lado del chico hizo que lo mirara. −Ahora me explicaras todo.

−¿Para qué? Si se que no te interesa.

−Es verdad que no me interesa, pero los Weasley son otra cosa, todo lo que sirva para molestarlos es bien recibido, así que ahora habla.

−Yo te lo contare. −Le dijo Hermione. −Pero que sepas que solo lo hago para que no creas que hemos venido a tu casa voluntariamente, solo lo hemos hecho porque sabemos que ellos no vendrán aquí.

−Corta el rollo y habla, que me estoy durmiendo.

La leona lo miro. −Nos hemos enterado de que los Weasley quieren usarnos a Harry y a mí para conseguir el dinero y la fama que hemos conseguido al matar a Voldemort, que cuando estemos con ellos, serán muy populares y nadie podrá decir o hacer nada contra ellos.

−Vaya si que han caído bajo. −Les dijo Draco y miro a Harry. −Esa familia no solo usaría el dinero y la fama que has conseguido ahora, sino también el dinero que hay detrás de tu familia.

−Ya lo sé, no hace falta que me lo digas más veces. −Y levantándose se iba a ir, cuando Draco lo paro y le cogió del brazo.

−No te vas a ir de nuevo, ¿crees que me gusta seguirte por toda la casa? Te vienes conmigo. −Y sin soltarle lo llevo donde estaba el reloj dorado.

−Suéltame. −Le grito Harry. −Que me sueltes te he dicho.

−Cállate un rato, ni que te fuera a matar. −Y al llegar a la sala le mostro el reloj. −Esto es un reloj dorado, un artículo único que lleva en la familia Black desde el principio de los tiempos.

−¿Y que para qué sirve? −Le pregunto Hermione.

−Para viajar en el tiempo.

−¿Viajar en el tiempo? Eso es imposible. −Le dijo.

−No es imposible, y deja de hacer tantas preguntas, esto a ti no te interesa. −Y miro a Harry. −Con esto puedes hacer que tus padres vuelvan a la vida, y no solo ellos sino también todos los demás.

−¿Cómo Voldemort? −Le dijo Harry mirándolo. −¿Crees que soy idiota? Ni loco vuelvo al pasado.

−Potter escúchame.

−No quiero, no voy a hacerte caso.

−Que me escuches joder. −Draco ya había perdido la poca paciencia que tenia con ese idiota.

Harry al escuchar el grito lo miro. −Es verdad, si volvemos al pasado Voldemort volverá a la vida, pero para eso volveremos más atrás.

−¿Más atrás?

−Sí, cuando nuestros abuelos no tenían hijos aun, cuando ni tu padre ni el mío habían nacido, justo al salir de hogwarts, si vamos allí ellos podrán matar a Voldemort antes de que se haga poderoso.

Ante eso Hermione miro a su amigo. -Aunque me cueste reconocerlo, tiene razón, si esa cosa sirve podrás tener a tu familia contigo y no solo eso, Remus no tendría que ser un licántropo y podrá tener una vida normal.

−¿Tú crees?

−Harry tendrías una vida normal. −Y cogiéndole de las manos le sonrió. −Eres mi hermano y te quiero un montón eso nunca cambiara y lo más importante de todo, los Weasley no traicionaran a nadie.

El chico asintiendo miro a Draco. −¿Qué tengo que hacer?

−Necesitamos otro Black, para que funcione son necesarios tres Black's.

−¿Andrómeda, Teddy?

−No. −Le dijo Draco. −Necesitamos un Black de otra rama familiar.

−¿Otra rama? ¿Cuántas ramas hay?



Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 02 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.