Historia al azar: Prisionera del silencio
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
¡Hurón no puedes ser una estrella! » Capítulo 03
Historia terminada ¡Hurón no puedes ser una estrella! (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 4 de Noviembre de 2015, 08:16
Actualizada el Miércoles 2 de Diciembre de 2015, 08:10
[ Más información ]

Capítulo 03

Un rato más tarde, Hermione estaba mirando por la ventana del ático, desde esa altura la ciudad se veía pequeñita, solo sobresalían los otros rascacielos, estaba tan pendiente de las vistas, que no se fijo que Draco se le acercaba hasta que le ablo.

−¿Te gustan?

La chica le sonrió. −Son hermosas, mejores que las que yo tengo en mi apartamento.

Draco le sonrió. −¿Bailas?

La leona lo miro con terror. −Soy muy mala, en el baile de navidad tuve que ensayar mucho, y aun así pise un par de veces a Krum.

−Tranquila, quítate los zapatos.

−Si te piso no te me quejes.

−No me quejare.

Hermione se quito los zapatos y se acerco al chico que estaba en medio del salón.

Draco le cogió de la mano y de la cintura y se pusieron bailar.

−Me has engañado no bailas mal.

−Eso es porque tengo un gran profesor.

El chico le sonrió y siguieron bailando, y el ambiente se fue haciendo cada vez más romántico.

Al día siguiente Hermione se despertó y no vio a Draco por ningún lado, se levanto, busco una bata y se la puso, al salir se encontró que Draco ya estaba vestido y no estaba solo.

−Buenos días.

Draco se le acerco y le dio un beso en los labios. −Buenos días, te iba a ir a despertar ahora.

La leona le sonrió. −No pasa nada, cuando tengo cosas que hacer no puedo dormir hasta tarde. −Y miro el reloj de la cocina. −Me da tiempo a tomar un café, tengo clases esta mañana, y por la tarde tengo que ir a la oficina.

−Yo tengo que ir al estudio y hacer otras cosas. −Se acerco a un cajón, saco unas llaves y se las paso. −Para ti.

La chica las cogió. −Gracias.

−De nada. −Draco cogió una taza, la lleno de café y se la dio. −¿Tienes algún plan este fin de semana?

−Mañana tengo que volar a Miami.− Y le dio un trago a su café. −Estoy preparando la apertura de una nueva tienda.

−¿Me dejas que te acompañe?

Hermione lo miro. −Me gustaría, ¿pero no tienes trabajo?

Draco le sonrió. −Acostumbro a tener un fin de semana libre cada quince días, así que este es mi fin libre.

−¿Y la fiesta de tu primo?

−Eso hace meses que lo tengo apartado, así que no tengo trabajo en cuatro días, luego volveré y para julio me iré a Hollywood.

Hermione le sonrió. −Tienes la agenda más preparada que yo.

−Es Frank que se ocupa de todo. −Miro su reloj y le sonrió. −Me tengo que ir, ¿vendrás esta noche?

−Vendré, ¿te gusta la comida china?

−Me gusta. −Draco la beso y se fue con su representante que no había abierto la boca en ningún momento.

Hermione termino su café, se vistió y se fue a su apartamento, se ducho se puso ropa limpia, preparo una pequeña bolsa de viaje y se fue a la universidad.

Unas horas más tarde, cuando termino todo el trabajo pendiente, se paso por un restaurante chino, compro comida y se volvió al ático de Draco, al llegar vio que ya había regresado.

El chico al verla se le acerco sonriendo y le ayudo con las bolsas.

−Cuánta comida traes, ¿quieres alimentar a un ejército?

Hermione le sonrió. −Tengo mucha hambre, me comería un jabalí entero.

Draco la beso. −Ves a ducharte mientras yo pongo la mesa, ¿quieres cenar delante de la tele?

−Sí, quiero saber cómo va el mundo.

El chico la beso de nuevo y se fue a la cocina.

Mientras la leona se duchaba y vestía, Draco fue abriendo los paquetes y poniéndolos en la mesa, con compañía tan agradable, era una delicia cenar así, a veces se sentía muy solo y cenar sin compañía no le gustaba nada, así que la mitad de las veces se metía en la cama, nada más llegar del trabajo.

−Ya estoy. −Hermione salía con unos pantalones cortos y una camiseta de tirantes. −Espero que tengas hambre, he traído mucha cosa.

−Ya lo he visto. −Draco cogió la botella de vino que les avía sobrado la noche anterior y puso dos copas.

La leona se sentó en el suelo delante de la tele y le dio un trago a su copa, y suspiro.

−¿Un día cansado? −Pregunto Draco sentándose a su lado.

−Sí, entre las clases y el trabajo, termino muerta.

