Historia al azar: Los sentimientos nunca cambian
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
The magic ride » Capítulo 10
The magic ride (R15)
Por andypotter92
Escrita el Domingo 19 de Abril de 2015, 22:34
Actualizada el Domingo 10 de Febrero de 2019, 23:50
[ Más información ]

Capítulo 10

Alexander se quedo toda la noche a lado de Andy, la cual despertó muy temprano para que el chico, lograra salir de su habitación antes de que alguien lo viera. Se quedo un rato observando por la ventana como Alex se perdía en el horizonte mientras que el sol salía por completo. Se volvió a recostar un rato mas en la cama, solo pensando en él; cuando comenzó a escucharse los típicos ruidos matutinos, se levanto y se arreglo para bajar a desayunar.

Cuando la chica entro en el comedor, llevaba una enorme sonrisa. Tomo asiento y su madre puso un enorme plato de frutas, y sin decir nada se lo comió. Dayra bajo unos minutos después, todavía en pijama; tomo asiento enfrente de su hermana, sirviéndose un poco de cereal. Tenia algo de sueño, pero se extraño demasiado al ver a Andy engullendo demasiadas frutas, en especial cuando su madre se lo imponía, últimamente no le agradaba que todo el mundo se la pasara cuidándola. Como si nada, termino su desayuno y se levanto de la mesa, subiendo a su habitación.

-Es raro- dijo Dayra

-¿Qué cosa?- pregunto su madre

-Nada- respondió también terminando su desayuno y subiendo a su habitación para cambiarse.

En toda la mañana Andy no salió de su habitación, algo que seguía extrañándole demasiado a su hermana, toco varias veces a su puerta, pero solo salió para decirle que estaba ocupada. La cena fue lo mismo, tenía una sonrisa en su rostro, y sin decir ni una palabra, comió todo lo que tenía en su plato. Se levanto rápidamente y se volvió a encerrar en su habitación.

Durante todo el día, la chica esperó con ansias volver a ver a su novio, aunque quizás eso sucedería cuando regresara al ministerio, tenía la leve esperanza de que su castigo no fuera tan duro. Cuando pensaba en recostarse y seguir leyendo un rato, escucho unos ruidos en la ventana. Al ver a Alexander, se le ilumino su rostro

-Te extrañé demasiado- la chica le dio un beso

-¿Quieres dar un paseo?- preguntó- Nadie se dará cuenta

La chica subió a la escoba y se agarro fuertemente del torso del joven. Se alejaron de la casa, aprovechando la oscuridad de la noche. Descendieron en una pequeña colina, tan solo para observar el cielo estrellado.

-¿Desde cuando te gusta volar?- pregunto la chica con una sonrisa

-Desde siempre- respondió- pero prefería estudiar que jugar Quidditch- aclaró el chico

Estuvieron un rato más, luego subieron a la escoba y volaron de regreso a la casa. Entraron por la ventana, desmontando suavemente. Alexander saco la varita y aplico un hechizo silenciador en la puerta.

-Un hechizo muy practico, que me enseño Ron- explicó con una sonrisa

Ambos se recostaron en la cama, Andy apoyo su cabeza en el pecho del chico, mientras que el solo la abrazaba.

-¿No tendrás problemas con venir?- preguntó la chica

-No-  dijo con una leve sonrisa- hace algún tiempo que vivo solo

-¿Y que haces tu solo?- preguntó alzando una ceja

-Nada- respondió inocentemente- además, ya te tengo a ti- dijo dándole un beso

-Si claro, en cuanto pueda iré a ver a ese francés que conocí- Alexander al escuchar eso soltó un gruñido- ni en sueños se acercan a ti- respondió la chica, acercándose para darle un beso

-Pues mas vale que ninguno se acerque- respondió amenazante- espere mucho para estar contigo

-¿A que te refieres?

-Pues que en algunos momentos empecé a pensar en ti  de una forma distinta

-¿Cuándo paso eso?- pregunto Andy

-Antes de terminar nuestro ultimo curso- respondió- no lograba comprender nada, comenzabas a atraerme, y de alguna manera tenia que averiguar que sentía por ti, estaba decidido a invitarte a salir y descubrir todo este misterio pero sin mas desapareciste, tan solo te fuiste. Busque a Keisi para que me explicara pero...tan solo me dijo que podía ser lo mejor para ambos. Esperaba que tuviera razón y que la distancia que habías puesto me serviría

-Supongo que ambos buscamos lo mismo- susurro la chica

-Sin embargo comenzaste a aparecer en mis sueños, necesitaba con ansias tus labios y fue cuando me di cuenta que estaba completamente enamorado de ti- Andy sonrío ante este hecho- Solo me dedicaba a estudiar y tratar de olvidarte, no tenia certeza de que te volviera a ver, y cuando estaba a punto de lograrlo tan solo...apareciste.

-¿Saliste con alguna chica?

-Si, hubo algunas pero ninguna era especial para mi

-¿Nada de nada?

