Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Awkwardly in love. » DAVE.
Historia terminada Awkwardly in love. (R13)
Por ValeRengifo3
Escrita el Jueves 5 de Mayo de 2016, 00:29
Actualizada el Viernes 20 de Marzo de 2020, 14:48
[ Más información ]

DAVE.

─Dave, ¿estás escuchando a lo que te estoy diciendo? -levanté la mirada para encontrarme con los enojados ojos de Barbara, capitana del equipo de Quidditch.

─Sí… Sí, más rapidez y-

─Eso no fue lo que dije -cruzó los brazos y miré a mi alrededor. Algo de ayuda de Boot o de Kara me serviría en estos momentos. Pero sólo quedábamos los dos.

─Lo siento, Barb -dije, bajando la mirada. Ella me sonrió y se sentó a mí lado.

─ ¿Qué sucede, Dave?

─Bueno, no fue mi culpa. Me refiero a que tenía que escoger entre esquivar esa bludger o impedir el gol, ya sabes-

─No hablo de eso -la miré y ella bajó la mirada -. ¿Qué tienes en mente?

─Laureen Moris -levantó la mirada abruptamente.

─ ¿Qué?

─ ¿Qué? -repetí, ingenuamente, y luego me fijé bien en su expresión -. Oh, no. No, no. No es eso -me sonrió algo aliviada -. Es… -cerré los ojos -. Escuché cómo Regulus Black amenazaba a Laureen -abrió los ojos, parecía entre sorprendida y complacida -. Y… la verdad es que no sé qué hacer, es decir, he hablado con Lindsay, pero al parecer Laureen no qui-

─ ¿Sabes qué significa esto? -preguntó, ella levantándose.

─ ¿De qué hablas?

─Podríamos delatarlo. Estaría fuera del equipo en menos de nada y-

─Espera, espera -me levanté y cogí sus manos -. Barb, esto no tiene nada que ver con el quidditch, o con ganar la copa. Esto es serio -ella cruzó sus brazos.

─Bueno, pues… ¿la amenazó con… matarla? -negué con la cabeza.

─No fue TAN específico-

─ ¿Entonces qué te preocupa?

Me alejé de ella: ─Como sea, Barb, haz lo que te convenga. Siempre lo hiciste, ¿no es así? -cogí mis cosas y salí del camerino.

─Dave… no es así, espera. Por favor -cogió mi mano y me obligó a mirarla.

─Lo siento, sé que… -bajó la mirada -. Sé que esto terminó con lo nuestro y… -se acercó y puso una mano debajo de mi camisa.

─Tengo que irme, Barb. Nos vemos.

Me alejé de ella, antes de que pudiera agarrarme de nuevo.

No me malinterpreten. Barb y yo tuvimos algo bueno, no duró lo que hubiera deseado, pero fue bueno.

Era sólo que estaba cansado de ella tratando de meterse a mis pantalones. Sí, me había estado buscando por el sexo, no es que la convirtiera en una mala persona, según ella todavía me quería, y no podía negar que no sentía cosas por ella, pero tenía que superarlo. En algún momento, ella encontraría a alguien y yo quedaría dando vueltas como solo el amigo para sexo.

No, gracias. Además, estaba Lindsay. De verdad me agradaba y nada que me dijeran podría arruinar eso.

─ ¿Qué hay, Dave? ¿Cómo te sientes? -saludó James, algo preocupado.

─ ¿Cómo debería sentirme? -pregunté extrañado, mientras me sentaba a su lado y sacaba mi ensayo para Historia de la Magia.

─Bueno, no del todo bien después de que te enteraras de lo de Linds y Black.

Me detuve y lo miré: ─ ¿Qué de ellos? -abrió mucho los ojos y miró a su alrededor: Lindsay se encontraba a dos mesas y los Merodeadores trataban de escabullirse en la Sección Prohibida.

Se acercó: ─A Linds le gusta Black -me alejé sorprendido.

