Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Una vida sin magia, la vida continua (2ª parte) » Capítulo 22
Historia terminada Una vida sin magia, la vida continua (2ª parte) (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 1 de Mayo de 2015, 08:22
Actualizada el Viernes 24 de Julio de 2015, 07:22
[ Más información ]

Capítulo 22

−El profesor ha dicho que solo hay 80 plazas, y somos 100 personas quienes nos hemos presentado.

−Esos son muchos. −Dijo mientras comía.

−Espero que los italianos dejen alguna plaza. −Dijo Tristán.

−No te preocupes. −El abuelo de su compañero lo miro. −Hoy en día con tanto whassap y tantos mensajitos muchos han olvidado cómo escribir bien y es una universidad así que aquí no valen las palabras que se dicen en la calle, hay que estudiar lo que pone en el diccionario.

−¿Usted cree?

−Lo creo.

Draco le sonrió. −Haz caso a mi abuelo, es una de las personas más inteligentes que he conocido en toda mi vida, con mi abuela era quienes tenían las notas más altas en su antigua escuela.

−¿En serio?

−En serio.

−Eso fue hace mucho tiempo. −Dijo su abuelo, sonriéndole. −Ahora tienes que pensar en que tienes mucho que estudiar.

−Abuelo aun no he aprobado.

Draco se rio. −No dudes de tus genes, son muy inteligentes, sino mira a tu abuela y a tus padres y tíos.

Tristán lo miro sin entender.

Draco joven lo miro. −Mi abuela es jueza de familia en mi país, mi padre y mi tío se ocupan de la empresa familiar y mis tíos casi todos son médicos junto a mi madre.

−Veo que sois muy inteligentes.

−Mucho, pero eso no significa nada. −Y miro a su abuelo. −¿Estás seguro de querer jubilarte? ¿Qué vas a hacer sin controlar todo el tiempo la empresa?

−Llevo trabajando desde los 17 años es hora de que las nuevas generaciones se ocupen de ella, me dedicare a viajar por el mundo, con tu abuela.

−Siempre te quejas de mi tío, y tú eres igual.

Al escuchar eso, Draco se rio. −Se dice que se pega todo menos lo bonito.

−Puede ser.

−Ahora vamos a terminar de comer, que no quiero que lleguéis tarde.

−No, no se vería bien. −Haciendo caso al hombre mayor, siguieron comiendo.

Un rato después, volvieron a la universidad, allí vieron a un grupo de alumnos delante de un gran tablón.

−Creo que ya han puesto las notas. −Les dijo Draco.

−Pues vamos a verla, llevo todo el día nervioso. −El chico se acerco al tablón y busco su número.

−¿Qué número eres? −Le pregunto su abuelo.

−El 25.

El hombre mayor busco el número y vio que iban en orden, así que siguiéndolos llego pronto al 20 y al ver el 25 sonrió.− Draco estas. −Y le señalo su número.

El chico al ver que estaba abrazo a su abuelo. −Lo he conseguido.

Draco le sonrió orgulloso. −Lo has conseguido. −Y miro a Tristán. −¿Qué número tienes?

Pero el chico no respondió.

−Tristán. −Draco le toco el brazo. −¿Estás bien'

El chico salió de estupor y lo miro. −Lo he conseguido. −Y se puso a saltar. −Lo he conseguido.

−Eso es estupendo. −Draco miro a los chicos. −Ahora tenéis que ir a buscar vuestros cuartos, yo me voy. −Y miro a su nieto. −Llama a tus padres, para decirles que has aprobado, yo voy a Londres, para volver a casa juntos, estudia mucho pero recuerda que no todo es estudios, también diviértete un poco.

−Lo hare abuelo. −Despidiéndose con un abrazo se fue con su nuevo amigo a secretaria para que le dieran el número de su habitación.

De eso ya habían pasado tres años, durante todo ese tiempo, había estudiado muchísimo, la universidad tenía dos enormes bibliotecas, una muggle y una mágica, Tristán y él se habían pasado muchas horas buscando información sobre Grissauld y habían podido seguir rellenando sus cuadernos personales sobre la ciudad.

Aparte de estudiar y buscar sobre Grissauld, habían participado en grupos y en otras actividades donde habían conocido a otra gente que les interesaba la ciudad perdida.

−¿Draco en que piensas tanto? −Pregunto Tristán desde su cama.

En un principio Draco había tenido una habitación propia, pero en segundo se había buscado una habitación doble para compartirla con su amigo.

−En todo lo que ha pasado estos tres años, hemos estudiado mucho, y hemos conocido muchas cosas.

−Sí, mañana sabremos si nos graduamos y entonces luego podremos seguir investigando sobre Grissauld.

−Tengo dos años.

−¿Cómo? −Pregunto sin entender.

Draco lo miro. −Les prometí a mi familia que no me obsesionaría con la ciudad y que si en dos años no la encontraba, la dejaría y me pondría a estudiar para llevar el negocio familiar.

−¿Estás seguro?

