Historia al azar: Y si...
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Llegaste tú » Capitulo 8.
Llegaste tú (ATP)
Por AofM
Escrita el Martes 9 de Junio de 2015, 03:39
Actualizada el Domingo 15 de Mayo de 2016, 21:20
[ Más información ]

Capitulo 8.

Annabeth estaba nerviosa. Se estaba arreglando en su cuarto para verse bien, aunque no sabia por que, era obvio que Percy no la vería, tampoco es que se este arreglando para Percy. Las manos le sudaban, su corazón estaba acelerado, no podía creer que Percy estaría en su casa.

El timbre sonó, salió de su cuarto con algo de indecisión, y se dirigió a la planta de abajo. En la puerta estaba su madre y Sally Jackson, abrazándose y diciendo cuanto se habían echado de menos. Annabeth termino de bajar las escaleras y vio a Perseo atrás de la señora Jackson, apoyado en su bastón.

Pov Annabeth.

¿Percy? No podía creer lo que mis ojos veían. Él es un chico apuesto, realmente guapo, una especie de adonis, realmente herm… ¿¡Qué me pasa!?

Tenía puesto un traje azul, con una camisa blanca. Claramente se podían notar sus músculos sobresaliendo.  Verlo hizo que algo en mi estomago se retorciera.

Al darme cuenta que no despegaba mi vista de él y que mi boca estaba abierta, y probablemente lo miraba como si fuera algo para comer, mire a mi madre. No puedo decir la vergüenza que sentí, mi madre y la señora Jackson, me veían con una ceja alzada. Totalmente avergonzada, desvié mi mirada a otro lado, repare en el hermano menor de Percy, el pequeño me miraba con la boca abierta.

-¿Eres una princesa?- pregunto Tyson aun con la boca abierta.

Note como Percy frunció el seño.

-No, no lo soy pequeño- dije revolviéndole el cabello.

-Pareces una- le sonreí al pequeño. A pesar de mis esfuerzos no pude evitar mirar a Percy, pero su rostro era indescifrable, tenía la mandíbula apretada, lo que  me hizo saber que estaba molesto.

-Annabeth- llamo mi  madre- ella es Sally Jackson.

Estreche mi mano con la de Sally -Es un gusto señora Jackson.

Ella me sonrió -Por favor dime Sally- me miro detenidamente- ya nos habíamos visto antes ¿cierto?

-Si- dije un poco sonrojada.

Mamá frunció el seño -¿A si?- me miro con interrogación pero negó con la cabeza- no importa, Annabeth la comida estará lista es unos minutos. ¿Por qué no llevas a Perseo arriba?

-¿A… a… a… mi… mi cuarto?- tartamudee, mire a Percy, pero él no prestaba atención, jugaba con el bastón en sus manos.

¿Qué? soy una chica, ningún chico ha subido a mi cuarto, ni siquiera Luke, y a Percy solo lo conocía hace unos días.

-Si ¿Por qué no?- dijo mi madre como si nada.

Suspire, me encamine a Percy y entrelace nuestros brazos. No pude evitar sentirme fascinada por como se veía, así que dije:

-Te vez bien- el chico sonrío, pero no era esa sonrisa que me hacia cosquillas en el estomago, era una sonrisa forzada.

-Me gustaría decir lo mismo de ti- dijo en un susurro inaudible, pero lo alcance a escuchar.

No dije nada en todo el trayecto a mi cuarto. Nos metimos a mi cuarto, cerré la puerta y puse el pestillo. Lo guie a mi cama, se sentó y yo ocupe asiento a su lado.

-¿Esta todo bien?, te ves molesto- dije, pensando que yo había hecho algo para incordiarlo.

Percy negó con la cabeza -Lo siento, sucede que…- su voz fue disminuyendo, se aclaro la garganta y dijo:- nunca en mi vida tuve tantos deseos de poder ver a una persona- sus orejas se pusieron rojas

Mi corazón latió con locura desenfrenada -¿Qué quieres decir?

-Tengo curiosidad por saber como eres- susurro Percy- solo pienso en eso.

Puedo jurar que por un lado me emocione, yo no soy la única curiosa, no soy la única que tiene una pequeña obsesión por el otro, por así decirlo. Por el otro lado me aterre, ¿Por qué? por emocionarme.

Percy suspiro pesadamente, levanto una mano y trago saliva -¿Me dejarías…?

 

Annabeth tomo la mano de Percy, sintiendo una descarga eléctrica en su columna vertebral. Guio la mano de Percy hasta su mejilla. Annabeth espero que la mano de Perseo sea suave, sin embargo era todo lo contrario, era áspera, pero no molesta, Annabeth temblaba por el contacto de Percy. Él chico sentía una desesperación latente en su pecho. Jamás espero lo que sintió.