─ ¿Regulus?

Soltó una carcajada: ─ ¿Estás loco? ¡Sirius!

─Eso es demente -comenté.

─Bueno sí, pero ya tenía mi sospecha. Aunque pensara que le gustaba Potter, pero bueno…

Observé a Lindsay. Parecía tan irritada con el grupo de cuatro chicos, que simplemente parecía imposible para mí que eso estuviera pasando. En ese momento llegó Laureen y se sentó a su lado. Miró a los chicos y desvió la mirada rápidamente, cuando me fijé en ellos, Black tenía la mirada fija en ellas. En Lindsay supongo, y ella le devolvía la mirada.

No tiene sentido.

Me levanté y fui a la salida de la biblioteca sin decirle nada a James, pero cuando me llamó volteé para despedirme, me encontré con los ojos azules de Linds fijos en mí. Le sonreí levemente y salí.

En cuanto estuve afuera, lancé con todas mis fuerzas el libro que tenía en mis manos y rompí una armadura.

─Mierda -mascullé y me fui de allí.

─Hey, Kara -dije, sentándome a su lado en cuanto estuve en la sala común -. ¿Alguna chance de que puedas llamar a Barb por mí? Es bastante importante.

─ ¿Me dirás qué sucede, Simpson? -me preguntó mientras la arrastraba por el pasillo del séptimo piso.

Reí: ─Lo entiendo, estás enojada -me detuve y la enfrenté. Bajó la mirada, pero cogí su barbilla y levanté su rostro. Besé levemente sus labios.

─ ¿Qué estás haciendo? -sonreí y me acerqué de nuevo. Puse mis manos en su cintura y la atraje hacia mí. Segundos después, puso sus manos en mi nuca y me devolvió el beso, y caminamos lo que faltaba hacia la Sala de Menesteres y entramos.

 

Me levanté con mucho cuidado de no despertar a Barbara, me vestí y salí de la Sala. Caminé en silencio por el pasillo del séptimo piso, según el reloj en mi muñeca izquierda eran las 6 de la mañana. Tendría tiempo de ir a tomar una ducha y cambiarme. Traté de peinar mi cabello como pude y caminé, suspirando.

─Mierda -grazné y fui lo más rápido que pude al baño de prefectos.

James me había dado la contraseña y era de los pocos privilegiados en bañarse en esa tina. Si tan sólo hubiera estado solo.

Lily se encontraba ahí.

Me detuve en la puerta, no me había visto. Se miraba en el espejo mientras se peinaba el rojo y húmedo cabello. Sin saber qué hacer, me adelanté y saludé.

─Hola, Lil -se volteó un poco sorprendida y me sonrió. Tenía una banda de cabello en los labios. Le devolví la sonrisa y me acerqué a la tina.

─Dave, ¿estás bien? -preguntó, una vez se hubo peinado.

La miré, parecía genuinamente preocupada.

Asentí: ─Sí, bien -dudé -, ¿por qué?

─Bueno, pareces algo… -se acercó -. ¿Siquiera dormiste algo?

Tragué saliva y asentí de nuevo: ─Sólo…

─ ¿Tiene que ver con Lindsay? Oí lo de Sirius y te quería decir que-

─Estoy bien -la corté -. ¿Te molesta? -agregué, señalando la tina. Ella asintió, algo cohibida.

─Claro que no -sonrió y fue hacia la puerta -. Todo estará bien, Dave -dijo y salió.

─Por supuesto -mascullé, me quité la ropa y entré a la tina.

Cuando me estaba vistiendo de nuevo, James entró. Miró alrededor, asegurándose de que no hubiera nadie y luego fue al espejo. Se peinó y cepilló los dientes, sin mirarme. Cuando terminó, me enfrentó y cruzó los brazos. Alzó las cejas.

