Historia al azar: Tan cerca de ti
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Besos y Quidditch » Capítulo Único.
Historia terminada Besos y Quidditch (ATP)
Por Always_Potterica
Escrita el Jueves 26 de Noviembre de 2015, 19:08
Actualizada el Viernes 27 de Noviembre de 2015, 04:06
[ Más información ]

Capítulo Único.

Capítulos
  1. Capítulo Único.
—Estas siendo muy pesimista, Ron.

El pelirrojo se detuvo y le frunció el ceño, para luego continuar dando vueltas. La joven muchacha de dieciséis años bufo molesta, ¿es qué acaso su amigo no entendía que lo haría bien?

—Bueno, quizás el primero no te halla resultado bien, o el segundo... —se callo ante la mirara que su amigo le dirigió—. Vale, me fui del tema. Lo que quiero decir —dijo, agarrándole de la mano, antes de que el salga enojado de su habitación— es que solamente necesitas tener confianza en ti mismo.

Estaban en la pieza de los chicos de quinto año de Hogwarts, esperando que su mejor amigo, Harry Potter, regresara de la cocina con la comida para los tres. Pero, antes de salir, el chico le dijo a Ron que luego de comer irían a entrenar para el partido de mañana contra los de Slytherin. Y eso dejo al pelirrojo nervioso, así que su amiga hacía todo lo posible para que se le valla el miedo.

—No es tan fácil, Hermione.

Ron se sentó en su cama, con los codos tocando sus rodillas y las manos en su cara, que luego pasaron a su cabello,alborotando. "Se ve tan lindo", pensó la castaña."¡¿Pero qué dices?! Ronald solo es tu amigo... Solo tu amigo". Camino hacia el y se puso de cuclillas frente a Ron. Aprovechando que estaba cabizbajo, le acaricio el pelo, transmitiéndole ánimos. Agradeció que su amigo no levantara la cabeza, porque no quería que la viera sonrojada.

Por otra parte, Ron estaba algo aturdido, las caricias de su amiga lo ponían nervioso, pero a la vez le gustaba. Sus manos se movían con la mayor delicadeza en su cabello pelirrojo, aunque el quería que ella le acariciara la mejilla en vez de su pelo. "No. Ella solo es tu amiga que te quiere dar ánimos. Solo eso. Tu amiga".

Ron bufo ante sus pensamientos, pero su amiga pensó que no le gustaba lo que ella le hacía, así que, lentamente, retiro la mano de la cabellera rojo fuego y camino hacia la cama de su otro amigo, sentándose en frente de el. Ron quedo un poco triste porque ella no iba a continuar.

—¿Qué puedo hacer para que dejes de estar nervioso por mañana?

Volviendo a la realidad, Ron se levanto y empezó a caminar de nuevo en círculos, mientras su amiga le agarraba ganas de pegarle por comportarse así. Sin saber de donde saco el valor, se levanto, le dio vuelta y, agarrándolo de los hombros, lo beso. Cuando se dio cuenta, estaba moviendo los labios como el, con sus manos en el cuello de el, mientras que Ron la sujetaba por la cintura.

El chico ladeo la cabeza, para poder besarla con mayor accesibilidad. No sabía si era uno de los tantos sueños que tuvo sobre eso, pero continuo besándola, rogando que no estuviera soñando. La apretó más hacia el, disfrutando el sabor de los labios de ella. Se había empezado enamorar de ella, semanas después de ingresar a su cuarto año en Hogwarts, y cayo que estaba completamente enamorado de su amiga cuando la vio como pareja de baile de Krum. Una parte de el sabía que, aparte de querer, se había presentado como guardián de Quidditch porque pensaba que ella quería a alguien que este en un equipo de Quidditch, como Krum. Y ahora que la estaba besando... solamente podía pensar en ella.

El plan no era ese. No era ir y besarle, pero amaba hacer eso. Hermione solo pensaba en darle vuelta y pegarle una cachetada, por no tener confianza en si mismo. Pero tenerlo tan cerca, hizo que no se controle y que lo besara. Pero, el lado bueno, era que el le seguía, el la estaba besando y abrazándola. Aquel año se dio cuenta que ya no sentía solo amistad por su amigo pelirrojo, sino algo más.

Cuando la necesidad de aire se hizo presente, se separaron, pero no dejaron de agarrarse. Estaban sonrojado, pero se ofrecieron un sonrisa tímida. Y cuando Ron quiso capturar otra vez los labios de ella, Hermione lo empujo suavemente.

—O dejas de tener desconfianza hacia ti mismo, o no me besaras.

Se separo de el, con una sonrisa en los labios, y se sentó otra vez en la cama de Harry, mientras que Ron la miraba con una sonrisa en la cara y negando la cabeza divertido. Antes de que uno de los tenga tiempo de hablar, el azabache entro en la pieza, con los platos de comida flotando detrás de el.

