Historia al azar: Debes buscarte un nuevo amor
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Marte » Capítulo 17
Historia terminada Marte (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 8 de Abril de 2015, 07:58
Actualizada el Miércoles 6 de Mayo de 2015, 07:58
[ Más información ]

Capítulo 17

Su trabajo consistía en construir cosas para mejorar la vida de los ciudadanos de Cassiopea, pero también se ocupaba de mejorar sus naves y construir más por si se tuvieran que defender como ahora les estaba ocurriendo.

−¿Preparado? -Le pregunto James.

−Lo estoy.

−De momento no diremos nada, no queremos asustar a nadie. −Le dijo el auror. −No sabemos exactamente cuántas son, pero hemos preparado todas por si tuviéramos que evacuar rápidamente.

−Espero que no lo tengamos que hacer, porque no cabemos todos.

−Yo también lo espero.

−No tendremos que llegar a tal extremos se bien la nave que he preparado, no tiene armas como la de los humanos, pero sí que tiene grandes escudos para defendernos. −Subió la nave y se fue a la cabina. −Pansy salimos ya. −Y se sentó en su silla.

−¿Cuánto tardaremos en llegar? -Le pregunto Harry.

Draco lo miro. −En unas 5 horas, no te preocupes no llegaran a casa, no dejare que nuestra familia sufra.

−Eso espero, porque tenemos hijos pequeños.

−Lo sé.

−Se han tardado bastante en terminar la nave.

Al escuchar la voz, todos miraron a su invitado.

−¿Sirius que haces aquí? -Le pregunto Harry.

El hombre sonriéndoles, le quito el puesto a un chico que estaba al lado de Draco, y se sentó. −No me iba a perder el espectáculo.

−Han tardado dos años. −Dijo Draco.

−Un poco lentos. −Dijo Sirius.

−La verdad es que si.

Cinco horas más tarde se acercaban a dos naves muy parecidas a las suyas antiguas.

−Un poco anticuadas. -Les dijo Sirius.

−La verdad es que si. -Le dijo Draco y miro a Pansy. −Dame señal e imagen, haber si responden, y grábalo todo.

−Sí.

No mucho tiempo después aparecio un hombre con uniforme.

−Buenas tardes. −Dijo Draco saludando educadamente.

−¿Quién eres?

El hombre miro a su tío y miro de nuevo a la pantalla. −Es de mala educación preguntar por alguien sin antes presentarse.

Al escuchar eso todos se rieron.

−Soy Tom de la nave humana, ejercito de Estados Unidos.

−Draco Malfoy, y os estáis acercando a nuestra parte del espacio.

−¿Vuestra parte del espacio?

Draco asintió. −Nuestra parte del espacio, nosotros os hemos dejado la tierra a vosotros, y nosotros nos quedamos Marte, es un buen trato.

−No haremos tratos con monstruos.

Al escuchar eso el hombre se enfureció y lo miro fijamente. −¿Monstruo? No fuimos nosotros los que empezamos a atacar a niños y a mujeres solo porque somos diferentes, ¿Quién es el monstruo entonces? ¿Qué queréis?

El hombre lo miro. −¿Qué queremos? Queremos Marte, es nuestro.

−¿Vuestro? Que yo sepa no habían nombres escritos y si lo decís por vuestra basura, hace tiempo que fue destruida.

−Pesaditos. −Sirius perdió la paciencia y se levanto para ponerse delante de la pantalla.

−¿Quién eres tú? −Pregunto Tom.

−Sirius Black, ¿para qué queréis Marte? Para destruirlo como lo estáis haciendo con la tierra. -Le dijo duramente. −Llevamos 12 años viviendo en Marte tranquilamente, y ahora vosotros venís a molestarnos, ¿porque siempre queréis quedaros con todo?, daros la vuelta y dejarnos vivir tranquilamente.

−No, salir del medio, tengo órdenes de disparar, y estando tan cerca, no fallaremos.

−No saldremos del medio, tenemos niños y gente inocente, no dejaremos que los matéis.

−Son monstruos, no merecéis morir.

Draco miro a Daphne. −Por las imágenes de nuestra ciudad.

−Sí. −Y puso unas imágenes donde se podía ver la ciudad y los ciudadanos en su vida cotidiana.

El hombre miro a ese tal Tom. −¿Eso os parece monstruoso?

−Es un engaño. −Grito Tom. −No os lo repetiré, os estamos apuntando.

−Déjalos. −Dijo Sirius, mirando a su sobrino. −No solo están ciegos, sino sordos. −Y miro al otro hombre. −No nos moveremos, si queréis atacarnos, hacerlo pero seréis vosotros quienes terminéis mal, no tenemos armas pero si tenemos escudos que harán que vuestros ataques reboten.

−¡Fuera! −Grito de nuevo.

−No.

−Atacar.

Y unos misiles se acercaron peligrosamente a la nave, como había dicho Sirius al tocar los escudos dieron media vuelta e impactaron en la nave y esta exploto.

−¿Pansy lo has grabado todo?

−Sí.

De pronto otro hombre apareció en la pantalla. −¿Qué habéis hecho monstruos?

