Historia al azar: Herencia de Sangre
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
The magic ride » Capítulo 11
The magic ride (R15)
Por andypotter92
Escrita el Domingo 19 de Abril de 2015, 22:34
Actualizada el Domingo 10 de Febrero de 2019, 23:50
[ Más información ]

Capítulo 11

Andy estuvo un par de días más en casa recuperándose y en donde Alexander no falto ni un día, tan solo pasando tiempo juntos charlando de cosas tan triviales y muy unidos. Esa noche, la ultima antes de que la chica regresara formalmente al trabajo, estaban acostados cómodamente en la cama.

-¿Dejaras de venir, ahora que regreso a trabajar?

-Eso depende

-¿De que?

-De ti- respondió el chico, no pudo evitar besar a su novia

-Será mejor que duerma- respondió apenas se separaron

La joven recargo su cabeza en el pecho de Alex, el cual solo la abrazo de una manera muy tierna, dejando que el sueño acudiera. En ningún momento, dejo de observarla, quizás era algo cursi, pero no perdería la oportunidad de ver a su novia mientras dormía; por unos instantes, sus pensamientos se fueron hacía el ministerio, hacía ese problema que había estado aplazando por un tiempo. No permitiría que algo malo le pasara a Andy ni a su familia, de eso estaba seguro, pero por lo pronto él también se sentía cansado, cerró los ojos, abrazó aún más fuerte a la chica y se quedó dormido.

A la mañana siguiente, cuando Andy despertó, Alex ya se había ido, aunque eso no le desmotivaba en lo absoluto, ya que al menos lo vería como una persona casi libre, recordando que estaba castigada. Ante ese pequeño e insignificante detalle, no pudo evitar bufar, seguía pensando que eso era una injusticia. Se metió a la regadera para darse un baño, cuando terminó se puso su túnica, tomo sus cosas, sin dejar su varita y bajo a desayunar. Aunque eran vacaciones, su madre ya se había levantado y preparado el desayuno, por lo que se sentó en la mesa.

-Me tengo que ir- dijo la chica, dejando a un lado su plato- me cepillo los dientes y me voy

-¿Segura que te encuentras mejor?- preguntó su madre por enésima vez

-Si mamá, estoy bien- rápidamente paso al baño para cepillarse los dientes, cuando termino fue hacia la cocina para despedirse- nos vemos en la tarde

-Cuídate

-Claro

Andy ya se encontraba en la puerta, cuando se topó con Kirlly, que quería salir al jardín; sabía que tenía muchas cosas pendientes, tal como poner una puerta para su no mascota saliera a su antojo y así evitar limpiar tanto; dejo que la acompañara hacia los límites para poder desaparecerse. La sensación de compresión duro unos instantes, ya que se encontraba en al atrio del ministerio. Tenía que admitir que extrañaba el bullicio de todos los empleados, subió al ascensor; Andy no pudo reprimir una sonrisa cuando las puertas se abrieron en el segundo piso, en el departamento de aplicación de la ley mágica, rumbo hacia la oficina de aurores.

-¡Andy!- escucho mientras se dirigía hacia su escritorio, su amiga Keisi corría hacía ella

-Hola Keisi

-¿Cómo te encuentras?

-Muy bien, ¿de qué me he perdido?- preguntó inmediatamente

-Acabas de regresar- reprochó su amiga

-Nunca cambiará- la voz que la chica ansiaba escuchar, Alexander la abrazó por detrás, después deposito un beso en sus labios

-Creo que yo me he perdido de mucho- dijo Keisi con una mueca de confusión- ¿Desde cuando…

-Hace unos días- respondió Andy- luego te cuento

-Me parece estupendo

La chica tomó asiento, detrás de su escritorio, en donde tenía algunos papeles, los cuales se puso a revisar, eran todos los pendientes que había dejado a causa del ataque en Hogsmeade, lo que no dejaría pasar y que estaba dispuesta a averiguar todo.

Al parecer, todo el departamento estaba ocupado en ese asunto, claro que algunos de sus compañeros estaban en misiones distintas, pero la mayoría tenía que estar en alerta por si volvía otro ataque.

La hora de la comida Andy y Alexander salieron para poder pasar un rato solos, y seguir aprovechando de esa libertad que por el momento gozaba la chica y sin la presencia de sus padres.

************

Dayra todavía seguí dormida, tendría que aprovechar que eran vacaciones para poder descansar, y por supuesto, averiguar si el novio de su hermana era un buen tipo que se la merezca, pero no pudo seguir durmiendo, ya que sintió un lengüetazo en su rostro, y es que su adorado perro estaba arriba en su cama para despertarla.

-Ahora no Kirlly- respondió tapándose con las sabanas, pero el animal era bastante persistente, bajo de la cama y comenzó a destapar a su dueña.-Bien, ya voy

Con muy pocos ánimos, entró al baño a lavarse la cara y quitarse los restos de baba de su perro, sin cambiarse y aún en pijama, bajo a desayunar

-Buenos días- saludo Dayra con desgana

-Buenos días, hija; pensé que te levantarías hasta tarde

-Kirlly- contestó observando al can, quien estaba sentado a un lado de ella, moviendo el rabo bastante feliz

-Quien lo diría- exclamo su madre risueña

-¿Dónde están papá y Andy?