-Si te refieres a sexo pues no, ni siquiera pasábamos de unas cuantas palabras ¿y tu?

-Ninguno, los franceses...-dijo haciendo una mueca- algunos eran lindos pero solo me ayudaron a darme cuenta de que mi plan había fracasado

-¿Que plan?- preguntó

-Yo necesitaba alejarme, tratar de olvidarte. Sabia que si entraba a la academia contigo seria difícil por eso decidí irme lejos pero solo la distancia provoco que te extrañara- en esta ocasión Alexander fue el que le dio un beso

-Y a todo esto, no me has contado por que estas castigada

-por que le mentí a mi mama- respondió- es que aparecí en casa dos semanas después de las fiestas navideñas

-Pero tu llegaste a Londres antes de navidad- replico el chico

-Exacto, estuve un tiempo con Keisi y después...

-Las casas se pusieron algo feas- continuo haciendo una mueca

-No tanto, al menos te volví a ver- se enfrascaron en un beso

Al igual que el día anterior, la chica se levanto temprano; todavía Alexander seguía durmiendo y se veía tan guapo y dulce, pero tenia que despertarlo, si no llegaría tarde a trabajar, sin mencionar que se meterían en un problema con sus padres. Espero a que se perdiera de vista en el horizonte y regreso a la cama un rato mas.

Lo mismo sucedió ese día, Andy desayuno en silencio bajo la atenta mirada de Dayra, que le seguía extrañando la sonrisa de la chica. Estaba decidida a averiguar que le sucedía; cuando la chica se levanto de la mesa, la siguió.

-Quiero saber que ocurre- dijo Dayra entrando en la habitación de su hermana

-¿A que te refieres?- preguntó algo confundida

-Desde que llegué te la has pasado encerrada en tu habitación, ni siquiera hablas en las comidas, sin mencionar que haces todo lo que te dice mamá

-¿Qué tiene de extraño eso?

-Me estas ocultando algo

-No pasa nada- respondió Andy- además tengo que portarme bien

-¿Portarte bien?- Dayra cada vez se extrañaba más- a ti te importa un cuerno portarte bien

-Mamá me castigo- respondió

-¿por Kirlly?  Dime que no se ira

-No, se queda, pero tendré que hacerme cargo de el, pero no fue por eso

-Lo siento, te prometo ayudarte con Kirlly pero...

-Mamá no supo que llegue antes a Londres y...estoy castigada- explicó pero sin poder ocultar una sonrisa

-Dime la verdad- exigió Dayra, al ver la sonrisa que se formaba en el rostro de su hermana-Oh vamos, te conozco- replico

-Alexander y yo somos novios- respondió dando un largo suspiro pero sin borrar esa sonrisa

-¿Cuándo? Creí que no habías hablado con él- pero al parecer en esos momentos su hermana se encontraba en otro mundo- En primera, deja de sonreír de esa manera y explícame, quieres.

-Alex ha venido por las noches estos dos días- explico Andy todavía pensando en él- anoche salimos a dar una vuelta

-¡¿Qué?!

-Eso, que Alexander y yo somos novios y que ha venido las dos ultimas noches

-Lo escuche, pero...exijo detalles- dijo emocionada

-Nada, que vino después de haber pasado el día conmigo y aclaramos las cosas entre nosotros y...nos besamos

-¿Y anoche?- pregunto

-Ha venido en su escoba, y me invito a dar un paseo- decía mientras en su mente repasaba aquellos recuerdos- fuimos a la colina, eso es todo

-Yo sabía que algo raro te sucedía- exclamó triunfante- Me alegra por ti, aunque que falta de confianza- dijo frunciendo el ceño

-No es eso, solo que sucedió tan rápido- respondió Andy- además es lo menos que puedo disfrutar si mamá me castiga.

-Eso pasa por mentirle

-Es que quería pasar un tiempo a solas, y sin tantas explicaciones por eso no le dije que llegué antes

-¿Cuál es el castigo?

-No lo sé- respondió la chica- pensé que bastaría con Kirlly- lo que ocasionó que Dayra se riera.

-Es el precio por hacerme feliz

-¡No es justo!- reprochó- ahora que tengo novio, me castigan

-Al menos lo verás en el ministerio

-Es cierto- dijo poniendo de nuevo esa sonrisa de enamorada- me alegra regresar al trabajo

Dayra sabía que ya no le diría nada más, ya que su hermana estaba en otro planeta, por lo que salió de su habitación para ir a jugar un rato con su perro. No podía reprimir una sonrisa al pensar que era dueña de una mascota pero sin tener que hacerse cargo de ella. Aunque no era tan mala y ayudaría en lo que pudiera a Andy. Por un momento se permitió olvidar que su hermana era parte de, quizás una conspiración y que todos los días se jugaba la vida.

Al menos podía sentirse tranquila de que, ahora tenía a lado un buen chico, pero por supuesto su deber era comprobarlo. Ya tenía algo que hacer en esas vacaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



« Capítulo 9 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 11 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.