Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Awkwardly in love. » LINDSAY.
Awkwardly in love. (R13)
Por ValeRengifo3
Escrita el Jueves 5 de Mayo de 2016, 00:29
Actualizada el Miércoles 12 de Febrero de 2020, 21:49
[ Más información ]

LINDSAY.

Los padres de Dave no eran necesariamente mi tipo. Todo lo contrario a su hijo. En cuanto lo vi con su smoking, no supe si arrancárselo o pedirle que nunca se lo quitara. Sí, sí, dirán que tiene que ser al revés. Que él debe ser el deslumbrado por mi atuendo, pero la verdad parecía muy nervioso como para importarle algo más que su fiesta. Y si lo notó, disimula muy bien.

─Así que, Lindsay -dijo una voz a mis espaldas -. ¿Cuáles son exactamente tus intenciones con mi hijo?

Me volteé, sorprendida y golpeé su brazo cuando me di cuenta que era Sirius: ─No es gracioso -dije, mientras él se reía. Crucé mis brazos -. ¿Crees que causé una mala impresión? -pregunté, mordiendo mi labio.

Se encogió de hombros: ─ ¿A quién le importa?

─Por supuesto que no, Lindsay -interrumpió Leen, sin mirar a Sirius.

─Por fin -dije, abrazando a mí amiga -. ¿Por qué tardaste tanto? -me separé -. No lo vuelvas a hacer, me estaba volviendo loca -me sonrió tranquilizadora -. La mamá de Dave me odia y creo que el papá quiso vomitar mi vestido…

─Nadie se atrevería a hacer eso -comentó, riendo.

─…James me está volviendo loco. Sólo habla de Clare y de Jessica y de ti. Y de Regulus -abrí mucho los ojos -. Todo se volvió sobre-

─ ¿Regulus? -interrumpió Sirius y Laureen se sintió obligada a mirarlo, pero él tenía sus ojos en mí. Se acercó un poco -. ¿Qué hay de Regulus?

Miré a Laureen en busca de ayuda y ella tomó aire: ─Sirius -él la miró, también algo obligado. Me estaba empezando a sentir incómoda -. Jessica traerá a Regulus como su pareja -la miró como si le hubiera dicho que Jessica traería a Peter.

─ ¿Qué? ¿En qué diablos piensa? -exclamó y Leen cerró los ojos.

─James trató de impedirlo, me dijo que-

─ ¿James?

─Bancroft -se alejó un poco.

─ ¿Por qué Bancroft querría a mi hermano lejos de la fiesta? -cruzó los brazos.

─ ¿Ahora te importa? -preguntó, indignada Laureen. Él sonrió torcidamente y se acercó a ella. Abrió la boca.

─De acuerdo -dije, cogiendo el brazo de mi amiga y halándola -. No hay tiempo para esto. Amanda te espera en el lobby.

─ ¿Vino con Amanda? -me susurró Leen, una vez estuvimos caminando.

─ ¿Y qué? -me detuve y la miré -. Tu viniste con Logan -dije, señalándolo. Estaba en la barra de bebidas, sonriente y saludando a todos.

─Él es mi novio -contestó, mirándome mal.

─Amanda es la novia de Sirius -desvió la mirada -. Sólo quiero una noche sin drama, Leen. Él está con Amanda y tú con Logan. Fin de la historia de hoy, ¿sí? -no me miró -. ¿Sí, Laureen? -insistí.

─Bien -dijo y se fue hacia Logan. Suspiré y me volteé para chocarme con James y Lily. Suspiré, exasperada -. Hola, chicos.

─ ¿Todo bien, Linds? -saludó James. Asentí, tratando de sonreír.

─ ¿Te sientes bien? -preguntó Lily.

─ ¿Qué? Sí, claro que sí -dije mirando a mi alrededor.

─No te ves bien -comentó la pelirroja.

Alcé las cejas: ─Pues muchas gracias -dije, mirándola con los ojos entrecerrados.

