Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Marte » Capítulo 06
Historia terminada Marte (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 8 de Abril de 2015, 07:58
Actualizada el Miércoles 6 de Mayo de 2015, 07:58
[ Más información ]

Capítulo 06

−¿Cómo va la construcción de la ciudad? -Les pregunto James.

Lily sonrió. −Ya hemos terminado, al principio íbamos despacio, pero todos han ayudado incluso los locales han abierto.

−¿Cuántos somos al final? −Pregunto Sirius.

−Unos 150.000 magos.

Los hombres se miraron y sonrieron, es verdad que habían perdido a gente, pero habían sobrevivido muchos más y los magos no se perderían.

−Mirad, ya hemos llegado a la ciudad. −Dijo Lily.

Los recién llegados se acercaron a las ventanas y miraron los edificios.

−Me gusta. −Dijo James, sin dejar de mirar la ciudad.

−Es cosa de Draco, en un principio habíamos pensado en construir algo como el callejón diagon, pero él nos dijo que lo cambiáramos, así que lo hemos hecho, como veis las casas son de ladrillo y se ven antiguos, pero por dentro hay tecnología que hace que vivamos mejor.

−Me gusta. −Dijo Remus mirando la hermosa ciudad que tenían delante.

−Mañana la podéis ver. −Lily miro a los Granger. −Mañana os espero en el hospital.

−Estaremos allí, después de haber dejado a Herms en Hogwarts.

La leona sonrió y miro a la chica. −Hermione enséñales como llegar a los sitios.

−Lo hare, no me gustaría que se perdieran.

−Hermione. −Protesto George, y le sonrió. −No nos perderemos.

Lily les sonrió. −No hay problemas, todas las carreteras llevan a algún lugar, no hay callejones sin salida.

El autobús se paro y las puertas se abrieron, al bajar vieron que estaban en una calle llena de casas, no se veían tiendas, incluso tenían pequeños jardines.

−Hermione escogió una casa sin tienda debajo y con un pequeño jardín. -Les dijo Lily sonriendo a los Granger.

Herms sonrió a sus padres. −Espero que os guste.

−Seguro. -Le dijo George.

−El consejo nos ha dado un regalo a los que vinimos los primeros, y Hermione ha escogido un coche.

−Gracias. −Dijo Jane, mirando a su hija.

−No importa cuando hicieron los regalos no había mucho que escoger aun, o una moto o un coche. −Hermione les sonrió. −Así podréis ir bien al trabajo.

−Sí.

−Nosotros ya nos vamos. −Dijo Lily y miro a todos. −Mañana nos vemos en Hogwarts.

−Nos vemos.

George abrazo a sus chicas y se fueron a la nueva casa.

−Es el numero 10. −Dijo Hermione sonriendo. −Es mucho más grande que la que teníamos en la tierra, y además hay mucho espacio verde.

Los adultos sonrieron a su hija y no tardaron en llegar a una casa, habían setos que hacían de verja y una puerta de madera.

−Ya estamos, la puerta tiene un anti-magia no se puede abrir sin la llave, es un buen sistema de seguridad, es cosa de los alemanes. −La leona abrió la puerta y entraron en el jardín, busco sus llaves y abrió la puerta que daba a la casa.

Cuando los Granger la vieron se quedaron parados, era mucho mejor que la que tenían en la tierra y se respiraba mucha paz.

−Gracias. −Dijo Hermione, mirando a sus padres.

Los adultos la miraron sin entender.

−¿Por qué nos das las gracias?

−Por haber dejado todo atrás y venir conmigo.

George sonriendo abrazo a su hija.

−Nunca te hubiéramos dejado venir sola aquí, es verdad que teníamos una vida allí, pero sin ti no importaba, en la tierra teníamos la casa, algunos amigos y nuestra clínica, antes de venir lo vendimos todo, allá no nos queda nada. −George sonrió a su hija. −Aquí empezaremos de nuevo, sin temer que te quieran hacer daño por ser diferente, además me gusta mucho mas este lugar.

−A mi también. −Dijo Jane sonriendo a su hija.

−Os gustara mucho. −Dijo Hermione mirándolos. −No hay contaminación, ni drogas, ni tampoco armas de fuego, todos están tranquilos y felices, además hay muchos aurores que hacen bien su trabajo.

George y Jane se miraron y sonrieron, para nada se arrepentían de haber dejado su vida en la tierra.

−Os enseñare donde esta todo. -Les dijo acercándose a una pared y les enseño una pantalla. −Esto es la luz, y el climatizador, lo tocas y puedes escoger entre tres opciones luz, calor o frío, solo tienes que usar un dedo para subirlo o bajarlo.

−¿Creí que usaban velas?

Hermione sonrió. −Es cosa de unos magos chinos, estaban probándola en la tierra, y aquí les dieron la oportunidad de utilizarla, y va muy bien. −Entonces los miro. −Aunque han matado a mucha gente, creo que al final los muggles nos han hecho un favor, todos estamos trabajando juntos, ahora no solo tenemos la magia, si no que tenemos aparatos para que nuestras vidas sean mejor.

Los Granger que no podían usar la magia, estaban contentos de tener tantas cosas que hicieran de su vida mejor.