−Lo estoy. −El chico levantándose le sonrió. −No es tan malo como crees, mi familia siempre me ha dejado hacer lo que quisiera, como venir a esta universidad y el negocio familiar no es malo es divertido, me gusta hacer juegos sobre historia pero yo prefiero estudiarla o trabajar en ella.

−Bueno te quedan dos años, así que no hay que preocuparse de nada, además no creo que nos falte mucho para encontrar la ciudad, hemos estado estudiando durante tres largos años.

−Si, por eso estoy tan motivado. −Y le dijo: −¿Vas a seguir en la cama o te levantas para cenar?

−Ya me levanto. −Levantándose se metió en el cuarto de baño.

Cuando los dos chicos terminaron de vestirse se fueron al gran comedor que había en la universidad, y acercándose a la barra donde estaba la comida, se llenaron los platos y se fueron a sentar a una mesa vacía.

Llevaban un rato comiendo, cuando se acercaron varias personas.

−Draco. −Un chico con gafas lo miro. −¿Es verdad?

−¿El qué? −Pregunto dejando su tenedor y mirándolo.

−¿Qué vas a preparar una expedición para Grissauld?

−Es verdad, ¿te interesa?

−Me interesa, y me gustaría que me dejaras participar, aunque me haya costado cinco años terminar la carrera.

Draco le sonrió. −Mi abuelo que es un hombre muy sabio. −Al decir eso Tristán asintió él conocía bien al señor Malfoy, Draco le había llevado a su casa varias veces y había conocido a la familia Malfoy y siempre habían sido amables con él. -Bueno como iba diciendo mi abuelo siempre dice, los valientes son los que terminan las cosas que empiezan, aunque tardes mil años, son los cobardes en quienes no tienes que pensar pues alguien que se rinde a la primera no vale la pena, así que tu estas invitado a mi expedición, pero aun hay muchas cosas en las que pensar.

−Gracias y no me importa, ya he hablado con mis padres, están tan contentos de que haya terminado mi carrera que me han dicho que me harán un regalo en metálico para gastármelo en lo que quiera.

−Y tienen que estar orgullosos. −Draco le sonrió. −Jason has sacado dos carreras juntas, la mágica y la muggle, no todos lo consiguen.

Tristán asintió. −Draco tiene razón, te has sacado dos carreras al mismo tiempo, ¿Cuánta gente a la que conoces puede decir lo mismo? Así que no te preocupes si has tardado cinco años o diez lo importante es que ya pronto tendrás tu titulo.

−Os estáis adelantando un poco. −Una chica los miro. −Hasta mañana no sabremos nada.

−Mary tú siempre quitando las ilusiones de la gente. −Protesto Tristán.

−Es que es la verdad.

−Que haya paz. −Dijo Draco y antes de que pudiera decir nada mas, empezó a sonar su móvil, cogiéndolo vio que era su padre. −Hola.

Hola ¿Cómo te ha ido tu último examen?

−Por casi no lo termino, me faltaba la última pregunta, la he respondido casi al final.

Lo importante es que la has podido contestar, te llamo para que sepas que ya estamos en Londres, y este año nos quedamos aquí para pasar las vacaciones de verano.

−Y eso, creí que lo pasaríamos en casa.

Y lo íbamos a hacer, hasta que tu tía Lyra me ha hecho saber que te quiere ayudar con tu investigación, y otros miembros de la familia lo mismo, así que este año nos quedaremos aquí, además son los mundiales de quidditch y tu tío y tus primas quieren ver todos los partidos, no se quieren perder ninguno.

−Me parece bien, pero vamos a ser muchos, y no quiero que nuestra casa se llene de gente, ya sé cómo se pone el abuelo con los desconocidos.

No te preocupes, Grimauld place está abierta.

−¿La casa de los Black?, ni loco voy allí, sobre todo con el retrato de la madre de tío Sirius.

Scorpius se rio. −Tranquilo, hace tiempo que ese retrato no está colgado de la pared, y tu tío la ha estado ventilando, es mejor que os quedéis allí, sin contar que aun siguen los libros de la familia.

−Creí que los habíais llevado a la nueva biblioteca.

Algunos si, otros se han quedado en la mansión.

−Gracias papa, mañana te llamare para decirte si me he graduado.

Sé que te has graduado, eres mi hijo y estoy orgulloso de ti.

−Gracias, dale besos a todos, nos vemos pronto. −Colgando miro a sus amigos. −Mi padre me ha hecho saber que ya tenemos un lugar para quedarnos.

−¿Dónde? −Pregunto Tristán.

−Grimauld Place, la casa de mi tío.

−¿Cuántos tíos tienes? −Pregunto Mary mirándolo.

Draco se rio. −¿En serio quieres que te responda? Tengo más de 15 tíos y tías.

−¿En serio?

−En serio, tengo una familia muy grande, sin contar mis bisabuelos.

−¿Bisabuelos? Casi nadie tiene bisabuelos.

−Pues yo los tengo. −Draco la miro. −Mis bisabuelos tienen como 80 años, mis abuelos tienen alrededor de 60 años, mis padres como 40 y yo 21.

Los que no conocían a los Malfoy los miraron parpadeando.

−¿En serio?



« Capítulo 21 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 23 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.