─Supongo que te sentirás bien -comentó. Desvié la mirada -. Si querías ilusionar a Lindsay, mi prima, y luego acostarte de nuevo con tu ex novia, podrías haberlo mencionado. Me refiero a que ¿por qué la molestia? Si querías meterte en sus pantalones, bien podías hacerlo con Barbara-

─James, no es así… Sabemos que tiene… lo que sea, con Black y-

─Deberías hablar con ella -interrumpió y salió del baño.

Así que sí, apenas me pude concentrar en clases ese día. Y menos después de verla con su expresión de desaprobar todo lo que tenga que ver con Laureen y Logan. Incluso, cuando me vio, me sonrió e hizo un gesto de vomitar cuando Nott se despedía de su mejor amiga. Sonreí levemente, y ella bajó la mirada, como arrepentida por algo.

Me dio la espalda y se fue con Laureen.

Tarde, en la biblioteca mientras me concentraba para terminar el maldito ensayo de Historia de la Magia, para mañana en la mañana, Barb se sentó a mi lado y tocó mi mano.

─Hey -saludó, sonriente y se acercó para besarme. La detuve.

─Barb -sacudí la cabeza.

─ ¿Qué? -preguntó, alejándose. Parecía herida.

Claro que parecía herida, idiota. Te acostaste con ella anoche y ahora crees que va a ser todo como antes y que se resolverá con una sacudida de cabeza. La miré a los ojos y fruncí el ceño.

─Anoche no debió pasar, Barb. Lo sé, LO SÉ -dije antes de que me interrumpiera -. Pero… sólo quiero seguir adelante y no creo que… acostándonos una noche sí y otra no, lo resuelva -bajó la mirada, pero sabía que estaba enojada y a punto de lanzarme un puño -. Tal vez deberíamos dejar nuestra relación como…

─Capitana y guardián -completó por mí -. Estás rompiendo conmigo por quinta vez, Dave -golpeó con fuerza la mesa y se fue. Enterré la cabeza en mis manos y las pasé por mi cabello. Cerré los ojos.

─Wow, supongo que te culpa por el último partido -comentó alguien sentándose a mi lado. Reconocí su voz y perfume.

─Lindsay -dije, abriendo los ojos y tratando de sonreír.

Me devolvió la sonrisa, pero sus ojos estaban azul oscuro. Estaba enojada.

─ ¿Estás bien? -fijó la mirada en mi ensayo.

Se mordió el labio de abajo, tal vez no queriendo compartir sus problemas conmigo, pero luego me miró.

─Te vi anoche, Dave.

─ ¿Me… viste?

─En el pasillo del séptimo piso, idiota -agregó, total y definitivamente furiosa. Me enderecé, listo para otro golpe -. Supongo que por eso no estaba feliz, tu noviecita -agregó -. No estuvo satisfecha y-

─Le terminé -se alejó sorprendida.

─ ¿Le terminaste?

─Sí, Linds. Es…

─Complicado -asintió -. De acuerdo -suspiró -. Nos veremos luego, Dave -sacudió la cabeza, parecía decepcionada.

─Lindsay -me miró -. No lo hagas, actuar como si fuera lo peor del mundo. Me refiero a que no te debo nada.

Se quedó mirándome un buen rato, como decidiendo si pegarme o simplemente lanzarme un maleficio. Luego se acercó, puso su mano en mi mejilla.

─ ¿Qué hay de Black? -se alejó un poco.

─ ¿Black? -repitió -. ¿Regulus? -entrecerré los ojos -. Oh, Sirius -quitó su mano y rio.

─ ¿Qué es tan gracioso?

─Bueno, Dave… -me miró, sonriendo con sus asombrosos ojos azules -. No te debo nada -me uní a sus risas.

─Es justo -comenté.

─Hey -la miré -. Es chisme -dijo y puso su mano en mi mejilla de nuevo -. Ven aquí -me sonrió.

Puso sus labios con suavidad en los míos y el ensayo de Historia de la Magia, quedó olvidado.



« LAUREEN. Comenta este capítulo | Ir arriba LAUREEN. »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.