Hermione entro en la cocina, a los Granger nada más verla les gusto, tenía grandes ventanales, al otro lado se veía otra casa, y zonas verdes.

−Hay agua, gas, así que podremos cocinar todo lo que queramos. −Les cogió de las manos y subieron a la parte de arriba. −Hay cuatro habitaciones, y dos cuartos de baño. ¿Qué os parece?

Jane entro en uno de los cuartos, y vio que entraba mucha luz, era un buen lugar.

−Me gusta mucho.

−A mi también. −Dijo George.

−Bien, ahora vamos abajo, os quiero enseñar algunas cosas.

Abajo los adultos se sentaron en un sofá muy cómodo y miraron a su hija.

Ella les entrego dos cajas. −Son vuestros móviles, van con luz solar, así podremos estar en contacto, ya os he puesto mi número de teléfono.

Los Granger abrieron las cajas y miraron sus móviles.

−Son pequeños y no molestan mucho. −Se sentó en medio y les enseño el suyo. −Aparte de llamar, puedes usarlo para comprar el ticket del bus o el tranvía.

−¿Te ha costado mucho? −Pregunto George.

−El consejo a dado a todas las familias 50.000 galeones, con ese dinero he podido comprar la comida, y los móviles.

Jane le sonrió. −Como ha dicho tu padre vendimos todas nuestras pertenencias, y antes de que gringotts cayera pusimos el dinero en una bóveda.

−Lo sé. −Dijo Hermione sonriendo. −Ahora tenemos unos 500.000 galeones, suficiente para vivir bien, y tenemos el dinero que os pagaran en el trabajo.

−Sí.

La leona les enseño el móvil. −Tiene una aplicación para saber donde estas en cualquier momento. −Y los miro. −No es fácil perderse, la ciudad es cuadrada, en medio esta la plaza principal y de ella salen cuatro carreteras, norte el ministerio, sur el hospital general, este la zona universitaria, y el oeste la zona escolar, la ciudad está dividida en zonas, la zona 1 está el cuartel de los aurores, en la zona 2 esta un museo, en la zona 3 hay un gran parque verde, y la zona 4 una inmensa biblioteca.

−Eso está muy bien, no es una ciudad muy grande, pero lo suficiente grande para que todos vivamos bien.

Hermione les sonrió. −Sí, ¿Qué queréis hacer ahora?

−Ducharnos, el agua de la nave estaba bien, pero no es lo mismo.

−Claro, ir a ducharos, hay ropa limpia en vuestros armarios, yo mientras cocinare algo.

Los adultos se levantaron y abrazaron a su hija. −Estamos muy felices de estar de nuevo contigo.

−Yo también. −Abrazándolos fuerte cerró los ojos, por fin los tenía con ella de nuevo.

Al día siguiente, se despertó y después de vestirse bajo a la cocina, donde sus padres ya estaban con el desayuno.

−¿Qué tal vuestra primera noche aquí?

Los Granger le sonrieron. −Muy bien, la cama es muy cómoda, y no hemos escuchado ni gritos ni coches pitando.

−Y no los escuchareis. −Dijo Hermione. −Al lado viven los Malfoy, en frente viven los Black, y en el otro lado, vive una familia que se llama de apellido Alexander.

−Bien, ahora a desayunar, que hay que ir a Hogwarts.

−Mis cosas están allí. −Dijo Hermione, cogiendo un bollo y partiéndolo por la mitad.

−Todas las cosas siguen allí, no se saco nada. −Dijo George tomándose su café.

La leona le sonrió y se puso a desayunar.

Cuando terminaron de desayunar, Hermione se acerco a un armario y saco una caja.

−Son las pociones que van en el coche, un litro de agua y pones la poción, dura unos 100 kilómetros. -Les dijo dándoles la caja. −Hay 10, cuando se terminen lleváis los potes a la tienda y ellos os venderán otras, no se pueden hacer, es una fórmula secreta, pero no son caras, unos 100 galeones la caja.

−Es barato. −Dijo George mirando las pociones.

Hermione les sonrió. −El consejo ha dicho que es verdad que hay que pagar las cosas, pero no quieren que hayan muy ricos y otros muy pobres, y los coches son tan caros, porque hay pocos, pronto cuando hayan muchos, costaran la mitad.

−Bien, pues ahora a la escuela.

−Sí, ya quiero ver como ha quedado.

Hermione cogió sus cosas y se sentó en la parte de atrás, su padre se puso al volante y lo encendió.

−Es igual. −Dijo George sonriendo.

−Lo es, pero si prestas atención casi no se oye nada, solo para decirte que está en funcionamiento, y tiene varios hechizos protectores, que harán que si tenemos un accidente no sea mortal, lo han preparado todo.

−Bien, ahora a la escuela.

−Antes de ir a la escuela, daremos un paseo aún es temprano. −Dijo Jane.

−Claro.

−Sabéis están haciendo un océano. −Dijo la leona.

−Ya James no los dijo, éramos pocos en la nave, y lo cargaron con animales, de mar, de rio, de granja, de bosques, muchas semillas y otras cosas.

Hermione les sonrió. −A la izquierda.

George le hizo caso y se fue hacia a la izquierda.

−Ahora para arriba, y ya pronto estaremos.



« Capítulo 05 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 07 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.