Draco lo miro. −¿Nosotros? Nada, solo nos hemos defendido, os hemos dicho que nuestra nave tenía grandes escudos, pero no nos habéis hecho caso. ¿Tú también nos atacaras?

−¿Pansy como están los escudos? -Le pregunto Sirius.

La mujer lo miro. −Bien, no han sufrido ningún daño.

Draco asintió y lo miro. −Ya lo han escuchado, nuestros escudos están bien, volver a casa y olvidarnos, antes de querer conquistar otro planeta sería mejor que cuidarais del vuestro que poco a poco se está muriendo.

−¡Cállate! Atacar.

Y más misiles se acercaron peligrosamente a la nave y como la vez anterior, rebotaron y volvieron a la nave y también exploto.

Draco miro a Pansy. −Acércanos a la tierra hasta que tengamos señal, es hora de que todo el mundo se entere de lo que han hecho.

Pansy asintió y puso la nave en marcha.

−Han muerto cientos de personas, por no habernos escuchado. −Harry miro los restos de las naves.

−No es nuestra culpa. -Le dijo Sirius. −Nosotros solo estamos defendiendo a nuestra gente, y no hemos levantado armas contra ellos.

−Lo sé.

Unas horas más tarde Pansy les decía que ya la tierra recibían su señal.

−Ahora todos silencio, esto es serio. −Draco se puso de pie y asintió hacia su amiga. −Buenas tardes.

En todas las partes de la tierra, se podía ver la cara de Draco.

−Me llamo Draco Malfoy y soy un mago, esta tarde nos hemos encontrado con dos naves de las vuestras, querían ir a Marte a matar a niños y mujeres inocentes, sé que muchos de vosotros pensáis que por ser magos somos monstruos y no tenemos sentimientos, pero más allá de la verdad, somos personas normales como vosotros, tenemos sentimientos y emociones y nos gusta vivir en paz y sois vosotros quienes no nos dejáis.

Las naves que nos hemos encontrado han sido destruidas, pero no las hemos destruido nosotros, han sido ellos mismos, hemos avisado que no nos atacaran que teníamos escudos pero no nos han querido escuchar, y os lo mostraremos.

Daphne puso las imágenes de toda la conversación y los humanos lo pudieron ver, cuando se termino, apareció de nuevo Draco.

−Que os lo creáis o no es cosa vuestra, ya estáis avisados, seguiremos defendiéndonos y protegiendo a nuestra gente, y seréis vosotros quienes salgáis perdiendo, ¿os pregunto cuanta gente tendrá que morir para que nos dejéis vivir en paz? Nosotros nos vamos, espero de todo corazón no tener que venir a enseñaros nuevas imágenes de vuestra gente muriendo.

La señal se corto y Draco miro a Pansy. −Vámonos.

−Sí. −La nave se puso en marcha y pronto estuvieron lejos.

−Espero que nos hagan caso. −Dijo Harry.

−Yo también, solo nos queda esperar. −Draco miro a su tío. −Me voy a dormir un rato, ¿te ocupas de todo?

−Me ocupo de todo.

Draco asintió y se fue.

Unas horas más tarde, la nave llegaba a casa, cuando salieron, Hermione se acerco corriendo y abrazo a su marido.

−Estoy bien. −Y la beso.

−¿Cómo ha ido todo? -Les pregunto Maggy.

−Mal, no nos han querido escuchar, mucha gente ha muerto.

Maggy asintiendo les dijo: −No es vuestra culpa, así que no os preocupes, ahora todos a descansar.

Asintiendo se fueron.

Unas horas más tarde, Draco miraba por la ventana con su bebe en brazos, el pequeño Cygnus tenía 3 meses, y dormía tranquilo en los brazos de su padre.

−¿Mi amor? −Pregunto Hermione, entrando en la habitación. −¿Qué haces aquí?

−Mirando como Cygnus duerme, y preguntándome porque no nos pueden dejar vivir en paz.

−Porque no les gustan los que son diferentes, les asusta lo que no pueden comprender y en vez de intentar comprender, nos atacan, por eso tenían a Jayce a y los demás en esa cárcel. −Hermione cogiendo a su bebe lo puso en su cuna, cogió a su marido de la mano y se lo llevo al salón. −Jayce me ha llamado esta mañana, está muy contento al haber entrado en el equipo de quidditch y aunque es su último año en Hogwarts, no quiere desaprovechar esa oportunidad.

Draco le sonrió. −Jayce es muy inteligente, en dos años ha aprendido muchas cosas, y aunque aún le faltan cosas no tardara en aprenderlas.

Hermione le sonrió. −Escucha.

El hombre la miro. −¿Qué tengo que escuchar?

−Silencio, aprovechemos que nuestro pequeño está durmiendo. −Y lo beso.

Draco se levanto del sofá y la cogió en brazos. −Será un placer aprovechar este silencio, es nuestro momento antes de que vengan nuestros hijos. −Besándola se la llevo al cuarto, aprovecharía que tenían paz para estar con su familia y amigos, y ya se preocuparía por el futuro en otro momento.

Gracias a todos por haberla leído, haber dejado vuestros comentarios, y haberlo puesto como favorito, nos vemos en la próxima.



« Capítulo 16 Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.