Historia al azar: Entre la vida y la muerte
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Memorias de Idhún V- Búsqueda » Rhyrr
Memorias de Idhún V- Búsqueda (ATP)
Por yandrakai
Escrita el Martes 12 de Abril de 2016, 14:18
Actualizada el Jueves 17 de Septiembre de 2020, 11:18
[ Más información ]

Rhyrr

También yo me encontraba contento porque la felicidad inundaba a mi padre, pero por otro lado el rechazo de la Tríada y el sentimiento de soledad que ello conllevaba no me permitían ser completamente feliz. Irial sonrió de nuevo y abrió suavemente la puerta.

—Adiós, Archimago. Que mi esencia te proteja y te ayude con tus objetivos.

Asentí torpemente e Irial se introdujo en mi casa, cerrando la puerta tras de sí.

Miré el mapa y descubrí varios puntos en el desierto de Kash-Tar. Tragué saliva, preocupado, y decidí caminar hacia allí. Sabía que tardaría varios días, pero aun me quedaban muchos más para que se acabase mi periodo, con el Triple Plenilunio presente en una de las noches.

Por el camino tendría que atravesar Celestia, y allí también había un objeto, el de Yohavir. No sabía qué era, pero tenía que estar relacionado con el viento.

Pasaron varios días hasta que vi la ciudad de Rhyrr, aun transcurrirían más hasta que mis pasos me llevaran al desierto de Kash-Tar.  De repente, me acordé de alguien que vivía en esa ciudad y decidí visitarle, para saber si podría darme pistas acerca del objeto de Yohavir.

Me teletransporté hasta su casa, pues ya había estado en ella, para ahorrar tiempo que aprovecharía en buscar el objeto del dios del viento.

La casa seguía tal y como la última vez que la visité, pero con un pequeño cambio exterior, pues no estaba el pájaro haai de mi primera visita. Inquieto por pensar que no había nadie allí, me acerqué a la puerta y llamé suavemente, y sonreí al ver a un hombre mayor que yo con túnica me abría la puerta.

—Bienvenido, Archimago. ¿Cómo estás?

—Bien, Shail, ¿y tú?

El mago me invitó a entrar a su casa y yo acepté.

—¿Dónde están Victoria, Jack y Kirtash?

—¿Dónde está Zaisei? —pregunté sin responder.

—Se ha marchado con el pájaro haai a Nanetten. Quería saber qué tal estaba mi familia.

Asentí, y Shail me pidió que me sentara y me preguntó si quería algo de beber.

—¿Dónde están Victoria y los chicos?

Pedí una bebida suave, pues mi historia duraría bastantes minutos.

—Bien, empezaré por el principio. Después de resucitar a los Antiguos Dragones, acudimos a darles un ultimátum a los Nuevos. Estos se marcharon temporalmente pero luego volvieron y nos apresaron a Jack y a mí. Los Antiguos fueron engañados, haciéndoles creer que Rodul , un compañero de Qaydar y Covan, era su dios.

>>Pude escapar de la celda en la que me metieron los líderes de los Nuevos Dragones y busqué a Jack, que estaba moribundo tras una puerta con tallados horribles. Por desgracia, el Archimago y el rey se recuperaron y casi mataron a Jack, pues a mí me tenían inmóvil. Pero en ese momento apareció Victoria y derrotó a nuestros enemigos. Llevé a Jack a Kelesban y yo fui a la base de los Nuevos Dragones. Luché contra Oganor, un Antiguo Dragón comandado por Rodul y tras una pelea, le derroté pero no le maté.

>>Cuando intenté matar a Rodul, apareció Qaydar en la base con Victoria, Christian y Kimara como rehenes. Explicó que pudo con la mujer mediante un hechizo de succión de vida y con el shek gracias a la Roca Maldita. Cuando todo parecía perdido, apareció un dragón dorado en la base, y Rodul ordenó a todos los dragones a matarle.

Realicé un gesto para detener a Shail, pues sabía lo que iba a preguntar.

—Tranquilo, no es Jack. El dragón dorado era… Aldun.

El mago me miró extrañado y yo le comprendí. Esta vez me callé y le dejé hablar, por si quería decir algo, pero al ver que no lo hacía continué mi historia.

—Supimos que era él porque lo dijo. Le devolvió la vida robada por Qaydar a Victoria y luego al Archimago… le mató convirtiéndolo en cenizas.

Shail decidió hablar, y yo le dejé porque supe que tenía muchas preguntas.

—¿Qaydar, el último Archimago, murió asesinado por Aldun, el dios del fuego?

—Personificado. Es un yan más alto de lo normal con una gran barba.

—Entonces… se ha acabado la Cuarta Era. Todos los Archimagos han muerto.

—Aun hay uno con vida —dije refiriéndome a mí mismo—, pero sí, tienes razón. Ha comenzado la Quinta Era.

Shail asintió y me indicó que continuase con un gesto. Notaba que algún detalle le preocupaba, pero no parecía hacérmelo querer saber.

—Después de esto, los Nuevos Dragones abandonaron la guerra y Aldun nos envió a conocer a Irial.

Shail abrió la boca, exaltado, y comenzó a señalar distintas partes de su cuerpo aleatoriamente.

—¿Cómo… cómo es? —preguntó nervioso.

—Ah, es bellísima. Piel parecida a la porcelana, cabello y ojos marrones como las hermosas hojas de otoño. Porta una diadema de oro con diamantes, y su voz es semejante a una ópera de Mozart.

El mago trató de recordar quién era el músico del que le hablaba, y pareció recordarlo porque sonrió.

—¿Así era?

—Así —respondí.

—Y, ¿qué más?¿Qué ocurrió después?

—Conocimos a Irial y, tras una pequeña disputa entre Christian y Aldun, el dios se marchó con Domivat, al que había sacado de la espada de Jack.

—Qué extraño… —murmuró el mago— ¿Todo eso ocurrió?

Asentí, alzando levemente los hombros.

—Irial continuó con nosotros y me reveló la fuente de mi poder: varios objetos distribuidos a lo largo y ancho de Idhún. Me avisó que tenía que encontrar todos los objetos antes de un año, o si no, moriré.

—¿Morirás? —Shail estaba muy preocupado— Y, ¿has encontrado ya algún objeto?

—Sí, el de Irial. Pero Christian sufrió una posesión del Séptimo, y nos ha abandonado. Jack cree que ha sido debido a mí, y no le quito razón, y es por eso que ahora no estoy con ellos.

—Perder a Christian les ha resultado algo sorpresivo, pero tranquilo, algún día te perdonarán. Y no será dentro de mucho tiempo. ¿Cuál es el objeto de Irial?

—Eso espero —comenté mientras mostraba a Shail la lágrima de unicornio.



« Lágrima Comenta este capítulo | Ir arriba Haai-Sil »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.