Historia al azar: La Misiòn de Los Herederos
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Marte » Capítulo 14
Historia terminada Marte (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 8 de Abril de 2015, 07:58
Actualizada el Miércoles 6 de Mayo de 2015, 07:58
[ Más información ]

Capítulo 14

−Voy a estar muy perdido. −Dijo Jayce.

−Al principio es normal. −Dijo Sirius. −Pero ya verás como todo te irá bien, además tanto Hermione como Draco son dos personas muy inteligentes te enseñaran todo lo que necesites.

Draco miro a su tío. −Necesito que vayas a casa, y prepares la habitación que hay libre, si Jayce va a vivir con nosotros, la necesitaremos.

Sirius le sonrió. −Cuando lleguéis la tendréis.

−Bien. -Draco miro a Jayce. −Ya se está haciendo tarde, tendrías que ir a dormir, yo no tardare mucho en ir.

−¿Vas a dejar la nave sola?

−Va en piloto automático, en caso de que alguien se acercara nos avisaría, pero tenemos un campo de invisibilidad, y a no ser que lo quitemos somos invisibles para todos.

−Iros a dormir. −Dijo Sirius. −Aquí es de día y no hay problemas, pero para vosotros es de noche así que a dormir.

Draco se levanto y miro a Jayce. −Es mejor que le hagamos caso porque si no cuando lleguemos nos reñirán, hay que hacer caso a los adultos. −Y miro a su tío. −Nos vemos dentro de tres días en casa.

−Hasta pronto. −Sirius apago la pantalla que se volvió negra.

El hombre miro a Jayce. −Te acompaño a tu cuarto. −Cuando estuvieron fuera, Draco toco varios controles que hizo que las puertas se cerraran automáticamente y nadie pudiera entrar.

Unos días más tarde, en la pista de aterrizaje estaban expectantes, mirando como la nave aterrizaba, y las puertas no tardaron en abrirse.

Draco fue el primero en salir cuando sus hijos lo vieron se acercaron corriendo.

El hombre sonriendo los abrazo.

−Mami. −Scorpius dejo de abrazar a su padre y se acerco a su madre, que se había acercado.

−Mi amor. −Y le dio un beso.

Los demás ayudarono a los niños a bajar, al ver a tantos adultos se asustaron.

−Tranquilos. −Draco les sonrió. −Ahora os llevaremos al hospital para saber que todos estéis bien.

−Nosotros nos llevaremos a los niños. −Lucius cogió a Scorpius de la mano.

−Gracias. −Hermione sonrió a sus suegros y se acerco a los niños. −Cuando estemos seguros que estáis bien, cada uno ira a una casa, donde os cuidaran e iréis a la escuela.

Un gran autobús no tardo en aparecer.

Hermione se subió y Jayce se subió detrás de ella, al ver que el subía los demás niños subieron, y se fueron sentándose.

−¿Podremos ver la ciudad? −Pregunto una de las niñas.

Draco le sonrió. −De momento no, pero no tardara mucho la revisión, y luego os llevaran a conocer la ciudad.

El autobús no tardo mucho en llegar a un gran hospital, al bajar los llevaron a una gran sala.

Unas enfermeras salieron y les sonrieron.

−Empezaremos por los más pequeños. −Dijo Lily sonriéndoles.

Las enfermeras se los llevaron.

−¿Qué nos vais a hacer? −Pregunto Jayce.

Hermione le sonrió. -Os vamos a pesar, medir, saber si tenéis alguna enfermedad y si alguno está emparentado, si hubieran hermanos se irían juntos.

−No está bien separar a la familia. -Les dijo Lily, y miro a Hermione. −Ocúpate de un niño y yo me ocupare de otro así iremos más rápido, deben de estar cansados.

Hermione asintiendo miro a una niña le cogió de la mano y entro en una consulta.

Unas horas más tarde, ya todos habían sido revisados y estaban perfectamente bien, y no habían hermanos, así que cada uno se iría a una casa diferente, cuando Hermione salió del consultorio vio que su madre tenía a un niño sentado en sus rodillas.

−Mama, veo que tienes un nuevo amigo. -Le dijo.

La mujer le sonrió. −Se llama Derek tiene 4 añitos y se va a venir a vivir con nosotros, desde que te casaste con Draco nos hemos sentido un poco solos.

−Eso está muy bien, será un placer tener un hermanito pequeño. −Se agacho y sonrió a Derek. −¿Quieres ser mi hermanito?

El niño sonrió y la abrazo.

−Eso quiere decir que sí. −Dijo George sonriendo a su hija.

−Sí. −Le dio un beso al pequeño Derek y miro a los demás. −¿Ya se han llevado a todos los niños?

Lily le sonrió. −Si todos están muy ilusionados con los niños, se los han llevado a sus casas, los inscribirán en la escuela y tendrán sus papeles lo más rápido posible.

−Pues si ya hemos terminado me voy a casa, necesito un buen baño caliente. −Hermione sonrió a su marido que estaba al lado de Jayce. −¿Preparados para irnos a casa?

Draco se levanto y le sonrió. −Sí. −Y miro a Jayce. −Vamos, iremos en autobús.

El chico se levanto y asintió.

Hermione miro a sus padres. −Nos vemos mañana, ¿cenamos juntos?

Jane sonrió. −Sí.

Después de despedirse de todos se fueron.

