Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Awkwardly in love. » LAUREEN.
Awkwardly in love. (R13)
Por ValeRengifo3
Escrita el Jueves 5 de Mayo de 2016, 00:29
Actualizada el Miércoles 12 de Febrero de 2020, 21:49
[ Más información ]

LAUREEN.

─Te prometo que estaré aquí para antes de que empiecen las clases -dijo Logan, mientras yo arreglaba el cuello de su camisa y él ponía sus manos en mi cintura -. No puedo durar mucho sin ti, no lo olvides.

«Sí, ni sin ninguna chica, al parecer»

Le sonreí: ─Lo sé, no lo olvido.

«No olvido lo que me hiciste, idiota»

Al parecer mi amado novio tenía un compromiso familiar para las fiestas, lo que él no sabía era la carta que había recibido de sus padres, diciendo que me tenían mucha estima y que, además incluía una invitación para mí.

Para su compromiso familiar.

Y no, no es todo, también habían mencionado que me enviaban la invitación para que así él fuera, porque había escrito diciendo que no me quería dejar sola en Navidad y por eso faltaría a la cena en casa.

─Te amo -dijo y me devolvió la sonrisa.

Besé levemente sus labios y me fui a Cuidado de Criaturas Mágicas.

─Maldito idiota -susurré, acomodando mi mochila.

─ ¿Disculpa? -dijo una voz educada, me sobresalté y miré para encontrarme con la fachada amable y educada de Regulus Black.

Suspiré: ─ ¿Qué? -pregunté y seguí caminando. Me siguió.

─Parece que las cosas van bien con Nott -comentó.

─Como si te importara -me detuve y lo miré -. ¿Qué quieres?

En ese momento se borró su sonrisa y apareció la verdadera fachada de los Black, sólo la había visto una vez en Sirius. No había sido nada lindo.

─Supongo que ya sabes lo que vengo a pedirte.

─No me digas que te vas lanzar de Ministro, ¿acaso quieres campaña? -se acercó, mientras agarraba mi brazo con fuerza.

─Aléjate de Sirius -demasiado sorprendida para soltarme o replicar, me quedé allí, congelada. Hubiera sido lo mismo si me hubiera lanzado un petrificus totalus.

─ ¿Leen? Vamos, es hora de Cuidado de Criaturas Mágicas -dijo una voz y Regulus se alejó de inmediato. Era Dave. El amigo de James B., miraba fijamente a Black, el cual me soltó y sonrió.

─Un placer hablar contigo, Laureen -movió la cabeza hacia Dave y se fue.

Dave me enfrentó y puso sus brazos en mis hombros: ─ ¿Te encuentras bien? -preguntó en voz baja. Asentí y empecé a caminar, él rodeó mis hombros con un brazo -. ¿Qué mierda fue eso, Leen?

─Fue… sólo… No importa, Dave. Sólo no lo menciones -lo miré, parecía muy preocupado -. Estoy bien -agregué. Él asintió y fue hacia James B.

De verdad, estoy bien. Sólo un estúpido apretón. No puedo creer que un niño de 13 años tenga tanta fuerza.

Al final de la tarde, subí a mi habitación para dejar mis cosas y bajar a cenar. Lindsay se encontraba allí, parecía a punto de destruir uno de los postes de mi cama. Le sonreí y ella me miró sorprendida.

─ ¿Qué diablos sucede contigo? -preguntó y se acercó.

─Linds -sacudí la cabeza -. De verdad no quiero hablar de eso, es-

─No, no hablo del idiota descerebrado -dijo, frunciendo el ceño y cruzando los brazos de nuevo -. ¿Qué ocurrió?

Suspiré: ─ ¿Es tan obvio?

─Sólo para mí -dijo encogiendo los hombros.

─Black -abrió los ojos sorprendida -. Regulus -aclaré. Se acercó y puso sus manos en mis hombros.

─ ¿Por qué querría hablarte? La última vez… Bueno, no terminó del todo bien y-

─Me advirtió. Me pidió que me alejara de Sirius.

─ ¿Quién es? ¿Su psicótica exnovia?

Sacudí la cabeza, riendo levemente: ─No lo sé, Linds -miré sus ojos y ella me abrazó.

─Tenemos que hablar -dije y ella asintió.

Después de aclarar todo con Lindsay y hacerla comprender la razón por la cual seguía con Logan, fuimos a cenar. El comedor estaba abarrotado, pero al parecer mi amiga había hecho planes para cenar.

─Es Simpson -dijo, tratando de disimular una sonrisa.

─ ¿Dave?

─Él sólo… bueno, hablamos y-

─Te gusta -concluí.

─No está del todo mal -replicó.

Así que tuve que pasar la velada con James B., ya sé, no es como si fuera lo más incómodo del mundo.

Sólo lo más… perturbador, supongo.

No me entiendan mal, James es un buen chico, pero desde Logan trata de… conquistarme, creo que es la palabra. Y cuando digo perturbador, lo hago por sus intentos. Sólo se calmó cuando Logan ofreció su mano para salir de allí. Me despedí y fuimos a las puertas del Gran Comedor.

─… y siguió hablando toda la clase sobre lo asombroso que sería… Black -miré con extrañeza, hasta que caí en cuenta que era un saludo. Regulus Black le sonreía a mi novio y este parecía incómodo. Soltó mi mano y sacudió la que le ofrecía Black.

─Laureen -dijo, él sonriendo, como si no me hubiera visto en todo un año.

«¡Idiota!»

─Regulus -saludé.