—Listo, ¡a comer! —dijo Harry, totalmente alejado de la escena que vivieron hace unos segundos sus amigos.

Se sentaron los tres en el suelo, empezando a comer. Hablaron de diferentes temas, sin involucrar el Quidditch para no poner nervioso a Ron. Mientras comían, el azabache no había notado para nada las sonrisas cómplices o las miraras disimuladas que sus dos mejores amigos se dedicaban.

En el momento que los demas alumnos de quinto año de Gryffindor entraban a su pieza para cambiarse y ponerse algo más cómodo, Hermione salio del cuarto, dirigiéndose hacia la Sala Común. Cuando se sentó, pensó en lo sucedido con su amigo. Una sonrisa se asomo en su cara. El la había besado. ¡Ronald Weasley la había besado! Lamentablemente, no era su primer beso, ya que Viktor se lo robo en el Baile de Navidad, pero estaba completamente segura que si era el primer beso de Ron.

Saco uno de sus libros, y a los pocos minutos, alguien le tapo los ojos. Sonrío. Ella estaba segura quien le había susurrado aquellas palabras.

—Mañana no dejara que metan ni un solo gol y creeré en mi mismo, pero solo si, luego del partido, aceptas ser mi novia —después de eso, Ron le dio un beso cerca de las comisura de sus labios.

Hermione suspiro, al sentir los labios de el tan cerca de los suyos. Ron se alejo de ella, sonriendo, luego le darle un rápido beso en la mejilla, y salio de la Sala Común, donde lo esperaba su amigo, para ir a entrenar.

Mientras entrenaban, Harry noto algo raro a Ron, pero no raro malo, sino que el jugaba como un experto, ahora entendía porque los hermanos Weasley decían que era el mejor en el Quidditch, pero no entendía porque, hace unas horas, estaba muy nervioso por jugar al día siguiente, y ahora estaba tan feliz y sonriente.

—Tengo que preguntarle a Hermione que hizo para que deje de sentir nervios —murmuro para si, mientras volaba hacia su amigo, recordando que su amiga estaba con el y, en un abrir y cerrar de ojos, consiguió que su Ron deje de tener miedo a hacer el ridículo—. Si seguís jugando tan bien, creo que los chicos te nombraran capitán el año que viene —lo alago.

—Estoy feliz, Harry. Lo único que quiero es que mañana ganemos el partido.

—¿Se puede saber porque? —pregunto. La sonrisa de Ron se hizo más amplia.

—Luego del partido te enteraras.

—¡Muy bien, chicos! ¡Lo han hecho perfecto! —exclamo Angelina, cuando todos descendían hasta ella—. Ron, sinceramente, lo has hecho espectacularmente. ¡Te has lucido, muchacho! —los gemelos Weasley le dieron palmaditas en la espalda de su hermano, a la vez que los demas miembros del equipo lo felicitaban—. No los quiero presionar, pero mañana si ganamos contra los de Slytherin, ganaremos la Copa de Quidditch. Pero, necesitamos llevar trescientos puntos de ventaja contra ellos; Harry atrapa la snitch dorara solo cuando lleguemos a los ciento cincuenta puntos, porque, aunque ganemos el partido, perderemos la Copa.

Luego de algunos discursos más por parte de la capitana, Harry y Ron regresaban a su Sala Común. El azabache trataba por todos los medios para saber que era lo que le tenía tan feliz, pero el solo repetía que tenía que esperar hasta que termine el partido.

Al día siguiente, Ron fue el primero en despertarse, algo muy raro de el, se vistió y bajo por las escaleras, luego de comprobar que sus amigos seguían durmiendo. Al llegar al final, se dio cuenta que no estaba solo. Su mejor amiga estaba sentada en el sillón, leyendo otra vez "Historia de Hogwarts". Se acerco a ella, aprovechando que estaba demasiado concentrada en su libro, y con un rápido movimiento, le retiro el libro y le dio un beso en los labios. Sonriendo, le devolvió el libro y se sentó al lado de ella.

—La cosa era que nada de besos hasta después del partido —le dijo, para nada enojada de aquel acto del pelirrojo.

—Es difícil seguir con ese pacto cuando te tengo tan cerca —le susurro, antes de atrapar de nuevo aquello labios tan ricos que había aprobado el día anterior. Esta vez, ella le correspondió el beso, jugando con el cabello de el, mientras que Ron le acariciaba suavemente la mejilla—. Ya quiero que termine el partido para poder besarte a toda hora.

Ella se sonrojo, pero el rubor se esfumo cuando Harry bajaba las escaleras, al igual que el resto de los estudiantes de Gryffindor. Y todos se sorprendieron al ver a Ron levantado tan temprano, sin duda Harry hablaría con el luego de jugar Quidditch para saber porque se comportaba de aquella forma.

