Historia al azar: Gryffindor's Enamorados!
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Awkwardly in love. » SIRIUS.
Awkwardly in love. (R13)
Por ValeRengifo3
Escrita el Jueves 5 de Mayo de 2016, 00:29
Actualizada el Miércoles 12 de Febrero de 2020, 21:49
[ Más información ]

SIRIUS.


─Lily -me senté a su lado y tomé de su jugo de calabaza -. ¿Has visto a Laureen?

Me miró sorprendida: ─La vi hace poco yendo hacia la biblioteca, pero Sirius ese era mí… tocino.

─Genial -bebí más jugo -. Gracias -besé su cabeza y caminé hacia la salida -. James te busca -exclamé antes de salir -. Hey, Clare -saludé, sonriente.

De acuerdo, debí buscarla allí. Me refiero a que le encanta leer y esas cosas. Lo sé, tampoco me pregunten por qué. Pero debí saberlo. Incluso podía oler la loción que Dave usaba, claro, estaría con ellos dos. Empecé por buscar en los estantes de Transformaciones cuando me choqué con Bancroft.

─Perdón -dije apartándolo.

─Black -me llamó.

─No tengo tiempo -repliqué. Me cogió del brazo.

─Déjala en paz -me detuve y lo miré.

─ ¿Qué?

─Deja a Leen en paz. Está mejor sin ti.

─ ¿Está mejor sin mí? Pero -me crucé de brazos y lo miré divertido -eso no tiene mucho sentido. Verás, no has visto exactamente cómo está conmigo.

─Bueno, no técnicamente, pero-

─ ¿Dónde está?

Cruzó los brazos: ─No te diré nada hasta que-

─ ¡James! ¿Por qué diablos tardas tanto? Es un maldito… libro -Lindsay paró en seco cuando me vio.

─Sirius -saludó y (no creerán esto) me sonrió.

─Lindsay, tan bella como siempre. Oh -me tapé la boca -, esperemos a que Dave no haya oído eso -dije a través de mis dedos.

Caminé por dónde había llegado. Me daba la espalda sentada en una mesa junto a la ventana, por la cual miraba distraídamente mientras Dave le hablaba. Me hice detrás de ella y miré hacia la ventana, también.

─Estoy seguro que esa no es la manera en la que harás que deje de nevar -comenté. Los dos saltaron en sus sillas.

Dave Simpson me sonrió: ─Al menos lo intenta -comentó.

No puedo creer que lo vaya a decir, pero ¿cómo es posible que alguien sea tan… perfecto? Sí, lo dije. El tipo lo tiene todo. Incluso tenía algo de celos por su relación con Leen. Al ver el silencio incómodo, se fue.

─Los dejaré para que hablen.

Me senté en la silla que dejó libre y lo observé irse.

─ ¿Cómo lo hace? -pregunté. Me miró, distraída.

─ ¿Uh?

─Incluso tú lo encuentras atractivo -comenté.

Sonrió levemente: ─ ¿Por qué no podría encontrarlo atractivo?

─Está saliendo con tu amiga -repliqué.

─Sirius -la miré -. ¿De qué hablas?

─Sí, lo siento… quería hablarte de anoche -dije en voz baja.

─Bueno, yo preferiría olvidarlo -comentó.

─ ¿En serio? Genial, ¿quieres ir a almorzar? -sacudió la cabeza.

─Eso no significa que deje de estar enojada contigo -replicó, en voz baja. Estaba tranquila, demasiado después de lo de anoche y sinceramente, empezaba a molestarme.

─De acuerdo, entonces grítame o haz algo -dije, también en voz baja-. No actúes como si nada hubiera pasado.

Me miró fijamente y entrecerró los ojos: ─Supongo que nunca debimos intentarlo.

─Mierda, Leen -dije -. No me refería a eso. Sé que podemos con esto…

─Sirius -me tocó la mano -. Ni siquiera sabemos qué es esto. Me refiero a que -me miró fijamente a los ojos y casi como si no quisiera a mi boca, bajé la mirada hacia nuestras manos. Suspiró -. No importa -recogió sus cosas -. Ya me tengo que ir. Feliz Navidad.

Se levantó e hice lo mismo: ─No, espera -cogí su mano -. Bien, de acuerdo. No soy… bueno en esto, claramente -bajó la mirada -. Lo siento. No eres la única a la que la presencia de Regulus… perturba-

─No estaba perturbada por él, sino por el hecho de que-

─Lo sé, te sientes usada. Supongo que no debí decir que estábamos saliendo sólo para molestarlo -asintió y me miró.

─Sí -fue lo único que dijo.

─Pero -dije, poniendo mi mano en su mejilla y acercándome -supongo que no fue tan loco, ¿no crees? -me acerqué un centímetro más y miré sus labios -. Leen…

─Supondré que las cosas están mejor entre ustedes -interrumpió alguien. Ella se soltó de inmediato.

─James, esto no…-él me miraba sonriente -. No es como… lo piensas. Sólo…

─Está bien, tartamuda -interrumpió y la miró -. Lamento interrumpir, es sólo que de verdad necesito tu ayuda.

─ ¿Mía?

─ ¿De ella? ¿Qué hay de mí? -pregunté -. ¿Acaso no soy tu mejor amigo?

─Calla, Canuto, necesito un consejo de mujeres -dijo, mientras se sentaba.

─ ¿Canuto? -preguntó Leen, sentándose también. Hicimos como si no la escucháramos.

─No fue nada bien con Lily, ¿eh?

Sacudió la cabeza: ─No pude hablarle. Para cuando la encontré estaba con el rubio de Ravenclaw y luego… se fue con Nicole.

