Historia al azar: Atardecer
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
The magic ride » Capítulo 8
The magic ride (R15)
Por andypotter92
Escrita el Domingo 19 de Abril de 2015, 22:34
Actualizada el Domingo 10 de Febrero de 2019, 23:50
[ Más información ]

Capítulo 8

Cuando Dayra llego a su casa, no pudo reprimir el impulso de evitar a sus padres, e inmediatamente subió a su habitación; se dejó caer en su cama, y comenzó a llorar, su único consuelo en esos momentos era su almohada. Dejo escapar todo ese miedo que sentía, todas esas lágrimas que había contenido cuando estuvo al lado de su hermana. La culpa la sentía más fuerte que antes, lloro demasiado hasta quedarse dormida.

"No confíes en nadie, todo estará bien, cuídate" esas palabras quedaron ahogadas en un haz de luz verde, impactando justo en Andy.

Dayra despertó sobresaltada, mientras gruesas gotas de sudor resbalaban en su mejilla confundiéndose con algunas lágrimas. Trato de tranquilizarse un poco, se levantó de la cama y pudo vislumbrar a través de su ventana, la luz que irradiaba la luna. Había despertado a mitad de la noche. Estuvo un rato observando el cielo nocturno, se volvió a recostar en su cama, aunque sentía demasiado cansancio evito quedarse dormida, simplemente le daba miedo cerrar los ojos y volver a ver el error que cometió.

De alguna manera, la chica trato de quedarse dormida por las pocas horas que le quedaba a la noche, por lo que cuando amaneció se sentía muy cansada. Los habituales pasos de su mama se escucharon bajando hacia la cocina a preparar el desayuno. Tomo una ducha, dejando que el agua caliente le ayudara a calmar sus pensamientos. Estando lista, bajo las escaleras encontrándose con sus padres.

-¿Cómo amaneciste cariño?- pregunto su madre poniéndole un plato de cereal enfrente suyo

-Bien- respondió sin mucho ánimo

-¿Quisieras quedarte en casa?- pregunto su padre

-No, quiero ir a ver a Andy- respondió, evitando derramar una lágrima

-Entonces, termina de desayunar- dijo su madre

Cuando estuvieron listos para salir, subieron al auto rumbo al hospital. Con demasiado cuidado y sin llamar la atención de los muggles, entraron al lugar. Subieron al ascensor rumbo al piso de Daños por encantamientos. Antes de que entraran en la habitación, el sanador a cargo, salía de ella por lo que los padres de Andy acudieron a su oficina para recibir el último estado de su hija. Dayra se quedó sola en el pasillo, congelada, rozando con la mano la puerta, no se sentía capaz de ver a su hermana; necesitaba tranquilizarse, tomo de nuevo el ascensor y bajo hacia la cafetería.

Andy despertó con los primeros rayos del sol, encontrándose en los brazos de Alexander

-Buenos días- saludo el chico

-Hola- respondió el saludo, observando a Alex- Te fuiste- menciono la chica, observando su camisa.

-Solo fue un rato- dijo dándole un beso- además tenía que ir al Ministerio

-¿Alguna noticia?

-Si- respondió la voz de su amiga Keisi, quien había entrado en la habitación- Veo que me he perdido ciertas cosas

-¿Qué noticias tienen que darme?- pregunto Andy, haciendo caso omiso de los comentarios de su amiga

-El ataque fue planeado

-¿Con que fin?

-¿Cómo terminaste ayudando a tu hermana?- pregunto Alex

-Me topé con sus amigos en Las Tres Escobas, me dijeron…-pero la chica no pudo terminar la frase, comprendiendo por fin todo

-¡¡Me querían a mí!!-exclamo

-¿Qué te hace pensar eso?

