Historia al azar: Un Bebé Llamado Harry Potter
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Awkwardly in love. » PRIMER CAPÍTULO.
Awkwardly in love. (R13)
Por ValeRengifo3
Escrita el Jueves 5 de Mayo de 2016, 00:29
Actualizada el Miércoles 12 de Febrero de 2020, 21:49
[ Más información ]

PRIMER CAPÍTULO.

Laureen.

Lindsay me esperaba sentada en la mesa de Gryffindor. Comía como si hubiera aguantado hambre durante un año entero y miraba fijamente a alguien unos asientos hacia su derecha. Me senté a su lado, sin siquiera querer saber qué era lo que miraba y serví una tostada con mermelada para luego contemplarla. Mis ojos se cerraban mientras trataba de concentrarme en el horario que me acababan de dar.

Genial, Herbología.

Finalmente, Lindsay se fijó en mí.

─Oh, Laureen, aquí estás -dijo sin dejar de mirar hacia su derecha. Fruncí el ceño y dirigí mi vista hacia allá.

Claro, debí imaginarlo.

James Potter.

Lindsay estaba totalmente encaprichada con él desde que cambió de anteojos. En serio, no bromeo.

─Veo que sigues enamorada del nuevo look de Potter, ¿uh? -me miró, burlona.

─No estoy enamorada de sus anteojos, Leen -dijo, sin dejar de sonreír -. Normalmente no me atraen los accesorios, sino los hombres.

Reí: ─Sí, como digas -sacudí la cabeza.

─ ¿Qué con esa risa, Leen?

─ ¿Qué de qué? Así es como suena mi risa normalmente, Lindsay.

─Oh, no, nada de eso.

─ ¿Nada de qué?

─Nada de así es como suena mi risa normalmente -me imitó con una mueca en su rostro, luego me miró seria -. ¿Qué sucedió con Logan?

No la miré, mientras me preparaba otra tostada con mermelada y la ponía sobre la primera, todavía intacta. Suspiré. Abrí la boca justo cuando James llegaba y se sentaba a nuestro lado.

─Tenemos nuestra primera clase juntos -comentó, mostrándome el horario. Pero seguí con la mirada fija en mi amiga, que me exigía respuestas.

─Estábamos en medio de algo, idiota -dijo Lindsay.

De acuerdo, antes que nada, tengo que aclararles que era James Bancroft, el primo de mi mejor amiga, no James Potter.

─Está bien, podremos hablar luego, Lindsay. De todas formas, se hace tarde.

─No creo que esto tenga que…

─Hey, chicas, ¿listas para irnos? No deben olvidar que acordamos en ir todas juntas a clase -interrumpió Nicole Johnson con una deslumbrante sonrisa y su cabello rubio suelto en ondas sobre los hombros.

─Sólo espero que tu novio y sus amigos no se unan -comentó James B.

Nicole le sonrió: ─Claro que sí, tonto. Vamos, Remus.

─Recuérdame por qué accedimos a esto -me susurró Lindsay.

─Por Potter -mascullé. Me miró un segundo y empezó a caminar con su primo al lado.

Me entretuve con mis cosas. Mi maleta era un lío y los libros estaban regados por la mesa. Ni siquiera recordaba haberlos sacado. Suspiré mientras metía todo. Justo cuando metía el último libro, varias plumas cayeron al piso.

─Mierda -susurré.

─ ¿Problemas en el paraíso? -preguntó alguien. Miré y me encontré con Sirius.

«¿Por qué cada conversación que tenemos empieza con alguna pregunta relacionada con Logan?»

─Ni siquiera sé por qué tengo tantas plumas -comenté. Rio y me ayudó.

Una vez todo estuvo guardado, me colgué la maleta y caminamos hombro a hombro.

─Supongo que no quieres hablar de ello -dijo. No lo miré.

Ese no es el punto, idiota.

─ ¿De qué? -lo miré, me sonrió torcidamente.

─De acuerdo -se limitó a responder.

