Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Awkwardly in love. » POTTER.
Awkwardly in love. (R13)
Por ValeRengifo3
Escrita el Jueves 5 de Mayo de 2016, 00:29
Actualizada el Miércoles 12 de Febrero de 2020, 21:49
[ Más información ]

POTTER.

─Si todo esto es para hablar de-

─ ¿Adónde vas? -me interrumpió y me detuve.

─A ningún lado en específico -dije con cautela.

─Pareces tener mucha prisa para que sean las 10:30 de la noche -comentó, entrecerrando sus ojos azules.

─Oh, sólo me encontraré con Lily -dije, quitándole importancia. Además no era del todo mentira -. No creo que quieras detalles de eso-

─ ¿Y Sirius?

─ ¿No deberías saber más tú de él? ¿No son como una cosa o algo así? -me miró insistente -. No, Sirius no estará mientras estoy con Lily. No seas pervertida, Moris.

Sonrió satisfecha: ─Entonces, ¿por qué escuché lo contrario?

─ ¿Lo contrario a qué?

─Sirius dijo que se encontraría contigo-

Fruncí el ceño: ─Pensé que no se estaban hablando. Ya sabes, incomodidad y-

─No estamos hablando de eso -dijo entre dientes -. Sólo dime qué sucede.

─Bueno-

─Con Remus -agregó.

─ ¿Remus? -asintió -. Lupin -puso sus ojos en blanco, me crucé de brazos -. Sólo esperemos a que Nicole no te haya oído pronunciar el nombre de su "caramelo" -rio fuertemente -porque los dos estaríamos en grandes problemas -me uní a sus risas.

─ ¿Estás listo? -interrumpió Lily, mirando extrañada y algo desconfiada. La miramos en silencio.

─Sí, vamos. Nos vemos, Leen.

─Pero-

─Después hablaremos -le aseguré. Cogí la mano de Lily y nos alejamos.

─ ¿Qué fue eso? -preguntó, mirándome.

─Quiere salir conmigo. No puedo evitarlo, soy irresistible y cayó en mis encantos -la miré y la hice un guiño.

─Hablo en serio.

─Quiere saber qué sucede.

─ ¿A qué te refieres?

─Bueno, mencionó a Sirius y a Remus -me encogí de hombros -. Al menos no ha deducido que Peter también está involucrado o ya sabría todo.

─Claro que lo dedujo. Yo ayudé -hizo una mueca -. Pero ustedes y sus apodos, sinceramente… -sacudió la cabeza.

─ ¿De qué hablas? Son los mejores apodos que escucharás en tu vida.

Bufó y la cubrí con la capa de invisibilidad. Caminamos hasta el Sauce Boxeador y nos sentamos en una de las rocas, mientras esperábamos a los otros tres. Nicole tenía que adelantar un trabajo y no iba a estar esta noche. Nos quedamos bajo la capa, así podía ver los asombrosos ojos verdes de Lily, observando el cielo. No me di cuenta que me hablaba hasta que me miró.

─ ¿Qué? -pregunté y frunció el ceño.

─ ¿En qué piensas? -entrecerró los ojos.

─Oh, nada. Sólo me distraje con tus ojos.

─ ¿Qué? -rio -. Hablo en serio, James.

Sonreí: ─Yo también -me miró, casi con reproche.

─Pensabas en Laureen, ¿no es así?

Sacudí la cabeza: ─ ¿Qué es lo que tienes con Leen?

─Bueno, es tan agradable y linda y tienes esos lindos ojos azules. Rubia. Me refiero a que antes era novia de Logan Nott, eso tiene que decirte algo, ¿no?

─Sí, bueno, prefiero a las pelirrojas.

Puso los ojos en blanco: ─Pero ella es amable y buena con todos.

─ ¿Qué? ¿Acaso tú no lo eres? Incluso eres amiga de Snape.

─Era. Y no creo que después de lo que sucedió de verdad tenga algo de buena persona. En cambio Laureen-

─Está con Sirius. O estará. Sigue siendo extremadamente confuso para mí…

Rio: ─No tiene nada de confuso -se volteó para mirarme mejor -. Verás, Laureen teme que Sirius quiera estar con ella solamente por su rebeldía contra su familia. Ya sabes que Sirius tiene ese aspecto de espíritu libre-

─ ¿Espíritu libre?