-Engañaron a mi hermana, le enviaron una nota- respondió

-Pudo haber sido cualquiera- replico Alex

-Esto es sospechoso- mencionó Keisi, evitando una discusión entre ambos-han sido tres ataques, y en todos has estado

-¿Estuviste en Azkaban?- pregunto sorprendido Alexander

-Sí, tuve que ir a una inspección- respondió Andy-¿a qué quieres llegar Keisi?

-¿Y si es algo personal?

-Eso es absurdo

Ambos chicos comenzaron a discutir esa posibilidad, mientras que Andy se mantenía sumergida en sus pensamientos. Se preguntaba si lo que decía su amiga era verdad.

-No quiero que mis padres se enteren de esto- dijo interrumpiendo a sus amigos- ni mucho menos mi hermana

Al otro lado de la puerta, Dayra se quedó de nuevo paralizada, pero esta vez por todo lo que estaba escuchando. Como si nada, entro en la habitación mientras que Alex y Keisi guardaban silencio.

-Hola- saludo Andy, recobrando una sonrisa

-Tengo que ir al Ministerio- Keisi le dio un abrazo a su amiga

-Iré a la cafetería- el chico se acercó y le dio un beso en la frente- tenemos una charla pendiente- dicho esto salió de la habitación dejando a ambas hermanas solas

Pero antes de que pudieran decirse algo, sus padres entraron.

 -¿Cómo te encuentras?- pregunto la madre de Andy, mientras arropaba a su hija

-Me siento mejor, ayudan las pociones que calman el dolor

-¿Y tus amigos?- su padre estaba ocupado leyendo El Profeta

-Keisi tuvo que ir al Ministerio y Alex está en la cafetería.

-Ese chico pasa demasiado tiempo aquí- menciono su padre, produciendo cierto sonrojo en su hija

-Es mi amigo, papá

-Pues más le vale- su padre por fin había dejado a un lado el periódico, mirando a su hija acusadoramente

-¡Robert!- su madre era la única capaz de calmar sus celos-ella puede salir con quien quiera

-Pero Mary…-comenzaba a protestar, no le gustaba la idea de que sus hijas tuvieran novio

Mientras los dos estaban discutiendo, Dayra seguía absorta en sus pensamientos, algo inusual en ella.

-Mamá- interrumpió Andy- ¿Crees que puedes traerme unos libros?, me aburro mucho aquí

-Claro que si- su madre intercambio una mirada con su hija

-Vamos Robert

-¿Quién se quedara con ella?- pregunto

-Alexander- respondió tranquilamente

-Me niego a eso

-Me acompañaras a casa- declaro lanzándole una mirada de advertencia a su marido, el cual no hizo una objeción. Antes de irse se aseguró de que su hija estuviera cómoda, dándole un beso en la frente a ambas y salió, sacando a casi rastras a su marido.

-¿Qué sucede?- pregunto Andy observando a Dayra

-Nada, estoy bien- repuso sin mirarla

-No me mientas, te conozco muy bien

-Tenías razón, debí haber hecho caso a tus advertencias

-¿De qué me estás hablando?

-Si me hubiera dado cuenta de las cosas, tú no estarías aquí- las lágrimas no las pudo evitar más

-De cualquier manera hubiera sucedido

-¿Es que acaso no entiendes?- grito Dayra- no quiero que te pase nade- susurro

-La que no entiendes eres tú, es mi trabajo

-Que injusta eres, no te importa lo que sientan papá y mamá, lo que yo sienta si te matan por alguien que no vale la pena.

-¿Hablas enserio?- pregunto enojada-¡Por Merlín Dayra! ¿Crees que es justo que se destruyan familias por poder?

-Si el poder te mantiene con vida, pues lo prefiero- dio fríamente

-Tu lado Slytherin se hace evidente, siempre tan cobardes, arrogantes y egoístas

-La egoísta eres tú, solo piensas en ti- Dayra estaba molesta, no quería llorar, solo le dio la espalda a su hermana.