─Oh, no, no me refería a eso, es que-

─Te ves muy bien, Lindsay -aseguró James, sonriendo torcidamente.

─Como sea, los veo luego.

─Soy una idiota, ¿no es así? -susurró Lily cuando pensó que no la escuchaba.

─Sí que lo eres -mascullé y cogí una bebida de una bandeja que pasó flotando.

La mansión Simpson parecía sacada de un catálogo de casas contemporáneas (lo cual probablemente hubiera sucedido), los padres de Dave habían ganado una fortuna el día que habían decidido dejar sus trabajos en el Ministerio y dedicarse al arte: su madre era pintora y su padre escultor. Eran bastante famosos en Norteamérica. Me acerqué a uno de los cuadros en los que su madre había retratado a su hijo bebé. Era algo abstracto y surrealista, pero en cualquier ángulo en que lo vieras, podías ver los ojos de Dave, devolviéndote la mirada.

─Es lindo, ¿no? -era James. Bancroft. No lo miré, pero ladeé mi cabeza.

─ ¿Crees que el padre de Dave quiera vomitar en mi atuendo?

─ ¿De qué diablos hablas? -lo miré.

─Creo que me odian.

─Hablaste con ellos por cinco minutos, Lindsay. Ni siquiera llegaron a conocer tu encantadora personalidad -entrecerré los ojos.

─Espero que no estés siendo sarcástico -dije mirando de nuevo el cuadro.

─ ¿Por qué te importa tanto, de todas maneras? -preguntó, mirándome y cruzando los brazos.

No lo miré: ─No lo sé -susurré y casi sin intención, miré a Dave que hablaba con un primo y su prometida. Desvié la mirada -. Como sea, ¿dónde están las Lutsk? -pregunté, haciendo una mueca.

─De camino, supongo. Hey, ya que las mencionas, quería hablarte sobre Clare -lo miré.

─ ¿Qué hay de ella?

─Creo que de verdad me gusta -dijo en voz baja.

─ ¿Por qué? Digo, ¿en serio? -bufé -. Lo siento, me refiero a que si estás seguro.

─No -aseguró -. Por eso fue que dije "creo" -dijo haciendo comillas en el aire.

─Pero… Leen, ¿es…?

─Tema superado. Es mi amiga.

─Si tú lo dices -encogí mis hombros.

─Escucha -dijo poniendo sus manos en mis brazos -. Bien, seguro no la he superado por completo, pero con Clare me siento bien y si puedo… seguir adelante-

─Tampoco te puedes obligar a estar con alguien, James.

─Eso fue lo que pensé, pero créeme que con Clare es diferente, es… Oh, Merlín -dijo, dejando caer su vaso al piso, salpicando mi vestido de champaña.

─ ¿Qué diablos, James? -exclamé enojada.

─Aimee Rulin -susurró.

─Mierda -mascullé cuando vi a la chica entrando -. Tengo que limpiarme. La fiesta… los padres de Dave…

─No, Linds. Soluciona eso -dijo señalando a la chica.

─No es como si pudiera lanzarle un avada kedavra y ya, James -fruncí el ceño -. Tú hablaste con ella, puedes distraerla. Pero avísale antes a Leen.

─Claro, si tuviera un giratiempo podría estar en dos lugares a la vez.

─Bien, distráela. Yo me encargo de Leen -me alejé y fui hacia James y Lily -. James. Ven aquí -dije, halándolo del brazo.

─Linds -me miró con reproche -, estaba a punto de lograr que Lil-

─De verdad no me interesa -lo corté -. Sin ofender -agregué -. Aimee Rulin está aquí. Necesito que le digas a Laureen y-

─ ¿Esa es la chica que…?

─Sí, ella. Por favor, no puedo oler toda la noche a champaña.

─De acuerdo -respondió.

─ ¿En serio? Porque te ves algo confundido y-

─No soy idiota, ve. Límpiate.

Cuando iba hacia el baño, me choque con tres figuras. Claro, lo que faltaba para que la noche fuera un desastre. Las Lutsk y Regulus.