─Quería saber si podrías prestarme a tu novio por unos segundos. Juro que no tardaré -sonreí y asentí. Logan besó mi mejilla y se fue susurrando con Black. Miré a mí alrededor y me encontré con la mirada de los Merodeadores. Estaba a punto de salir cuando James me saludó y me indicó que fuera.

Tomé aire y fui hacia la mesa.

Genial, esto es genial. Sirius me mira como si quisiera matar a su mejor amigo por llamar a la chica con la cual terminó su amistad. Y Remus, Remus sólo sonríe por ser amable, mientras Peter me mira como si fuera parte de su desayuno.

Lily me quiere matar con la mirada porque James me llamó como si fuéramos amigos de toda la vida, pero lo disimula con la sonrisa y Nicole, me sonríe con compasión.

─ ¿Qué hay? -pregunté, en cuanto llegué. James y Remus rieron -. ¿Qué?

─Es sólo que pareces como si fuéramos a secuestrarte o asesinarte, ¿por qué tan asustada, Moris? -dijo James. Sonreí nerviosamente y miré a Sirius. Miraba hacia Logan y Regulus. Seguí su mirada.

Logan parecía enojado, mientras Black seguía con su fachada de amabilidad. Miré de nuevo a Sirius, esta vez sí me miraba. Como si acabara de comprender algo. Se levantó, tomó mi mano y me llevó a un rincón.

─ ¿Qué te hizo? -me preguntó serio.

─ ¿Qué? ¿Quién? -se acercó y me miró fijamente, fruncí el ceño -. Tus ojos son grises -comenté.

Se alejó un poco, sorprendido: ─Laureen -dijo, retomando su seriedad, tratando de esconder una sonrisa. Sonreí y bajé la mirada -. ¿Qué hizo Regulus?

Levanté la mirada: ─Regulus -asintió -. Tu hermano -crucé los brazos y él asintió de nuevo -, ¿por qué tendría que saber qué hizo? Es tu hermano.

─Hablo en serio, Laureen, dime ahora mismo… ¿Te amenazó? -lo miré de nuevo a los ojos.

Suspiré y miré hacia ellos. Logan venía hacia mí: ─Me dijo que me alejara de ti -sonreí levemente y fui hacia Logan. Nos encontramos a mitad de camino y salimos del comedor con las manos unidas.

─ ¿Qué fue eso? -pregunté una vez estuvimos afuera del comedor.

─ ¿Qué? ¿Black? -sonrió torcidamente y yo apreté mi mandíbula, sabía que ese era el gesto que me había hecho caer por él -. Podría preguntarte lo mismo.

Rasqué mi cabeza: ─ ¿Sirius? Sólo me preguntaba por Lindsay. Creo que le gusta.

Rio: ─Bueno, parece que llega tarde. Tú estabas con ella y el norteamericano.

─Dave -corregí.

─Como sea -se detuvo y me miró -. Leen, en dos días, cuando me vaya -se acercó y apoyó su frente sobre la mía, cerró los ojos -, prométeme que estarás a salvo.

Fruncí el ceño.

«Claro que estaré a salvo, idiota»

─ ¿De qué hablas? Me quedaré en Hogwarts, no creo que…

Me besó, poniendo sus manos en mi cuello y, no crean que olvidé lo que hizo, no por completo al menos, pero se sintió diferente. Ese beso. Nada como los que me había dado desde hace mucho tiempo… Fue como nuestro primer beso.

Cuando nos separamos, me miró a los ojos y asentí, mientras acariciaba su mejilla.

─De acuerdo -acepté.

 

─No digo que lo esté perdonando y que de repente todo quede en el pasado, pero, Linds -me miró con reproche -, algo sucede. No sé qué pueda ser, no tengo idea de quienes estén involucrados, pero tengo está extraña sensación de que Logan aún me-

─NO digas "quiere" -bajé la mirada -. Leen, es… loco, imposible. Deberías dejar aparte lo que dice tu mamá y Madison y hacer lo que debiste hacer en el momento en el que lo viste.

─Linds…

─Hablo en serio, Leen.

─No es tan fácil, todavía me preocupo por él y…

─Exacto, razón de más para hacerlo. No puedes seguir con una persona en la que… -miró a alguien detrás de mí -. ¿Sí?

Me volteé y me encontré con los grises ojos de Sirius. Le sonreí.

─Simpson te busca -dijo, sonriendo. Linds se enderezó, ceño fruncido y se fue a buscarlo.

Sirius se sentó a mi lado.

─ ¿Es cierto?

Se encogió de hombros: ─De todas formas tendrá que explicarle que no está interesada en mí -mordí mi labio -. Estará enojada.

─Lo siento. Tenía que decirle-

─Sí, pero fue tu mala suerte que Nicole haya decidido pasar en ese preciso momento -sonrió -. Nicole no es la más reservada, podría decirse que es el boletín de Hogwarts.

Bajé la mirada: ─ ¿Sólo vio, bueno, escuchó eso?

─Nah, se quedó uno o dos minutos más -rio -. La próxima deberían conseguir un cuarto o algo para ese tipo de-

─Bien, lo entiendo -levanté la mirada, incómoda.

Rio fuertemente: ─No te preocupes, he visto peores -lo miré.

─ ¿Peores?

Sacudió la cabeza: ─Olvídalo.

─Pero-

Se levantó para irse, pero se devolvió y me sonrió: ─ ¿Qué harás para Navidad?



« SIRIUS. Comenta este capítulo | Ir arriba DAVE. »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.