Asintió: ─Además esta Logan.

─ ¿Nott? ¿Qué tiene que ver? Leen lo terminó y-

─Nunca lo entenderás -dijo, sonriéndome. Luego puso su mano en mi mejilla.

─Te ves muy bien así -comenté, incapaz de dejar de sonreír.

─ ¿Cómo?

─Celosa -respondí. Entrecerró los ojos y la besé antes de que se volteara. Llevaba su mano a mi cuello cuando el gran perro negro nos olfateó con fuerza -. Canuto -dije entre dientes cuando Lil se levantó y quitó la capa. Salí también y se la di a ella para que la doblara -. Bien hecho, perro tonto -le dije y me miró burlón.

Se acercó a Lily y lamió su mejilla, ella rio y se limpió: ─Para, Sirius.

Me convertí y lo aparté de ella con la cornamenta. Ella acarició mi rostro mientras yo trataba de memorizarme su expresión cuando me veía de esa manera.

─De acuerdo, suficiente. Miren a Sirius, está vomitando -era Remus. Se acercaba andrajoso y sonriente como siempre. Peter a su lado, retorcía sus manos nerviosamente. Quiso unirse a nuestro juego, justo cuando se oyeron voces.

─Sólo aléjate de nosotros -decía una voz, fría y con desprecio.

─Ya te lo dije -reconocí la voz de Laureen -. No te seguíamos.

─ ¿Saben? -dijo Jessica, miré nerviosamente a Lily -. Que estén juntos, solos, en el bosque, es algo sospechoso. ¿Dónde está Lindsay, Dave?

─No pudo-

─ ¿Acaso tú y Laureen están saliendo a sus espaldas? -miré a Sirius. Estaba de nuevo en su forma humana. Al parecer no quería escuchar más.

Me convertí, también: ─ ¿Qué sucede? -preguntó Lily. Sólo Sirius y yo habíamos escuchado.

─Laureen y Dave -respondí, mirando de reojo a Sirius.

Remus silbó: ─ ¿Qué con ellos? -dijo Lily, luego se dio cuenta de nuestras expresiones -. Oh, no creerán que ellos dos… -sacudió la cabeza y yo encogí mis hombros -. No. Un no rotundo. Mírenlo de la siguiente manera -se levantó y se acercó a Sirius -, le pidió a Dave que la acompañara a descubrir el secreto de sus ridículos apodos. Lindsay no quiso porque, bueno, no es muy crédula; y tampoco es que quiera ver mucho con ustedes…

─Yo escuché que le gustaba Peter -comenté, en parte para tranquilizar la atmosfera y en parte para gastarle la broma a Pots. Al chico se le iluminaron los ojos y Sirius sonrió torcidamente.

─Bien hecho, tigre -comentó, y lo miró, más animado -. Deberías lanzarte, ya sabes, quitar a Simpson del medio y…

─Sirius -dijo Lily. Miraba hacia atrás, volteé la cabeza: se acercaban Laureen y Simpson. Volteé todo mi cuerpo y sonreí, Sirius me imitó, como si fuéramos los anfitriones al Sauce Boxeador. 

─ ¡Qué hermosa noche! -exclamé. Laureen entrecerró los ojos y Dave sonrió.

─Bienvenidos -agregó Sirius -. Por favor -señaló el tronco donde Lily estaba sentada -. Están en su casa.

Ella volteó los ojos y Dave se sentó junto a Lily, sonriente. Ella se sonrojó. Fruncí el ceño.

─ ¿Dónde está Lindsay? -preguntó Peter.

─ ¿Tú también? -dijo Leen, enojada y Sirius rio en silencio.

─ ¿Qué? -preguntó ella.

Sirius abrió la boca pero Remus interrumpió: ─Qué bonita noche -comentó.

─James ya lo dijo -replicó Sirius, mirando a Laureen.

─Oh, vean. Está a punto de salir la luna…-silencio-…llena -agregó.

El silencio que siguió esa palabra duró un minuto entero.

─ ¡Mierda! -exclamó de la nada Simpson.

