Historia al azar: JUAN RAMON TOLKIEN
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Amor en tiempos de guerra » Por siempre
Amor en tiempos de guerra (ATP)
Por Thonks93
Escrita el Martes 20 de Octubre de 2015, 14:34
Actualizada el Miércoles 12 de Febrero de 2020, 07:21
[ Más información ]

Por siempre

Draco  entro en su habitación, azoto la puerta, estaba candado de toda esa mierda que tenía que vivir día tras día, odiaba torturar gente, ver como los hombres lobos se comían los cuerpos a veces muertos otras vivos, esa era una de las razones por la que ya no podía comer, ni dormir, entro en el baño necesitaba una ducha de agua caliente, se desvistió se miró al espejo quien iba a decir que ese chico escuálido, con ojeras pronunciadas seria él. Estaba más pálido de lo normal parecía un cadáver viviente una pregunta se le vino a la mente ¿Astoria lo seguiría amando así como lucia?, no quería pensar en eso realmente pero no podía evitarlo que haría si su castaña no lo amaba más, no había recibido nada de ella, ¿seguiría enojada? ¿Estaría con la comadreja Weasley? Suspiro, no iba a torturarse más iba a dejar que las cosas tomaran su curso, abrió el grifo de la canilla del agua caliente, sintió como el agua relajaba sus músculos, era lo que necesitaba en ese momento.

*******

Era de noche Astoria estaba en su habitación, miro al escritorio, todavía tenía la carta de Draco sobre la mesita de luz, no la había abierto, y no sabía por qué tal vez era por miedo a que dijera algo que no la dejara tranquila, pero ella no necesitaba una carta, lo que ella quería era estar con el verlo no aguantaba más las ganas ni la intriga de como esta. Tenía una plan que no iban a fallar, solo que se había retrasado por que la única persona que la podía ayudar se había negado pero ella la pudo convencer, ya estaba preparada, solo le faltaba el suéter que le había tejido Molly para navidad, arriba de él se puso la campera de cuero de dragón, se ató el pelo en una coleta, se miró al espejo, agarro su varita, trabo su puerta para que nadie entrara - Honney - la pequeña criatura apareció en su habitación, Astoria estaba nerviosa, ansiosa más que nada lo segundo, estaba decidida a correr ese riesgo no había marcha atrás.

La elfina estaba temblorosa, no estaba muy convencida de ese plan ya que ella tenía que cuidar de su ama - ama Astoria, Honney no sabe si esto es buena idea, creo que… Vio cómo su ama quedaba a la misma altura que ella, le sonrió con ternura -Honney agradece el trato que le da su ama, Honney aprecia mucho a su ama, no quiere que su ama esté en peligro…

-Honney, te quiero muchísimo y agradezco que quieras cuidarme, todo va a salir bien tu confía en mi Draco no me va a hacer daño, y nadie se va a enterar que estoy en la mansión Malfoy- la elfina asintió- agarro a su ama de la mano cerro los ojos, Astoria sentía como su estómago se estrujaba, sintió como sus pies tocaron el suelo, miro alrededor estaba en la habitación del rubio, Todo estaba combinado entre los colores verde, negro y plata, trabo la puerta de la habitación coloco hechizos silenciadores, todo olía tan Draco , miro a un costado donde había una estantería  llena de libros de artes oscuras, curioso unas de sus mesas de noche, una foto de su madre , sí que era una mujer bella, la siguiente era una foto suya, no pudo evitar sonreír, miro a Honney que todavía estaba allí temblorosa- Honney vuelve a casa, en cuanto tenga que irme o pase algo te llamo- la criatura asintió y desapareció.

Draco cerro los grifos, agarro unas toallas que tenía ahí a mano, una se la ato en la cintura y la otra la uso para secarse el cabello, abrió la puerta, quedo estático al ver una pequeña niña que conocía muy bien-¿Tory?-nombro eso tenía que ser un sueño, como había entrado a la mansión sin que nadie se diera cuenta, Astoria sintió como su corazón bombeaba, se giró, tenía una sonrisa de oreja a oreja,  el rubio no entendía del todo lo que estaba pasando en ese momento, sitio como la castaña se abalanzaba encima  suyo- No puedo creerlo enserio eres tu-  dijo agarrando su rostro y mirando esos ojos verde esmeralda, ella asintió con una sonrisa- no sabes lo feliz que me haces que estés aquí- no aguanto más las ganas de besarla y lo hizo, extrañaba esos besos que solo ella le daba, la extrañaba a ella había esperado meses para este momento, no podía creer que ella estuviera ahí-como fue que tu llegaste aquí- pregunto curioso

-Bueno, es larga la historia ¿quieres cambiarte? - Le recordó que estaba con solo una toalla -aunque no me molesta que estés así para nada- le dijo pícaramente, el negó con la cabeza, no quería perder el tiempo cambiándose, no sabía cuanto tiempo estaría su amada allí, se sentaron en la cama- bueno después de que me entere de que tu habías vuelto aquí, no podía estar tranquila de que te pasara algo y no saber nada, quería ayudarte, pelee con todos, por mis descabellados planes, hasta que me llego tu carta aunque si te soy sincera no la abrí- el rubio hizo una mueca - no porque no quisiera saber de ti, si no por miedo a que dijera algo malo, no necesitaba un pedazo de papel que diga que estas bien o que vas a estar bien, no podía vivir con eso, necesitaba verte, corroborar que estés bien, que no te estén torturando- Draco solo tuvo un impulso abrazarla, amaba con locura a esa chica, eran dos caras de una misma moneda, se complementaban muy bien uno tenía lo que el otro no, había sido un idiota por desconfiar de ella, pero si Astoria estaba ahí con él era porque lo seguía amando -Yo te amo más que a mi vida Draco nunca dudes de eso, sos lo único que me da fuerzas para seguir luchando-Draco se paró, busco entre su mesa de noche, un estuche color verde botella de terciopelo se arrodillo ante ella.

-Sé que no es como lo planeaba, ni el momento ni que estoy con un traje de gala pero podríamos decir que es una toalla de gala- Astoria rio- pero no encuentro mejor situación que esta, te amo, sé que he sido un idiota, no hay ni va a existir otra persona que me interese más que tú, así que  Astoria Elizabeth Greengrass, me harías el honor de casarte conmigo- abrió la cajita era un añillo de oro, con un diamante verde el mismo del color de sus ojos.

No dudo ni un segundo en pensar su respuesta- Si me encantaría casarme contigo Draco- no aguanto las ganas y se abalanzo a besarla con frenesí, coloco el anillo en su dedo.

-Sos mía para siempre-

- tuya para siempre -

 



« Ron Comenta este capítulo | Ir arriba Sinceridad »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.