Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Annabeth Chase y la paradoja temporal. » Ataques de pánico.
Annabeth Chase y la paradoja temporal. (R13)
Por AofM
Escrita el Viernes 25 de Septiembre de 2015, 02:22
Actualizada el Domingo 25 de Junio de 2017, 19:34
[ Más información ]

Ataques de pánico.

Perdón a todos, subí el capitulo, pero no se que paso, se veía fatal... Así que lo eh arreglado.
Una disculpa enserio. Bueno en fin... Disfruten.

Al abrir los ojos no creí lo que veía,  parecía que no había despertado y seguía en mi
pesadilla, parecía estar en Nueva York, en lo alto del Empire State, me encontraba en el
mirador, pero estaba... destruido. Todo a mí alrededor era un caos. El cielo estaba nublado
y tenía un tono rojizo, me estremecí al recordar el tártaro.
Intente moverme pero no pude, mis piernas estaban atadas, moví mis manos, pero estas
estaban atadas detrás de mi espalda. Intente forzar las ataduras pero me sentía débil,
hambrienta, y con un dolor enorme en el pecho.
La puerta del mirador se abrió, por alguna extraña razón me sentí nerviosa, extraña, por
que yo nunca me alteraba tan rápido. Suspire de alivio cuando vi que Thalia salía de la
puerta con su lanza y escudo colgando en la espalda, estaba vestida con ropa negra de
camuflaje. Pero hubo algo que me altero mas, algo en su mirada, odio, repugnancia, alivio,
tristeza, pero sobre todo, decepción.
La mire con inquietud, no tenia el símbolo que la reconocería como teniente de las 
cazadoras, sus ojos azul eléctrico estaban rodeados de unas ojeras horribles, el cabello le
llegaba hasta la cintura, su rostro estaba lleno de cicatrices.
De la nada, Thalia envaino su lanza, creí que me mataría, pero no.
La levanto al cielo, un rayo callo a la lanza electrificándola por completo.
Me sorprendí por dos cosas, ella se veía muy poderosa, y la otra por que la vi casi… 
Divina, como si viera una diosa, sentí que estaba en presencia del mismísimo Zeus.
Disparo el rayo, el cual me paso rosando la mejilla. Me gire para ver a que le había
disparado.
Di un respingo al ver varias Empusas, montadas en bestias con cuerpo 
de león y cabeza de águila.
El rayo pareció haber obtenido una reacción en cadena al instante de tocar al primer 
monstruo volador, y acabo con todos los Grifos, ocasionando que las Empusas cayeran.
La escena hubiera sido graciosa, si Thalia no me estuviera matando con la mirada. ¿Qué importaba? Al fin y al cabo esto es un sueño.
Me reí -Eso fue bueno Thalia- ella alzo una ceja y me vio como si me hubiera salido un 
tercer ojo en la frente, por si las dudas, palmee mi frente. Definitivamente no tenía otro ojo.
-Los Stoll tienen razón- dijo con una mueca.- Te has vuelto loca.
-Oye, yo también me alegro de verte- por alguna razón, sentía que lo decía con toda 
sinceridad.- ¿Podrías soltarme y darme unas cuantas bofetadas para que despierte?
Thalia apretó su lanza con la mano y tenso la mandíbula -¿Crees que esto es un sueño?- 
rugió, mientras se acercaba a mi, me levanto del suelo con mucha facilidad y me obligo a
que la viera a los ojos. -Lamento decirte que esta no es una pesadilla. Asesina.
-¿De que rayos hablas?- pregunte alterada, por su tono, por su mirada y por que le creí, 
cuando dijo que esto no era una pesadilla.
-¿De que hablo?- pregunto, dejándome caer al piso, luego suspiro.- Tal vez tu 
locura te ha dado una especie de amnesia.
-Thalia no se de que hablas, me estas asustando- estaba al borde de las lagrimas, no 
sabia lo que pasaba, y para una hija de Atenea no saber, es un tormento.- ¿Dónde esta 
Percy? Él te dirá que yo no soy lo que crees.
Los ojos de Thalia llamearon, puedo jurar que note un destello plateado en ellos, de su 
cuerpo brotaban chispas -No menciones a Percy Jackson en mi presencia nunca mas. No
tienes ningún derecho de decir su nombre.
-¡¿Por qué no?, es mi novio, puedo decir lo que quiera del sesos de alga!- le grite 
Thalia soltó una carcajada -¿Tu novio?, enserio te volviste loca- tomo una larga 
respiración.- ¿Ya olvidaste que tu fuiste quien lo asesino?
Me quede helada, ¿Yo, matarlo? ¿Por qué? lo amaba, entonces de la nada, las imágenes 
vinieron a mi mente…
 Estaba en la sala de tronos del Olimpo, Grover estaba a mi lado, ambos mirábamos a 
Percy que se debatía por darle o no mi cuchillo a Luke, estaba a punto de dárselo, pero…
una persona apareció y le enterró una espada a Percy, en su "talón" de Aquiles.
Vi como Percy caía de rodillas, mientras Luke perdía el control sobre si. Percy me miro 
con lágrimas en los ojos, los cerro, y al instante Blackjack apareció a mi lado,  mire a
Grover para llevarlo conmigo pero él estaba pálido y tumbado en el suelo… había muerto,
junto con Percy. Me subí al Pegaso lo mejor que pude, el chico que mato a Percy se
encamino a mi, pero de la nada desapareció, fue demasiado rápido, y yo estaba lo
suficiente alterada como para fijarme en que había sucedido.