−¿Cuándo terminas la universidad?

−Ya este junio, me graduare y podre trabajar bien en la empresa. −Y cogió una caja de fideos fritos y lo puso en el plato.

−¿Qué estudias? −Pregunto cogiendo un rollito de primavera y dándole un mordisco.

−Empresariales, el primer año lo estudie en Londres, pero como empecé con las empresas en América, pedí el traslado a una de las universidades de la ciudad, pero ya en junio ya termino.

−¿Y qué harás luego?

Hermione lo miro. −Antes lo tenía claro, pero ahora no se.

−¿Por mi?

−Por ti, aunque nos encontramos ayer me he dado cuenta de que me siento a gusto contigo. −Y cogió una gamba y se la comió.

−Yo también. −Y la miro. −Vente conmigo a Hollywood. ¿O tienes que estar aquí?

La leona negó y lo miro. −Tengo oficinas en todos lados, en Londres tengo una que se ocupa de las tiendas de Europa, tengo una aquí que se ocupa de las de América, y tengo otra en Tokio que se ocupa de las de Asia y Oceanía.

−Veo que estas muy preparada.

Hermione lo miro. −¿Con quién crees que abras?

Draco se rio. −Es verdad, me olvidaba que eres la chica mas lista de nuestra generación.

−Por supuesto. −Y los dos se rieron. −Mañana cuando salga de la universidad, me iré al aeropuerto.

Draco la miro. −Te iré a buscar.

−Bien. −Y le sonrió.

−Tengo un regalo para ti. −Se levanto y cuando volvió le dio un cd.

La leona lo miro y vio que era el cd que Draco había publicado, y estaba firmado. −Gracias, lo escuchare y te diré mi opinión.

−La espero.

Y en un ambiente relajado siguieron cenando.

Al día siguiente, como Draco le había dicho, estaba esperándola cuando salió de la universidad, al verla sonrió, y la beso.

−¿Nos vamos?

−Vamos.

Se fueron al aeropuerto, y no tardaron mucho en abordar el avión, y unas horas más tarde estaban en el brillante Miami.

−¿Qué hacemos ahora? -Le pregunto Draco.

−Hasta mañana, no tengo que estar en la tienda, ¿quieres hacer turismo o nos vamos al hotel?

−Mejor al hotel y así descansas.

Hermione asintió y se fueron al hotel.

Al día siguiente, se despertaron y después de desayunar, la leona lo llevo a su tienda, estaba a la zona comercial de la ciudad, al entrar Draco se quedo impresionado. −Es muy grande.

La chica le sonrió. −Lo es. ¿Por qué no miras? Mientras yo hablo con la encargada.

Draco asintió y se fue a mirar.

Un rato más tarde, Hermione se acerco al chico y vio que estaba mirando una chaqueta de cuero.

−¿Te gusta?

Draco la miro y asintió.

−Cógela, te la regalo.

−Pero…

−Pero nada. −La saco del maniquí y se la puso. −Es por haberme regalado el cd, y haberme acompañado, además te queda genial.

−¿En serio? −Pregunto Draco mirándola.

−Ella tiene razón. −Dijo una mujer acercándose.

−Draco te presento a Ally la encargada de la tienda. −Y le sonrió. −Ally el es Draco Malfoy.

−Ya sé quién es, últimamente todas hablan de él. -Le sonrió. −Mírate. −Y lo llevo delante de un espejo grande.

El chico le hizo caso y la miro. −Me gusta. −Y sonrió a Hermione. −Gracias.

−De nada. −Hermione miro a su encargada. −Mañana ya me voy, ¿estarás bien?

−Estaré bien. −Y le sonrió. −Ahora ves a hacer turismo o lo que quieras, trabajas mucho y casi no tienes descanso.

−La verdad es que si.

−Vamos. −Dijo Draco que la cogió de la mano.

−Hasta pronto. −Hermione se despidió de su encargada y los dos chicos se fueron a disfrutar del sol de Miami.

Unas semanas más tarde, en el aeropuerto de Londres, los Granger y Sirius esperaban a Draco y Hermione, que no tardaron mucho en llegar.

Nada más verlos llegaron los abrazos.

Hermione miro a Draco. −¿Nos vemos mañana?

−Sí, estaré en casa de mi tío.

−Entonces nos vemos. −La leona se despidió de los dos, y se fue con sus padres.

Sirius se quedo mirando a su sobrino. −Veo que has hecho una nueva amiga.

Draco le sonrió. −Es increíble, estaba ciego, pero ya he abierto los ojos. ¿Nos vamos a casa?

−Mejor, no me gustaría que tus fans locas te vieran. −Y cogiendo las cosas del chico y se fueron.



« Capítulo 02 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 04 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.