-En el trabajo

La joven término de desayunar, después subió a su habitación en donde encontró una hermosa lechuza color café, no la reconoció pero aun así se acercó a ella para poder quitarle el pergamino que tenía atado a su pata. Apenas vio los garabatos, sabía que la carta era de Matt.


Espero que te encuentres bien, me quedé algo preocupado por la salud de tu hermana; realmente apenas han pasado algunos días y ya echo de menos Hogwarts, al menos te podías divertir (lo digo, porque te conozco y pensaras que soy un sabelotodo, que soy un loco por pensar así), estoy tirado en mi cama, en completo aburrimiento, bueno al menos me levante un poco para escribirte, en fin cuéntame que paso con Andy y si podríamos salir o algo.

Te quiere tu mejor amigo, Matt


Quizás él podría ayudarla a saber más sobre Alexander, y también descubrir que es lo que pasa realmente en el trabajo con su hermana, es cierto que la curiosidad mato al gato, pero bueno ese sentimiento por lo general, es heredado y más cuando tu familia es reconocida en los libros por haber dado batalla a uno de los magos tenebrosos mas grande y haberlo derrotado. Se acercó a su escritorio, y comenzó a escribir en un pergamino nuevo.

 

A veces eres un arrogante, y no pienso sino afirmó que eres un sabelotodo perfeccionista, pero debo darte merito por esa mentira, si quieres estar en Hogwarts es por otra razón, y te agradezco tu preocupación, Andy salió un par de días antes de que se terminara el curso, solo que si no fue a recibirme a la estación fue por que se estaba besuqueando con su novio. Si, así es Matt ¡Tengo cuñado! Y quiero saber más sobre él, esa es nuestra misión en estas vacaciones

También te quiero.

 

Enrolló el pergamino y se ató a la pata a la lechuza, quien inmediatamente emprendió el vuelo; unos minutos después salió de su habitación totalmente arreglada, no tenía ganas de hacer nada, por lo que se tumbaría en el sofá a ver televisión.

El resto del día, Andy se la pasó revisando algunos casos pendientes de menor riesgo, hasta que paso Alex por ella, para acompañarla a su casa. El chico la dejó en los límites, se despidió de ella con un suave beso y desapareció; camino y estando a unos pasos, un perro blanco la tumbo.

-Hola Kirlly- saludo la chica

-¡Ah claro! saludas al perro pero a tu hermana no

-El vino a saludarme- respondió con una sonrisa

-Aja

-Ya, hola hermanita- se acercó a ella y le dio un abrazo de oso

-No…me…dejas…respirar

-Querías que te saludara ¿no?

-Saludarme, más no sacarme el aire- refunfuño Dayra

Las dos entraron a la casa, su padre en aquella ocasión llegaría tarde por lo que cenaron solas, apenas Andy se levantó de la mesa, su mamá la llamo para hablar acerca de su respectivo castigo; en pocas palabras la chica se tenía que hacer cargo no solo de la mascota de su hermana sino de toda la casa, tenía que limpiar y barrer, lavar todos los platos después de cada cena y todo sin magia.

El resto de la semana fue igual, la misma rutina, Andy iba a trabajar al ministerio y regresaba para limpiar la casa, todas las noches quedaba demasiado exhausta, al menos el fin de semana lo tendría casi libre. Aquel viernes, como cada tarde, Alexander paso por ella a su escritorio para acompañarla a casa, la chica se encontraba guardando algunos papales.

-¿Lista?

-Ya casi, solo que no quiero olvidarme de nada- respondió- son los informes de los ataques, pretendo buscar algún patrón o algo

-No me agrada que te lleves trabajo extra, no después de tu castigo

-Estoy bien

-No quiero que te arriesgues- menciono el chico

-Tranquilo, solo es para estar preparados

Cuando Andy termino de guardar todos los papeles necesarios, salió del ministerio junto con Alex, aparecieron en los límites de su casa, en aquella ocasión el chico la acompaño hasta la puerta.

-Tengo que irme, ¿Crees que podamos salir?

-No lo sé- contestó- aprovecharía que mañana es sábado para darle un baño a Kirlly

-¿Quieres que te ayude?

-¿Harías eso por mí?

-Lo que sea

-Entonces, te espero para mañana- la chica se acercó para besar a su novio, estuvieron por unos minutos juntos

-Te veo mañana- susurró para después caminar y desaparecer

Los primeros rayos de sol, que se lograban colar por la ventana, terminaron de despertar por completo a Andy, ese día aunque quería descansar tenía demasiados pendientes, así que para apresurarse, bajo a desayunar. Comió con algo de rapidez, justo cuando pensaba en pasar a limpiar un poco las habitaciones, su hermana bajo todavía en pijama y con cara de sueño.

-Buenos días- saludo Andy- ¿Qué te sirvo?

