Historia al azar: La caja de música
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
¡Hurón no puedes ser una estrella! » Capítulo 02
Historia terminada ¡Hurón no puedes ser una estrella! (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 4 de Noviembre de 2015, 08:16
Actualizada el Miércoles 2 de Diciembre de 2015, 08:10
[ Más información ]

Capítulo 02

La leona se rio también. −Puede. −Y lo miro. −Que va, con tanto trabajo, casi todas las noches ceno algo rápido y me voy pronto a dormir, así que aprovechando que nos hemos encontrado, cenaremos juntos.

−Me parece bien, ¿a qué hora terminaras?

−Dentro de 55 minutos. −Dijo sonriéndole. −Acuéstate.

El chico le sonrió. −Eso se llama acoso.

Hermione le sonrió. −Te recuerdo que en la escuela, era la única que no te seguía babeando por todos lados.

−Siempre me pregunte si eras rara. −Y se rio.

La leona poniendo los ojos en blanco, se acerco y le saco más fotos. −Quítate la camisa, quédate solo con los tejanos.

El chico se la quito y Hermione siguió haciéndole fotos.

Cuando la hora termino, Draco estaba cansado, así que se tumbo en el suelo.

Hermione se le acerco. −¿Cansado?

−Sí.

La leona le sonrió, se sentó a su lado en el suelo y le dio una botella de agua.

Draco se la tomo casi de golpe y se volvió a acostar.

−Hemos sacado más de 100 fotos, muchas irán a las tiendas, pero otras irán de publicidad en las revistas, te daré un book para que las guardes, por si en algún momento las necesitas.

El chico asintió, se apoyo en sus brazos y cerró los ojos.

−Descansa, te avisare en un rato. −Se levanto y miro a sus empleados. −Que nadie lo moleste. −Y miro a un chico. −Apaga las luces.

−Sí.

Hermione miro a su equipo. −Por hoy ya hemos terminado, os podéis ir a casa. −Y miro a una chica. −Rebeca mañana tú te ocupas del resto de las fotos, con un día tengo más que suficiente.

−Si jefa.

Cuando todos se fueron, la leona miro el reloj y vio que Draco llevaba 20 minutos descansando, así que lo fue a buscar.

−Despierta, te cambias y podrás descansar en casa, mientras te preparo la cena.

−Me has invitado, pero no tienes que cocinar. −Dijo levantándose.

−Me gusta cocinar, así que podrás probar mis platos.

Draco miro a su representante. −Jack te puedes ir a casa, me iré con ella, mañana me puedes venir a casa a buscar.

Jack miro a la chica.

−No me comerá. −Dijo el chico sonriendo a su representante y se fue a cambiar.

Hermione sonrió al representante de Draco y se fue a buscar sus cosas, cuando salió vio que Draco la estaba esperando.

−Vamos. −Apago las luces y salieron.

−¿Cuándo tendré las fotos listas?

−Hay que hacer otras fotos, pero les pediré que la tengan pronto, así podrás tenerlas.

−Bien. −Draco la miro. −Nunca creí que te encontraría aquí, y pudiéramos tener una conversación civilizada.

Hermione le sonrió. −Han pasado casi 3 años, y ya he dejado todo atrás, ahora me dedico a mi negocio que me va muy bien y a mis amigos, lo de la escuela se quedo atrás.

−Es verdad, ya han pasado casi 3 años, el tiempo ha pasado muy deprisa.

−Mucho. −Al llegar al aparcamiento, Hermione saco las llaves de su coche, y desactivo la alarma.

Draco se quedo mirando el coche de la leona y le sonrió. −Me gusta, nunca creí que tuvieras un coche así.

−Me gusta la velocidad. −Dijo Hermione sonriéndole, y le paso las llaves. −Tienes carnet ¿verdad?

−Sí. −Se subió al asiento del piloto y cuando la leona se sentó lo puso en marcha.

−¿Tienes comida en casa?

−Tengo, la asistente viene tres veces por semana y llena la nevera, aunque la mitad de las veces se la tiene que llevar a su casa porque acostumbro a comer entre trabajos o cuando llego a casa estoy muy cansado para cenar.

−Pues tienes que cenar. −Hermione le sonrió. −Esta noche lo solucionaremos. ¿Casa o apartamento?

−Apartamento, creo que las casas son para las familias y no paso mucho tiempo en la ciudad para tener una casa.

−¿Viajas mucho?

−Mucho, aparte de modelo, y músico quiero dedicarme al cine, así que he ido haciendo algunos castings.

−¿Y has tenido suerte?

Draco dejo de mirar la carretera y le sonrió. −Si dentro de cinco semanas empiezo una película, no es un papel muy grande, pero para empezar esta bien.

−Sí, los grandes actores empezaron con papeles pequeños, además cuanto más popular seas mas trabajos te lloverán.

−Si, además mi representante es bastante bueno, lo conocí en un parque, estaba deprimido sin saber qué hacer en el futuro y me puse a cantar, y ya estoy aquí.

Hermione lo miro sorprendida. −Es como una película, cuando el protagonista está deprimido y se pone a cantar. −Y se rio.

Draco también se rio. −No lo había pensado, pero tienes razón.