Pov Percy.

No toda mi vida fui ciego. Un accidente en bicicleta, y ¡PUM! mi vida término tal cual la conocía. Los doctores dijeron que mi ceguera se debe al golpe que recibí, a pesar de todo, aprendí a vivir con ello. Soy un fiel creyente de que nada esta escrito, las cosas pasan por algo, y eso depende de las decisiones que tomemos.

Yo tome una decisión a los 14 años, y me costo la vista, siempre fui por delante con la frente en alto, a pesar de que había personas que se burlaban de mí, me hacían tropezar y hacían comentarios sobre mi ceguera, nunca me queje.

Hasta hoy.

Desde el primer momento que cruce palabras con Annabeth sentí algo, no se que, pero algo había. Su olor a limón lo distinguía en cualquier parte, su habitación estaba llena de ese olor. No me importo ni como es su habitación. Solo me importaba mi mano, deslizándose por su mejilla.

Piel suave y delicada.

Nariz recta.

Rostro delgado.

Barbilla recta.

Dirige mis manos a su cabello, era ondulado.

Deje lo mejor para el final; sus labios; gruesos y suaves, el simple contacto de mi dedo con sus labios, me hizo estremecer, me hizo querer besarla. Negué con la cabeza y baje mi mano.

 

Annabeth no dejaba de mirar a Percy, su cabello negro despeinado le daba un toque rebelde, el chico tenía el seño fruncido, lo que demostraba su total concentración, mientras examinaba el rostro de Annabeth. Ella encontró un nuevo punto de interés, los lentes de Percy, se preguntaba de qué color serian sus ojos, pero enseguida pensó que probablemente sus ojos no tengan color. Resistió el impulso de quitarle las gafas para descubrirlo.

Pov Annabeth

Cuando Percy acaricio mis labios, sentí que volaba, no pude evitar ver la boca de Percy, esta formo una sonrisa, la sonrisa que me cosquilleaba el estomago. Quito las manos de mi rostro, quería tomarlas de nuevo y posarlas en mi cara. Como si leyera mi mente, negó con la cabeza.

Percy ahora se mostraba serio.

-Increíble- susurro - eres… hermosa.

Trague saliva, su declaración me puso nerviosa. Me acobarde, no quería escuchar que me alague, no me gustaba mis reacciones cuando lo hacia.

-Gracias- decidida a cambiar de tema, pregunte lo primero que me vino a la mente -¿De donde vienes hubo alguien especial para ti?

-Si- contesto Percy con una sonrisa. Otra sensación mas, una que me hizo sentir molesta- pero ella nunca me dejo de ver como un amigo, era del instituto al que iba antes de entrar a una escuela especial para personas como yo o problemas de diferentes tipos.

Fruncí el seño -¿Estuviste en dos institutos antes?-  Percy asintió- ¿Qué edad tienes?

Soltó un suspiro -18 años.

Mi mandíbula cayó al piso, eso explica porque es un poco mas maduro que lo chicos del instituto, aunque imagino que es inmaduro para los chicos universitarios, y también porque esta muy bien desarrollado… y ahí estaba otra vez con mis delirios  -Nunca me lo hubiera imaginado- dije tontamente.

-Si, nadie se lo imagina- Percy sonrió de manera juguetona. Este chico me va a volver loca.

En un impulso de curiosidad dije: -Háblame de esa chica.

Percy suspiro -Se llama Piper Mclean, era una linda chica- gruñí internamente- y mi mejor amiga- gruñí internamente de nuevo- yo estaba enamorado de ella- gruñí de nuevo, ahora en voz alta- pero ella estaba enamorada de otro- la boca de Percy se curvo hacia abajo- nunca le dije mis sentimientos, el día que me arme de valor ella me presento a su novio, el chico del que ella estaba enamorada. ¿Sabes que es lo peor?- pregunto, sin darme oportunidad de contestar dijo:- que el chico es mi primo.

 

Percy agacho la cabeza, Annabeth se sintió mal por él, lo rodeo por los hombros y lo atrajo a ella, la rubia se estremeció al sentir a Percy en contacto con su cuello, pero no le importo. Annabeth le tomo la mano y entrelazo los dedos con los de él.

Percy se sentía melancólico, esta chica estaba haciendo que su interior se vuelva un manojo de nervios. Las sensaciones que sentía con Piper. Resurgían con Annabeth.

 Nada le importaba, él no sabía que a ambos, el estar juntos les hacia sentirse completos.

Lo sé no tengo perdón, olvide esta historia.

Pero estoy de vuelta, y esta vez prometo actualizar cada viernes.

Espero contar con todos aquellos que la seguían.

Saludos a todos :)



« Capitulo 7. Comenta este capítulo | Ir arriba Capitulo 9. »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.