Andy haciendo demasiado esfuerzo, se levantó de la cama, dando algunos traspiés se acercó a la chica, todavía débil pero no le importaba en esos momentos.

-No juegues conmigo de esa manera- susurro Andy también demasiado molesta

-¿Qué haces afuera de la cama?- a pesar de su enojo, le preocupaba el estado de su hermana

-No vuelvas a poner en duda mis capacidades- ignorando el anterior comentario- ni mucho menos insinúes que no me importa mi familia.

-Pues eso aparentas

-¡Maldición!- Andy golpeo la pared haciéndose daño- no lo hago por que quiera demostrar mi valor

-Eso haz hecho

-Lo que he hecho es proteger a mi familia- dijo la chica todavía molesta, apretando los dientes y cerrando los ojos, en un gesto de dolor- No quiero que les pase nada,  a ti en especial- menciono abriendo los ojos y relajando su rostro

-Yo…

-No me gustaría verte sufrir, no soportaría la vida si perdiera a mi familia

-Me da miedo- se disculpó Dayra

-También tengo miedo, pero es mi trabajo

-Lo siento, no debí haberte gritado…

-Olvídalo- había sido demasiado para Andy, todavía se encontraba en un mal estado, y el esfuerzo que hizo fue suficiente como para debilitarla aún más, justo antes de que perdiera el equilibrio, Alex entro en la habitación evitando que la chica cayera al suelo.

-¿Qué rayos haces afuera de la cama?- pregunto preocupado mientras la cargaba

-Fue mi culpa- empezó Dayra

-Iré por un medimago- dijo depositando suavemente en la cama

-No- la chica lo tomo por el brazo- estoy bien

-Pero…estas pálida, tengo que ir

Andy no pudo evitar que el chico se preocupara por ella, y por ende que fuera por un medimago, por lo que unos minutos estaba siendo revisada mientras que Dayra y Alexander esperaban afuera.

-Puedes hablar conmigo- dijo Alex amablemente

-Por mi culpa se puso mal- respondió- discutimos

-Es comprensible, los hermanos se pelean

-La llame egoísta

-¿Y se puede saber porque?- preguntó, Dayra solo intercambio una mirada con el chico- ya veo- suspiro- Ella es muy valiente y nunca ha hecho nada tonto

-Es que tengo miedo

-Es norma, pero es nuestro trabajo, protegemos a los inocentes del mal, y si, es muy terca, arrogante y demasiado valiente, pero nunca dudaría en arriesgar su vida por su familia.

El medimago salió de la habitación, dejando pasar a ambos chicos. Dayra se sentía muy apenada por lo ocurrido, por lo que Alex las dejo por un momento, para que pudieran hablar a solas. La chica solo se sentó a los pies de su hermana, se había comportado muy mal con ella.

-Ven acá- Dayra se acercó a ella, y se dejó abrazar por su hermana mayor- No tuviste la culpa de nada, de hecho peleaste muy bien.

-Supongo que lo traigo en las venas

-¿Y por eso dormiste un par de horas?- menciono observando el cansando rostro de su hermana

-Pues…¿Cómo le haces?

-Te conozco muy bien- respondió con simpleza

-¿Y Alex?- pregunto-¿Están juntos?

-No

-¿Por qué? Lleva un punto a su favor

-Porque los dos tenemos muchas cosas de que hablar

Pero ya no pudieron hablar de nada más, ya que sus respectivos padres habían llegado. Su padre cargaba algunos libros; estuvieron hablando por un rato más, pero las pociones suministradas le estaban haciendo efecto.

-Vendremos mañana- dijo su madre dándole un beso en la mejilla

-Está bien ¿Cuándo regresas al colegio?- le pregunto a Dayra un poco somnolienta

-Mañana- respondió haciendo un puchero

-Anímate, solo serán unos días más- poco a poco Andy se quedó dormida, dejándola de nuevo en la compañía de Alexander.

 

 



« Capítulo 7 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 9 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.