La leona le sonrió. −Mañana a primera hora me iré a comprar tu cd, quiero saber que música cantas.

−No es nada del otro mundo. −Y miro un edificio. −Ya hemos llegado. −Y entraron en un aparcamiento subterráneo dejando el coche bien aparcado y salieron.

Draco la llevo a un ascensor y toco el ático.

−¿Ático? −Pregunto Hermione.

Draco le sonrió. −Por las vistas.

No tardaron mucho en llegar al ático, Draco cogió sus llaves y abrió la puerta, nada más entrar la leona se enamoro, era un gran espacio abierto, y grandes cristaleras.

−¿Qué te parece? -Le pregunto.

Hermione le sonrió. −Me gusta mucho. −Y se acerco a la cocina que estaba en un lado.

−Me enamoraron las vistas, y aunque la cocina esta aquí, no acostumbro a tener invitados así que no importa.

−Pues a mí sí que me gusta. −La leona le sonrió. −Ves a ducharte, mientras yo mirare haber que ha dejado tu asistente.

−Bien. −Draco le sonrió y se metió en una de las puertas.

Cuando Hermione se quedo sola se acerco a un aparato de música y puso el primer cd que vio, y volviendo a la cocina, miro en la nevera, saco todo lo que necesitaría y empezó a cocinar, Draco no tardo mucho en salir, duchado y con ropa cómoda, se sentó en un taburete mientras miraba como la chica cocinaba.

La leona le sonrió y siguió con la cena. −Esto ya no tardara mucho, pasta de primero y pollo de segundo.

−Lo que sea, tengo hambre. −Y se rio. −Nunca creí verte en mi cocina, preparando la cena.

Hermione le miro. −Son los misterios de la vida. −Y luego se rio.

−Mucho.

−¿Me contaras que paso con tus amigos?

Draco la miro. −Pansy siempre estuvo obsesionada conmigo, me canse de repetirle que me dejara en paz, pero solo lo hizo cuando traicione al viejo, Blaise estaba obsesionada con Pansy, me culpaba de que no le hiciera caso, como si yo no me hubiera hartado de decirle que no quería nada con ella, y Theo, no sé nada de él, le envié muchas lechuzas pero nunca respondió a ninguna, así que debe de estar como los otros dos.

Hermione lo miro. −Si quieres intento averiguar dónde está.

−No, no voy a estar rogando por amistades, no las necesito.

La leona le sonrió. −Ya me tienes a mí, eres mi primer amigo en este país.

Draco la miro. −Creí que tenias muchos.

Hermione lo miro. −Que va, aparte de trabajar en mi empresa, voy a la universidad, y cuando no hago ninguna de esas dos cosas, estoy en Londres, con mis padres, es una locura. −Cogió una cuchara de madera y probo la salsa. −Muy buena. −Metió la cuchara en la sala y saco y se la llevo a Draco. −Prueba para mí está bien, pero no se tu.

El chico le cogió de la mano y se llevo la cuchara a la boca. −Muy buena. −Y se relamió.

La leona le sonrió. −Pues ya está. ¿Pones la mesa?

−Pongo la mesa. −Se levanto y fue a buscar los platos y cubiertos.

Hermione saco el pan con ajo del horno, y lo puso en un plato, termino de sacar todo del fuego justo cuando Draco termino de poner la mesa.

El chico al ver tanta comida, la miro. −¿Me quieres hacer engordar?

La leona le sonrió. −No, y son platos sencillos de comer, la pasta, el pollo y pan con ajo, aunque luego el aliento nos olerá un poco.

−No importa. −Cogió las cosas y las puso encima de la mesa. −¿Vino? −Pregunto mirándola.

−Como quieras, pero no se de vinos.

Draco le sonrió. −Tu deja a un experto.

Hermione se rio. −Todo tuyo. −Y se fue a sentar en una de las sillas.

−Tengo uno perfecto. −El chico busco un sacacorchos y abrió la botella, y se acerco a la mesa con ella, se sentó y lleno dos copas. −Un brindis. −Dijo cogiendo su copa. −Por habernos encontrado en el país de las oportunidades.

−Por habernos encontrado. −Las chocaron y le dieron un trago.

Draco le dio un trago, dejo la copa y empezó a servir la cena, cuando estuvieron servidos empezaron a cenar.

El chico la miro. −Muy buena, si no vigilo no podre trabajar como modelo.

Hermione se rio. −Aunque estés gordo, podrás trabajar, cuando has entrado en la sala, todas se te han quedado mirando, incluido los hombres.

Draco la miro. −No me interesa seducir a los hombres.

La leona se rio de nuevo. −Déjanos a nosotras las mujeres los hombres, ya tienes suficiente con las mujeres que te siguen. −Y lo miro. −La mitad de las veces los hombres son los jefes de todo.

El chico asintió. −Sí, creo que eres la única mujer que he encontrado estando al mando de una empresa.

−Ya me la han querido comprar, y solo tengo 11 tiendas.

−He visto la ropa que diseñas me gusta.

Hermione le sonrió. −Gracias.

−Es la verdad.

Y así con una agradable conversación siguieron cenando.



« Capítulo 01 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 03 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.