Una vez terminada las clases, los tres mejores amigos fueron hacia la cancha, Hermione se despidió de ellos, deseándoles suerte, y, antes de marcharse a las gradas para ver el partido, le dio un corto y rápido beso a Ron, cuando Harry no miraba. Pero el pelirrojo le tiro de la mano, una vez que su amigo había entrado al vestidor, y la beso con ternura y a la vez pasión. Le mordió el labio inferior antes dejarla ir.

Cuando Hermione se sentó junto a Ginny y Luna, Lee Jordan, el comentarista de Quidditch, empezó su habitual narración del juego, una vez que había presentado a los jugadores del equipo de Quidditch de Slytherin y Gryffindor.

—Y empezó el partido: Gryffindor contra Slytherin. La cazadora Bell agarra la quaffle y se la trata de pasar a Johnson... Mala suerte, chica. El cazador de Slytherin, Vaisey, la agarro y vuela con ella. Se la pasa a Warrington, listo para tirar al aro.... Y.... ¡Weasley la atrapa! ¡A ver, ¿que dicen ahora las serpientes?!

—¡Jordan! —lo regaño la profesora McGonagall.

—Lo siento, profesora. Y ahora Bell vuelve a conseguir la quaffle... ¡Falta, hey, FALTA! ¡Crabbe le ha lanzado directamente la bludger a la cabeza! ¡Cerdo estúpido!

—¡Jordan!

—Pues, profesora, ¿no has visto lo que hizo aquel cerdo? —ante la mirara que le dedico la mujer, Lee continuo con la narración—. Johnson saca... Spinnet la agarra y vuela con ella, lista para anotar... ¡Gool de Gryffindor! ¡10 A 0! —rápidamente empezaron los abucheos de los de Slytherin y la celebración de los de Gryffindor

Después de segundos de celebración, el partido continuo. El cazador de Slytherin, Urquhart voló con la quaffle, se la paso a Vaisey y este esquivo a Fred, llego hasta unos metros de los aros del equipo contrario para tirar. Pero no lo logro, Ron la atrapo justo a tiempo y se la lanzo a Katie, que pasaba por ahí.

Los jugadores pararon un rato, porque una canción empezó a escucharse.

A Weasley vamos a coronar.
A Weasley vamos a coronar.
La Quaffle consiguió atajar.
A Weasley vamos a coronar.

Weasley las ataja todas
y por el aro no entra ni una bola.
Por eso los de Gryffindor tenemos que cantar:
A Weasley vamos a coronar.

A medida que se cantaba la canción y que la quaffle estaba lo bastante lejos de los aros, Ron miro hacia las gradas de Gryffindor. Solo había una sola persona que no cantaba, y aquella persona lo miraba y le sonreía. Hermione movió los labios, sin decir ningún sonido, pero Ron pudo ver que decía "Te amo". Sonrió y volvió toda su atención al juego.

—A Weasley vamos a coronar —canto Jordan—. Johnson se dirige a los aros de Slytherin... ¡Cuidado con la bludger! ¡Toma, Goyle! Johnson lanza y... ¡Goool para Gryffindor! 20 - 0. Para los de Slytherin: ¡Gryffindor ganara la Copa!

Esta vez, la profesora McGonagall no le dijo nada, ya que espera que las palabras del chico fueran ciertas.

—Vaisey tiene la quaffle, se la pasa a Warrington. ¿Que es eso? ¡Es la snitch! ¡La snitch!

Harry, sabiendo que no la tenía que agarrar, pero tampoco dejar que Malfoy la obtenga, la persiguió, tratando de sacar del camino al rubio. Malfoy iba detrás de el, tratando de adelantarse, pero, para fortuna de Harry, la snitch desapareció. Los dos volaron hacia arria, listos para salir a buscar la snitch si volvía a desaparecer.

—¡Weasley, atento! Urquhart se dirige al aro, tira... ¡Weasley la vuelve a atrapar! ¡A cantar la canción!

Y la canción volvió a sonar en el estadio. Los de Slytherin trataron de que su canción original suena más fuerte que la otra canción, pero los de Gryffindor cantaban con tantas ganas y pasión que tuvieron que callarse, ya que solo conseguirían quedarse sin voz por tratar de pasarlos.

Casi media hora después, Gryffindor tenía 90 puntos, mientras que Slytherin seguía teniendo 0 puntos. Los de Gryffindor sabían que Ron jugaba de maravilla, pero no tanto como para poder evitar todas las quaffles que les lanzaban, aunque no se quejaban. Mientras siguiera así, no dirían nada.