─Wow, ¿qué tiene esa chica con los rubios? -pregunté, sonriéndole. Me miró mal -. Sólo bromeo. Seguro se te ocurre algo, como convertirte o…-me detuve en seco y miré a Leen.

─ ¿Convertirse?

─En un caballero -agregó él, rápidamente. Reí en silencio.

─De acuerdo. Supongamos que soy tan tonta como creen que soy y…

─No creemos que seas tonta.

─…pensemos en otro plan. Además de "convertirte en caballero", claro -James rio, sacudiendo la cabeza.

─De verdad sacaste una buena mandrágora del cultivo, Sirius -comentó.

─ ¿Qué diablos significa eso? -preguntó Leen, incrédula pero un poco sonriente. Me miró.

─No tengo idea -respondí -. Creo que deberías ayudarle antes de que siga hablando de Herbología o peor aún: empiece a hablar de Historia de la Magia.

Leen rio, cerrando los ojos como siempre lo hacía cuando algo le causaba mucha risa. No me di cuenta que la observaba sonriente hasta que James me lanzó un papel y me hizo un guiño. Me recompuse.

─De acuerdo -empecé -, ¿cuál es el plan?

─Creo que deberías ir a la casa de Nicole -dijo Laureen.

─ ¿Qué?

─ ¡Sí! Definitivamente -James la miró como si fuera una banshee, sí que odiaba a las banshees -. ¿De verdad no fui lo suficiente clara más temprano esta mañana? Te dije que Lily iría con Nicole y-

─Oh, de ahí es que lo sé -bufé.

─Gran jugada, Cornamenta.

─ ¿Cornamenta? -repitió Leen. James me lanzó una mirada mortífera.

─Apodos -respondió James, quitándole importancia -. Y luego me dijiste que… Remus sabría la dirección.

─Es posible -asintió -. Pero no entiendo… Sus apodos-

─Así que sugieres que vaya a casa de Nicole y la sorprenda llegando en un genial… carruaje o alguna cosa de esa y… ¿debería comprar flores? -me preguntó James.

─ ¿Flores? Seguro te las lanzaría a la cara para luego prender fuego a tu carruaje.

─Sí, James. Lily no es Cenicienta -agregó Laureen.

─ ¿Cenicienta? -pregunté.

Sacudió su mano: ─Estudios Muggles. Como sea, creo que-

─ ¿Leen? -preguntó alguien. Era Dave. Miré a Leen. Los ojos se le iluminaban y sonreía nerviosamente. Supongo que era lo que pasaba cuando veías algo realmente bonito. Si es que Dave podía considerarse como una obra de arte o algo así. Suspiré, ¿qué diablos estoy pensando?

─Dave, ¿qué sucede? -se levantó y se alisó la falda. James levantó una ceja y me miró. Negué con la cabeza.

─No lo digas -le susurré.

─ ¿Qué?

─Ya sé qué dirás y no. No es como lo piensas, es-

─Lo encuentra atractivo -replicó, entre susurros.

─Oh. Bueno, es exactamente cómo lo piensas pero…

─ ¿Quién no lo hace? -completó, resentido -. Escuché el otro día a Lily y Nic. Hablaban de su desempeño en quidditch. Dejando muy claro que los guardianes eran mucho más "sensuales" que los cazadores, ¿puedes creerlo?

Sacudí la cabeza: ─Laureen cambió de tema -repliqué -. Fue como si-

─Hm, ¿chicos? -dijo Laureen. Nos volteamos. Los dos nos miraban. Dave sonreía y Laureen parecía algo preocupada.

─ ¿Sí? -dijo James, enderezándose -. Sí, definitivamente.

─ ¿Qué? -le pregunté, sin apenas abrir la boca.

─No lo sé.

─Genial -respondió Laureen y me sonrió -. Estaremos ahí, Dave. Gracias.

Se fue y Leen se sentó de nuevo y nos miró: ─No tienen idea de lo que les preguntamos, ¿no es cierto? -negamos con la cabeza -. Nos invitó a una fiesta en su casa para año nuevo.

─Oh, pensé que sería peor.

─Lo es. James Bancroft llevará a Clare Lutsk como su pareja y claro, ella llevará a Jessica. Lindsay no está nada feliz con su primo -suspiró.

─Espera, espera -dijo James -. ¿Las Lutsk irán? No hay manera que-

─ ¿Simpson y Lindsay son primos? -pregunté, impresionado.

Leen frunció el ceño: ─Claro que no, Sirius. No seas ridículo. Hablo de James y ella.

─ ¿James? -pregunté, mirando a mi amigo, extrañado.

─No él, James Ban-

─Déjalo, está jugando contigo -dijo James y ella me miró mal. Le sonreí -. Eso no es justo. Me refiero a que Jessica quiere matarme y estoy seguro que Clare la ayudaría con mucho gusto. No creo que pueda ir, Leen, además-

─No es mi problema que te hayas metido con ellas en primer lugar, James. Además no creo que seas tan importante como para que pierdan la noche pensando en cómo matarte -abrió la boca para protestar pero ella siguió. Sonreí de nuevo -. Iremos. No podemos dejar así a Dave.

─ ¿Por qué es tan importante quedar bien con Simpson? -le pregunté.

─Bueno -se ruborizó levemente -, sólo imaginen lo que podría hacer Lindsay con una persona como Jessica alrededor de ella. Dave acaba de contarme que trató de besarlo y Barbara McKenzie la golpeó con su escoba.

─Bien. Iremos -dije y me sonrió. Ahí fue cuando un gran troll golpeó mi estómago con su gran bate. Metafóricamente, claro.

Le devolví la sonrisa.



« POTTER. Comenta este capítulo | Ir arriba LILY. »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.