Verán, Sirius y yo nos conocemos desde que teníamos unos cinco años. Nuestros padres solían tener intereses en común, hasta que la familia Black decidió que mis padres no eran lo suficientemente devotos a las Artes Oscuras. Así que sí, las cosas no eran del todo perfectas, y, aunque Sirius hubiera hecho como si nada, sabía que le incomodaba que hubiera tomado mis distancias por petición de mi padre.

Le devolví la sonrisa y seguimos caminando.

 

Sirius.

Recuerdo cuando mis padres me ordenaron que me alejara de ella y su familia. Fue hace dos años, y ahora en sexto año, a punto de terminar y salir de Hogwarts, todo sigue siendo incómodo. Aunque no entren en pánico, trato de que todo sea relajado.

Laureen me trataba como si fuera un chico que no conociera. Sabía que había algo que me ocultaba respecto a Nott. Después de todo lo había visto con esa chica de Ravenclaw. Pero eso no estaba en mis asuntos.

─Así que -empezó ella. La miré, sonreía -, ¿cómo va todo con Amanda?

─ ¿Amanda? -pregunté. Puso sus ojos en blanco.

─Sí, Amanda. Tu novia.

─Oh, cierto. Mi novia -mascullé y le sonreí -. Bien, supongo.

─ ¿Bien? Hmm, no me hablas como antes cuando éramos mejores amigos -dijo sarcástica y no pude evitar devolverle la sonrisa -, pero creo que tus relaciones nunca van bien, Sirius.

Me detuve y me miró con sus asombrosos ojos azules. Le sonreí y me encogí de hombros.

─Tienes razón. Amanda me ahoga. Quiere estar todo el tiempo conmigo y cada vez que me encuentra charlando con una chica, así sea Lily o Nic, cree que la estoy engañando y me estoy convirtiendo en el malo de la relación -cruzó sus brazos y alzó una ceja -. En el insensible -agregué.

─No quiero ni saber tu definición de mal si las cosas son bien así como están -me sonrió amablemente, con decencia. Como si fuera un elfo doméstico que le hubiera puesto calentadores en su cama. Desvié la mirada hacia la ventana y seguí caminando.

─Supongo que se resolverá -me siguió.

─No creo que sea cómo funcionan las cosas -dijo -. Deberías intentarlo, ¿sabes?

─Oh, ¿y ahora te importa? -comenté, irritado mientras entraba al salón y me sentaba junto a James, dejándola estupefacta.

De acuerdo, estuvo mal.

Pero es irritante que tenga que fingir que le importa lo que me pasa cuando me trata como si fuera un desconocido. Sí, lo admito, quiero que seamos los amigos que solíamos ser dos años atrás, pero con su actitud no creo que lleguemos ni a la tercera hora sin que la trate mal de nuevo. La miré, escribía concentrada en la profesora.

─Hey, ¿todo bien? -me preguntó James. Asentí y miré de nuevo a la maestra.

 

Potter.

Tratar de concentrarse en Herbología cuando la chica que te ha gustado desde que la viste por primera vez está sentada a tu lado con su hombro tan cerca del tuyo que puedes oler su shampoo, es como lograr tu patronus al primer intento. Imposible.

Había dejado de sonreírle cada cinco minutos, no porque me intimidara, pero tampoco quería parecer el típico chico acosador que nunca la deja en paz. Algo así como James Bancroft. Me refiero a que hay que fijarse en la manera que mira a Laureen. Reí en silencio y le di un codazo a Sirius para señalarle al chico, justo frente a nosotros.

Canuto miró un segundo a Laureen y luego a James. Rio algo forzado, pero luego le lanzó un papel que cayó en la frente de Lindsay, la mejor amiga de Laureen. Cuando me miró, desvió su mirada violentamente para susurrar algo a la rubia. Ella sacudió la cabeza y no nos miró ni siquiera para sonreírle a Sirius y él miró de nuevo a la profesora.