Cuando salieron del hospital, se acercaron a una parada de autobús y no tardo mucho en pasar uno, después de pagar se sentaron.

Draco le sonrió. −La ciudad no es muy grande, y no hay callejones así que todas las calles te llevaran a algún lugar.

−Es como una ciudad medieval. −Dijo mientras el autobús pasaba por las calles.

Hermione le sonrió. −Lo es, como ves no hay rascacielos, ni tampoco grandes edificios, cada uno tiene su propia casa, primero están los edificios que tienen su tienda abajo, luego están las casas que están cerca de esos edificios y luego están las casas con jardín, pero no son muy grandes, así que no están muy lejos, como ha dicho Draco todos las calles te llevan a algún lado, solo hay apartamentos en la zona universitaria, para los alumnos que quieren vivir allí.

Jayce los miro. −¿Creéis que me adaptare?

Draco le sonrió. −Lo harás, nosotros lo hicimos. −Y miro fuera. −Ya hemos llegado.

Hermione toco el timbre y no tardo mucho en pararse, bajando lo llevaron a una casa con un pequeño jardín, picaron al timbre y Narcissa les dejo pasar sonriendo.

Draco abrazo a su madre, antes no lo había podido hacer, Hermione también la abrazo.

−¿Y los niños? -Le pregunto Draco.

−Están durmiendo, han estado jugando un rato, pero se han ido a hacer la siesta. −Narcissa les sonrió. −Yo me voy.

−Mañana hay cena familiar.

−Bien, se lo diré a tu padre. −Narcissa miro a Jayce. −Bienvenido a la familia.

−Gracias.

La mujer le sonrió y se fue.

Jayce se quedo mirando la casa.

−¿Te gusta? -Le pregunto Hermione.

El chico asintió. −Creí que usabais velas y todo eso.

Draco le sonrió. −Antiguamente las usábamos pero cuando llegamos aquí, empezamos a usar otras cosas. −Y le señalo un panel. −Este es el panel de la luz y la calefacción solo tienes que pasar el dedo y la luz cambiara de intensidad y con la calefacción igual.

Hermione lo miro. −Te voy a llevar a tu cuarto, así podrás darte un baño, creo que Sirius ha comprado ropa para ti, si no mañana iremos a comprar nueva. −Subiendo las escaleras lo llevo a un corredor, la mujer le sonrió. −Como ves las habitaciones de los niños tienen su nombre. −Y abrió una puerta. −Esta es la tuya.

Jayce entro y vio que era una habitación espaciosa con las paredes azules y una cama doble.

−Me gusta.

Draco le sonrió. −Eso está bien. −Y miro en un vestidor. −Hay ropa.

Hermione lo miro. −Te voy a enseñar el cuarto de baño. −Y le llevo a un cuarto de baño grande. −Tomate el tiempo que necesites, nosotros estaremos abajo preparando la cena.

−Sí.

La mujer se iba a ir, pero lo miro. −Me alegro mucho de que estés aquí, serás un hermano pequeño.

−Gracias.

Draco le sonrió. −No te preocupes poco a poco iras acostumbrándote. −Y salieron.

Al día siguiente Jayce se despertó y al principio no supo donde se encontraba pero luego recordó todo, sonriendo salió de la cama y se vistió, para bajar a desayunar.

−Buenos días. -Les aludo Hermione. −¿Tienes hambre?

−Buenos días, un poco.

−Pues siéntate. −Draco le sonrió. −Cuando terminemos de desayunar, te llevaremos a que conozcas la ciudad.

−¿Y los niños? −Pregunto Jayce, la noche anterior los había conocido y le habían caído muy bien.

Hermione le sonrió. −Están en la escuela y en la guardería, es día de escuela, y ya Narcisa mi suegra se los ha llevado. −La mujer se sentó y se puso a desayunar.

Draco lo miro. −Hay algunas cosas que tienes que saber.

−¿El qué?

El hombre se rio. −No pongas esa cara no es nada malo. −Y lo miro. −Hay algunos lugares que están prohibidos, el primer lugar es dragonopolis.

−¿Dragonopolis? -Les pregunto.

−Si es el valle de los dragones. −Dijo Draco.

Al escuchar dragones Jayce lo miro con los ojos abiertos. −¿Hay dragones?

Hermione lo miro y asintió. −Tenemos dragones, pero son muy peligrosos, así que está prohibido ir para allá, solo los dragonianos que son los que se ocupan de ellos puede ir.

Draco lo miro. −Son unos animales peligrosos, así que mejor mantenerse bien alejados.

El chico asintió. −¿Algo más?

Draco y Hermione se miraron y sonriendo.

−Nada más. -Le dijo Draco. −La escuela a la que iras es un internado, así que pasaras todo el tiempo allí, todas las escuelas son iguales así que no te preocupes, cuando llegues el profesor Dumbledore te dirá las normas.

Jayce asintió, mientras tomaba una tostada. −Este muy buena.

Hermione le sonrió. −Gracias, me gusta cocinar.

Draco lo miro. −La ciudad es muy tranquila, pero a partir de las 10 de la noche es mejor estar en casa, los aurores que vigilan la calle te reñirán si ven que un estudiante está muy tarde por la calle, además a partir de las 7 las tiendas empiezan a cerrar, solo se quedan abiertos los restaurantes y esos cierran a las 9, así que no hay nada que hacer.



« Capítulo 13 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 15 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.