─Lindsay, ¿dónde está James? -dijo Clare en modo de saludo.

─Ocupado -respondí, sin quitar la mirada de Regulus que me sonreía burlón, con Jessica pegada a su brazo.

─ ¿Por qué hueles tan mal? -preguntó Jessica, mirándome de arriba abajo.

Le sonreí: ─Oh, es porque cogí un poco de tu perfume prestado. Espero que no te moleste -me devolvió la sonrisa y se acercó.

─Eso no huele a nada como mi perfume. Más bien como si hubieras pasado la noche bebiendo champagne y hubieras decidido pasarte por esta fiesta privada. Hueles a vagabunda, en otras palabras. Como para que me entiendas -Clare rio nerviosamente.

─No veo la diferencia -crucé mis brazos -. No podría haber descrito mejor tu-

─Linds, te estaba buscando. James me… -Laureen se fijó en mi compañía y se detuvo en seco -…contó.

─Laureen -dijo de inmediato Regulus -. Te ves asombrosa -ofreció su mano. Laureen la miró como si fuera una serpiente venenosa, lo cual, en cierto sentido, lo era.

─Oh, miren, bebidas -exclamó, Clare de repente. Nunca había estado tan agradecida, sonreí débilmente y me llevé a Leen al baño, mientras los recién llegados tomaban sus copas.

─Esto será un desastre -comenté, mientras sacaba mi varita y alisaba el vestido -. ¿Tienes idea de cuántas personas no deseadas vinieron hoy? Creo que me volverán loca-

─Lindsay, sólo recuerda que tú no eres la anfitriona. No le debes nada a nadie -comentó, mientras arrancaba con fuerza una toalla de papel.

─Aimee -comenté y asintió -. ¿Logan?

─Finge. Igual que yo.

─No eres muy buena -dije.

─Lo sé -sacudió la cabeza -. Es sólo que -suspiró -de verdad quiero creer que me sigue queriendo. Si es que eso tiene sentido. O al menos a Madison.

─Madison no tiene nada que ver con-

─Madison es la razón por la que sigo con él, Linds.

Se quedó en silencio mientras yo murmuraba las palabras para limpiar mi vestido. Fue cuando golpearon la puerta y Laureen, mecánicamente la abrió. Era Dave. Me bajé el vestido de inmediato y me enderecé.

─Los dejaré solos -dijo mi amiga y salió.

─ ¿Se encuentra bien?

─Aimee Rulin -respondí.

─Oh -miró al suelo -. Claro. Lo olvidé. Gran amiga de mi hermana -asentí, mientras el silencio incómodo se instalaba entre nosotros. Se acercó y me miró.

─Te ves bien, Linds -dijo y asentí.

─Tú también -silencio de nuevo. Bufé -. ¿Qué estamos haciendo? Actuamos como si estuviéramos en esa incómoda etapa de "empezar todo" y-

Suspiró aliviado y se acercó. Acunó mi rostro en sus manos.

─Lo sé. Pensé que estarías enojada. No he estado contigo y tienes esa mirada de querer asesinar a alguien. O tal vez de estar decidiendo si matar a Clare, a Jessica, a Regulus, a Aimee o a Logan.

─Pienso seriamente en-

─Lo sé -repitió -. Lo siento.

─No es tu culpa -dije mirando sus ojos.

─Así que estamos bien -concluyó y sonrió.

─Bueno…

─Mi padre no quiere vomitar en tu atuendo. Y mi madre no te odia -añadió y se encogió de hombros por mi mirada -. James me contó.

─Pensarás que soy una idiota y la verdad-

─También me importaría qué pensarían tus padres de mí -comentó y sonreí, levemente.

─Te ves realmente bien -dije y él rio. Se acercó y unió sus labios a los míos.

Bajó su mano a mi cintura justo cuando escuchamos una gran explosión afuera en la fiesta. Nos separamos y corrimos a ver qué había sucedido.



« BANCROFT. Comenta este capítulo | Ir arriba LAUREEN. »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.