De acuerdo, llámenme idiota, pero algo acaba de suceder.

─ ¿Qué sucede? -pregunté a mi amigo. Sacudió la cabeza y frunció el ceño.

─No es nada -respondió. Me encogí de hombros y miré a Lily, me encontré con sus ojos verdes fijos en mí.

Me acerqué para susurrar en su oído: ─ ¿Te gusta lo que ves?

─De hecho, tú y tu cabezota no me dejan ver a la profesora, ¿te correrías? -me encogí de hombros y traté de poner atención.

Repito, imposible.  

 

Lily.

No me pregunten por qué pero me molesta que esa chica Lindsay mire de esa manera a James. Sí, sí, ya lo sé. Las escuché en el baño la otra vez hablando de lo bien que le quedaban sus anteojos.

Estuve a punto de mandarles un maleficio.

No es que me guste, o tal vez sí, no estoy segura. Sigo tratando de averiguarlo.

Es sólo que… no sé si pueda confiar en él. Me refiero a que Nicole me contó sobre Logan Nott, el novio de Laureen. Al parecer medio Hogwarts estaba allí cuando besó a esa chica de Ravenclaw. Y déjenme decirles que ellos parecían la pareja perfecta, juntos a pesar de la rivalidad de las casas y todo eso.

Y sé que la relación de Nicole y Remus es más que perfecta, pero eso no me impide dudar.

Después de Herbología teníamos dos horas de Defensa Contra las Artes Oscuras con Ravenclaw y después de nuevo con Hufflepuff, Transformaciones y al final del día, Pociones con Slytherin.

─ ¿Qué fue eso? -me preguntó en cuanto estuvimos fuera del invernadero.

─ ¿De qué hablas? -fruncí el ceño. Era un alivio estar a solas con ella de nuevo. Laureen y Lindsay iban unos metros más adelante y los Merodeadores habían decidido hacer algo con un lazo del diablo. Seguro se trataba de molestar a Snape.

─De James y tú.

─Oh, por favor, Nicole. Sólo me invitó a salir una vez y fue el año pasado.

─Lo sé, ya sé, Lil. Hablo de James Bancroft -me sonrió -. Espera un momento…

─ ¿Qué pasa con James Bancroft? -me apresuré a preguntar.

─…estás pensando en James Potter…

─No lo hago. Calla -dije cuando vi que el grupo de amigos se acercaba. Los miró un momento y se volteó para susurrarme.

─Sígueme el juego, te ayudaré con James -aseguró y le sonrió a su novio -. Hey, chicos. Vamos.

Caminamos juntos por el pasillo. Evitaba la mirada de todos. Incluso la de Peter.

─Te estaba contando, Lily -empezó Nicole, en voz quizá demasiada alta. Mordí mi labio y desvié la mirada -. Alice oyó a Kaya decir que Howard oyó a Tony y a James Bancroft hablar sobre ti -me sonrió abiertamente.

─ ¿Uh? -dije tratando de parecer interesada, con el rostro sonriente y los ojos azules de James Potter fijos en mí.

─ ¡Ya lo sé! ¿No es emocionante? -preguntó a los cuatro chicos. Fulminó con la mirada cuando ninguno dijo nada.

─ ¿Qué? Ah, claro que sí. Claro -se apresuró a decir Remus.

─Para mí que parecía muy interesado en Laureen Moris -dijo Peter.

─Oh, por favor -dijo Nicole, empujando a Peter un poco más duro de lo necesario y sonrió forzadamente -. Seguramente confundiste los nombres, Laureen, Lily. Demasiado similares…

─Pero…

─Ya para de hablar Peter, el profesor ya llegó -dijo la rubia y miró atentamente hacia al frente. Miré mis manos demasiado avergonzada con todos. Sirius reía en silencio con Remus y seguramente Potter me miraba burlón.

No lo averigüé y saqué pergamino y pluma. Sería un año largo.



Comenta este capítulo | Ir arriba LINDSAY. »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.