Blackjack troto hasta la grieta por la que había caído Ethan Nakamura. Por última vez 
mire a Luke, o mejor dicho a Cronos, Luke había desaparecido, murió mucho antes de
darle su cuerpo a Cronos, por su culpa Percy murió.
Mientras caía, y el Pegaso de Percy me llevaba a algún lugar, lejos del monte Olimpo, 
lejos de Nueva York, me sentía aturdida. Para lo único que me di tiempo de pensar fue
que la vida tal cual la conocemos, desapareció.
Y después todo se ilumino, la sala de tronos fue destruida, habíamos perdido la guerra, 
perdimos a Percy.
Lo perdimos todo.
 -Hey, reacciona- sentí como mi mejilla ardía con intensidad.
-¿Qué le sucede?- dijo una voz conocida, pero no lograba identificarla.
-No se, se tumbo en el piso y empezó a chillar como… Loca- contesto Thalia, al instante 
que sentí mi mejilla arder de nuevo.- Ve por Will. La necesitamos, necesitamos saber que
paso.
Reaccione al instante que Thalia iba a darme una bofetada, instintivamente tome su 
muñeca antes de que su palma impactara con mi rostro.
La hija de Zeus suspiro aliviada -Pensé que te habíamos perdido.
-¿Qué paso Thalia?- pregunte asustada, mis ojos lagrimeaban y mi garganta la sentía 
seca.- Antes de despertar, recuerdo haber estado con Percy, estábamos juntos, el estaba
vivo Thalia debes de creerme.
-¡Date cuenta de la realidad!- me grito, tomándome los hombros con las manos y
agitándome bruscamente.- Perdimos la guerra, no ganamos Annabeth.
-Estas, equivocada- dije mientras me levantaba lo mejor que podía del suelo, pude ver 
un hoyo en una pared, podría saltar y despertar junto con Percy.- Esto es una pesadilla,
ahora mismo voy a despertar.
Corrí, mejor dicho, me acerque a brincos hacia la grieta para caer en caída libre. Antes 
de arrojarme, pude sentir que había hecho algo realmente tonto.
Mientras caía pude sentir el aire golpear mi cara, la adrenalina de saber que moriría, eso 
sin duda era innecesario en un sueño.
Al ir llegando al piso, me aterre, habían monstruos por doquier. Ciclopes, Telekhines, 
Lestrigones y un sinfín de monstruos más, esperaban ansiosos mi caída.
De la nada, en ves de descender, sentí como empezaba a ascender. Mire hacia arriba y vi 
a Thalia que me había tomado de una pierna y se elevaba conmigo, ella estaba volando.
Sentí que alguien tomo mi brazo, mire hacia abajo y me encontré con un Ciclope, me 
sujeto con la fuerza necesaria para arrancarme el brazo, pero a penas y sentía dolor, me
sentía muy aterrada. Escuche un zumbido cerca de mi oreja, una fleca había sido clavada
en el ojo del monstruo, ocasionando que llevara ambas manos a su rostro, soltándome en
el acto, lo vi caer a la tierra, no se levanto, pero tampoco se hizo polvo. ¿Qué rayos esta
sucediendo?
Cuando llegamos al mirador Thalia me dejo caer al suelo, voltio a verme con rabia -Eso 
fue estúpido Annabeth.
Mis oídos zumbaban, no sabia cual era la razón, si el aire de la caída, la flecha que paso 
cerca de mi oído o mi estado de shock. ¿Lo que vi fue real? muy dentro de mi sabía que
fue real. Pero seguía sin querer creerlo
-¿Estas bien?- escuche que preguntaban, me voltee para contestar, pero no me 
preguntaron a mi.
-Si Will, lo estoy- dijo Thalia rodando lo ojos.
Will suspiro de alivio, coloco un arco sobre su hombre y luego me vio con repentino 
interés.
-¿Quién la encontró?- pregunto 
-Los hermanos Stoll, con la bendición de su padre, solo ellos pueden pasar 
desapercibidos por los monstruos- contesto Thalia.
-Al fin tendremos respuestas- dijo Will.
-No creo, ella ha perdido la cordura- le susurro Thalia.
Yo me enfade, porque hablaban de mí, como si no estuviera ahí.
-Si quieren puedo volver a tirarme del edificio, hasta que terminen de hablar- dije con
 sarcasmo.
Ambos me miraron con una ceja alzada, Will se acerco y me examino como un coche 
que esta planeando comprar.
-Ella esta cuerda- diagnostico. Me sorprendí, el tardaba minutos, a veces horas para 
saber el estado de salud de alguien, ahora, lo saco como si nada.- Su único problema son
los ataques de pánico.
-¿Ataques de Pánico?- preguntamos Thalia y yo al unísono.
Dos personas salieron al mirador. Travis y Connor.
-Si- dijo Connor- te encontramos tirada en el piso, abrazando tus rodillas, susurrando el 
nombre de Percy una y otra vez- Travis le dio un codazo para que se calle.
-Ten más tacto. ¿Quieres?- le recrimino a su hermano.
No me había dado cuenta que me estaba costando trabajo respirar. Estaba a punto de 
caerme cuando ambos Stoll me sujetaron. Will se acerco a paso rápido a mí.
-Annabeth, respira con calma, cierra tus ojos, intenta centrarte en algo que te ayude a 
calmarte.
Pensaba en cualquier cosa pero nada funcionaba, cerré mis ojos aún con más fuerza. Y vi 
a Percy, sonriéndome y diciéndome que todo estará bien, me quede en eso.
Y luego sentí como perdía toda fuerza. 



« Prologo. Comenta este capítulo | Ir arriba Inocencia. »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.