Historia al azar: eL diario Secreto de Evans
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Una vida sin magia, la vida continua (2ª parte) » Capítulo 38
Historia terminada Una vida sin magia, la vida continua (2ª parte) (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 1 de Mayo de 2015, 08:22
Actualizada el Viernes 24 de Julio de 2015, 07:22
[ Más información ]

Capítulo 38

Acercándose al medio de la sala sin saberlo toco una piedra que allí había y un holograma de mujer se apareció.

−Bienvenido visitante, si esta aquí, es que ha encontrado nuestra hermosa de ciudad Grissauld.

El chico al ver eso, se aparto de golpe y el holograma se fue, Draco mirando el suelo vio una pequeña piedra que no sobresalía mucho, pero brillaba y eso hacía que resaltara con el negro del suelo.

Tocando de nuevo la piedra, la mujer volvió a salir y le dijo lo mismo.

−Bienvenido visitante, si esta aquí, es que ha encontrado nuestra hermosa ciudad Grissauld.

Draco de nuevo quito el pie, y cogió su walkie, eso lo tenían que ver los demás. −Chicos dejar todo lo que estáis haciendo y venir corriendo aquí, Tristán sabe donde estoy, no tardéis que lo que os tengo que enseñar responderán muchas preguntas que tenemos.

Danos cinco minutos. −Dijo Tristán.

−Sí, pero no más. −Colgando reviso el resto de la sala para ver si encontraba más cosas interesantes pero por desgracia no encontró nada mas, así que se sentó encima de una de las mesas, a esperar a que llegaran sus amigos por suerte no tardaron mucho en llegar.

−¿Qué es eso tan importante que nos tienes que enseñar? −Pregunto Mike.

Draco les sonrió. −Respuestas. −Levantándose se acerco a la piedra y puso el pie encima, y como las otras veces la mujer holograma salió.

−Bienvenido visitante, si esta aquí, es que ha encontrado nuestra hermosa ciudad Grissauld.

−¿Qué es eso? −Pregunto Linda.

−Luego las respuestas, ahora vamos a ver que nos quiere decir.

−Los magos de esta ciudad todos somos sangre limpia, pues los no mágicos nunca han llegado hasta estas tierras, durante muchos años vivimos aquí tranquilamente sin molestar a nadie y sin ser molestados, pero llego un momento en que muchos quisieron ver qué había detrás de estas montañas y se fueron, al principio muchos regresaron pues lo que había en el exterior no les gustaba, hasta que dejaron de regresar y poco a poco fuimos disminuyendo nuestro numero y al final la ciudad quedo vacía, espero visitante que la ciudad vuelva a llenarse y ser tan prospera como lo fue en su día. −Y el holograma de la mujer desapareció.

−Interesante. −Draco quito el pie de la piedra y los miro. −Es normal que se fueran marchando esta ciudad es hermosa pero está bastante alejada de todo y de todos.

−Ha sido muy interesante, pero yo me vuelvo a dibujar, que he dejado un boceto a medias. −Mike diciendo adiós con la mano se fue.

−Como yo digo se olvida de todo, cuando está dibujando. -Draco los miro. −Ya podéis volver a lo que estabais haciendo, yo también volveré y empezare a trabajar, hay muchas cosas que dibujar, y mañana ya vendrán los escandalosos de mis familiares.

−Draco no te quejes tanto que todos sabemos que te encanta tenerlos por aquí. −Riéndose volvió a la sala anterior a seguir trabajando.

−Si yo no me estaba quejando. −Protesto el chico siguiendo a su amigo. −¿Qué dibujo?

Tristán miro a su alrededor y vio que ya todos se habían separado y que todo era igual, era una tontería hacer diez bocetos de lo mismo, así que miro a su amigo. −Te toca el vestíbulo así que sal a la sala anterior y empieza.

−Como digas. −Haciendo caso a su amigo se fue al vestíbulo donde se sentó y empezó a dibujar.

Unas horas más tarde, oscurecía y aunque no habían podido terminar de revisar lo que les faltaba del ministerio, volvieron al campamento contentos, cada uno había hecho dos ilustraciones incluso más, y su diario de la expedición tenía ya más de 100 páginas.

Como cada día, después de ordenador todo y de cenar, se fueron a dormir.

Al día siguiente estaban desayunando, cuando la familia de Draco empezó a aparecer.

−¿Falta alguien? −Pregunto el chico mirando divertido como estaban todos, no creía que faltara alguien, bueno si, faltaban sus tíos Sirius y Remus, intrigado miro a su abuelo. −¿Y mis tíos?

−Ahora vienen, se han retrasado. −Dejando de mirar a su nieto miro hacia la puerta. −Por ahí vienen.

El chico levantándome se la silla donde estaba sentado, sonrió al ver a sus tíos, pero la sonrisa se le borro cuando vio a dos personas que se suponía que estaban muertos. −Vosotros estáis muertos.

Al escuchar eso, todos lo miraron.

−¿Draco de que hablas? −Su padre lo miro intrigado. −Pero si conoces a James y Lily de toda la vida.

El chico lo miro. −No, no es cierto, están muertos.

−Yo os lo explicare. −Remus miro a sus amigos sonriendo y miro a su sobrino y a los demás. −Draco ha pasado por lo que llamamos una paradoja temporal.

−¿Una paradoja temporal? −Draco miro a su tío y luego a su nieto. −Para que hayas pasado una paradoja temporal, debe de haber cambiado algo.

−Y así es. −Lily sonrió al chico. −Explícaselo a los demás.

−Está bien. −Sentándose de nuevo los miro. −Cuando empezamos con la expedición, los Potter estaban muertos, Lord Voldemort los había matado el 31 de octubre de 1981 pues habían sido traicionados por Peter Petigrew.