Harry vio que la snitch volaba un poco más arriba de ellos, así que descendió rápidamente, haciendo que Malfoy venga atrás de el, cayendo en su trampa. Lo mantuvo entretenido por algunos minutos, hasta que sus compañeros le gritaron que lo estaba engañando, y el voló hacia arriba, cuando la vio, pero llego demasiado tarde, la snitch había desaparecido.

—¡Casa hueca Malfoy! Spinnet se prepara para tirar y... fallo. No te preocupes, muchacha, les vamos ganando a las serpientes. Vaisey tiene el control de la quaffle, hasta que Bell se lo quita... ¡Cuidado con Goyle!... Perfecta jugada, Fred, o George, ¡porque tienen que ser tan parecidos! Bell continua, se la pasa a Spinnet. Se prepara para tirar... ¡Gryffindor ganando por 100 puntos! ¡Bien hecho, chicas! ¡Tomen eso serpientes estúpidas!

—¡Jordan, te sacare el micrófono!

—Lo siento, profesora. Urquhart tiene la quaffle, vuela hacia el arco... ¡Buena atajada, Weasley! ¡Así se hace, Ronald! No se que es lo que te tiene así, pero esperemos que no se te pase para nada —y en el momento que dijo eso, Ron giro la cabeza hacia Hermione, que estaba conversando sobre el partido con Ginny—. Johnson tiene la quaffle.

Angelina voló hasta los aros y metió otro gol, haciendo que su equipo valla ganando 110 puntos a 0. Tiempo después, Gryffindor ganaba a 170 puntos, ahora Harry tenía que encontrar la snitch, agarrarla y ganarían el partido y la Copa de Quidditch. Y como si la hubiera llamado, la snitch apareció a la misma distancia que Harry y Malfoy, rápidamente ambos se pusieron en marcha, mientras que la snitch dorada se movía por todo el estadio. Malfoy lo adelanto y estiro la mano, tratando de agarrarla. Pero la snitch desapareció y apareció a unos metros de distancia de Harry, el dio la vuelta, al igual que el rubio, y volaba a toda velocidad hasta ella. La bola volvió a desaparecer y regreso cerca de los aros de Slytherin, volando, ambos se dirigieron hasta allí, donde la snitch estaba suspendida en el aire. Cuando Malfoy llego, la bola había vuelto a desaparecer. Frustrados, volvieron donde estaban antes, pensando que aquella snitch estaba jugando con ellos.

—¡Bravo, Weasley volvió a detener otra quaffle! Seguimos con el marcado de 170 puntos a 0, a favor de la mejor Casa, osea Gryffindor.

—¡Jordan!

—Oh, por favor, profesora, usted piensa lo mismo —replico—. ¡Y la snitch volvió a aparecer! ¡Potter y Malfoy salieron tras ella! Les recuerdo que si Potter la obtiene, Gryffindor ganara el partido y la Copa de Quidditch, en cambio, si la consigue Malfoy, Slytherin no ganara el partido, pero si la Copa.

Harry estaba a tan solo unos centímetros de conseguir la snitch, solamente si se estiraba un poco más la conseguiría. Inclino un poco su Saeta, para poder volar más rápido, y estiro todo lo que puso su mano. Los aplausos, los silbidos y la fiesta que hacía los alumnos de Gryffindor no tardaron en llegar cuando Harry levanto el puño, con la snitch capturara.

Los jugadores descendieron, los de Slytherin enfadados y los de Gryffindor emocionados. Los estudiante corrieron hacia ellos, para poder festejar como se debe, mientras que la profesora McGonagall celebraba con Lee, agitando la Copa. Pero, solamente Ron era el que no estaba concentrada, estaba buscando por todos los medio a su amiga, cuando alguien le tapo los ojos.

—No dejaste que metieran ninguna quaffle y tuviste confianza en ti mismo, Ron —el pelirrojo giro y miro fijamente a la chica castaña que estaba en frente de el. Se sonrieron—. Todavía esta en pie eso de ser tu novia.

—Por supuesto.

La tomo por la cintura y la beso, mientras que ella lo abraza por el cuello. Ellos se besaban, ante las miraras atónitas y confundidas de los demas que los rodeaban. Todas las personas estaban con la boca abierta, mirando aquella escena, no entendiendo como había pasado eso. Harry y los hermanos Weasley los miraban con una sonrisa, los cuatro sabían que ellos dos se amaban mutuamente, y que seguro este era un paso muy grande para ambos.

—¿Cómo?

—¿Cuándo?

—¿Están saliendo?

—¿Desdé que momento?

Ron y Hermione rieron ante aquella preguntas. Harry los miro feliz, hasta que recordó algo.

—¿Hay algo que olvidaron decirme cuando los deje solos ayer, cuando fui a buscar la comida? —pregunto.

Sus amigos le dirigieron una sonrisa de disculpas.


Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.