─ ¿Qué sucede? -preguntaron Lily y Laureen al mismo tiempo.

─Esa rata -dijo él -. Me mordió -Sirius se atragantó con su risa y yo me uní al ver la expresión del chico. Remus fue a buscar a Peter, mientras Lily revisaba el dedo de Dave.

─Creo que deberíamos ir a la enfermería. No vaya a ser que se te infecte y-

─Pero… -miró a Laureen que seguía mirando a la rata.

─Ve con Lily -dijo ella.

─Oh, no querrás quedarte con nosotros -intervino Sirius -. No sabes cómo se pone James sin Lily -ella frunció el ceño -. Cuando esta borracho -miró nerviosamente a los lados -, en luna llena.

─Soy buena con los borrachos -comentó.

─Como sea, iré a la enfermería -interrumpió Dave. Lily lo acompañó. Crucé mis brazos, imitando el gesto de Laureen que ahora miraba a Sirius.

─ ¿Qué? -preguntó Canuto. 

Abrió la boca para decir algo en el mismo instante en el que una nube se movía y dejaba al descubierto la luna llena. Por un segundo no pasó nada, hasta que Remus cayó en sus rodillas al suelo y empezó a deformarse. Hubieran pagado por ver la expresión de Laureen. Me convertí en el ciervo y empujé al hombre lobo hacia el Sauce Boxeador, mientras Sirius (en su forma humana) halaba de Leen hacia el castillo.

─ ¿Qué diablos? -reaccionó la chica.

Remus perdía la conciencia con cada segundo que pasaba y yo no podría soportarlo más solo. Lanzó un zarpazo a mi lomo y me tumbó.

─Mierda -oí decir a Sirius -. Aléjate, Laureen -corrió hacia mí y antes de que el hombre lobo me atacara, Canuto se interpuso en forma de perro y lanzó un contraataque. Segundos después se escuchó un aullido.  

Miré aliviado como el hombre lobo corría en busca del sonido.

Genial, después de todo inventar un plan B que incluía a Peter llamar a Remus toda la noche y huir, no era tan mala idea. Claro que ninguno de los dos podría dormir muy bien, pero esos eran detalles menores. Miré a Sirius, se lamía una pata pero se veía muy mal como para que un lengüetazo la curara.

Volví a mi forma humana con la espalda adolorida y ayudé a Sirius a levantarse, cuando estuvo como humano, también.  

─ ¿Estás bien? -pregunté. Asintió -. Eso no se ve bien -dije mirando su pierna, pero él sólo miraba a su derecha.

Volteé la mirada y allí estaba. Laureen. Sucia, despeinada y frenética. Lo repito, la expresión de esa chica vale oro. Reí entre dientes.

Se acercó temblorosa y se sentó junto a Sirius. Lo miró a los ojos un segundo y luego lo besó.

Silbé por lo bajo y desvié la mirada.

─De acuerdo, sé que creerán que esto es muy romántico, pero la verdad es que están en medio de caca de hipogrifo, así que… -me miraron, perplejos -, hora de irse.

  Ofrecí mi mano a Sirius y con Laureen ayudamos a levantarlo: ─ ¿Qué diablos fue eso? -susurró Leen. Me encogí de hombros.

─Nuestras noches ocupadas del mes -respondió Sirius, con voz cansada.

Nos quedamos en silencio mientras caminábamos hacia la enfermería. El castillo estaba vacío y Filch no podría darnos castigo a menos que quisiera un buen golpe de mis astas. La pierna de Sirius dejaba gotitas de sangre por el camino, sólo esperaba no tener que lidiar con Dave o Lindsay. Suficiente habíamos tenido con Laureen y siempre teníamos que lidiar con la locura de Nicole por su caramelo. Así que fue un alivio ver que la enfermería estaba vacía y disponible sólo para Canuto.

La señora Pomfrey nos sacó de allí y cuando estuvimos afuera Laureen me miró. Sus ojos abiertos hasta más no poder.

─ ¿Qué? -pregunté.

─Dijiste que hablaríamos de esto después -dijo, extrañamente tranquila.

─Empiezo a creer que estás mejor como veela loca -comenté y empecé a hablar.



« DAVE. Comenta este capítulo | Ir arriba SIRIUS. »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.