Remus los miro. −En nuestro último año de hogwarts, nos encontramos a un chico rubio desmayado en el suelo, y cuando despertó cogió a Sirius del brazo y le susurro unas palabras, pero antes de que él pudiera preguntarle nada desapareció, entonces cuando preguntamos a Sirius, el nos dijo que el joven misterioso le había dicho que no confiara en Peter que era un traidor, y aunque nosotros confiábamos ciegamente en nuestro amigo, no quisimos arriesgarnos así que no le dijimos nada.

Unos años después, cuando los Potter estaban escondidos para que no mataran a Harry, nos volvimos a encontrar al joven misterioso, estaba acostado en el sofá del salón de los Potter, y entonces nos dijo quien era y de donde, Draco Sirius Malfoy, venia de 50 años en el futuro y que era nuestro sobrino, después de la presentación nos dijo que el 31 de octubre de ese año serian atacados, que tuvieran cuidado, y nos dijo de nuevo que Peter era un traidor, aunque también nos dijo otras cosas, la primera es que dejáramos que Draco Lucius Malfoy y Hermione Jane Granger se fueran a Estados Unidos cuando llegara el momento, también que Sirius fuera a Nueva York, en busca de una mujer llamada Susan Randall y por último que no dejáramos que una garrapata llamada Ronald Weasley se acercara a Harry, y os tengo que decir que de todas las cosas extrañas que vivimos esa noche, esa fue una cosa aun más extraña, aunque luego descubrimos porque.

Ariadna acercándose a su hijo le abrazo. −Estoy muy orgullosa de ti, aunque no recuerdo la otra vida, que tú hayas ayudado a tanta gente está muy bien.

Draco le sonrió. -En la sala de los espejos cuando me desmaye fue que fui, pensaba que era un sueño, por eso no lo comente, no creía que me tomaran por loco, además yo solo cumplí los deseos de tío Sirius, que antes de comenzar la expedición me llevo aparte y me pidió esas dos cosas.

−Nadie te toma por loco. −James sonrió al joven Malfoy. −Gracias a ti, mi mujer y yo estamos vivos, y hemos podido criar a nuestro hijo.

Harry acercándose a Draco le sonrió. −Gracias.

El chico miro bien a Harry y vio que no tenía ninguna cicatriz. −No tienes tu cicatriz. −Y al ser observado por todos, los miro. −Os lo explicare en otro momento tenemos muchas cosas más importantes que hacer ahora mismo.

−Draco tiene razón, hay muchas cosas que hacer. −Tristán miro al equipo. −Draco enseñara a su familia la ciudad, mientras los demás trabajaremos, Linda iras al ministerio, quiero que revises la parte que hicimos ayer y dibujes, por lo menos cuatro nuevas ilustraciones, no importa si solo es de la sala redonda o de un despacho hay que hacerlas.

−Sí, me voy. −Cogiendo una escoba se fue volando.

−Mike quiero que tú vayas a los arcos y los dibujes y si ves algo mas también lo haces, como Linda quiero cuatro ilustraciones.

−Sí. −Y cogiendo otra escoba se fue.

−Mary te toca la fuente del medio y la fachada del ministerio.

La chica asintiendo se fue andando.

−No le gustan las escobas. −Dijo Tristán mirando a los demás y le grito a su amiga. −Así tardaras una hora en llegar.

−Prefiero llegar de una pieza, tengo trabajo que hacer. −Y siguió caminando.

Al escuchar eso, todos se rieron.

−Esta chica no cambia. −Tristán miro a los demás. −Los demás nos repartiremos por la ciudad e iremos haciendo ilustraciones, como con los demás hay que hacer cuatro cada uno. −El chico viendo como los demás se iban miro a su amigo. −Como ves ya todos tenemos el trabajo asignado. ¿Qué harás tú?

−Llevare a mi familia al ministerio para que vean el holograma y las instalaciones y luego pasearemos por la ciudad, no iremos a la zona que no hemos visitado.

−Bien, pues entonces nos vemos. −Y cogiendo sus cosas se fue.

−¿De qué holograma estaba hablando? −Le pregunto Taylor.

Draco le sonrió. −Hemos encontrado el holograma de una mujer que explica porque la ciudad está vacía.

−Quiero verla.

−Y os llevare. −Y miro a los demás. −¿Todos queréis ir?

−Nosotros pasamos. −Dijo James mirando a sus amigos. −Preferimos recorrer la ciudad en vez de ver un holograma. -Y los otros dos estuvieron de acuerdo.

Draco miro al hombre mayor. −Como quieras, pero espera. −Acercándose a una caja de plástico cogió un gps y una cámara de fotos y se lo dio. −No os separéis de él, seguro que vosotros vais a sitios que aun no hemos visitado.

James que estaba encendiendo el gps le sonrió. −Sí, espero que os podamos ayudar en eso de encontrar cosas nuevas. −Y miro a su familia. −Nos vemos en unas horas.

−Ir con cuidado. −Lily miro a su marido. −Recordar que no sabemos qué os encontrareis.

−No te preocupes. −Draco miro a la mujer mayor. −Está totalmente vacía, no hay nadie, ni animales ni hechizos protectores, bueno si.−Y señalo el cielo. −Hay un escudo protector que protege toda la ciudad y es por ello que no nos podemos aparecer dentro de la ciudad, pero por lo demás todo está bien.

−Estupendo, pues entonces nos vamos. −Y sin esperar nada mas los tres merodeadores se fueron.

−Estos no cambian. −Se quejo Lily y sonrió a Draco. −Ya podemos ir.

−Pues vamos.

−Mama yo no quiero ir. −Harry miro a su madre. −Yo prefiero ir a visitar la ciudad. −Y miro a los demás. −¿Alguien se apunta?



« Capítulo 37 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 39 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.