-Solo quiero un plato de cereal- respondió- ¿y mis padres?

-Salieron, nos toca preparar la cena

-¿Nos?

-Sí, no puedo hacerlo yo sola- respondió- además que tu perro necesita un baño, prometiste ayudarme- recordó la chica

-Bien, te ayudaré

Mientras que Dayra desayunaba, Andy subió a las habitaciones para acomodar todo, aprovecharía que sus padres no se encontraban para poder limpiar mágicamente, sabía que era algo tramposo pero, de alguna manera consideraba que se merecía cierto descanso. Ya estando todo limpio, entro en su habitación para cambiarse, se puso unos simples shorts con una sencilla playera y sus sandalias, era hora de bañar al perro.

Lleno una tina con agua, y con su varita la calentó lo suficiente para que estuviera cómodo, convoco el shampú, solo faltaba el animal.

-Creo que llego a tiempo- Alex había llegado a su lado, iba vestido con unas sencillas bermudas, y con una simple playera, era raro verlo sin una túnica y más aún que tuviera los conocimientos necesarios sobre la ropa muggle

-Hola- la chica lo beso- y sí, llegas a tiempo

Justo cuando dijo eso, su hermana estaba a unos pasos de ellos, iba vestida igual y con Kirlly en sus brazos, el cual con mucho cuidado lo deposito en la tina. Entre los tres bañaron al perro, pero cuando estaban a punto de quitarle los restos de jabón, salió corriendo, mojando todo.

-¡Kirlly!- ambas hermanas iban corriendo detrás de el, hasta que Andy…

-¡Alexander!- gritó, el chico trató de usar el encantamiento Aguamenti, pero calculo mal y terminó por empapar a su novia.

-Lo siento- se disculpó, pero no fue suficiente, ya que Andy hizo lo mismo

-¡Ups!

-De esta no te salvas

El chico iba corriendo detrás de su novia, hechizándose mutuamente, aunque comenzaron a aparecer globos con agua, fallando por poco, cayendo uno encima de la cabeza de Dayra.

-Eso no se queda así- tomo la manguera y abrió la llave, persiguiendo a ambos chicos, solo eran risas y carreras para evitar mojarse más; después de un rato lograron capturar a Kirlly terminando de bañarlo, pero ya los tres se encontraban empapados y llenos de jabón

Por unos instantes, Andy se quedó observando a Alex, ya que su playera mojada hacía remarcar su bien trabajado cuerpo, tan solo pensaba lo guapo y sexy que se veía.

-Ya está- dijo pasando su varita por el perro y secándolo- ahora te toca a ti- Dayra se acercó a él y dejo que la limpiara y secara.

-Gracias

-No hay porque- contestó agitando de nuevo su varita para recoger lo que quedaba- ¿Qué?- pregunto cuando captó la mirada de su novia

-Nada, es solo que te ves sexy mojado

-Bueno, tu tampoco te quedas atrás- menciono, la chica se pasó su propia varita, produciendo un poco de aire caliente para secarse

-Tengo que preparar la cena

-¿Quieres ayuda?- se ofreció

-Claro, pero tengo que ir a hacer las compras- el chico no se pudo resistir, se acercó a ella y comenzó a besarla

-¡Hey! Tortolos- Dayra como buena hermana que era, se encontraba para interrumpir ese beso

-¿Qué pasa?- pregunto Andy, al separarse

-Kirlly ya no tiene alimento, y tampoco Ginger, sin mencionar que nuestros padres no dejaron nada en el refrigerador

-No te preocupes, iremos hacer las compras

Antes de salir, la chica subió a su habitación para cambiarse y ya estando lista, tomo las llaves que se encontraban colgadas. Hacía mucho tiempo que había adquirido su licencia para conducir muggle, sin mencionar que sus padres le habían regalado su primer auto, pero como siempre estaba en el mundo mágico no lo usaba mucho; Alexander iba en el asiento del copiloto, bastante relajado mientras que Dayra iba en el asiento de atrás.

Llegaron al super mercado, el chico entrelazó su mano con la de Andy, iban juntos por los pasillos, tomando las cosas necesarias, en algunas ocasiones su hermana aparecía con los brazos cargados de diversos artículos, dejaron por último las cosas que necesitarían las mascotas. El carrito iba repleto de comida y verdura, y también la comida de Kirlly y de Ginger; mientras esperaban en la fila, Alexander abrazaba por detrás a la chica, bajo cierta mirada de advertencia de Dayra, pero sin reprimir una sonrisa, cuando llego su turno y todo estaba acomodado en bolsas, salieron rumbo a casa.

Los chicos no se complicaron mucho, prepararon una pizza, aunque al igual que en el momento que bañaron a Kirlly, la cocina quedó hecha un desastre, que terminaron por limpiar con magia, pero sin dejar rastros o evidencias de que en ese lugar había pasado una batalla; tan solo aquel día se la pasaron muy bien, que quizás Dayra pudo comprobar que Alexander era un buen partido para su hermana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



« Capítulo 10 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 12 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.